Syndicate content

Oriente Medio y Norte de África

Diez gráficos del informe Perspectivas económicas mundiales (junio de 2017)

Global Macroeconomics Team's picture



El Banco Mundial prevé que el crecimiento económico mundial se fortalecerá hasta ubicarse en el 2,7 % en 2017 debido a que el repunte de las manufacturas y el comercio, el aumento de la confianza del mercado y la estabilización de los precios de los productos básicos permitirán restablecer el crecimiento en las economías en desarrollo y en los mercados emergentes exportadores de dichos productos. El crecimiento de las economías avanzadas se acelerará hasta llegar al 1,9 % en 2017, lo que beneficiará también a los socios comerciales de dichos países. En este contexto de mejores condiciones del financiamiento en el ámbito internacional y una mayor estabilización de los precios de los productos básicos, el crecimiento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo en su conjunto repuntará hasta situarse en un 4,1 % este año, superando el 3,5 % registrado en 2016. No obstante, este panorama presenta también riesgos importantes, que incluyen la posibilidad de mayores restricciones en el comercio, la incertidumbre en materia de políticas monetarias y fiscales y, en el largo plazo, la debilidad persistente de la productividad y del aumento de las inversiones.

La versión 2.0 de Oriente Medio

Bassam Sebti's picture


Seamos honestos. La región de Oriente Medio y Norte de África atraviesa por una situación candente, y algunas zonas están literalmente en llamas. Los conflictos y la fragilidad han afectado negativamente por mucho tiempo lo que una vez fue la cuna de la civilización y de inspiración para muchos de los inventos sin los cuales no podemos vivir hoy. Sin embargo, en medio de esa agitación aumenta la esperanza, un factor que está transformando la desagradable realidad en un futuro más brillante.
 
Después de que escapé de la guerra en Iraq en 2006, no era muy optimista sobre el futuro de la región. Año tras año, el efecto dominó del colapso se convirtió en una realidad que dio forma a la región y sus habitantes. Sin embargo, al avanzar rápidamente a 2017, he sido testigo de lo que nunca pensé que vería en mi vida: el nuevo renacimiento de Oriente Medio y Norte de África.
 
Recientemente asistí al Foro Económico Mundial sobre Oriente Medio y Norte de África (i) en el Mar Muerto en Jordania. Este año, el Foro y la Corporación Financiera Internacional (IFC), (i) la institución miembro del Grupo Banco Mundial que se ocupa del sector privado, se asociaron para reunir a 100 nuevas empresas árabes que están dando forma a la Cuarta Revolución Industrial.
 
Allí, la onda positiva se multiplicó, no hubo negatividad ni pesimismo. En cambio, había un nuevo sentido de optimismo y entusiasmo, ansias de cambio y voluntad de conducir a la región hacia un nuevo futuro, alejado de los conflictos y del pesimismo actual.

La falta de acceso a un retrete y artículos para el lavado de manos afecta más a las mujeres y las niñas, especialmente durante su periodo menstrual

Libbet Loughnan's picture
Las mujeres y las niñas se ven particularmente afectadas por la falta de servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) seguros y accesibles. Ellas sufren debido a esa carencia durante la menstruación y el parto. Además, cuando pasan horas recolectando agua en lugares de difícil acceso dejan de ir a la escuela y corren el riesgo de ser víctimas de abusos y violaciones. Con el fin de abordar esta problemática, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 se hace especial hincapié en las mujeres y las niñas: “Para 2030, lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables”.

Gráfico: A nivel mundial, el 70 % del agua dulce es utilizada para la agricultura

Tariq Khokhar's picture

En la mayoría de las regiones del mundo, más del 70 por ciento del agua dulce se utiliza para la agricultura. Para 2050, alimentar a una población mundial de 9000 millones de personas requerirá un aumento estimado del 50 por ciento en la producción agrícola y un aumento del 15 por ciento en las extracciones de agua.

La reinserción de los niños soldados en Oriente Medio

Omer Karasapan's picture

El problema de los niños soldados es una desgracia moderna de larga data. (i) Se creía que este fenómeno, que alguna vez fue lo habitual, que fue documentado en el mundo clásico y que prevaleció hasta el siglo XIX, estaba desapareciendo lentamente con el surgimiento del Estado-nación. Sin embargo, en la actualidad, se observa en casi todos los continentes y en casi todos los conflictos, aunque rara vez entre las milicias formales.

Es imposible obtener cifras totales e incluso las Naciones Unidas (ONU) ya no entrega números precisos (i) de los niños involucrados. Según Nick Scarborough, oficial administrativo de Child Soldiers International, “todas las cifras que citamos son estimaciones, e incluso no se dispone de números para todos los conflictos... Sin embargo, el hecho que siete ejércitos nacionales y 50 grupos armados hayan sido incluidos por el secretario general de la ONU en una lista de las partes que reclutan y usan a niños indica la persistencia y severidad del problema”. La mayoría de los niños soldados son varones, especialmente en Oriente Medio, pero en todo el mundo se calcula que alrededor del 40 % de los niños reclutados son mujeres, (i) las que son especialmente vulnerables a la violencia sexual y otras formas de violencia.

Hacer que las voces locales cuenten: Cómo Senegal y Túnez se inspiran mutuamente en la reforma de la gobernanza

Salim Rouhana's picture

Also available in: English

Foto: Mo Ibrahim Foundation / Flickr Creative Commons

Hace seis años se inició una revolución en Túnez, desencadenada por un joven tunecino desempleado de una ciudad secundaria que estaba desesperado por hacer oír su voz (i). Esta revolución reorganizó la agenda de desarrollo del país y desencadenó un proceso de descentralización para dar más voz a los gobiernos locales en la formulación de políticas. Desde entonces, la labor del Grupo Banco Mundial en materia de gobernanza local en Túnez se ha ampliado desde equipar a los municipios con servicios básicos hasta abordar los diversos desafíos de la descentralización: reforma institucional, procesos participativos, transparencia y rendición de cuentas, fortalecimiento de capacidades y evaluación del desempeño.

Cómo los datos de mejor calidad de proyectos de infraestructura pueden apoyar la inversión privada en los mercados emergentes

Joaquim Levy's picture

Vivimos en un mundo interconectado que se basa en datos. Los inversores, al igual que muchos otros profesionales, dependen cada vez más de los datos para tomar decisiones fundamentadas acerca de dónde, cuándo y cómo invertir su dinero.

Sin embargo, como he comentado en un blog previo, diversos tableros interactivos comerciales tienen como objetivo cerrar esta brecha al proporcionar información de proyectos de infraestructura que se necesitan financiar en mercados emergentes. Estas y otras bases de datos comerciales especializadas están tratando de trazar el mapa del mercado, brindando a los inversionistas herramientas para identificar aquellas oportunidades de inversión que tienen mejores probabilidades de obtener rendimientos considerables.

Hacer que el futuro del trabajo sea más inclusivo y equitativo

Siddhartha Raja's picture
 Dominic Chavez/Banque mondiale
Las políticas públicas podrían establecer maneras de gestionar los costos de la digitalización con el fin de combatir la desigualdad y mitigar los costos para los más pobres. Foto: Dominic Chavez/Banco Mundial.

Se especula mucho acerca de la cantidad de puestos de trabajo que se podrían automatizar usando máquinas cada vez más inteligentes. Una estimación (PDF, en inglés) indica que en países como Estados Unidos desaparecería casi la mitad de los empleos actuales, mientras que otro cálculo (i) señala que eso podría suceder solo con 1 de cada 10 puestos de trabajo. Pero se sabe menos sobre quiénes perderán su empleo debido a este tipo de transiciones. Y lo que es más importante, ¿qué podría sucederle al 40 % más pobre de la población de los países emergentes que solo ha estado expuesto a tecnologías digitales básicas en el último tiempo? ¿Este grupo se verá beneficiado con el progreso tecnológico, o tendrá que enfrentar impactos negativos, como la exclusión y la situación ventajosa de otros países o personas más acomodadas?

Estudio ayuda a comprender la práctica del matrimonio infantil en el Líbano

Susan Bartels's picture
También disponible en: Inglés
El matrimonio infantil ha surgido como una estrategia negativa de supervivencia entre las familias sirias que han sido obligadas a desplazarse al Líbano debido al actual conflicto en Siria. Esta práctica tiene profundas consecuencias no solo para las niñas y su bienestar físico, sicológico y socioeconómico, sino también para sus hijos, familias y comunidades, y de manera más general para el desarrollo mundial. Hasta la fecha, se han realizado escasos estudios destinados a determinar intervenciones eficaces para enfrentar el matrimonio infantil en situaciones humanitarias. Queen’s University (i) y el Centro de Recursos para la Igualdad de Género-ABAAD, (i) con el apoyo de la Iniciativa de Investigaciones sobre Violencia Sexual (SVRI) y el Grupo Banco Mundial, se encuentran investigando los factores que contribuyen al matrimonio infantil en el contexto de la crisis de refugiados sirios. A través de enfoques participativos, se identificarán estrategias basadas en la comunidad que ofrecerían otras opciones a las familias sirias, diferentes al hecho de casar a sus hijas a una edad prematura.

El impacto mundial del matrimonio infantil

 
Foto: Colleen Davison
El matrimonio infantil es una cuestión mundial de enorme importancia. Según estimaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas, 142 millones de niñas contraerán matrimonio a temprana edad en todo el mundo (i) entre 2011 y 2020, y una cifra adicional de 151 millones de niñas se casarán en la década posterior, lo que equivale a 39 000 niñas cada día. Las niñas casadas tienen alto riesgo de embarazos precoces y complicaciones en el parto, como parto prematuro, parto obstruido o prolongado y mortalidad materna. Los bebés hijos de madres jóvenes corren también un mayor riesgo de presentar bajo peso al nacer, muerte fetal intrauterina y mortalidad neonatal. De hecho, se cree que esta forma de violencia por razón de género impidió lograr avances en los objetivos de desarrollo del milenio 4 y 5 impulsados por las Naciones Unidas, (i) cuyas metas son reducir en dos terceras partes la mortalidad de niños menores de 5 años y reducir un 75 % la tasa de mortalidad materna, respectivamente.
 
El impacto de casarse a una temprana edad va más allá de las consecuencias en materia de salud. A medida que las niñas casadas asumen sus responsabilidades de esposas, con frecuencia no pueden continuar con su educación formal y, por tanto, su nivel de alfabetización y su potencial de ingresos en el futuro se ven limitados. Además, las niñas suelen casarse con hombres mayores y esta diferencia de edad contribuye a desigualdades poco saludables al interior del matrimonio, agravando las inequidades de género que afectan la capacidad de las mujeres para negociar la adopción de decisiones compartidas. Por consiguiente, las experiencias de violencia física, sicológica y sexual predominan más entre las niñas que se casan a temprana edad que entre aquellas que contraen matrimonio siendo adultas.

Buscar oportunidades en las regiones menos desarrolladas del Alto Egipto

Axel Baeumler's picture
También disponible en: Inglés

Dos tercios de los pobres de Egipto —alrededor de 12 millones de personas— viven en el Alto Egipto, donde el nivel de desarrollo económico está notoriamente rezagado con respecto a otras regiones del país. Pero la búsqueda de soluciones para impulsar el crecimiento del sector privado en regiones menos desarrolladas como estas puede constituir un desafío difícil de resolver.

Para enfrentar este reto, hemos pasado los últimos 12 meses elaborando un programa basado en resultados por un monto de USD 500 millones destinado a beneficiar a algunas de las áreas menos desarrolladas del país.

Con este fin, creamos un equipo integrado por expertos del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional provenientes de diversos campos, tales como comercio y competitividad; desarrollo social, urbano, rural, y resiliencia; transporte y TIC, y medio ambiente. Desarrollamos un enfoque en que se dio prioridad al crecimiento y la creación de empleo impulsados por el sector privado en consonancia con la visión del desarrollo de Egipto y la demanda de apoyo del Grupo Banco Mundial.


Pages