Syndicate content

Sobre el tapete los temas espinosos de la región

Carlos Molina's picture

La Conferencia de las Américas empezó con buen pie el martes tras abordar dos de los temas más delicados que enfrenta América Latina: el impacto de la crisis financiera que ha arropado a la región durante algo más de un año y el impasse político que está remeciendo la democracia hondureña.

Un grupo de expertos del Banco Mundial dijo ante cientos de líderes gubernamentales y empresariales que América Latina está dejando atrás la crisis económica global en la medida en que algunos países ya están mostrando signos de una recuperación.

Brasil está a la cabeza de los convalecientes debido a su estrecha relación con Asia, que también está en camino de franca recuperación. Otras potentes economías como Argentina y Chile se unirán pronto a Brasil en el Olimpo de los recuperados de la crisis. El otro gigante regional, México, aún deberá esperar hasta el 2010 para su mejoría, pero esta será rápida y fuerte, de acuerdo a las proyecciones regionales de nuestro economista en jefe, Augusto de la Torre.

No obstante, nuestros expertos recordaron que hay un alto costo humano originado por la crisis. Mientras sesenta millones salieron de la pobreza entre 2003-2008 en América Latina, la crisis financiera podría empujar a unos 8 millones en el abismo de la miseria.

La crisis económica no tiene por qué ser también una crisis humana, advirtió la delegación del Banco Mundial.

Entretanto, el presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, exhortó a los líderes hondureños a la búsqueda de una resolución pacífica a lo que llamó la “crisis democrática” de Honduras.

Arias dijo que la única salida a la crisis, que ya se prolonga por tres meses, es que los líderes de facto de Honduras cumplan con el Acuerdo de San José, que estipula la restitución del presidente Manuel Zelaya.

La Conferencia de las Américas también dedicó su atención a otro tema regional candente: Haití.

El ex presidente de EE.UU. y enviado especial de la ONU a la nación caribeña Bill Clinton, dijo que el respaldo al desarrollo sostenible de Haití de parte de líderes empresariales de todo el mundo, nunca ha sido tan fuerte como ahora.

"Ahora hay una determinación a lo largo y ancho de América Latina de hacer lo que sea necesario para integrar a Haití en la familia regional y no dejarlo aislado como el país más pobre del continente", dijo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.