Syndicate content

Perú

#Loop4Dev: nuestro desafío de videos Boomerang sobre cosas que mejoran la vida de la gente en las ciudades

Mario Trubiano's picture
¿Has visto que las ciudades pueden contener muchas de las cosas que hacen agradable la vida? Espacios verdes para disfrutar del aire libre, acceso a empleos, viviendas accesibles para todos, sistemas de transporte público bien conectados, acceso a alimentos saludables, escuelas para todos los niños, etc. En algunos sitios, esto se logra con más éxito que en otros, pero desarrollar una ciudad que funcione adecuadamente para todos sus habitantes puede ser todo un desafío tanto para los Gobiernos como para las comunidades.

¿Por qué? Repasemos algunas cifras: Casi 1000 millones de personas viven en asentamientos informales en ciudades de todo el mundo y necesitan mejores servicios; las ciudades consumen 2/3 de la energía mundial y representan el 70 % de las emisiones de gases de efecto invernadero; para 2050, 66 de cada 100 personas vivirán en ciudades, lo que indica que la población mundial se está volviendo cada vez más urbana.

En este sentido, toda ciudad es un proyecto en desarrollo, y para organizaciones como el Banco Mundial, los centros urbanos ofrecen oportunidades para ayudar a sus habitantes a salir de la pobreza. Dada la concentración geográfica de una gran cantidad de personas, es posible introducir mejoras que beneficien a muchos; asimismo, mediante inversiones en múltiples sectores dentro de las ciudades, los Gobiernos pueden realmente generar un impacto en la vida de sus ciudadanos.

Por tal motivo, hemos iniciado una nueva campaña en los medios sociales (el Desafío Boomerang #Loop4Dev) para generar conciencia sobre la importancia de las ciudades como motores clave en la tarea de poner fin a la pobreza. Desafiamos a todos los genios creativos de los medios sociales a mostrarnos en un video Boomerang qué hace que una ciudad sea inclusiva, resiliente, habitable y sostenible.
 
¿Qué es un Boomerang?

El próximo horizonte de los programas de redes de protección social

Michal Rutkowski's picture
Se ha duplicado el número de países en desarrollo que proporcionan programas de protección social a sus ciudadanos. ¿Qué provoca este aumento? Foto: Mohammad Al-Arief/Banco Mundial.

Las redes de protección social —donaciones en efectivo que se entregan regularmente a los hogares pobres a cambio de que los niños asistan a la escuela o sean sometidos a exámenes periódicos de salud— se han convertido en una de las estrategias más eficaces de reducción de la pobreza, ayudando a los pobres y vulnerables a afrontar crisis y catástrofes. Cada año, los programas de este tipo en los países en desarrollo ayudan a salir de la pobreza absoluta a unos 69 millones de personas y mejoran la situación de unos 97 millones de habitantes ubicados en el 20 % más pobre de la población, lo que constituye un aporte considerable a la lucha mundial contra la pobreza.

“Bootcamps”: aumentan las expectativas de las niñas en los campos de matemáticas, ciencia y tecnología

Juliana Guaqueta Ospina's picture
A Laboratoria classroom in Peru
Laboratoria, organización sin fines de lucro que dirige cursos de seis meses para niñas de familias de bajos ingresos que enfrentan barreras para acceder a la educación superior. Foto: Laboratoria

El acceso a información de calidad es crucial para controlar la contaminación ambiental de Perú

Ernesto Sanchez-Triana's picture

 Franz Mahr / World BamkA principios de la década del 2000, Perú afrontaba serios problemas ambientales. La contaminación del aire en áreas urbanas, como Lima-Callao, era tan severa que causaba miles de muertes prematuras cada año. De hecho, la calidad del aire en Lima era peor que la de otras grandes ciudades latinoamericanas, tales como Ciudad de México o Sao Pablo.

Otros riesgos para la salud humana provenían, entre otros, de tres factores: La contaminación del aire al interior de los hogares a causa del uso de leña para cocinar; insuficiente acceso al agua potable, saneamiento e higiene; y la exposición al plomo, un metal altamente tóxico.

En conjunto, los problemas ambientales causaban 12 millones de casos de enfermedades al año, afectando principalmente a los niños, ancianos y a la población pobre incapaz de costear servicios médicos. Un estudio del Banco Mundial estimó que estos impactos negativos tuvieron un costo económico equivalente al 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB) de Perú en 2003

Gráfico: La pesca de captura se ha estancado mientras que la acuicultura ha crecido

Tariq Khokhar's picture
Mientras que la acuicultura aumentó en los últimos años, el crecimiento de la pesca mundial se estancó desde 1990. En 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideró que casi el 90 por ciento de las especies marinas que se pescan están a punto del exterminio o sobre explotadas. Un nuevo informe (i) estima que el sector pesquero podría generar otros  USD 83 000 millones anuales si se mejoran los métodos de pesca.

Contenido relacionado:
Artículo: Los miles de millones hundidos del sector pesquero​
Comunicado: Dar un descanso a los océanos podría generar USD 83 000 millones en beneficios adicionales para el sector pesquero
Video: En Perú, pescar menos anchoveta da resultados​
Informe: Los miles de millones hundidos del sector pesquero​ (pdf) (i)




Postales de Quito sobre la Nueva Agenda Urbana

Sameh Wahba's picture

También disponible en: English

 World Bank

Más de un mes ha pasado desde el torbellino que fue Hábitat III, la cumbre de las Naciones Unidas sobre las ciudades y el desarrollo urbano que se realiza una vez cada 20 años. La conferencia, en la que se trataron temas como los grandes datos, el cambio climático, los espacios públicos y las finanzas municipales, realmente parecía tener algo para cada uno. Había largas colas para entrar a la conferencia, y lo que llamó la atención fue también el gran número de jóvenes participantes en el evento, muchos de los cuales eran estudiantes, planificadores y arquitectos de Quito.

Perú: visiones del desarrollo a 4 mil metros de altura

Jorge Familiar's picture


Pasco, Perú. Esta comunidad de los Andes parece distinguirse por tener muchos hitos: a 4,380 metros de altura, es la más alta del Perú y una de las más antiguas del país. Cuna de la milenaria cultura Wari, es hogar de diversos pueblos que honran sus tradiciones y buscan mejorar sus condiciones de vida.

De hecho, Pasco es también una de las ciudades andinas más pujantes, con pequeños agricultores y ganaderos que ahora venden sus productos al resto del territorio nacional.

Sin embargo, como líderes indígenas me expresaron durante mi visita, sus comunidades aún enfrentan grandes retos. Entre ellos, la necesidad esencial de un mejor sistema de agua y saneamiento, además de las oportunidades de educación y empleo.

Esta situación no es única en los Andes peruanos. Existe en el resto de América Latina. Porque si bien los pueblos indígenas han logrado avances sociales significativos, sobre todo durante la bonanza de las materias primas, aún enfrentan rezagos importantes, como lo muestra nuestro estudio Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI.

Focalización en el saneamiento urbano: analizando datos agregados a nivel metropolitano

Peter Hawkins's picture
También disponible en: Inglés

En anteriores blogs nos hemos referido a la poca atención que se le presta a la gestión de lodos fecales (GLF) y presentamos herramientas para abordar los desafíos del saneamiento urbano. Con ocasión del Día Mundial del Inodoro comentaremos el caso de Lima (Perú).

Panorama del saneamiento a nivel de toda la ciudad
Al aplicar una de las herramientas más conocidas de gestión de lodos fecales —el diagrama del flujo de la materia fecal—, utilizamos datos para obtener un panorama de los servicios de saneamiento a nivel de los hogares, y el flujo de los desechos fecales a través de la “cadena de servicios de saneamiento"

Los diagramas del flujo de la materia fecal son una manera fácil de entender  donde acaban los desechos fecales, así como los patógenos y la contaminación asociados. Esto permite comprender los principales problemas de saneamiento en las ciudades.

Readaptación: una política de vivienda que salva vidas

Luis Triveno's picture
 USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr
Construcción de viviendas resistentes a terremotos en Perú. Imagen: USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr

Cuando un huracán, terremoto u otro desastre natural golpea a un país pobre, muchas veces las familias se enfrentan a una doble tragedia: la pérdida de seres queridos y de su activo más preciado (y muchas veces el único): su hogar. Tras el terremoto de magnitud 7,0 que azotó Haití en 2010, y mató a más de 260.000 personas, el 70% de las pérdidas de activos estuvieron relacionadas con la vivienda. 
 
Ecuador debe desembolsar miles de millones de dólares en costos de reconstrucción tras el terremoto de 7,8 en abril, que mató a 900 e hirió a casi 28.000 personas. Si Perú sufriese un terremoto de magnitud 8,0, alrededor del 80% de las pérdidas económicas potenciales estarían relacionadas con la vivienda.
 
Y si bien la furia de la naturaleza no distingue entre áreas urbanas y rurales, la mayor parte de las pérdidas causadas por un desastre se concentra en las ciudades, y afecta de manera desproporcionada a los pobres. Esto representa un gran desafío para los países de ingreso bajo y medio.
 
En América Latina y el Caribe, 200 millones de personas -1/3 de la población- vive en asentamientos informales, donde la mayoría de las viviendas no cumple con las normas de construcción y los seguros de vivienda son inexistentes. No debería sorprender que los distritos informales (es decir, los barrios más pobres) de la región sufran la mayor parte de las muertes relacionadas con los desastres naturales.
 
A pesar de esto, las políticas de vivienda orientadas a los pobres suelen enfocarse en ayudar a construir nuevas unidades, en lugar de readaptar las viviendas existentes para hacerlas más seguras (a veces ignorando el hecho de que suelen ser las construcciones, y no los terremotos, lo que mata a las personas).


Pages