Syndicate content

Para que los jóvenes tomen las riendas de su destino

Liviane Urquiza's picture

Disponible en English, Français


YouThink! - Engage-toi ! Tirer les enseignements de l'engagement des jeunes en Tanzanie
En Francia, según un sondeo del Instituto Francés de Opinión Pública publicado en 2010, el 30% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años participaron en alguna actividad de voluntariado, lo que representa una media elevada en comparación con el resto de países europeos. Sin embargo, ¿por qué contentarse con un 30%, cuando todos los jóvenes franceses tienen la posibilidad de contribuir a cualquier causa que ellos elijan? ¿De qué nos sirve estar llenos de ideas y de energía si no hacemos nada para que otras personas se beneficien de ello?

Héloïse, Radia, Léa y Juliette son cuatro estudiantes de Ciencias Políticas en París que han encontrado un medio para motivar a los jóvenes a comprometerse. Estas jóvenes se preguntaron qué podían hacer para hacerles comprender que cada uno de ellos tiene una función muy importante que desempeñar. Y que, aunque sean jóvenes y todavía no tengan derecho a votar, disponen de los medios necesarios para marcar la diferencia.

Y así es como se les ocurrió la idea de marcharse.

Las hemos seguido a través de su blog (fr) durante su viaje a Tanzanía, en el marco de su proyecto "¡Comprométete!". Su objetivo era ir al encuentro de una juventud activa y comprometida, en un contexto totalmente diferente del que vivían en Francia, con el fin de reunir testimonios e ideas que difundirán, a su regreso, entre los jóvenes franceses.

En ese país angloparlante, situado en África Oriental, nuestras cuatro jóvenes aventureras tuvieron la oportunidad de conocer a decenas de personas que, pese a la falta de recursos económicos y materiales, se han comprometido a servir a sus comunidades, a asociaciones deportivas y a causas solidarias (por ejemplo, mejora del acceso a la educación y la información o apoyo a jóvenes emprendedores).

Algunas veces su iniciativa suscitaba incomprensión. ¿Era necesario viajar hasta Tanzanía, tan lejos de sus hogares, simplemente para hablar con otros jóvenes? Lo que de ninguna manera podían imaginar los tanzanos era que unas jóvenes francesas que vivían a miles de kilómetros de ellos, en un país mucho más rico que el suyo, pudieran necesitar su ayuda.

Y, sin embargo, gracias al proyecto "¡Comprométete!", esos jóvenes tanzanos van a ayudar a los jóvenes franceses a comprender que todos tenemos la posibilidad de tomar las riendas de nuestro destino, simplemente comprometiéndonos en aquello que sea más importante para nosotros.

Según Juliette, el principal problema que tienen los jóvenes en Tanzanía es el acceso a la educación, en particular a la enseñanza secundaria. Los más pobres se ven obligados a abandonar la escuela muy pronto para buscar trabajo. Pero, como carecen de calificaciones profesionales, no encuentran empleo, por lo que finalmente se ven atrapados por la pobreza. Cuantos más años pasan, menor es la posibilidad de encontrar un trabajo.

Sin duda este es el motivo por el que muchos jóvenes quieren unir sus fuerzas para actuar juntos y cambiar las cosas. Desean ayudar a sus comunidades a salir de la pobreza. De ahí que cada vez sean más los que montan nuevos proyectos, crean asociaciones o trabajan con organizaciones no gubernamentales (ONG) con objeto de:

  • difundir información y sensibilizar a sus familiares y amigos sobre los temas que les afectan: los derechos humanos, la salud, el trabajo o el medio ambiente;
  • capacitar a los jóvenes en el desempeño de un oficio para ayudarles a encontrar trabajo;
  • fomentar el espíritu emprendedor entre los jóvenes para generar puestos de trabajo y participar en el crecimiento económico de la región;
  • participar en iniciativas solidarias dirigidas a ayudar a los más desfavorecidos (los huérfanos, los niños de la calle o los niños esclavos).

Los testimonios (fr) de Christopher y Gabriel, Kennedy, Elijah, Nico y todos los demás permiten entender mejor la forma en que estos jóvenes, a pesar de la falta de medios y de las difíciles condiciones en las que viven, consiguen ayudar a sus comunidades, montar proyectos, crear puestos de trabajo y participar en la toma de decisiones para lograr una repercusión a gran escala.

Por último, en Francia, en Bélgica o en Quebec, al igual que en Tanzanía, el compromiso no debe ser un engorro ni una pérdida de tiempo. Se trata de una elección que uno hace para ayudar a los demás pero también a sí mismo, con el fin de conocer personas diferentes, formar parte de un equipo, sentirse útil y vivir una experiencia única... En resumen, no hay nada mejor para participar en la construcción del futuro y no quedarse al margen de todo.

Después de un viaje agotador pero también apasionante, el equipo del proyecto "¡Comprométete!" ya está de vuelta en Francia. Las cuatro amigas tienen trabajo para rato, ya que deben preparar una serie de intervenciones en centros de enseñanza secundaria para la "vuelta al cole" de 2013. Tienen la cabeza llena de recuerdos e imágenes; en sus intervenciones utilizarán los testimonios que se han traído de África, con la esperanza de hacer emerger vocaciones de voluntariado en las aulas de las escuelas y los institutos.

Durante su viaje compartieron sus impresiones (fr) sobre las motivaciones, las ambiciones y las formas de actuar que habían observado en los jóvenes tanzanos. Su blog es una verdadera mina de información de gran valor para todo aquel que busque inspiración antes de comprometerse con una causa en la que crea.

¡Tú tienes la palabra!
¿Has participado ya en iniciativas de voluntariado?
Si es así, cuéntanos qué te ha aportado esa experiencia.
Si no lo has hecho, ¿cuál es el motivo? ¿No hay ninguna causa a la que te gustaría contribuir?

Añadir nuevo comentario