Syndicate content

Asia oriental y el Pacífico

Para lograr el objetivo de #ViviendasParaTodos no desperdiciemos lo bueno por culpa de lo malo

Luis Triveno's picture
También disponible en: English | Français 
 


En un mundo dividido acerca de cómo ocuparse de problemas graves como el terrorismo, la inmigración, el libre comercio y el cambio climático, los Gobiernos coinciden en que es urgente solucionar el problema que puede afirmarse es el más grande de todos: proporcionar viviendas seguras, bien ubicadas y asequibles a los miles de millones de personas que las necesitan. (i)
Incluso existe acuerdo sobre los pasos básicos para lograr ese objetivo: mejorar la gestión de la tierra (i) y adoptar políticas más neutrales relacionadas con la tenencia de tierras.

También hay consenso en relación a que los Gobiernos no están en condiciones de pagar esta cuenta por sí solos. Según la empresa de consultoría McKinsey & Company, solucionar el “déficit de vivienda en el mundo” tiene un costo anual de USD 1,6 billones, una cifra que representa el doble del costo (i) de las inversiones mundiales necesarias en infraestructura pública para mantener el ritmo del crecimiento del PIB.

A medida que nos acercamos al año 2018, cuando se celebrará el septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en que la vivienda se considera un “derecho humano universal”, (i) es hora que los Gobiernos recurran a una solución clara para reducir el déficit de viviendas que continúan ignorando a su propio riesgo, y esta solución es el financiamiento de mercado a largo plazo. Sin un aumento substancial en el capital privado, el déficit de viviendas continuará aumentando, y con ello las probabilidades de descontento social. (i)

Diez gráficos del informe Perspectivas económicas mundiales (junio de 2017)

Global Macroeconomics Team's picture



El Banco Mundial prevé que el crecimiento económico mundial se fortalecerá hasta ubicarse en el 2,7 % en 2017 debido a que el repunte de las manufacturas y el comercio, el aumento de la confianza del mercado y la estabilización de los precios de los productos básicos permitirán restablecer el crecimiento en las economías en desarrollo y en los mercados emergentes exportadores de dichos productos. El crecimiento de las economías avanzadas se acelerará hasta llegar al 1,9 % en 2017, lo que beneficiará también a los socios comerciales de dichos países. En este contexto de mejores condiciones del financiamiento en el ámbito internacional y una mayor estabilización de los precios de los productos básicos, el crecimiento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo en su conjunto repuntará hasta situarse en un 4,1 % este año, superando el 3,5 % registrado en 2016. No obstante, este panorama presenta también riesgos importantes, que incluyen la posibilidad de mayores restricciones en el comercio, la incertidumbre en materia de políticas monetarias y fiscales y, en el largo plazo, la debilidad persistente de la productividad y del aumento de las inversiones.

Tres cosas que debe saber sobre el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia

Ede Ijjasz-Vasquez's picture

El 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia (IDAHOT, por sus siglas en inglés).

¿Por qué debería importarnos el IDAHOT? Porque la orientación sexual e identidad de género son temas importantes.

Hay tres cosas que necesita saber sobre la orientación sexual e identidad de género.

En primer lugar, para que exista inclusión en materia de orientación sexual e identidad de género no debe haber discriminación.

A pesar de algunos avances legales y sociales en las últimas dos décadas, las personas LGBTI siguen enfrentando discriminación y violencia generalizadas en numerosos países. En algunas ocasiones, pertenecer a la comunidad LGBTI puede traducirse incluso en una cuestión de vida o muerte.

Podrían ser sus amigos, familiares, compañeros de curso o colegas.

La clave es que tratemos a los demás de la manera que queremos ser tratados.

Gráfico: A nivel mundial, el 70 % del agua dulce es utilizada para la agricultura

Tariq Khokhar's picture

En la mayoría de las regiones del mundo, más del 70 por ciento del agua dulce se utiliza para la agricultura. Para 2050, alimentar a una población mundial de 9000 millones de personas requerirá un aumento estimado del 50 por ciento en la producción agrícola y un aumento del 15 por ciento en las extracciones de agua.

Cómo los datos de mejor calidad de proyectos de infraestructura pueden apoyar la inversión privada en los mercados emergentes

Joaquim Levy's picture

Vivimos en un mundo interconectado que se basa en datos. Los inversores, al igual que muchos otros profesionales, dependen cada vez más de los datos para tomar decisiones fundamentadas acerca de dónde, cuándo y cómo invertir su dinero.

Sin embargo, como he comentado en un blog previo, diversos tableros interactivos comerciales tienen como objetivo cerrar esta brecha al proporcionar información de proyectos de infraestructura que se necesitan financiar en mercados emergentes. Estas y otras bases de datos comerciales especializadas están tratando de trazar el mapa del mercado, brindando a los inversionistas herramientas para identificar aquellas oportunidades de inversión que tienen mejores probabilidades de obtener rendimientos considerables.

Celebran notable descenso de la pobreza en Bangladesh

Donna Barne's picture

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, y el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, celebraron el considerable progreso del país en la lucha contra la pobreza durante un evento especial en Daca el 17 de octubre, con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

 © Dominic Chavez/World BankMás de 20 millones de personas han salido de la pobreza en Bangladesh en las últimas dos décadas. La tasa de pobreza extrema se redujo del 33,7 % en 2000 al 18,5 % en 2010.

 La primera ministra, hablando en bangladés, dijo que la “travesía” de Bangladesh nunca ha sido fácil, pero que el liderazgo y la resiliencia de su población lo han ayudado a convertirse en un país de ingreso mediano bajo y en un modelo a imitar.

Datos mundiales demuestran la pobreza y la exclusión que sufren los pueblos indígenas

Gillette Hall's picture
Mujeres Hmong Flor, mercado de Bac Ha, Vietnam. Foto: Tran Thi Hoa/World Bank
Este es el primer blog de una serie relativa a los pueblos indígenas basada en un seminario web realizado recientemente por el Banco Mundial.

Según estimaciones, (PDF, en inglés) en todo el mundo existen actualmente unos 370 millones de indígenas. Ellos representan alrededor del 5 % de la población mundial y viven en más de 90 países, pero constituyen al menos el 15 % de la población extremadamente pobre del mundo y un tercio de los pobres rurales. Habitan, poseen y ocupan aproximadamente la cuarta parte de las tierras y las aguas de todo el mundo, que representan el 80 % de la biodiversidad del planeta. Sin embargo, las investigaciones muestran que los indígenas no solo viven en zonas rurales; también se establecen en zonas urbanas. Según el informe Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI: Primera década, (PDF) publicado recientemente por el Banco Mundial, casi la mitad de la población indígena de América Latina vive actualmente en zonas urbanas. Dondequiera que habiten, los pueblos indígenas enfrentan presiones específicas, como el hecho de pertenecer a los sectores más pobres y más marginalizados de sus sociedades.

 
¿Dónde están esos 370 millones de personas, quiénes son, y por qué constituyen un porcentaje tan considerable de la población pobre?
 
Solo un 8 % de la población indígena del mundo vive en América Latina —cifra mucho menor de lo que supone la mayoría de las personas. Por otro lado, más del 75 % de los indígenas habita en China, Asia meridional y Asia sudoriental, según el primer estudio mundial sobre la pobreza entre los pueblos indígenas en el mundo en desarrollo, titulado Indigenous Peoples, Poverty, and Development (Pueblos indígenas, pobreza y desarrollo). (i)  

¡Luz, cámara, #ClimateAction!

Pabsy Pabalan's picture


“En la época cuando los dioses caminaban sobre la Tierra, una batalla épica se propagó entre la invasora civilización humana y las deidades del bosque…”. Esta es la frase con que comienza el avance oficial de la película Princesa Mononoke. (i)

Siempre he sido un fanática de Studio Ghibli, pero entre sus películas, la cinta Princesa Mononoke ha sido la que más me ha inspirado. Si no conoce la historia, puedo contarle que se trata de un príncipe que se involucra en una guerra entre la humanidad y los dioses. ¡El destino del mundo depende de una princesa del bosque! Sí, hay una valiente princesa del bosque en esta película. Gracias a su fuerte trama, sus interesantes personajes y elementos fantásticos, se convirtió en uno de los filmes más taquilleros en Japón. Como era de esperar, Mononoke me llevó a creer en héroes y en que se puede salvar al mundo.

Si le pregunto qué película cambió su vida o lo inspiró a actuar, supongo que me nombraría un éxito de taquilla, o tal vez un documental relacionado con una causa. Las historias nos llegan de una manera diferente a cada individuo. La pregunta más importante es: ¿adónde nos pueden conducir estas historias?

El buen gobierno sienta las bases para acabar con la pobreza y la corrupción

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer conversa con la directora gerente y oficial principal de Operaciones, Sri Mulyani Indrawati, en el distrito de Nyabihu en Rwanda. Foto: © Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

Hace 20 años, el Banco Mundial consideró que la lucha contra la corrupción (i) constituía una parte integral de la reducción de la pobreza, el hambre y las enfermedades. La decisión fue pionera entonces y sigue vigente hoy en día. La corrupción desvía recursos destinados a los pobres para dárselos a los ricos, genera una cultura de sobornos, y distorsiona los gastos públicos, desalentando a los inversionistas extranjeros y obstaculizando el crecimiento económico.


Pages