Syndicate content

África

El compromiso inquebrantable del Banco Mundial con la educación en la primera infancia

Amanda Devercelli's picture
Un grupo de estudiantes de 4 años y su maestra saludan con el gesto de namaste en una zona rural de Nepal. Foto: © Aisha Faquir/Banco Mundial.


La vida y el futuro de un niño están determinados por el desarrollo de su cerebro en la primera infancia. El aprendizaje y la estimulación durante esos años son fundamentales para ayudar a los niños pequeños a alcanzar su pleno potencial. La educación en la primera infancia puede mejorar las habilidades cognitivas; reducir las tasas de repitencia y de deserción escolar; aumentar la retención escolar, y ayudar a desarrollar habilidades socioemocionales y de preparación para la vida, así como la capacidad de aprendizaje que requieren los niños para prosperar como adultos en un mundo que podría ser muy diferente de nuestro mundo actual.
 
Sin embargo, en los países de ingreso bajo, tan solo 1 de cada 5 niños está matriculado en la educación preescolar, y en el mundo entero, solo 1 de cada 2 recibe ese tipo de educación.

“¡Derrotaremos al ébola!”: voces y rostros de la respuesta a la epidemia del ébola en la República Democrática del Congo

Franck Sidney Chrysantheme Bitemo's picture
Las imágenes que se ven en todo el mundo son ahora sinónimos del ébola: profesionales de la salud con sus trajes de protección, desinfectando instalaciones acordonadas con redes de color naranja, cuidando pacientes en salas de emergencia biológicamente seguras para epidemias (o “cubes”, por su sigla en francés), y poniendo los cuerpos sin vida en bolsas para cadáveres cuando no se puede salvar a un paciente. Sin embargo, ¿quiénes son estas personas extraordinarias, que arriesgan sus vidas a diario con la esperanza de contener el ébola, pero cuyos rostros suelen estar ocultos detrás de máscaras?
 
He aquí cinco perfiles de héroes no reconocidos que trabajan en el centro de tratamiento del ébola establecido por la organización no gubernamental ALIMA (Alianza para la Acción Médica Internacional) en Beni, ciudad en la provincia de Kivu del Norte, uno de los epicentros de la actual epidemia en la República Democrática del Congo.
 
Dr. Junior Ikomo, 33 años, médico
© Vincent Tremeau/Banco Mundial

Los desafíos en materia de empleo son mayores que nunca en los países más pobres

Akihiko Nishio's picture


Durante la próxima década, cerca de 600 millones de personas buscarán empleo, principalmente en los países más pobres del mundo. Solo la región de Asia meridional tendrá que crear más de 13 millones de trabajos cada año para mantener el ritmo de su crecimiento demográfico. En África al sur del Sahara, a pesar de tener una población menor, el reto será aún mayor: se deberán crear 15 millones de empleos anuales.

Los desafíos en materia de empleo también preocupan en la actualidad, lo que hace la situación aún más compleja. Muchas personas en los países más pobres trabajan en empleos informales, mal remunerados y menos productivos, que suelen estar fuera de la economía formal y sujeta a impuestos. Y como la urbanización continúa, decenas de migrantes internos buscan trabajo, pero no pueden encontrar empleos de calidad y asalariados, ni tienen las habilidades que demandan los mercados. Como resultado, numerosas personas quedan al margen de la economía y no pueden contribuir al crecimiento de sus países.

Debemos intensificar nuestros esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Dominic Chavez/Banque mondiale
© Dominic Chavez/Banco Mundial

Todos los años el 17 de octubre, con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, en el Grupo Banco Mundial destacamos los avances logrados hacia nuestros dos objetivos: poner fin a la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida del 40 % más pobre en todos los países del mundo. Pero, más importante aún, en este día evaluamos cuánto nos falta.

Las mujeres abren la puerta a oportunidades para la implementación de los ODS

Mahmoud Mohieldin's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Lucy Odiwa, una empresaria en Tanzanía cuya empresa promueve métodos más seguros y más sostenibles para el manejo de la higiene de la salud menstrual (MHM) ganó el primer lugar en el concurso SDGs&Her. © Womenchoice Industries

Si visita cualquier comunidad, usted podrá observar que las mujeres insuflan vida en todos los sectores de la economía y la sociedad, ya sea en la agriculturala atención de saludel mercadeo, las ventas, las manufacturas o las invencionesCon su presencia en todos los ámbitos de la vidalas mujeres contribuyen de manera importante a la Agenda 2030que incluye los 17  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)(i) el más ambicioso conjunto de metas que la comunidad internacional se ha fijado a sí misma. 

 
Sin embargopese a constituir el 50de la poblaciónlas mujeres representan un porcentaje extremadamente alto de los pobres y de los grupos más vulnerables del mundo, y tienen escasa representación en los puestos directivosLa falta de reconocimiento del aporte de las mujeres, en particular a través de sus actividades empresariales y económicasha limitado mucho el acceso de ellas al financiamiento, los nuevos mercados y el conocimiento, todo lo cual es necesario para el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

Ayudar a África oriental a atraer inversiones para sectores prioritarios

Axel van Trotsenburg's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
© Sarah Farahat/World Bank
© Sarah Farhat/Banco Mundial

El Foro de Financiamiento para el Desarrollo que se lleva a cabo este mes reúne a líderes de los sectores público y privado para discutir cómo se puede impulsar un mayor financiamiento privado en tres sectores clave para el desarrollo de África oriental: agroindustria, financiamiento para la vivienda y turismo. Los líderes de la región consideran que estos son factores cruciales para el crecimiento sostenido, la creación de empleo y la transformación económica a largo plazo de sus países.

Todos los años, el Grupo Banco Mundial patrocina el foro para reunir a partes interesadas clave que, si trabajan juntas, pueden cambiar el panorama de la inversión en los países menos desarrollados. Nuestro objetivo es definir cómo puede contribuir cada uno de los actores principales, y analizar ideas, iniciativas y alianzas prometedoras que requieren un impulso adicional para tener éxito. Es un momento interesante para ser un asociado de inversión en la región: las economías presentan un gran dinamismo y se observa un importante volumen de innovación.

La identificación como elemento central para el desarrollo: ¿qué pueden aprender otros países del Perú?

Samia Melhem's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© World Bank
Juan y sus hermanas muestran orgullosos sus identificaciones. © Daniel Silva Yoshisato/Banco Mundial

El Perú ha puesto tanto énfasis en la importancia de la identificación que ha creado un museo dedicado al tema. El “Museo de la Identificación” ubicado en Lima muestra a los visitantes la importancia de la identidad en la historia del país. De hecho, los incas, siglos antes de que llegaran los europeos, hacían un seguimiento de la población mediante el uso del "quipu", un sistema de contabilidad basado en cuerdas, en las que cada nudo denotaba un pueblo o comunidad.
 
El país ha priorizado la identificación, y la singularidad de cada persona, desde mucho antes de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible hicieran de la “identidad jurídica para todos, en particular mediante el registro de nacimientos”, una prioridad mundial (meta 9 del ODS 16).

Día Internacional de la Juventud: cinco jóvenes inspiradores que deberías seguir en las redes sociales

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
© Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional

Los jóvenes son el motor del cambio. Empoderarlos y proporcionarles las oportunidades adecuadas puede dar origen a un conjunto infinito de posibilidades. Pero ¿qué pasa cuando los jóvenes menores de 25 años —que representan el 42 % de la población mundial— no tienen espacios seguros donde progresar?

Según las Naciones Unidas, 1 de cada 10 niños en el mundo vive en zonas de conflicto y 24 millones no van a la escuela. La inestabilidad política, los desafíos del mercado de trabajo y el limitado espacio para la participación cívica y política han llevado a un mayor aislamiento de los jóvenes.
 
Es por este motivo que el tema de este año del Día Internacional de la Juventud, establecido por las Naciones Unidas, pone énfasis en los “espacios seguros para los jóvenes”. Estos son espacios en que la juventud puede expresar sus opiniones, participar en deportes y otras actividades recreativas, interactuar virtualmente con cualquier persona en el mundo y encontrar un refugio, en particular los jóvenes más vulnerables.

Cinco nuevas percepciones sobre cómo la agricultura puede ayudar a reducir la pobreza

Luc Christiaensen's picture
A Cambodian farmer
Agricultor camboyano. Fotografía: Chor Sokunthea/Banco Mundial

La idea de que un sector agrícola productivo es fundamental para la creación de empleo y la reducción de la pobreza es ahora ampliamente compartida en la comunidad dedicada a la tarea del desarrollo. Sin embargo, esto no ha sido siempre así. Con anterioridad a la crisis mundial de los precios de los alimentos de 2008, muchos profesionales del desarrollo, funcionarios públicos y economistas dudaban de que la agricultura aún pudiera cumplir esa función, sobre todo en África. El pesimismo en torno a la agricultura se había instalado en las décadas de 1990 y 2000, acompañado de una disminución tanto de la atención prestada a las políticas agrarias como de la inversión agrícola. Las alzas de los precios de los alimentos ocurridas en 2008 pusieron de manifiesto la necesidad de tomar más medidas para fortalecer la agricultura en los países en desarrollo.

En la actualidad, los precios mundiales de los alimentos siguen siendo 70 % más altos que antes de la crisis (40 % a 50 % en términos reales) y el entorno comercial y de políticas es mucho más favorable a la agricultura. Sin embargo, en África, los ingresos también han aumentado, la pobreza ha disminuido (i) y los países están más urbanizados. Por lo tanto, ¿cuál es hoy el papel de la agricultura para reducir la pobreza?, y ¿la inclinación favorable hacia la agricultura que se ha observado en los últimos años está también respaldada por los datos empíricos más recientes?

Invertir en prevención: un nuevo enfoque del Grupo Banco Mundial para enfrentar las crisis

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Riyaad Minty/Creative Commons
© Riyaad Minty/Creative Commons

Una frase famosa de Benjamin Franklin reza: “Más vale prevenir que lamentar”. ​ Ese fue su mensaje a los habitantes de Filadelfia acerca de cómo evitar los incendios en las viviendas, en una época en que estos siniestros provocaban daños extensos a la ciudad y su población.

Sus palabras resuenan hoy, cuando enfrentamos crisis mundiales, como desastres naturales, pandemias, conflictos violentos, crisis financieras y otras, que afectan a los países ricos y pobres por igual, y tienen consecuencias duraderas, en particular para las personas más pobres y vulnerables del mundo. Estas crisis pueden causar millones de pérdidas humanas y billones de dólares en daños y pérdida de potencial en todo el mundo.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación