Syndicate content

Asia oriental y el Pacífico

Guía en línea para los Indicadores del Desarrollo Mundial: una nueva manera de encontrar datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

Los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI) son la principal colección de estadísticas internacionales sobre desarrollo que el Banco Mundial recopila de fuentes reconocidas oficialmente e incluyen estimaciones a nivel nacional, regional y mundial. Proporcionan acceso a casi 1600 indicadores para 217 economías, y algunas de las series cronológicas se remontan a más de 50 años. En la base de datos, los usuarios —analistas, encargados de formular políticas, académicos y todas las personas interesadas en la situación del mundo— pueden encontrar información relacionada con todos los aspectos del desarrollo, tanto actuales como históricos.

Hasta el año pasado el informe anual (i) de los Indicadores del Desarrollo Mundial estaba disponible en una versión impresa o en formato PDF. Este año, los usuarios tienen a su disposición un sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial, (i) donde pueden ver nuestros datos y además información acerca de la cobertura y la organización de estos, así como de las metodologías usadas. El sitio web constituye una guía útil y de fácil acceso para usar la base de datos y su objetivo es ofrecer a los usuarios una manera más simple de encontrar los indicadores disponibles, saber cómo son recopilados y hacer visualizaciones para analizar las tendencias de desarrollo.

¿Qué puede hacer usted en el nuevo sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial?

1. Explorar los indicadores disponibles por tema

En los WDI, los indicadores se organizan en función de seis áreas temáticas: Pobreza y desigualdad, Población, Medio ambiente, Economía, Estados y mercados, y Vínculos mundiales. Cada página temática proporciona un panorama de los tipos de datos disponibles, una lista de los indicadores destacados e información acerca de las metodologías más utilizadas y los desafíos actuales en el ámbito de los datos.

La identificación como elemento central para el desarrollo: ¿qué pueden aprender otros países del Perú?

Samia Melhem's picture
© World Bank
Juan y sus hermanas muestran orgullosos sus identificaciones. © Daniel Silva Yoshisato/Banco Mundial

El Perú ha puesto tanto énfasis en la importancia de la identificación que ha creado un museo dedicado al tema. El “Museo de la Identificación” ubicado en Lima muestra a los visitantes la importancia de la identidad en la historia del país. De hecho, los incas, siglos antes de que llegaran los europeos, hacían un seguimiento de la población mediante el uso del "quipu", un sistema de contabilidad basado en cuerdas, en las que cada nudo denotaba un pueblo o comunidad.
 
El país ha priorizado la identificación, y la singularidad de cada persona, desde mucho antes de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible hicieran de la “identidad jurídica para todos, en particular mediante el registro de nacimientos”, una prioridad mundial (meta 9 del ODS 16).

¿Cómo podemos ayudar a las ciudades a proporcionar los elementos básicos para el crecimiento futuro?

Sameh Wahba's picture

La eliminación del riesgo y las remesas: se refuta el mito de las “transacciones subyacentes”

Marco Nicoli's picture
También disponible en: English | Français

Este sábado, 16 de junio, celebramos el Día International de las Remesas Familiares para reconocer “la importante contribución financiera de los trabajadores migrantes al bienestar de sus familias en sus lugares de origen y al desarrollo sostenible de sus países”.

Por ello, es el momento perfecto para hablar sobre una tendencia que enfrentan los proveedores de servicios de remesas de los cuales dependen los migrantes para enviar su dinero a través de las fronteras y a sus países de origen. 

En los últimos años, los servicios de remesas internacionales han estado sometidos a un fenómeno denominado “eliminación del riesgo”. Los bancos creen que las reglamentaciones y las prácticas de observancia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo han hecho que la prestación de servicios a los operadores de transferencias de dinero sea demasiado riesgosa en términos legales y desde el punto de vista de la reputación. Los bancos consideran que las ganancias obtenidas a partir de los servicios a dichos operadores no son suficientes para justificar el nivel de esfuerzo necesario para gestionar estos mayores riesgos.

“La pieza faltante”: una educación que integra a las personas con discapacidad

Charlotte McClain-Nhlapo's picture
También disponible en: English | Français
Un niño con el síndrome de Down mira su teléfono inteligente.
Foto: Thitiwat Samitinantana/Shutterstock.

En 2015, el mundo se comprometió a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. El ODS 4, además de una meta inspiradora, es un aspecto esencial para el bienestar de nuestras sociedades y economías, y para la calidad de vida de todas las personas.

Hoy, 65 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, y cerca de la mitad de ellos son niños con discapacidades. Incluso los niños discapacitados que se matriculan tienen menos probabilidades de finalizar la escuela que otros niños. Según algunos cálculos, menos del 5 % de los niños con discapacidad se graduarán. Esto ha causado que solo el 3 % de adultos con discapacidades esté alfabetizado, y de manera increíble que solamente el 1 % de mujeres discapacitadas sepa leer y escribir.

La exclusión de los niños discapacitados se agrava por la percepción dominante de que la discapacidad es una desventaja, y las creencias que la escuela les sirve a los estudiantes con discapacidades para socializar y no para aprender. Negar a los niños discapacitados el derecho a la educación refuerza las actitudes y presunciones comúnmente sostenidas de que ellos tienen menos capacidad, colocándolos en una situación aún más desventajosa.

En cifras: la importancia de los manglares en la protección de las zonas costeras

Michael W. Beck's picture
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy

La temporada de huracanes en el Atlántico norte comienza oficialmente el 1 de junio, y se pronostica que las tormentas serán de nuevo peores que los promedios anteriores. Esto sería malo, ya que 2017 fue el año más costoso en la historia en términos de los daños causados por las tormentas en las zonas costeras. Las comunidades y los países en todo el Caribe y el sureste de Estados Unidos fueron los más afectados. Para reducir estos riesgos, es esencial tener soluciones en materia de resiliencia.

Existe cada vez más evidencia, aunque en gran medida anecdótica, que los manglares y otros hábitats costeros pueden cumplir una función importante en la defensa de los litorales. Sin embargo, ha sido difícil convencer a la mayoría de los Gobiernos y las empresas (p. ej., compañías aseguradoras, hoteles) para que inviertan en estas defensas naturales dada la carencia de evaluaciones rigurosas acerca de estos beneficios.

Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual sobre los datos del desarrollo

World Bank Data Team's picture
Descargar el PDF / Ver en línea (en inglés)

"El Banco Mundial es una de las principales instituciones que genera datos y lleva a cabo investigación en el ámbito del desarrollo. Pero no solo tenemos la responsabilidad de poner a disposición estos bienes públicos mundiales, sino que también debemos presentarlos de una manera más comprensible para una audiencia general.

Cuando el público y los responsables de políticas comparten una visión del mundo basada en pruebas, verdaderos avances en el desarrollo económico y social, como el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son posibles”. - Shanta Devarajan (i)

Nos complace divulgar el Atlas 2018 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La nueva publicación, que incluye más de 180 mapas y gráficos, muestra el nivel de progreso de las sociedades en la consecución de los 17 ODS.

El atlas contiene numerosas visualizaciones de datos comentadas, que se pueden reproducir a partir de los datos y el código fuente de la publicación. Usted puede ver el Atlas de los ODS en línea, (i) descargarlo en PDF (25Mb), y acceder a los datos (i) y el código fuente (i) de los mapas y gráficos incluidos en la publicación.

La producción del atlas es posible gracias a la labor de estadísticos y científicos de datos que trabajan en organismos nacionales e internacionales de todo el mundo, y se trata de un esfuerzo conjunto de los grupos de investigación, el equipo de datos y los profesionales de las diversas prácticas mundiales del Banco Mundial.

Tendencias y análisis de los 17 ODS

Nuevos datos muestran repunte de la inversión privada en mercados emergentes y economías en desarrollo en 2017

Deblina Saha's picture
También disponible en: English | Français

Los recursos públicos muy limitados, por un lado, y las enormes necesidades existentes de infraestructura para servicios básicos, por el otro, hacen que la participación privada en los mercados emergentes y las economías en desarrollo no sea solo crítica, sino también imprescindible. Atraer financiamiento privado es esencial para estimular el desarrollo económico y lograr los dos objetivos (i) de poner fin a la pobreza extrema y aumentar la prosperidad compartida, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible. (i)

La Base de datos sobre la participación privada en infraestructura (PPI), (i) que incluye información de un periodo de más de 27 años, se ha convertido en una herramienta y medida poderosa para evaluar el nivel de inversión privada en infraestructura en los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

Además de los sectores de energía, transporte, y agua y alcantarillado, la Base de datos PPI, a partir de 2017, contiene información sobre la red central de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Esto incluye los cables de fibra óptica, las torres de telefonía móvil y otros activos físicos con un componente gubernamental activo. Hacer el seguimiento de la inversión privada en este sector será cada vez más importante debido a la función esencial que las TIC desempeñan en el desarrollo. En el mundo existen unos 7000 millones de conexiones móviles y la cobertura de redes 3G llega al 60 %, por lo que el sector de las TIC es fundamental para las innovaciones disruptivas y para avanzar en materia de desarrollo y aumentar el impacto durante la Cuarta Revolución Industrial.

Trabajemos juntos para prevenir la violencia y proteger a las poblaciones más vulnerables de la fragilidad

Franck Bousquet's picture
El Foro sobre Fragilidad 2018 reunió a participantes de 90 países y 400 organizaciones para explorar enfoques de desarrollo, humanitarios y de seguridad que permitan promover la paz y la estabilidad en el mundo. © Banco Mundial
El Foro sobre Fragilidad 2018 reunió a participantes de 90 países y 400 organizaciones para explorar enfoques de desarrollo, humanitarios y de seguridad que permitan promover la paz y la estabilidad en el mundo. © Banco Mundial

La semana pasada Gobiernos y organizaciones se congregaron en el Foro sobre Fragilidad 2018, organizado por el Banco Mundial, y la comunidad internacional dio un importante paso en la lucha contra la fragilidad. Al escuchar a los afectados, pudimos comprender mejor el problema y pensar de manera colectiva qué deberíamos hacer para poner fin a las situaciones de fragilidad.
 
Hubo consenso en que se trata de una responsabilidad de todos actuar de forma urgente sobre la base de un mejor entendimiento del problema y de lo que significa para las comunidades vulnerables. Todos hemos sido testigos del sufrimiento de los afectados. En lugares como Siria, Myanmar, Yemen y Sudán del Sur, muchas personas están perdiendo sus vidas, dignidad y medios de subsistencia. Se espera que más de la mitad de los pobres del mundo viva en entornos frágiles para 2030; no podemos poner fin a la pobreza a menos que promovamos la estabilidad, la prosperidad y la paz en estos sitios devastados por conflictos y crisis.


Pages