Syndicate content

Rahim Alhaj, invitado de #Music4Dev, señala que “tenemos la responsabilidad de poner fin a la crisis de los refugiados”

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Él aprendió a tocar el laúd árabe, un instrumento de cuerda fabricado en madera con forma de pera, a temprana edad en su ciudad natal de Bagdad. Creció escribiendo canciones de protesta contra el dictador que gobernó su país con mano de hierro durante tres décadas. Fue encarcelado, torturado y finalmente obligado a abandonar su amado Iraq en 1991. Más tarde, encontró refugio en Estados Unidos.

Rahim Alhaj, (i) un reconocido músico iraquí, cuyas canciones a menudo envían mensajes poderosos sobre cuestiones humanitarias y mundiales, visitó recientemente la sede del Banco Mundial en la ciudad de Washington. En la ocasión, se refirió a cómo la música desempeña un papel importante en aumentar la conciencia de la población y solucionar los problemas en todo el mundo.

“Cuando la música aborda las tragedias de las personas en cualquier país, tiene un gran impacto”, dijo Alhaj. “Para mí, la música es una herramienta visual y auditiva para lograr cambios”.

Uno de los temas que trató fue la actual crisis de los refugiados, en la que millones de personas han huido de la devastación de las guerras en países como Siria, Iraq, Yemen, Afganistán, y otros hacia naciones vecinas y europeas.

“Nosotros, como habitantes de esta tierra, tenemos la responsabilidad de acabar con ella”, dijo Alhaj, refiriéndose a la crisis.

Según el músico iraquí, la crisis de los refugiados no puede resolverse a menos que solucionemos su causa principal.

“Lamentablemente, nuestra región árabe es testigo de un revuelo migratorio, no porque las personas quieran buscar refugio, sino porque se vieron obligadas a ello debido a las guerras”, señaló. Y agregó que millones han huido para “proteger su existencia y la raza humana tanto como sea posible. Pero cuando la causa principal del miedo y la muerte desaparezca, el ser humano no tendrá que buscar refugio”.

Alhaj hizo hincapié en el papel fundamental que puede desempeñar la comunidad internacional del desarrollo para ayudar a aliviar y finalmente poner fin a la crisis de los refugiados y al sufrimiento humano que conlleva. El Banco Mundial, dijo, puede cumplir una función eficaz en el término de esta, una medida que describió como el “verdadero paso hacia el fin de la pobreza”.

And so, Alhaj stressed the pivotal role the international development community can play to help ease and eventually end the refugee crisis and the human suffering that comes with it. The World Bank, he said, can have an effective role in ending it, a move he described as the “real step toward ending poverty.”

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación