Syndicate content

China

Últimos datos muestran el crecimiento y los desafíos de la participación privada en proyectos de infraestructura

Clive Harris's picture

 

Participación privada en proyectos de infraestructura
Participación privada en proyectos de infraestructura.


Los compromisos de inversión en proyectos de infraestructura con participación privada bajaron un 24 % en 2013 con respecto al año anterior. Debería ser una buena noticia que la información del primer semestre de 2014 –publicada recientemente en la base de datos sobre participación privada en infraestructura (PPI, por sus siglas en inglés) (i) del Grupo Banco Mundial, que cubre los sectores de energía, agua y saneamiento, y transporte– muestre un aumento de un 23 % en comparación con el primer semestre de 2013, con inversiones por un monto total de US$51 200 millones.

Sin embargo, una mirada de cerca (i) revela que este crecimiento se debe en gran medida a los compromisos en América Latina y el Caribe, y más concretamente en Brasil. De hecho, sin incluir a este país, el total de la inversión privada en infraestructura disminuye a US$21 900 millones, o sea, un 32 % más bajo que en el primer semestre de 2013. Durante el primer semestre de 2014, Brasil dominó el panorama de las inversiones con un monto de US$29 200 millones, equivalente al 57 % del total mundial.

Por qué debemos lograr la igualdad - #Get2Equal

Sri Mulyani Indrawati's picture
Mujeres policías en Brasil ©  Banco Mundial
Frecuentemente los salarios que devengan las mujeres,
son menores a los de los hombres que hacen el mismo trabajo.
Foto: Mariana Cerratti /Banco Mundial

Las mujeres están surgiendo como una fuerza importante para el cambio. Los países que han invertido en la educación de las niñas y han eliminado las barreras legales que impiden a las mujeres alcanzar su potencial ahora están viendo los beneficios.

Tomemos como ejemplo a América Latina. Más de 70 millones de mujeres se han unido a la fuerza laboral en los últimos años. Dos tercios del aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral en las últimas dos décadas se pueden atribuir a una mayor educación y al hecho de que las mujeres se casan más tarde y tienen menos hijos. Como resultado, entre 2000 y 2010, los ingresos de las mujeres contribuyeron a reducir la pobreza extrema en la región en aproximadamente un 30 %.

De hecho, para que los países puedan salir de la pobreza, debe existir igualdad tanto para las mujeres como para los hombres y se deben ampliar aún más las oportunidades para ambos. Pero para llegar a ese punto, es necesario que abordemos tres temas.
 

Amor, dinero y vejez en China

L.Colin Xu's picture

Se supone que el amor es puro e incondicional. Un estudio reciente (i) sugiere que la cantidad de amor que se consigue puede depender de si usted o sus padres encontraron a su cónyuge, y si usted es parte de una familia en la que la ayuda en la vejez debe ser proporcionada por los hijos.

Des parents exposent le profil de leur enfant à marier en Chine.  ​Par Bert Hoffman

Crear y apoyar una alianza esencial por la seguridad alimentaria

Juergen Voegele's picture
Photo by John Hogg / World BankEsta semana, la Asociación Mundial por la Seguridad Alimentaria  (i) va a tener su tercera reunión anual en Ciudad del Cabo, justo antes de la temporada de vacaciones, cuando el tema de la seguridad alimentaria no está en las mentes de las personas.

Pero debería estarlo. 

Los alimentos inseguros imponen una pesada carga sobre las personas y economías enteras, y se las cita como una causa principal de más de 200 enfermedades. 

Solo se Erradicará la Pobreza para 2030 si el Crecimiento es Compartido

Espen Beer Prydz's picture

Migrant workers cook a meal Si bien el mundo ha atestiguado una rápida reducción de la pobreza extrema en estas décadas, todavía queda un amplio trecho hasta alcanzar la meta de erradicarla para 2030. Las estimaciones más recientes indican que mil millones de personas (un 14,5 % de la población mundial) vivían por debajo de la línea de 1,25 dólares por día en 2011. Las proyecciones de 2030 señalan que quizá no se alcance el objetivo de pobreza global aun en las circunstancias más optimistas. Las estimaciones del Banco Mundial muestran que, incluso si los países en vías de desarrollo crecieran al ritmo que mantuvieron (con una velocidad sin precedentes) de 2000 a 2010, las cifras de pobreza solo podrían disminuir del 14,5 % de 2011 a un 4,9 % en 2030, lejos aún del fin de la pobreza. Estas proyecciones dan por sentado un crecimiento con distribución neutral, es decir, que los ingresos de todas las personas de cada país crezcan en la misma proporción, por lo que la desigualdad permanecería sin cambios. Como ocurrió anteriormente, el crecimiento general será un impulsor principal para reducir la pobreza en el futuro, pero el carácter inclusivo de tal crecimiento también desempeñará un papel fundamental.

Los jóvenes pueden ser agentes de cambio para frenar la corrupción en América Latina

Ledda Macera's picture
En el mundo del desarrollo, se ve a menudo a los niños como víctimas impotentes de la pobreza, del hambre y de la desigualdad social, pero las investigaciones sugieren que con frecuencia los jóvenes pueden ser fuerzas poderosas para producir cambios. Desde la prevención de enfermedades y mejores hábitos higiénicos, la información que se les entrega a los niños en la escuela —y a través de las redes sociales y de otros medios— muchas veces se transfiere después a los padres, a los hogares e incluso a las comunidades, alentando con ello un cambio positivo desde la base. ¡Y, afortunadamente, parece que los expertos del desarrollo se están “contagiando”!
 
 © Curt Carnemark / Banco Mundial
Una alumna de escuela primaria en Mexico. Foto: © Curt Carnemark / Banco Mundial

La empresaria china Yang Lan pregunta cómo ayudar a los que no tienen

Donna Barne's picture

La pobreza puede estar disminuyendo, pero 1000 millones de personas todavía viven en la pobreza extrema. La desigualdad está creciendo en todas partes. ¿Qué está haciendo el Grupo Banco Mundial al respecto?

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el primer economista del Grupo Banco Mundial, Kaushik Basu, ofrecieron algunas respuestas durante la charla Generar prosperidad compartida en un mundo desigual con la empresaria china de medios de comunicación Yang Lan, que fue transmitida en vivo en el marco de la apertura de las Reuniones Anuales.

Izquierda: Joseph Jeune antes de recibir tratamiento para las infecciones de VIH, sida y tuberculosis en marzo de 2003. Derecha: Joseph Jeune después de recibir el mismo tratamiento en septiembre de 2003. (Foto: David Walton, Partners In Health).

Los economistas y sus números favorito a pedido

Michelle Pabalan's picture

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.

Los pobres, el Banco y los objetivos de desarrollo del milenio posteriores a 2015

José Cuesta's picture



Algo está cambiando

 
Hace 15 años, la comunidad internacional creó los objetivos de desarrollo del milenio, que incluyen la reducción de la pobreza extrema a la mitad, a través de un proceso que se llevó a cabo a puertas cerradas, principalmente en Nueva York. Pocos años antes, el Banco Mundial había elaborado de manera similar en la ciudad de Washington las directrices de la estrategia de reducción de la pobreza para los países pobres muy endeudados.
 
Afortunadamente, este enfoque ha cambiado.


Pages