Syndicate content

Agosto 2017

Un libro sobre el papel de la tecnología cívica para el bien común

Tiago Carneiro Peixoto's picture
También disponible en: English
 
Foto: Banco Mundial.

El uso de la tecnología para promover la participación ciudadana ha sido descrito como "la próxima novedad", y se suele asociar con adjetivos como "disruptivo", "transformacional" y "revolucionario". Sin embargo, en contraste con la avalancha de blogs y mensajes a través de Twitter que elogian el papel de la tecnología en el fomento de Gobiernos más inteligentes y más participativos, uno encuentra escasos datos sobre los efectos de la tecnología en las prácticas de participación ciudadana.

Esperamos que el nuevo libro Civic Tech: Assesing Technology for the Public Good (i) contribuya a resolver esta brecha de conocimientos. El texto incluye un estudio y tres evaluaciones de campo sobre iniciativas de tecnología cívica en los países en desarrollo. En el estudio se analizan datos sobre el uso de 23 plataformas digitales diseñadas para aumentar la participación de los ciudadanos y mejorar la prestación de servicios. Los autores, que se centraron en 23 estudios empíricos de iniciativas en los países del Sur Global, destacan tanto el grado de adopción de los ciudadanos como el grado de respuesta de los proveedores de servicios públicos a las expresiones de la ciudadanía.

¿Cómo lucen las “ciudades sostenibles”, según usted? Participe en nuestro concurso mundial de fotografías que se extiende hasta el 15 de octubre

Dini Djalal's picture
También disponible en: English | العربية | 中文 | Français
¿Cómo lucen las “ciudades sostenibles”, según usted? Participe en nuestro concurso mundial de fotografías que se extiende hasta el 6 de octubre


La Plataforma Mundial para las Ciudades Sostenibles (GPSC), (i) una iniciativa que reúne a ciudades de todos los continentes que se esfuerzan por lograr un desarrollo sostenible y resiliente, tiene como objetivo construir ciudades y comunidades saludables y eficientes que continúen prosperando durante generaciones.
 
¿Cómo lucirían estas ciudades y comunidades, según usted? La GPSC, las ciudades asociadas de la plataforma y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) (i) lo invitan a participar en un concurso de fotografías que busca ilustrar el tema de la sostenibilidad con imágenes.
 
Usted puede compartir su visión al respecto enviando fotos de aspectos de su ciudad que representen la sostenibilidad, o instantáneas que capten el desarrollo urbano inclusivo, resiliente y sostenible.

Invertir en un futuro más luminoso: proyectos de alumbrado público que involucran alianzas público-privadas

Susanne Foerster's picture
Foto: Adam Jones/Wikimedia Commons.


Invertir en un sistema de alumbrado público de bajo consumo energético puede significar un cambio radical para los municipios.

Por un lado, el cambio hacia sistemas de alumbrado público modernos basados en diodos emisores de luz (LED) constituye una oportunidad para los Gobiernos municipales de bajar el consumo de energía y los costos de operación y mantenimiento y, al mismo tiempo, reducir la huella de carbono total.

Además, un sistema de alumbrado público confiable puede tener una serie de beneficios socioeconómicos, entre ellos una mayor sensación de seguridad de las personas y una reducción de los accidentes gracias a la mejor iluminación en las calles y un aumento de la actividad económica y social al atardecer.

En República Dominicana, el matrimonio infantil no es solo un tema moral sino también económico

Quentin Wodon's picture



En la República Dominicana, más de un tercio de las jóvenes entre 18 y 22 años se casa o entran en uniones informales antes de cumplir los 18 años y una de cada cinco ha dado a luz antes de llegar a esa edad. El matrimonio infantil no se trata solo de un tema moral, también tiene fuertes implicaciones económicas en el país.
 

Comprender mejor los costos de los tratados fiscales: algunas evidencias iniciales de Ucrania

Oleksii Balabushko's picture
También disponible en: English | Français
Fotografía: Kiev, Ucrania. Licencia de Creative Commons: Mariusz Kluzniak.


A medida que aumenta la interconexión en el mundo, la tributación internacional —un tema que tradicionalmente ha sido especialidad de los abogados dedicados a impuestos— recibe cada vez más atención en los foros generales de desarrollo económico. Los tratados de doble tributación, es decir, los convenios que firman dos países para evitar que las empresas multinacionales o las personas deban pagar el mismo impuesto dos veces, se han vuelto más comunes y en la actualidad hay unos 3000 en vigor. Y si bien pueden contribuir a la inversión, algunos también se han convertido en instrumento de una planificación fiscal agresiva.

Ganador del concurso de blogs #LACfeaturegraph: En América Latina, la educación no está cerrando la brecha de ingresos

Joaquín Muñoz's picture

Nota del Editor: En mayo, el equipo del desarrollo de estadísticas de LAC lanzó el concurso de blogs de #LACfeaturegraph, donde se pidió a los participantes que utilizaran datos de pobreza, desigualdad o bienestar del LAC Equity Lab para elaborar un análisis propio y vincularlo a una visualización gráfica. Recibimos numerosas propuestas de blogs y después de cuidadosamente leer cada entrada, hemos escogido al ganador. Este es el blog de Joaquín Muñoz de Chile.​

La educación hace tiempo ha sido considerada fundamental para el desarrollo de un país. Es un derecho universal, uno de los ocho objetivos de desarrollo del milenio, uno de los diecisiete objetivos de desarrollo sostenible, y un elemento crítico para la reducción de la pobreza. Así, gobiernos y promotores del desarrollo han renovado sus esfuerzos continuamente para asegurar acceso a educación primaria y secundaria.

En América Latina y el Caribe, una región que enfrenta altos niveles de desigualdad, los programas educativos han sido diseñados y financiados con el objetivo de garantizar oportunidades equitativas al acceso escolar. Por ejemplo, mientras que en 1990 la tasa de inscripción escolar a nivel primario era de 89,9 por ciento, en el 2010 alcanzó el 94,2 por ciento. Durante el mismo periodo, el índice de alfabetización también progresó, aumentando del 87,5 al 92,6 por ciento (El Banco Mundial, 2017). Aunque la dificultad de lograr acceso universal a la educación es abrumadora, los números muestran que la región está bien encaminada.

Sin embargo, la figura muestra que, aunque ha habido un aumento significativo en los años de educación entre el 2004 y el 2014 en la región, el 60 por ciento más rico y el 40 por ciento más pobre han tenido un aumento desigual en sus ingresos. Si bien ambos grupos recientemente reciben más años de educación que antes, los datos sugieren que el 60 por ciento más rico, que ya tenían en promedio más años de estudios, experimentaron un mayor aumento en la mediana del ingreso per cápita diario que el 40 por ciento más pobre. Lo anterior es consistente con otros estudios que sugieren que los retornos de la educación difieren a lo largo de la distribución de ingresos (Harmon, Oosterbeek and Walker, 2000).

Fuente: Gráfica del autor utilizando datos del LAC Equity Lab - SEDLAC (CEDLAS y el Banco Mundial).

Calcule usted mismo el impacto económico del conflicto sirio

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English | Français  | العربية 


Todos están de acuerdo que los conflictos imponen costos astronómicos a las economías, debido a la destrucción masiva de la infraestructura y las viviendas y la interrupción del comercio, el transporte y la producción, sin mencionar la pérdida de vidas y el sufrimiento humano generalizado. Sin embargo, es difícil obtener estimaciones cuantitativas de estos costos. En un informe de Collier y otros (i) del año 2003 se indica que las guerras civiles reducen el producto interno bruto (PIB) per cápita entre un 10 % y un 15 % de manera permanente. En el estudio (PDF, en inglés) se usan correlatos de las guerras para demostrar que la pérdida de producción durante los conflictos es de alrededor del 18 %. Cuando se trata de un país específico en conflicto, los cálculos varían considerablemente.
 
Consideremos, por ejemplo, a Siria, donde la guerra y la violencia han interrumpido la actividad económica durante seis años. En el informe MENA Economic Monitor de 2017 (La evolución económica en la región de Oriente Medio y Norte de África) (i) se sostiene que el costo estimado de los daños a la infraestructura en seis ciudades sirias es de USD 7200 millones en precios de 2007, o USD 41 000 millones en precios actuales. Según un informe (i) del Centro Sirio para la Investigación Política (SCPR) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la destrucción de la infraestructura física llegaría a unos USD 67 300 millones. Otros cálculos indican valores diferentes. Se estima que, solo en Siria, la pérdida en el PIB en relación con una situación hipotética en que “no hay guerra” asciende a un monto de entre USD 200 000 millones y USD 300 000 millones.

Agricultura 2.0: cómo la “Internet de las cosas” puede revolucionar el sector agrícola

Hyea Won Lee's picture
También disponible en: English | Français 
To Hoai Thuong (izq.) y Nguyen Van Khuyen (der.). Foto: Flore de Preneuf/Banco Mundial.

El año pasado mostramos cómo los agricultores vietnamitas en el delta del río Mekong se están adaptando al cambio climático. Presentamos a dos camaroneros: Nguyen Van Khuyen, que perdió su producción de camarones debido a que una estación excepcionalmente seca aumentó la salinidad del agua de su estanque, y a To Hoai Thuong, que logró mantener los niveles normales de producción añadiendo agua dulce a su estanque camaronero. Supongamos ahora que Nguyen diluyó su estanque este año, en que se ha registrado de nuevo una estación muy seca. Eso sería un buen comienzo, pero habría que enfrentar otras cuestiones prácticas. Por ejemplo, ¿qué cantidad de agua dulce debería agregar y cuándo debería hacerlo? ¿Con qué frecuencia debería examinar la salinidad del agua? ¿Y qué pasaría si no estuviera en su casa?

Los seguros basados en índices tienen impacto en el desarrollo donde más se necesita

Ceyla Pazarbasioglu's picture
Foto: Dasan Bobo, Banco Mundial.

Muchas poblaciones en el mundo son vulnerables a las crisis climáticas como sequías, inundaciones, lluvias irregulares y desastres naturales. Para estos países, ciudades y comunidades, los seguros basados en índices son una herramienta de gestión de riesgos fundamental que permite a las víctimas de tales crisis seguir teniendo acceso a financiamiento y aumentar su resiliencia frente a futuros riesgos. (i)
 
Los seguros basados en índices, o paramétricos, pagan beneficios sobre la base de un índice predeterminado en caso de pérdidas de activos e inversiones ocasionadas por fenómenos meteorológicos o catastróficos. En contraste, los seguros tradicionales se basan en evaluaciones de los daños reales. 

Nuestro sistema agroalimentario necesita información adecuada – ¿Cómo asegurar que eso suceda?

Diego Arias's picture
Photo: CIF Action/Flickr
Para la mayoría de la gente, ver el pronóstico del tiempo en la televisión es una actividad común, ocasionalmente divertida y sin riesgos.  ¡El meteorólogo hasta puede hacernos reír! Pero cuando el ingreso de una familia depende de la lluvia o la temperatura, el pronóstico es más que un programa informativo o entretenido.  La información puede ser la clave del éxito o del fracaso de un agricultor.  Los agricultores conocen los riesgos a enfrentar en el camino y entonces usan el pronóstico del tiempo y otros datos de precios, plagas y enfermedades, cambios en condiciones de crédito y regulaciones para planificar las fechas de cultivo, cosecha, venta, y el uso de insumos como fertilizantes y herbicidas para plantas, y vacunas y alimento para animales.

La disponibilidad y la calidad de dicha información de riesgos agrícolas son altamente importantes para los agricultores y el posible impacto de información puede resultar muy costosa, lo que resulta en decisiones erróneas y pérdidas de ingresos por parte del agricultor.  Los sistemas de información que no tienen fuentes confiables y/o tienen malos protocolos de procesamiento de datos, producen resultados en los cuales no se puede confiar.  En otras palabras, “basura que entra, basura que sale”.  La información es una parte integral de la gestión de riesgos agropecuarios, no solamente en el corto plazo para cubrirse contra eventos adversos, sino también en el mediano y largo plazo para adaptarse al cambio climático y poder adoptar prácticas resilientes.  Los programas de gestión de riesgos agropecuarios y de agricultura climáticamente inteligente (Climate Smart Agriculture en inglés) no tendrán mucho impacto a no ser que los agricultores puedan tener acceso a información confiable para la implementación de los cambios necesarios en el campo.

Invertir en sistemas de información de riesgos agropecuarios es una forma costo-efectiva de asegurarse que los agricultores – y otros actores de la cadena agroalimentaria – tomen las decisiones correctas.  Pero en una gran parte de los países, los sistemas de información de riesgos agropecuarios evidencian una gran falta de capacidad y escasez de financiamiento.  Por ejemplo, México, un país con un sector agropecuario importante, no tiene información de precios del mercado local de productos agrícolas como el maíz, y es por esto que un nuevo proyecto financiado por el Banco Mundial tiene como objetivo ayudar a resolver este problema.  Pero México no es el único.  Argentina acaba de resolver este problema, también con apoyo del Banco Mundial, con la creación de un Sistema de Información de Precios de Mercado para los 7 granos básicos.

Pages