Syndicate content

Julio 2017

Ampliar las inversiones relacionadas con el clima requerirá innovaciones en cinco áreas clave

Alzbeta Klein's picture
También disponible en: English



Simplemente pregunte a los inversores: las empresas de los mercados emergentes ya no pueden permitirse ignorar los riesgos que plantea el cambio climático a sus finanzas. El cambio climático, que incluye fenómenos meteorológicos cada vez más frecuentes y severos, nuevas regulaciones y  preferencias cambiantes de los consumidores, está cambiando básicamente nuestra manera de hacer negocios. Las empresas y sus inversores buscan cada vez más oportunidades para iniciar la transición e invertir en carteras inteligentes en relación con el clima.

El clima y el riesgo de desastres en el transporte: ¿No hay datos? ¡No hay problema!

Frederico Pedroso's picture
También disponible en: English
                      Foto: Beccacantpark/Flickr

Los profesionales del desarrollo se quejan a menudo de la ausencia de datos de buena calidad en zonas propensas a desastres, lo que limita su capacidad de dar forma a los proyectos mediante modelos cuantitativos y análisis detallados.
 
No obstante, los avances tecnológicos están creando rápidamente nuevos métodos para que los Gobiernos y los organismos de desarrollo superen la escasez de datos. En Belice, el Grupo Banco Mundial se asoció con el Gobierno para desarrollar un enfoque innovador y dar forma a las inversiones en carreteras con capacidad de adaptación al cambio climático mediante la combinación de creatividad, experiencia sobre el terreno y recopilación de datos estratégicos.

En Belice, su infraestructura subdesarrollada, particularmente en el sector del transporte, es una limitación clave para la mitigación del riesgo de desastres y el crecimiento económico. La red vial es particularmente vulnerable debido a la falta de redundancia y a la exposición a peligros naturales (principalmente inundaciones). En ausencia de rutas alternativas, cualquier cierre de caminos relacionado con fenómenos meteorológicos puede cortar el acceso y perturbar gravemente el movimiento económico y social.

Los refugiados encuentran un nuevo hogar en Uganda

Björn Gillsäter's picture
También disponible en: English | Français 
Los refugiados encuentran un nuevo hogar en Uganda

Nuestro avión aterrizó en una pista casi de tierra, construida de manera precaria entre los arbustos en el distrito de Adjumani (norte de Uganda), que limita al noroeste con Sudán del Sur. En este distrito viven unos 227 000 refugiados, que representan alrededor del 60 % de la población total. Inmediatamente después de desembarcar, manejamos a través de un camino de tierra, rodeado de campos de maíz, plantaciones de plátano y árboles de mangos y que formaban una densa cobertura vegetal separada por estrechos senderos conducentes a chozas de barro. A medida que nos acercábamos al centro del distrito, traté de detectar las señales habituales de los barrios de refugiados, tales como cercas u otro tipo de demarcaciones.

No había ninguna.

En vez de ello, y para mi grata sorpresa, no existen zonas cercadas para los refugiados. Ellos viven junto a la población local. Este enfoque integrador no se limita a Adjumani. De hecho, Uganda ha sido elogiada por tener la política de refugiados más compasiva en el mundo. Aquí, se recibe cálidamente a los refugiados; se les entregan provisiones y parcelas de tierra, y se les anima a integrarse en la sociedad. Mientras viajaba por los caminos de tierra, era imposible distinguir entre las viviendas de los lugareños y los asentamientos de los recién llegados. También se comparten los servicios públicos comunitarios, tales como hospitales, clínicas de salud, escuelas, suministro de energía, agua potable y otros servicios.

Incluso la palabra “campamento” es mal vista por los funcionarios gubernamentales, quienes orgullosamente llaman “asentamientos” a los albergues.

Como representante especial del Grupo Banco Mundial (GBM) ante las Naciones Unidas, viajé a este país el mes pasado para participar en la Cumbre de Solidaridad sobre Refugiados en Uganda. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, convocaron a la comunidad internacional para llamar la atención sobre la situación en Uganda.

Las mujeres y las finanzas, una vía para fomentar nuevas fuentes de crecimiento económico

Ceyla Pazarbasioglu's picture
© Dominic Chavez/ International Finance Corporation
© Dominic Chavez/ International Finance Corporation



Fortalecer el papel de las mujeres en el sector de las finanzas es una de las claves para impulsar el crecimiento económico, y esto tiene validez, por ejemplo, desde el acceso a servicios financieros básicos a la participación en los directorios de las empresas.

En todos los países, tanto las mujeres como los hombres necesitan acceso a servicios financieros para invertir en sus familias y negocios. Pero hoy en el mundo, el 42 % de las mujeres —alrededor de 1100 millones— está fuera del sistema financiero formal, y no tiene una cuenta bancaria u otras herramientas básicas para administrar su dinero.

Una nueva respuesta a por qué las empresas de los países en desarrollo son tan pequeñas, y cómo los teléfonos móviles solucionan este problema

David McKenzie's picture
También disponible en: English

Gran parte de mi investigación durante la última década ha tratado de ayudar a responder la pregunta de por qué hay tantas pequeñas empresas en los países en desarrollo que no crecen nunca hasta el punto de agregar muchos trabajadores. Hemos intentado darles a las empresas subsidios, préstamos, capacitación empresarial, asistencia para la formalización y subsidios salariales, y hemos descubierto que, aunque éstos pueden aumentar las ventas y las ganancias, ningunos de ellos consigue que muchas empresas crezcan.

Estas intervenciones típicamente dan por sentado que las empresas enfrentan demanda suficiente, de modo que, si producen más, o de manera más eficiente, ellos pueden vender sus productos. Este podría ser un supuesto razonable en muchas zonas urbanas, pero en áreas más alejadas, la mayor limitación podría ser simplemente el tamaño efectivo limitado del mercado. Un nuevo trabajo muy destacado de Rob Jensen y Nolan Miller propone esta explicación en el contexto de la industria de construcción de botes de Kerala, y muestra que la introducción de teléfonos móviles permitió que los consumidores aprendieran más sobre las empresas que no pertenecen a la localidad, lo que a su vez permitió que las firmas de alta calidad se empezaran a expandir y a ganar participación de mercado, mientras que compañías de baja calidad se vieran obligadas a salir del mercado.

Para lograr el objetivo de #ViviendasParaTodos no desperdiciemos lo bueno por culpa de lo malo

Luis Triveno's picture
También disponible en: English | Français 
 


En un mundo dividido acerca de cómo ocuparse de problemas graves como el terrorismo, la inmigración, el libre comercio y el cambio climático, los Gobiernos coinciden en que es urgente solucionar el problema que puede afirmarse es el más grande de todos: proporcionar viviendas seguras, bien ubicadas y asequibles a los miles de millones de personas que las necesitan. (i)
Incluso existe acuerdo sobre los pasos básicos para lograr ese objetivo: mejorar la gestión de la tierra (i) y adoptar políticas más neutrales relacionadas con la tenencia de tierras.

También hay consenso en relación a que los Gobiernos no están en condiciones de pagar esta cuenta por sí solos. Según la empresa de consultoría McKinsey & Company, solucionar el “déficit de vivienda en el mundo” tiene un costo anual de USD 1,6 billones, una cifra que representa el doble del costo (i) de las inversiones mundiales necesarias en infraestructura pública para mantener el ritmo del crecimiento del PIB.

A medida que nos acercamos al año 2018, cuando se celebrará el septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en que la vivienda se considera un “derecho humano universal”, (i) es hora que los Gobiernos recurran a una solución clara para reducir el déficit de viviendas que continúan ignorando a su propio riesgo, y esta solución es el financiamiento de mercado a largo plazo. Sin un aumento substancial en el capital privado, el déficit de viviendas continuará aumentando, y con ello las probabilidades de descontento social. (i)

Colocar la salud y el empoderamiento de las mujeres en el centro del desarrollo

Kristalina Georgieva's picture
Registered nurses look after newborns at a maternity hospital in Freetown Sierra Leone. © Dominic Chavez/World Bank
Enfermeras cuidan a recién nacidos en un hospital de maternidad en Freetown, Sierra Leona.
© Dominic Chavez/Banco Mundial

La semana pasada, cuando se celebró el Día Mundial de la Población, pensé en la alegría que representan los niños y el derecho de las mujeres a decidir cuándo tener hijos. Es importante para las mujeres, pero también para la sociedad en conjunto. No puede existir desarrollo sostenible si las mujeres no están empoderadas, y no puede haber empoderamiento de las mujeres sin acceso a un conjunto amplio de servicios de salud materna y reproductiva. La planificación familiar es uno de esos servicios.

Planificar la electrificación es más fácil gracias a una nueva herramienta de código abierto

Dimitris Mentis's picture
También disponible en: English


Es difícil evaluar cuál es la mejor manera de ampliar el acceso a la electricidad en un país, especialmente en los países donde los datos sobre la energía son escasos y no están centralizados. Los planes geoespaciales que sirven de base de las estrategias y las inversiones relativas al acceso universal a la electricidad pueden tardar fácilmente de 18 a 24 meses en ser finalizados.

En diciembre pasado, un equipo que trabajaba en un plan nacional de electrificación para Zambia no tenía tanto tiempo. Su plazo era de seis meses, y si no se cumplía existía la posibilidad de perder una oportunidad de financiamiento, dijo Jenny Hasselsten, especialista en energía del Banco Mundial quien colaboró con el Gobierno de Zambia en el proyecto de electrificación.

Resiliencia para los más vulnerables: gestionar los desastres para proteger mejor a los más pobres del mundo

Stéphane Hallegatte's picture

El novelista Jack London describió en su libro “La gente del abismo” una devastadora tormenta que afectó a Londres a principios del siglo XX. Los habitantes sufrieron terriblemente —algunos perdieron hasta 10 000 libras, una suma desastrosa en 1902— pero nadie perdió más que las personas más pobres de la ciudad.
 
Los desastres naturales son catastróficos para todos los afectados. Sin embargo, no todo el mundo los experimenta de la misma manera. Un dólar en pérdidas no significa para una persona rica lo mismo que para una persona pobre, que tal vez vive a un nivel de subsistencia o carece de los medios para reconstruir y recuperarse después de un desastre. Ya sea por una sequía o una inundación, los pobres siempre sufren más que los habitantes más ricos.

Esta desigualdad se examinó detenidamente en el informe Unbreakable: Building the Resilience of the Poor in the Face of Natural Disasters (Irrompible: Generar resiliencia en los pobres frente a los desastres naturales) del Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR). En la publicación Unbreakable se recomendaron diversas políticas para ayudar a los países a reducir la pobreza y crear resiliencia, proporcionándose un análisis de vanguardia (i) sobre cómo la gestión de riesgos de desastres y un desarrollo bien diseñado pueden aliviar la pobreza y los riesgos en 117 países. 


Pages