Syndicate content

México

Los jóvenes pueden ser agentes de cambio para frenar la corrupción en América Latina

Ledda Macera's picture
Esta página en: English | العربية | Français
En el mundo del desarrollo, se ve a menudo a los niños como víctimas impotentes de la pobreza, del hambre y de la desigualdad social, pero las investigaciones sugieren que con frecuencia los jóvenes pueden ser fuerzas poderosas para producir cambios. Desde la prevención de enfermedades y mejores hábitos higiénicos, la información que se les entrega a los niños en la escuela —y a través de las redes sociales y de otros medios— muchas veces se transfiere después a los padres, a los hogares e incluso a las comunidades, alentando con ello un cambio positivo desde la base. ¡Y, afortunadamente, parece que los expertos del desarrollo se están “contagiando”!
 
 © Curt Carnemark / Banco Mundial
Una alumna de escuela primaria en Mexico. Foto: © Curt Carnemark / Banco Mundial

¿Qué puedo dar hoy?

Adriana Gómez's picture

Ser voluntaria ha sido una de las experiencias más trascendentales en mi vida. Empecé mi trabajo voluntario, en una sección de un hospital dedicada a la cancerología, con niños muy enfermos, después en un centro de rehabilitación para niños con discapacidad motriz.

Siempre pensé que ser voluntaria era sinónimo de dar, de ayudar, de donar y en efecto así es; pero, para mí, el voluntariado también es sinónimo de recibir, aprender, crecer y comprobar constantemente que recibo más de que he podido dar.

Jóvenes universitarias cambian vidas y cumplen sueños

Ana C. Mercado y Yunuen Galindo's picture

Huxiquilucán, Estado de México- Cuadernos mojados por las goteras, techos de lámina, una maestra por cada dos grupos, piso de tierra, clase de música sin instrumentos, futbol sin balón… esta era la realidad de la escuela Francisco Javier Mina cuando la conocimos y supimos que no nos podíamos quedar indiferentes.