Syndicate content

¿Pueden los jóvenes hacer que sus Gobiernos sean más responsables de sus actos?

Ravi Kumar's picture

Cumbre de la Alianza para el Gobierno AbiertoDurante una lluviosa mañana de viernes en la primera semana de este mes, una joven subió al escenario del auditorio del Centro de Conferencias Reina Isabel II en Londres para hablar sobre el gobierno abierto.

Aunque afuera corría viento y estaba oscuro, Vivienne Suerte-Cortez sonreía y desbordaba energía. Ella es una experta en rendición de cuentas y transparencia de  Filipinas. Vestida con una chaqueta gris, Vivienne empezó a hablar acerca de Auditoría Participativa Ciudadana (CPA, por sus siglas en inglés), un proyecto en su país que anima a los ciudadanos a participar en la auditoría de proyectos del Gobierno y explora cómo asegurar un uso eficiente de los recursos públicos.

Ella se paró delante de un letrero que decía “Cumbre de la Alianza para el Gobierno Abierto”, (i) una reunión realizada para celebrar el éxito de los programas y proyectos que están promoviendo la apertura de los Gobiernos en todo el mundo. Suerte-Cortez fue una de los siete “Bright Spot Finalists” (“finalistas brillantes”) en el encuentro, todos los cuales hablaron de lo que han hecho en sus países para que sus Gobiernos sean más responsables y abiertos. Los “finalistas brillantes” son un grupo de jóvenes pioneros del movimiento del gobierno abierto a nivel mundial.

Mientras escuchaba hablar a Suerte-Cortez de cómo ella trabajó para que su Gobierno se abriera, no pude evitar pensar en mi propio país, Nepal. (i) En 2011, fui a una oficina pública a pagar impuestos sobre la tierra a nombre de mi familia. Después de mirar mis papeles, el oficial barrigudo me dijo que los formularios no habían sido llenados correctamente. Sorprendido, le pregunté cuál era el problema. Se levantó y me pidió que lo siguiera. Fuera de su oficina, se ofreció cortésmente para “completar bien” mis documentos” si le pasaba algo de dinero.

Me rehusé y lo amenacé con contactar a su jefe. De modo inesperado, me dijo que si traía mis papeles actualizados al día siguiente, él podría procesar mi solicitud. Casos como este ocurren a diario en Nepal. Mi país, que no tiene acceso al mar, acaba de superar una guerra civil y es uno de los más pobres del planeta. Es también, desafortunadamente, uno de los países más corruptos. Este año Transparencia Internacional lo clasificó en el lugar 139 (i) entre 176 naciones en su Índice de Percepción de la Corrupción.

Como una sociedad tradicionalmente feudal, estamos trabajando para establecer una democracia estable. La idea de la transparencia es nueva, pero está ganando terreno en la población. El Banco Mundial apoyó recientemente el lanzamiento de la iniciativa Nepal Abierto. (i) Una clave para combatir la corrupción puede ser cerciorarse de que los registros gubernamentales sean accesibles y comprensibles para todos los ciudadanos.

Los jóvenes, como Suerte-Cortez, serán unos de los principales impulsores de los gobiernos abiertos en todo el mundo.

Al final de la Cumbre de Gobierno Abierto en Londres, el proyecto de Suerte-Cortez ganó el premio Bright Spot por involucrar a los ciudadanos en la tarea de hacer responsables a sus líderes.

Sabemos que a la juventud le interesa mucho el gobierno abierto y la rendición de cuentas. Hay más de 1200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años en el mundo y la mayoría está conectada mediante tecnologías móviles. Cuando se combinan el dominio de la tecnología de ellos con la pasión por la rendición de cuentas, es probable que veamos que muchos más Gobiernos se vuelven más transparentes.

¿Qué piensas? Mira el vídeo (i) y deja tus opiniones más abajo.

Video: Opening Governments, Boosting Shared Prosperity

 

Comments

ENVIADO POR Ilse Guerra EL

¡Que gusto de que hayan jóvenes como esta chica! Que bueno sería tener más jóvenes en el ámbito político, o que los Gobiernos escuchen lo que ellos, más que querer, necesitan.

Añadir nuevo comentario