Syndicate content

Agriculture and Rural Development

Cinco razones por las que la juventud debería optar por la agricultura

Andy Shuai Liu's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 Arne Hoel / World Bank
Al evaluar alternativas de profesiones, muchos jóvenes en el mundo en desarrollo tienden a evitar los trabajos agrícolas. (i) Yo, también, una vez me sentí desencantado con las pequeñas aldeas y los campos de arroz que veía todos los días cuando era niño. Según las creencias tradicionales, la agricultura significa un estilo de vida anticuado y con escasas oportunidades para la juventud. 
 
Pero más tarde aprendí que estaba equivocado. Muchas pruebas nos muestran que la agricultura ofrece a los jóvenes un camino viable para tener éxito y un futuro sostenible. En otras palabras, creo que la juventud puede, y debe, elegir la agricultura. Estas son cinco razones:

Joven emprendedor africano cuenta con las orugas del karité para combatir la malnutrición

Anne Senges's picture
Plat de chenilles de karité

Mientras el karité es un árbol conocido por sus nueces, que se usan para producir una mantequilla a la que se atribuyen innumerables beneficios (en especial, cosméticos y nutritivos), se sabe mucho menos acerca de las orugas que se alimentan de sus hojas. Y esto es precisamente lo que un joven burkinés quiere cambiar. 

“Este insecto parece insignificante, pero tiene el contenido proteico más alto de todos los alimentos en Burkina Faso”, sostiene Kahitouo Hien, un agroquímico y fundador de FasoPro, una nueva empresa que usa orugas del karité para desarrollar productos nutritivos. Este joven está convencido de que el “chitoumou” (oruga del karité, en la lengua diula) puede desempeñar un papel clave en la lucha contra la malnutrición, un flagelo que continúa provocando estragos en su país.

¿Te parece loca la idea? En este país donde la mitad de los niños sufre de malnutrición, las orugas del karité son una parte cada vez más común de la dieta.

Cómo la juventud salvó los plátanos en Uganda

Ravi Kumar's picture
Bananas
 

Imagina que vives en Uganda, un país sin litoral en África oriental, donde más de 14 millones de personas comen plátanos casi a diario. De hecho,  lo más probable es que tú y todos los que conoces consumen 700 gramos de esta fruta al día. Los ugandeses son los principales consumidores de plátanos en el mundo.

Pero repentinamente, tu alimento básico está siendo atacado por una enfermedad, el marchitamiento bacteriano del plátano (BBW, por sus siglas en inglés). Este mal ya ha destruido el 90% de este cultivo en algunas granjas. Se sabe que el BBW se propaga rápidamente a través del suelo y otras plantas, y que puede causar la pérdida total de una cosecha en un año.