Syndicate content

La inspiradora historia de un artista de Asia meridional

Ravi Kumar's picture

Disponible en English, Français

¿Puede el arte cambiar tu visión del futuro?

Durante la tercera semana de enero, en una fría tarde de martes en la ciudad de Washington, jóvenes artistas de Asia meridional se reunieron en el Atrio Wolfensohn del Banco Mundial con ocasión de la muestra “Imaginar un futuro compartido”, una exposición colectiva organizada por el Banco Mundial que incluye trabajos de 25 creadores. Su arte refleja su esperanza de hacer de Asia meridional una región más integrada.

Como un joven editor de YouThink! y que proviene de esa zona del mundo, seguí esta exposición con mucho interés y gran entusiasmo. Fui al atrio a conocer a los artistas y mirar sus obras.

Allí, ellos exhibieron y comentaron sus trabajos. Cada obra era impresionante por derecho propio, pero una me llamó más la atención. Colgaba de una de las paredes del atrio. Era una de las más grandes e inusuales.

Esta consistía en cuatro partes, de color verde y con una rica textura. En el centro de estas piezas estaban los “guardianes de las cuatro direcciones” del emblema nacional indio: el león del norte, el elefante del este, el caballo del sur y el toro del oeste.

Mientras estaba apreciando este trabajo, su autor se acercó. Era un hombre joven, delgado, con ojos oscuros y pelo negro llamado Navin Chahande. Como su arte, su historia es única e inspiradora.

Navin creció en Panchpaoli, Nagpur, una de las ciudades más grandes de la India. Hoy tiene algo más de 30 años y cuenta que dibujar era una de sus diversiones cuando niño. Mientras hablábamos, recordó con una sonrisa cómo su madre alababa su arte y lo alentaba a que dibujara más. Le respondí que es muy raro que los padres de Asia meridional animen a sus niños a dibujar y seguir una carrera artística.

Como alguien que creció en Nepal y estudió brevemente en la India, conozco a muchos padres que quisieran que su niño fuera doctor o ingeniero. Hace una década, esta expectativa era una norma cultural. Sé que mis padres realmente querían que fuera médico, pero yo tenía algo más en mente, como tú puedes ver. Por eso es que me sorprendió saber que Navin fue apoyado de niño y, más importante aún, que se siente ilusionado sobre su futuro como artista.

Abrió su propio estudio y puede vivir dignamente en la India, dijo. Con seguridad en su voz, señaló que estudió arte en la universidad y que está orgulloso de ser ahora uno de los ganadores del concurso de arte de Asia meridional del Banco Mundial.

Mientras conversaba brevemente con algunos otros participantes, aumentó mi optimismo sobre esta región y su juventud. Una muchacha de Sri Lanka y dos muchachos de Nepal hablaban de manera inequívoca sobre su perspectiva de un futuro brillante. Todos ellos estaban seguros de su idea de unir sus sociedades y hacerlas mejores para sí mismos y para las generaciones futuras. Estos artistas jóvenes creyeron más en su propio poder de hacer una diferencia en su comunidad que en cualquier otra institución establecida o en sus Gobiernos. A pesar de los desafíos que enfrenta Asia meridional, algunos tienen una visión para el futuro, y la pasión y las habilidades para hacer una diferencia, creando oportunidades para sí mismos y para otros.

¿No es eso estimulante? ¡Cuéntanos qué te ha inspirado recientemente!

 

Añadir nuevo comentario