Syndicate content

Día Mundial del Sida 2013: Un panorama general

Liviane Urquiza's picture
© Banco MundialA fin de reafirmar su compromiso en la lucha contra el sida, el Grupo del Banco Mundial ha colocado el lazo rojo en la fachada de su sede en la ciudad de Washington.

 
Como todos los años, el primero de diciembre marca la oportunidad para recordar que, pese a los avances científicos de los últimos años, el sida sigue estando omnipresente en el mundo y causando víctimas. Es esencial que no disminuyan los esfuerzos para contrarrestar el virus y sus efectos nefastos en la lucha contra la pobreza.

En una publicación, (i) la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace hincapié en mejorar el acceso de los adolescentes (de 10 a 19 años) a los servicios de prevención, atención y tratamiento. Los programas gratuitos de detección permitirían que este segmento de la población pudiera ser atendido en una etapa más temprana y evitarían que personas que ignoran que son seropositivas transmitan el virus a otros.

Las nuevas cifras publicadas por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida (ONUSIDA) revelan que en 2012:

  • Alrededor de 35 millones de personas vivían con el VIH, entre ellas 2,1 millones de adolescentes.
  • Las nuevas infecciones por el VIH en los niños habían disminuido en 52% desde 2001.
  • El número total de nuevas infecciones por el VIH había bajado en 33% desde 2001.
  • Cerca de 9,7 millones de personas que vivían con el VIH tenían acceso a tratamiento antirretroviral en países de ingreso bajo o mediano*.

Cabe también mencionar la segunda edición del Informe 2013 (en francés) de la ONG francesa One, dada a conocer el mes pasado. Según esta organización, el mundo llegará al "principio del fin del sida" en 2015. Ese optimismo es compartido por el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo, que estima que el planeta pronto estará en condiciones de "asestar un golpe definitivo a la pandemia del VIH".

La ONG Médicos sin Fronteras, uno de los principales actores en la lucha contra este mal, ha inaugurado un minisitio virtual Mira lo que vemos, dedicado a información sobre el VIH/sida y en el cual se describen los principales problemas y soluciones para detener la propagación del virus y garantizar el acceso a atención para todos los enfermos.

* Esto es, el 34% de las personas que podría acogerse al tratamiento de acuerdo con las directrices de la OMS.


Prevenir millones de infecciones

Las jóvenes están particularmente expuestas a contagiarse con el VIH debido a la elevada prevalencia de actos de violencia contra ellas. P. Esteve/UNICEF.Las jóvenes están particularmente expuestas a contagiarse con el VIH debido a la elevada prevalencia de actos de violencia contra ellas. P. Esteve/UNICEF.

Aunque todavía no existe una vacuna contra el virus, el sida puede ser derrotado.Con tal fin, es necesario que todos los enfermos sean diagnosticados lo antes posible y puedan beneficiarse del tratamiento antirretroviral. A pesar del mayor financiamiento en la última década, los fondos destinados a la lucha contra el sida siguen siendo insuficientes -la asistencia internacional ha disminuido de US$7600 millones a US$6 900 millones entre 2009 y 2010- y, esencialmente, los recursos disponibles no son previsibles y se orientan principalmente hacia el tratamiento.

El Grupo del Banco Mundial es uno de los pilares fundamentales de la lucha contra esta enfermedad, pues ha aportado más de US$4 600 millones desde 1989.

En 2012, se destinó un poco  menos de US$19 000 millones para el combate del sida en el mundo, por lo cual se necesita aumentar el financiamiento. De hecho, de acuerdo con estimaciones del ONUSIDA, se requerirían entre US$22 000 millones y US$24 000 millones para atender las necesidades anuales desde ahora hasta 2015.


¡A protegerse!

La mejor manera de derrotar al sida es evitar nuevas infecciones. Esto implica usar preservativos y evitar prácticas sexuales riesgosas. En el siguiente video, jóvenes de África oriental y meridional comparten soluciones sencillas para protegerse ellos mismos y a otros y, al mismo tiempo, evitar la propagación del virus. 

Por una vida sin sida (i)

Añadir nuevo comentario