Syndicate content

México

De Nairobi a Manila, los teléfonos móviles cambian las vidas de los pasajeros de los microbuses

Shomik Mehndiratta's picture


Cada día en todo el mundo, millones de personas se movilizan en microbuses. En muchas ciudades, la mayor parte de los viajes urbanos se realiza mediante este servicio de transporte, especialmente en África y América Latina. Los microbuses tienen distintos nombres (“matatus”, “dalalas”, “taxis minibuses”, “colectivos”, “diablos rojos”, “micros”, etc.), pero todos tienen una cosa en común: están sujetos a escasas normas, o prácticamente no son regulados en absoluto. Si bien los microbuses desempeñan un papel crucial en la vida diaria de muchos habitantes urbanos, existen diversas quejas respecto de los servicios, y estos reclamos han impulsado llamados en favor de reformas y mejoramientos en este ámbito. Una preocupación fundamental de los usuarios es la falta de información y visibilidad de los servicios. Tener que pagar por separado cada viaje afecta de manera desproporcionada a los pobres que se trasladan desde los barrios periféricos, y que suelen usar varios buses para llegar a su destino. Los vehículos son antiguos y, a veces, inseguros. Otra preocupación en materia de seguridad es el hecho que los conductores de los microbuses compiten por los pasajeros en lo que en América Latina se conoce como “la guerra del centavo”. Las personas que no usan los microbuses, los planificadores y las autoridades municipales también se quejan debido a la contaminación y los accidentes que provocan estos conductores, así como la congestión causada por el “muro de vehículos del transporte público” en las calles principales de las ciudades.

¿Qué economías en desarrollo son conocidas por la exportación de productos de alta tecnología?

Erin Scronce's picture
En 2015, economías desarrolladas como Alemania, Estados Unidos y Japón, lideraron el mundo de la exportación de bienes de alta tecnología, incluidos los de las industrias aeroespacial, informática y farmacéutica. Pero las economías en desarrollo, entre ellas México, Malasia y Filipinas, también son exportadores este tipo de bienes y han logrado ser líderes mundiales en exportaciones de alta tecnología.

La nueva plataforma de datos de libre acceso del Grupo Banco Mundial denominada TCdata360 es ahora una fuente de acceso a este tipo de datos sobre comercio y competitividad.  Pruébela hoy (i) y comparta sus visualizaciones de datos en Twitter con la etiqueta #TCdata360.

La siguiente fase de la acción forestal

Julia Bucknall's picture
© Andrea Borgarello/Banco Mundial
© Andrea Borgarello/World Bank

El año pasado, más de 100 países incorporaron medidas relacionadas con el cambio del uso del suelo y los bosques en sus contribuciones determinadas a nivel nacional para combatir el cambio climático.
En el Banco Mundial, estamos entusiasmados de participar en la siguiente fase de las medidas que se adopten en el sector forestal. En abril de 2016, dimos a conocer tanto un Plan de Acción Forestal como un Plan de Acción sobre el Cambio Climático que tienen un enfoque más holístico y ambicioso acerca de los bosques. Propusimos poner énfasis en inversiones dirigidas a la gestión forestal sostenible y la restauración de los bosques para aumentar las oportunidades económicas de la personas que viven en las zonas forestales y cerca de ellas, y también para ayudar a los países a planificar sus inversiones, en sectores como la agricultura, la energía y el transporte, de una manera más meditada e inteligente en relación con los bosques con el fin de maximizar los beneficios de sus activos forestales.

Readaptación: una política de vivienda que salva vidas

Luis Triveno's picture
 USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr
Construcción de viviendas resistentes a terremotos en Perú. Imagen: USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr

Cuando un huracán, terremoto u otro desastre natural golpea a un país pobre, muchas veces las familias se enfrentan a una doble tragedia: la pérdida de seres queridos y de su activo más preciado (y muchas veces el único): su hogar. Tras el terremoto de magnitud 7,0 que azotó Haití en 2010, y mató a más de 260.000 personas, el 70% de las pérdidas de activos estuvieron relacionadas con la vivienda. 
 
Ecuador debe desembolsar miles de millones de dólares en costos de reconstrucción tras el terremoto de 7,8 en abril, que mató a 900 e hirió a casi 28.000 personas. Si Perú sufriese un terremoto de magnitud 8,0, alrededor del 80% de las pérdidas económicas potenciales estarían relacionadas con la vivienda.
 
Y si bien la furia de la naturaleza no distingue entre áreas urbanas y rurales, la mayor parte de las pérdidas causadas por un desastre se concentra en las ciudades, y afecta de manera desproporcionada a los pobres. Esto representa un gran desafío para los países de ingreso bajo y medio.
 
En América Latina y el Caribe, 200 millones de personas -1/3 de la población- vive en asentamientos informales, donde la mayoría de las viviendas no cumple con las normas de construcción y los seguros de vivienda son inexistentes. No debería sorprender que los distritos informales (es decir, los barrios más pobres) de la región sufran la mayor parte de las muertes relacionadas con los desastres naturales.
 
A pesar de esto, las políticas de vivienda orientadas a los pobres suelen enfocarse en ayudar a construir nuevas unidades, en lugar de readaptar las viviendas existentes para hacerlas más seguras (a veces ignorando el hecho de que suelen ser las construcciones, y no los terremotos, lo que mata a las personas).

Cuatro medidas que México puede adoptar para acelerar el logro de la inclusión financiera

Gloria M. Grandolini's picture
A girl with a bankcard in Mexico. Photo: Alberto Canche/ World Bank

El mes pasado, viajé a México para asistir a la ceremonia en que se dio a conocer la Política Nacional de Inclusión Financiera.

El evento constituyó un importante hito en el país, dado que solo el 44 % de los adultos posee una cuenta bancaria, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera. En el documento de la normativa, se describe una visión sobre cómo dar acceso a los servicios financieros formales a esa mitad de la población que carece de servicios bancarios, y ofrece una hoja de ruta para lograrlo.

En el mundo, 2000 millones de adultos no tienen acceso a servicios bancarios, (i) y la comunidad internacional del desarrollo considera que la inclusión financiera es necesaria para reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida.
México representa el 2,6 % de esa cifra mundial, y es uno de los 25 países que el Grupo Banco Mundial y sus asociados han priorizado como parte de la iniciativa de acceso universal a los servicios financieros para 2020. (i) El objetivo de esta es permitir a los adultos que no son parte del sistema financiero formal tener acceso a cuentas de transacciones que les posibiliten guardar dinero, y enviar y recibir pagos.

La Revolución “Big Data” en estudios sociales: ¿Qué hemos aprendido y hacia dónde vamos?

Carlos Rodríguez Castelán's picture
    

Aunque muchos han recalcado la falta de precisión con la que se ha usado el término “Big Data” para referirse a una gama de fenómenos cibernéticos, lo cierto es que éste  no deja de causar sensación y controversia,  ya que ha significado un gran brinco que ha permitido superar la barrera de la falta de información frecuente y representativa.
 

Las políticas de vivienda que cambian las vidas de los latinoamericanos

Luis Triveno's picture

También disponible en: English

Para mejorar el acceso a la vivienda en las zonas urbanas, desde los años ochenta varios países de América Latina han decidido apostar por los subsidios para la cuota inicial de la compra de una vivienda nueva. ¿Han funcionado? ¿Han llegado a las familias que más lo necesitan? ¿Podrán utilizarse para promover la renovación urbana que tanto necesitan nuestras ciudades?

Para responder estas preguntas e intercambiar experiencias, los funcionarios precisamente a cargo de diseñar e implementar políticas de vivienda en 8 países de América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Paraguay y Perú) se reunieron recientemente en Washington DC con representantes del Banco Mundial, Cities Alliance, The Urban Institute y del Programa de Housing Finance de Wharton.

No existe una solución fácil para el problema de la deserción escolar

Rafael de Hoyos's picture

También disponible en: English

Adolecentes en la escuela. © Banco Mundial


Cuando me incorporé al Ministerio de Educación de México en 2008, uno de los primeros desafíos que enfrenté fue determinar políticas eficaces para reducir las tasas de deserción en la escuela secundaria superior (en los grados décimo, undécimo y duodécimo). Después de ocho años, y de realizar dos ensayos controlados aleatorios, numerosos talleres y varios estudios de diagnóstico, sigo sin tener una respuesta precisa.

¿Cómo gestionar el sector de las industrias extractivas? ¡Hay un libro para ello!

Håvard Halland's picture

También disponible en: English

© Cor Laffra
Foto: © Cor Laffra

Supongamos que usted es un ministro de Finanzas o un funcionario ministerial de un país donde recientemente se ha descubierto petróleo o minerales. ¿Qué medidas se deben tomar? O, si ya se está produciendo petróleo o minerales, ¿cómo se puede mejorar la gestión pública del sector de las industrias extractivas, que es un pilar de las economías nacionales en todo el mundo?

El proceso de planificación para el desarrollo de un sector complejo y poco conocido puede resultar abrumador. ¿Cómo se deberían determinar los objetivos en materia normativa del sector? ¿Qué principios económicos, contables y tributarios se deberían considerar? ¿Qué tipos de leyes y reglamentos necesitaría adoptar un Gobierno? ¿Qué funciones cumplirían diversos ministerios y organismos gubernamentales en la administración de estas leyes? ¿Cómo las consideraciones sociales, técnicas y ambientales encajan en este contexto? ¿Qué pasa con la inversión de los ingresos derivados de la explotación de los recursos, o el potencial de nuevos vínculos de la industria?

El contenido local en las industrias extractivas: Una herramienta para la diversificación económica y el desarrollo sostenible

Anita Marangoly George's picture

También diponible en: English


Cuando se les pregunta a los jóvenes de los países en desarrollo qué quieren para sus países, la respuesta suele ser “oportunidades”. La próxima generación quiere empleos y conocimiento; quieren estar conectados a la economía mundial.

Las industrias extractivas pueden fomentar este tipo de oportunidades mediante la inversión en actividades de capacitación técnica y transferencia de tecnología a los trabajadores y las empresas locales. Estas capacidades técnicas, que actualmente se exigen en el mercado mundial, proporcionan a los trabajadores los medios necesarios para que puedan ampliar sus horizontes y reducir el riesgo de desempleo.


Pages