Syndicate content

Mundo

La senda del éxito del sistema educativo de Finlandia

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English



Cuando los estudiantes finlandeses obtuvieron en el año 2001 los puntajes más altos en la prueba del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) —pruebas de aprendizaje implementadas por la  OCDE, numerosas personas en el campo de la educación se sintieron intrigadas. ¿Cómo este pequeño país, que no se había caracterizado por lograr buenos resultados en el pasado, pudo situarse en la parte superior de la clasificación? Los mismos finlandeses se sorprendieron. Cuando los estudiantes finlandeses continuaron obteniendo puntajes por encima de lo esperado año tras año, educadores y líderes de todo el mundo comenzaron a ver al país como un ejemplo de lo que se debe hacer para crear sistemas educativos eficaces. No sólo los estudiantes logran sistemáticamente un alto desempeño, sino también las diferencias en el rendimiento académico entre alumnos y regiones son las más bajas en el mundo. Equidad con calidad.

Tarea pendiente: maestros que inspiren

Jaime Saavedra's picture
Esta página en: English | Français
Jaime, con profesores que dedican sus vidas a la educación de alumnos con necesidades especiales en el Colegio de la Corporación Municipal del Campo Transitorio de Dharabi (Mumbai, India). (Photo: Marcela Gutierrez Bernal / World Bank)

El miércoles pasado se lanzó el Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación. El mundo enfrenta una crisis de aprendizaje. En muchos países del mundo en desarrollo, los aprendizajes son insuficientes, las oportunidades de aprendizaje son desiguales, y el progreso es todavía muy lento. ¿Qué se necesita? Que los estudiantes lleguen a la escuela habiendo tenido una nutrición y un estímulo adecuado durante los primeros años de vida; escuelas bien administradas que generen un entorno conducente al aprendizaje; insumos adecuados para que esas escuelas operen de manera efectiva; y, lo más importante, maestros motivados y bien preparados.

Y es que hoy, en el siglo XXI, con la revolución de las comunicaciones y la tecnología, el elemento esencial para lograr un aprendizaje efectivo en el aula sigue siendo el maestro. Como se discute en el informe, la tecnología puede facilitar el proceso de aprendizaje, ayudando, por ejemplo, a que en el aula estudiantes con distintos niveles de competencia tengan el estímulo que necesitan para avanzar. Pero esto simplemente complementa a un maestro que debe de saber utilizar la tecnología. 

La educación terciaria en una disyuntiva: perspectivas desde diversas partes del mundo

Francisco Marmolejo's picture
Esta página en: English | Français

 
Ya son siete meses desde que me uní al equipo de trabajo del Banco Mundial como Coordinador de Educación Terciaria. Durante este corto periodo de tiempo he tenido la oportunidad de reunirme con una amplia variedad de personas, leer diversos reportes y participar en reuniones técnicas de revisión de proyectos y misiones con funcionarios gubernamentales y líderes institucionales de diversos rincones del planeta. Ha sido una positiva experiencia de rápido aprendizaje sobre la manera como opera una organización tan compleja como lo es el Banco Mundial y cuya contribución al desarrollo es tan significativa y a la vez cuestionada.

En mis viajes en América Latina, el Medio Oriente, África, el Sudeste Asiático y Europa, he tenido la oportunidad de reflexionar sobre los desafíos y oportunidades que la educación terciaria tiene frente a sí a nivel mundial. Es precisamente tal razonamiento el que nos ha llevado en el Banco Mundial a organizar una serie de conferencias que estaremos llevando a cabo durante un año con el tema “Educación Terciaria en la encrucijada” y en la que esperamos reflexionar colectivamente sobre los temas relevantes y tendencias de la educación terciaria en el ámbito internacional, así como, sobre el papel que ésta debe tener a la luz de la ambiciosa agenda que el Banco Mundial se ha planteado para eliminar la pobreza extrema en el mundo mediante mecanismos que permitan compartir la prosperidad en un mundo sustentable.

La primera de estas conferencias, efectuada recientemente, atrajo la participación de un grupo de educadores de más de 25 países que analizaron el intrigante dilema de la vinculación entre empleabilidad y educación superior. Sabemos que aunque debería existir una ruta relativamente tersa entre la educación terciaria y la empleabilidad, sin embargo, es un camino que se encuentra lleno de obstáculos. Datos recientes indican que un alto número de egresados de la educación terciaria en diferentes partes del mundo no pueden encontrar empleos adecuados y en ocasiones ni siquiera cualquier tipo de empleo.