Syndicate content

Flujos de agua

Derribar las barreras para promover la inclusión en el sector del agua

Soma Ghosh Moulik's picture
Esta página en: English | Français

En muchos países, las mujeres caminan más de 6 km para buscar agua. Entre 2006 y 2012, en Níger, viajaban una hora, en promedio, para ir en busca de este elemento. A nivel mundial, hay 4500 millones de personas que no tienen acceso a servicios de saneamiento gestionados de manera segura, y 2100 millones de personas sin servicios de agua potable.

Con todo, ni siquiera estas elevadas cifras y estadísticas impactantes pueden reflejar plenamente la realidad de los segmentos de las sociedades que sufren las consecuencias de la inaccesibilidad. Los grupos marginados y las comunidades de bajos ingresos suelen carecer de servicios básicos de agua y saneamiento en un grado impresionante: un estudio reciente del Banco Mundial (i) reveló que en Guatemala apenas el 33 % de la población indígena tiene acceso a servicios de saneamiento, en comparación con el 77 % de la población no indígena.

¿Qué significa esto para el sector del agua? Un hecho muy claro es que el agua sigue siendo, en gran medida, un recurso poco seguro e inaccesible. Otro menos evidente puede ser que las personas y los grupos marginados no tengan voz o capacidad de decisión en la gestión de este recurso. Cuando las personas son excluidas en función de ciertos aspectos de su identidad, como su etnicidad, condición social, género, orientación sexual o situación de discapacidad, los obstáculos que enfrentan para contar con agua accesible y apta para el consumo siguen inalterados y son ignorados. Frente a las cifras antes señaladas, estos casos revelan con toda claridad que las mujeres y otros grupos marginados están ausentes en la toma de decisiones. Muestran que muy frecuentemente el agua y el saneamiento se convierten en factores de exclusión y disparidad. Ha llegado la hora de que en el sector del agua se reconozca y analice cabalmente la relación entre la inclusión y este vital elemento.

Deje su comentario y únase a la conversación