Syndicate content

Viet Nam

¿Alguna vez dijiste #SoyEmprendedor? ¡Comparte tu historia!

Valerie Lorena's picture


El viaje en barco desde Port Elizabeth a Kingstown, en el país caribeño de San Vicente y las Granadinas, es un trayecto de una hora que los lugareños hacen varias veces al día. Durante uno de estos viajes cotidianos, el barco de Kamara Jerónimo, un joven pescador sanvicentino, se quedó sin gasolina aproximadamente a seis millas de la ciudad de Bequia,  lo que se conoce localmente como el "Canal de Bequia". Mientras esperaba ayuda, bajo el sol inclemente y en medio de fuertes ráfagas de viento, nació la idea de desarrollar un barco movido por energía solar y eólica. Poco después, la idea se convirtió en prototipo; el barco movido por tecnología "verde" estaba en el agua, y su joven creador –de apenas 20 años-  se convirtió en ganador de concursos internacionales de innovación y en un modelo a seguir para otros jóvenes del Caribe.

En México, Daniel Gómez, un joven ingeniero, dirige una compañía multimillonaria de bio-diesel, originalmente concebida como un proyecto de investigación para su clase de química en la escuela secundaria. Gómez y sus socios - Guillermo Colunga, Antonio López, y Mauricio Pareja - fundaron SOLBEN (Soluciones en Bioenergía) poco después de cumplir 20 años.

Aunque Daniel y Kamara tienen diferentes niveles educativos, comparten una habilidad importante: la capacidad de identificar un problema, desarrollar una solución innovadora, y llevarla al mercado. En otras palabras, ser un empresario, una opción de ser económicamente activo que parece estar funcionando. Y no solo para unos pocos.

Los jóvenes de 15 a 29 años representan más de un cuarto de la población total del mundo. En promedio, tienen niveles de educación superior, se casan y comienzan familias más tarde que las generaciones de sus padres. Además, son conocidos por tener –más que nunca- acceso a, y conocimiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Dos madres vietnamitas cuentan sus historias: “Un largo viaje con mi hijo sordo”

Huong Lan Vu's picture

También disponible en: English

El
Proyecto de Divulgación de la Educación Intergeneracional para las Personas Sordas (IDEO), implementado entre 2011 y 2015 en las ciudades de Hanoi, Thai Nguyen, Quang Binh y Ho Chi Minh en Viet Nam, ha ayudado a preparar a 255 niños sordos menores de 6 años para la educación formal a través de la enseñanza del lenguaje de señas. Mediante el uso de un enfoque innovador, el proyecto creó "equipos de apoyo a las familias", integrados por un mentor sordo, un intérprete de este tipo de lenguaje y un maestro con audición normal, para enseñar la lengua de señas a los niños y sus familias en sus hogares. Sigamos el “viaje” de dos madres que apoyan a sus hijos sordos en el aprendizaje del lenguaje de señas. 

El lenguaje de señas es la lengua común en mi hogar (Nguyet Ha, mamá de Đào Quang Lâm, de 5 años)
 

¿Las mejoras en las carreteras de verdad mejoran la calidad de vida?

Eric Lancelot's picture

¿Cómo pueden las carreteras rehabilitadas cambiar la vida de la gente? ¿Cuánto se beneficia la población de los proyectos de infraestructura? Responder a estas preguntas, aparentemente sencillas, es más complicado de lo que parece.

Recientemente, finalizamos una evaluación de impacto de un proyecto de mejora de carreteras municipales, financiado por el Banco Mundial, sobre familias pobres rurales en el Estado de Tocantins, Brasil. Después de 10 años de estudio, ¿cómo podríamos llevar a cabo dicha evaluación? Y, ¿cuáles fueron los impactos que encontramos?

Publican mapa interactivo con los indicadores de pobreza de Viet Nam

Gabriel Demombynes's picture

Acabamos de lanzar el nuevo sitio MapVietnam en www.worldbank.org/mapvietnam, (i) que ofrece datos socioeconómicos a nivel de provincias y distritos, tanto en inglés como en vietnamita. Se espera que este sea un recurso para periodistas, responsables de formular políticas, investigadores y ciudadanos que buscan información de carácter social y económico a nivel local. El mapa, incluido en el sitio, ilustra la amplia diversidad de Viet Nam, que no puede ser apreciada en las estadísticas agregadas. 

¿El año 2015 será más seguro para las mujeres?

Priyali Sur's picture
Nueva Delhi. Esto sucedió fuera de un centro comercial de lujo en Gurgaon, un floreciente centro financiero e industrial que se encuentra al sudoeste de la capital de India. Una mujer de 21 años, recién llegada a la ciudad, subió a un taxi colectivo después de terminar su segunda jornada de trabajo. “Recién cuando el conductor comenzó a llevarme por calles desiertas me di cuenta de que se trataba de su automóvil particular y no de un taxi colectivo”, me relata sobre lo que ocurrió aquella noche hace dos años. “Me llevó a un lugar solitario, me golpeó, me amenazó y me violó. Me gustaría haber sabido que no era un taxi. Me gustaría que hubiera habido una manera segura de viajar”.
 
Para las mujeres, el transporte ofrece acceso a diversos recursos y oportunidades, como los empleos, el cuidado de los niños, la educación y los servicios de salud, en tanto que es más probable que los hombres usen vehículos privados para desplazarse. (Photo: Anita Komuves)

Reflexiones sobre la seguridad de los alimentos durante las fiestas de fin de año

Juergen Voegele's picture

Cleaning food in Moldova. Michael Jones/World BankEn el periodo previo a las fiestas, se escribirá mucho sobre cómo los consumidores podemos preparar alimentos de manera segura para garantizar que los amigos y familiares recuerden una maravillosa cena  y no un episodio de intoxicación alimentaria que llevó a un ser querido a la sala de emergencias.
 
Sin embargo, observo a menudo que otras grandes amenazas a la seguridad alimentaria –aquellas que pasan desapercibidas en las granjas,  fábricas, y otros puntos vulnerables de la cadena de suministro de alimentos– no forman parte de la conversación hasta que aparecen productos alimenticios contaminados en las tiendas de comestibles y en los platos de una cena, provocando que se enfermen millones de personas e incluso causando la muerte a algunas de ellas.
 

¿Son las supergranjas la solución a la inseguridad alimentaria mundial?

José Cuesta's picture

Agriculture workers on a strawberry farm in Argentina. © Nahuel Berger/World Bank

En la actualidad, 842 millones de personas pasan hambre en el planeta. La demanda de alimentos seguirá creciendo a medida que la población mundial se aproxime a 9000 millones de habitantes para 2050, por lo cual será necesario mejorar de manera sostenida la productividad agrícola. ¿De dónde provendrán estos aumentos de la productividad? Durante décadas, la opinión generalizada fue que la pequeña agricultura familiar era más productiva y eficiente para reducir la pobreza que la agricultura en gran escala. Pero ahora los defensores de esta última destacan sus ventajas para el aprovechamiento de grandes inversiones y tecnologías innovadoras, así como su enorme potencial exportador.

Los críticos, sin embargo, mencionan serias preocupaciones ambientales, sociales y económicas y sobre el bienestar de los animales, especialmente cuando las instituciones son frágiles. Además, a menudo, las condiciones abusivas y los impactos sociales devastadores que provocan “las apropiaciones de tierras”, particularmente en países con grave inseguridad alimentaria, son bien conocidas.

Entonces, ¿la agricultura en gran escala —específicamente las llamadas  “supergranjas”— es la solución a la demanda de alimentos? ¿O es un obstáculo? A continuación, hay 10 preguntas clave para comprender mejor este tema. He intentado abordarlas en la última edición de la Alerta sobre precios de los alimentos (i) .