Syndicate content

Nicaragua

Para proteger a los bosques, lo primero es escuchar a quienes viven en ellos

Etta Cala Klosi's picture
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham. © Banco Mundial
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham

Los bosques de mi infancia son altos, con árboles grandes aferrándose a las laderas montañosas.

Mi hermana y yo pasábamos las dos primeras semanas de nuestras vacaciones de verano en unos campamentos en las montañas de Albania. Conseguir un lugar en un campamento era un codiciado “lujo”, pero mi hermana y yo éramos afortunadas, porque mi mamá era una de las chaperonas oficiales. Ella nos despertaba a las 5 de la mañana para caminar en el bosque antes de que todos los demás se levantaran. Tengo que decir que como una niña de 5 años no valoraba el paisaje. Era demasiado temprano y, de todos modos, ¡a quién le importaban los pájaros y los zorros! (Sin embargo, una vez vimos una ardilla roja que saltó de las ramas de un árbol, y debo admitir que ¡eso fue genial!).

¿Cómo gestionar el sector de las industrias extractivas? ¡Hay un libro para ello!

Håvard Halland's picture

También disponible en: English

© Cor Laffra
Foto: © Cor Laffra

Supongamos que usted es un ministro de Finanzas o un funcionario ministerial de un país donde recientemente se ha descubierto petróleo o minerales. ¿Qué medidas se deben tomar? O, si ya se está produciendo petróleo o minerales, ¿cómo se puede mejorar la gestión pública del sector de las industrias extractivas, que es un pilar de las economías nacionales en todo el mundo?

El proceso de planificación para el desarrollo de un sector complejo y poco conocido puede resultar abrumador. ¿Cómo se deberían determinar los objetivos en materia normativa del sector? ¿Qué principios económicos, contables y tributarios se deberían considerar? ¿Qué tipos de leyes y reglamentos necesitaría adoptar un Gobierno? ¿Qué funciones cumplirían diversos ministerios y organismos gubernamentales en la administración de estas leyes? ¿Cómo las consideraciones sociales, técnicas y ambientales encajan en este contexto? ¿Qué pasa con la inversión de los ingresos derivados de la explotación de los recursos, o el potencial de nuevos vínculos de la industria?

Una mejor manera de construir – promoviendo infraestructuras sostenibles

Robert Montgomery's picture

A medida que los países se preparan para reunirse en la cumbre del G-20 en Turquía la próxima semana, las necesidades de crecimiento y de infraestructura a nivel mundial serán una de las principales preocupaciones de los tomadores de decisiones. Y con razón: la infraestructura – las carreteras, los puentes, los puertos, las plantas de energía, el suministro de agua - impulsan el crecimiento económico en muchos países, facilitando la manufactura, los servicios y el comercio. Pero no es sólo una cuestión de construir más. Para lograr un buen desarrollo en un planeta estresado por el cambio climático y la disminución de los recursos naturales, la infraestructura tiene que ser sostenible.

El diálogo mundial fortalece las relaciones del Banco Mundial con los pueblos indígenas

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Apoyar el desarrollo sostenible de los pueblos indígenas es fundamental para alcanzar los dos objetivos del Banco Mundial de poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida en los países donde viven dichas comunidades. Recientemente se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y ambas jornadas ayudaron a llamar la atención sobre los 350 millones de personas que pertenecen a comunidades de pueblos indígenas en el mundo, las que se caracterizan por lo siguiente:
  • Son sociedades y comunidades culturalmente distintas: la tierra en la que viven y los recursos naturales de los que dependen están inextricablemente ligados a sus identidades, culturas y economías;
  • Están entre las poblaciones más desfavorecidas del mundo y representan aproximadamente el 4,5 % de la población mundial, pero más del 10 % de los pobres, e
  • Incluso dentro de sus propios territorios tradicionales –que contienen el 80 % de la biodiversidad del planeta– poseen legalmente menos del 11 % de las tierras.
El Banco Mundial está colaborando activamente con los pueblos indígenas de todo el mundo en una serie de cuestiones que los afectan directamente, y busca poner a los grupos marginados, como estas comunidades, en un lugar central del programa de desarrollo.

Debe reconocerse, sin embargo, que mejorar las condiciones de los pueblos indígenas no es una tarea fácil. Estos pueblos se encuentran a menudo en regiones remotas y aisladas con escaso acceso a servicios sociales e infraestructura económica. Ellos, también, con frecuencia sufren distintos tipos de exclusión. Además, los proyectos de desarrollo estándar han puesto de manifiesto limitaciones en zonas donde viven pueblos indígenas, en particular si no son diseñados e implementados con la participación activa de las comunidades indígenas.

América Latina y Asia: los “tigres” aprenden de los “pumas” y viceversa

Danny Leipziger's picture

Hoy día realmente no es un buen momento para ser ministro de Economía o Finanzas. El panorama mundial en la actualidad no es muy alentador que digamos: precios de las materias primas que colapsan, escasa demanda en las economías de la OCDE y una pronunciada desaceleración en muchos mercados emergentes, flujos de capital impredecibles que afectan los tipos de cambio y una notable caída en el comercio mundial.
 
Este es el panorama que rodea a las Reuniones Anuales del FMI y BM que se celebran esta semana en Lima. Este frágil cuadro global abunda en diagnósticos de lo que aqueja a muchos países en desarrollo, pero es escaso en cuanto a soluciones políticas. En Lima, este será uno de los temas clave del debate de alto nivel que tendrá lugar sobre “Equilibrando el crecimiento sostenible y equidad social: lecciones de América Latina y Asia Oriental”.

#SoyEmprendedor: Jóvenes discuten sobre innovación y creación de empleo de tú a tú con líderes mundiales

Luis Viguria's picture

Young entrepreneurs from Latin America

Miles de jóvenes emprendedores de 43 países de todo el mundo participaron en una serie de diálogos online y presenciales como parte de las actividades de Rumbo a Lima. Y la inclusión de los jóvenes en un proceso tan importante fue posible gracias al Grupo del Banco Mundial y el Young Americas Business Trust (YABT).

Programas piloto en América Central y América del Sur hallan nuevas formas de reducir la pobreza extrema

Ana Revenga's picture
Pilot Programs in Central, South America Find New Ways To Reduce Extreme Poverty


Este otoño será un momento de inflexión para la comunidad internacional del desarrollo. Estamos moviéndonos de un Objetivo de Desarrollo del Milenio que desafió al mundo a reducir la tasa mundial de pobreza extrema a la mitad a un Objetivo de Desarrollo Sostenible que nos pide aprovechar este impulso y trabajar en pos de terminar realmente con la pobreza extrema.
 
Ni lo duden, esto no será fácil. Debernos crecer de manera sostenida y compartida, poniendo especial énfasis en el crecimiento agropecuario de los países más pobres. Necesitamos programas y políticas equitativas, asegurar que cada niño tenga las mismas oportunidades de éxito en la vida y que todos los ciudadanos puedan beneficiarse de los sistemas fiscales y sociales y de las instituciones representativas. También debemos asegurarnos que aquellos que viven en la extrema pobreza, y aquellos vulnerables a una recaída en la misma, estén protegidos cuando los mercados mundiales o locales fallen o cuando la enfermedad y la sequía aquejen en sus comunidades.

¿Alguna vez dijiste #SoyEmprendedor? ¡Comparte tu historia!

Valerie Lorena's picture


El viaje en barco desde Port Elizabeth a Kingstown, en el país caribeño de San Vicente y las Granadinas, es un trayecto de una hora que los lugareños hacen varias veces al día. Durante uno de estos viajes cotidianos, el barco de Kamara Jerónimo, un joven pescador sanvicentino, se quedó sin gasolina aproximadamente a seis millas de la ciudad de Bequia,  lo que se conoce localmente como el "Canal de Bequia". Mientras esperaba ayuda, bajo el sol inclemente y en medio de fuertes ráfagas de viento, nació la idea de desarrollar un barco movido por energía solar y eólica. Poco después, la idea se convirtió en prototipo; el barco movido por tecnología "verde" estaba en el agua, y su joven creador –de apenas 20 años-  se convirtió en ganador de concursos internacionales de innovación y en un modelo a seguir para otros jóvenes del Caribe.

En México, Daniel Gómez, un joven ingeniero, dirige una compañía multimillonaria de bio-diesel, originalmente concebida como un proyecto de investigación para su clase de química en la escuela secundaria. Gómez y sus socios - Guillermo Colunga, Antonio López, y Mauricio Pareja - fundaron SOLBEN (Soluciones en Bioenergía) poco después de cumplir 20 años.

Aunque Daniel y Kamara tienen diferentes niveles educativos, comparten una habilidad importante: la capacidad de identificar un problema, desarrollar una solución innovadora, y llevarla al mercado. En otras palabras, ser un empresario, una opción de ser económicamente activo que parece estar funcionando. Y no solo para unos pocos.

Los jóvenes de 15 a 29 años representan más de un cuarto de la población total del mundo. En promedio, tienen niveles de educación superior, se casan y comienzan familias más tarde que las generaciones de sus padres. Además, son conocidos por tener –más que nunca- acceso a, y conocimiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Salvar la brecha

Juliana Guaqueta Ospina's picture

Uniminuto

Uno de cada cuatro jóvenes en América Latina no estudia ni trabaja, mientras que 55% de las empresas en la región reportan enfrentar dificultades para contratar fuerza de trabajo calificada. Salvar esta brecha es uno de los principales retos que enfrenta la región. América Latina necesita jóvenes calificados para estimular nuevos sectores económicos e impulsar la productividad, si la región quiere librarse de la desaceleración económica mundial y aprovechar las oportunidades que ofrece la globalización.
 
Durante la primera década de este siglo, América Latina experimentó un fuerte crecimiento económico basado en el comercio, el elevado precio de los productos básicos y un aumento en el consumo interno. Este crecimiento creó nuevas oportunidades de empleo en los sectores manufactureros, de servicios y otros, lo que impulsó a millones a integrarse a la fuerza de trabajo. Sin embargo, muchos de los empleos más atractivos y calificados permanecieron vacantes en parte porque las universidades latinoamericanas no lograron mantenerse a la par de la demanda.

Cómo cerrar la brecha de infraestructura

Karin Erika Kemper's picture


El otro día tuve la oportunidad de participar en la Conferencia Anual de la CAF sobre infraestructura, que se llevó a cabo en Ciudad de México. Allí se presentó un nuevo informe sobre el estado de la infraestructura en América Latina y el Caribe (ALC). La conferencia, que contó con la asistencia de muchos de los responsables de la toma de decisiones y formadores de opinión en la región, se organizó en torno a los hallazgos del informe.

A partir de estas interesantes discusiones, saqué varias conclusiones: (1) existe una convergencia en varios de los temas clave y (2) el Banco Mundial tiene importantes mensajes muy específicos sobre el tema.

Pages