Syndicate content

adolescentes

Rapera adolescente de Afganistán canta y aboga por el fin del matrimonio infantil

Bassam Sebti's picture


A primera vista, ella parece como cualquier novia: tiene puesto un vestido de boda blanco, su cara está cubierta con un velo y lleva consigo un ramo nupcial. Solo que ella no es una novia común y corriente. Ella fue vendida.

Al quitarse el velo de su rostro, en su frente se puede ver la marca de un código. Su ojo izquierdo está muy amoratado y un gran rasguño en su mejilla es tan rojo como una herida de guerra.

El papel de la niña en el video musical “Brides for Sale” (Novias a la venta) lo hace Sonita Alizadeh, una rapera adolescente afgana que canta en el video acerca de la dura experiencia por la que pasan muchas niñas en Afganistán cuando son vendidas por sus familias para casarse a corta edad a cambio de dinero.

¿Pero por qué ella canta sobre este tema?

¿Debemos creer en la publicidad exagerada sobre las adolescentes?

Disponible en: English, Français

Por Markus Goldstein.

No hay muchas iniciativas de desarrollo entre las que conozco que tengan su propio video (i) hábilmente producido, patrocinado por una gran empresa, y mucho menos en forma de parodia. (i) Pero el “efecto niña”, que argumenta que invertir en las adolescentes es muy positivo, es una de esas.

Debo admitir que no creía mucho en esto (tal vez fue por ese video). Sin embargo, en un nuevo documento (i) escrito junto con mis colegas Oriana Bandiera, Niklas Buehren, Robin Burgess, Selim Gulesci, Imran Rasul, y Munshi Sulaiman, descubrí un motivo para repensar mi escepticismo.