Syndicate content

Cómo la juventud salvó los plátanos en Uganda

Ravi Kumar's picture
Bananas
 

Imagina que vives en Uganda, un país sin litoral en África oriental, donde más de 14 millones de personas comen plátanos casi a diario. De hecho,  lo más probable es que tú y todos los que conoces consumen 700 gramos de esta fruta al día. Los ugandeses son los principales consumidores de plátanos en el mundo.

Pero repentinamente, tu alimento básico está siendo atacado por una enfermedad, el marchitamiento bacteriano del plátano (BBW, por sus siglas en inglés). Este mal ya ha destruido el 90% de este cultivo en algunas granjas. Se sabe que el BBW se propaga rápidamente a través del suelo y otras plantas, y que puede causar la pérdida total de una cosecha en un año.

No hay que exagerar, pero esto podría ser un desastre para Uganda. Es necesario detener a las bacterias inmediatamente. Es lo que pensó Lyudmila Bujoreanu, una consultora en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) del Banco Mundial, cuando averiguó sobre las bacterias que destruyen las bananas. Empezó a explorar soluciones que permitieran proteger a este alimento básico.

Encontró U-report, (i) una tecnología de comunicaciones desarrollada por UNICEF Uganda (i) para “darles a los jóvenes ugandeses la oportunidad de expresarse acerca de los temas que les preocupan”. En la actualidad, hay más de 240 000 U-reporteros y el número está creciendo diariamente. Solo tienes que enviar el mensaje de texto  “únete” al 8500 en Uganda para convertirte en uno de ellos.

Bujoreanu y su equipo se acercaron (i) a UNICEF para ver si los U-reporteros podrían ayudar a “visualizar la epidemia de BBW y difundir la información entre las comunidades afectadas”. Entonces, ella y sus colegas lanzaron una campaña de cinco días con UNICEF (i) y otros asociados para salvar los plátanos.

El primer mensaje de texto, enviado el 26 de marzo de 2013 a casi 190 000 U-reporteros, contenía la siguiente pregunta: “¿Conoces a algún agricultor cuyas plantaciones o cosechas de banana estén infectadas con la enfermedad del marchitamiento bacteriano del plátano? SÍ o NO”.

En 24 horas, las respuestas de 35 000 U-reporteros ayudaron a rastrear la propagación del BBW a través de Uganda. En los días que siguieron, ellos recibieron mensajes sobre el BBW y cómo controlarlo. En apenas cinco días, 190 000 ugandeses aprendieron acerca de esta enfermedad y qué podían hacer para salvar los plátanos en sus granjas.

Utilizar a los U-reporteros para proteger a los plátanos fue una solución simple, eficaz y barata. Solo cuesta 3 centavos de dólar cada mensaje de texto (por persona). Si el BBW hubiera destruido las bananas en Uganda, el país podría haber perdido anualmente US$360 millones.

Mira este video sobre los U-reporteros:

Este es un ejemplo clásico de  jóvenes que usan la tecnología para ayudarse a sí mismos y sus comunidades, y evitar lo que pudo haber sido un problema nacional.

¿Conoces otros? Cuéntanos en los comentarios.


 

Añadir nuevo comentario