Syndicate content

empleo

Hacia una economía más inclusiva y conectada

Jim Yong Kim's picture
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial

Si bien algunos estudios (PDF, en inglés) pronostican que la automatización eliminará empleos a un ritmo vertiginoso, las tecnologías disruptivas pueden también generar nuevos tipos de trabajo. En nuestro documento provisional del próximo Informe sobre el desarrollo mundial 2019, titulado The Changing Nature of Work (La naturaleza cambiante del trabajo), (PDF, en inglés) se señala que en el siglo pasado los robots han creado más trabajos que los que se han eliminado. La capacidad de la tecnología de producir cambios exponenciales en la forma en que vivimos, trabajamos y nos organizamos nos hace preguntarnos constantemente en el Grupo Banco Mundial: ¿cómo podemos adaptar las habilidades y los conocimientos actuales con los empleos del futuro?
 
Una respuesta es aprovechando la revolución de los datos para apoyar nuevas vías hacia el desarrollo. Alrededor de 2,5 trillones de bytes de datos se generan todos los días en los teléfonos móviles, sensores, plataformas digitales y otras fuentes. Cuando los datos se usan para ayudar a las personas a adaptarse a la economía que se apoya en la tecnología, esto puede contribuir de manera muy significativa al objetivo de poner fin a la pobreza extrema y la desigualdad. Las empresas tecnológicas, por muy bien intencionadas que sean, no pueden hacer esto por sí solas.

¿Cuánto cuesta crear un puesto de trabajo?

David Robalino's picture
También disponible en: English | Français
En realidad, con una inversión de USD 10 millones solo se pueden crear unos pocos centenares de empleos directos. Fotografía: Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/Banco Mundial (Yogyakarta, Indonesia).

Crear más y mejores empleos es un aspecto fundamental de nuestra labor en el Banco Mundial, y una meta común de prácticamente todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo. Sin embargo, a veces el debate sobre políticas se enfoca en el costo y la eficacia de los programas y proyectos para la creación de puestos de trabajo.

A modo de ejemplo, recientemente me encontré en medio de una discusión sobre un proyecto de desarrollo cuyo objetivo era la creación de empleo: uno de los examinadores objetó el proyecto debido a que el costo de cada empleo creado era demasiado alto. “Más de USD 20 000 por puesto de trabajo”, señaló, comparando dicho costo con cifras mucho más bajas (entre USD 500 y USD 3000), generalmente asociadas con programas activos del mercado laboral, como capacitación, asistencia en la búsqueda de empleo, subsidios salariales u obras públicas.

¿Pero, en qué se basan estas cifras?

Por qué la tecnología alterará y transformará el sector agrícola de África... para mejor

Simeon Ehui's picture
© Dasan Bobo/World Bank
© Dasan Bobo/Banco Mundial

La agricultura es crucial para alcanzar algunos de los objetivos más importantes de desarrollo de África. El sector es motor de la creación de empleo: Hoy en día, la actividad agropecuaria representa por sí sola cerca del 60 % del total del empleo en África al sur del Sahara, mientras que la proporción de puestos de trabajo de todo el sistema alimentario posiblemente sea mucho mayor. En Etiopía, Malawi, Mozambique, Tanzanía, Uganda y Zambia, se prevé que entre 2010 y 2025 el sistema alimentario sumará más empleos que el resto de la economía. La agricultura impulsa también el crecimiento inclusivo y sostenible, y constituye la base de un sistema alimentario que proporciona alimentos nutritivos, seguros y accesibles.

El uso de la tecnología para fomentar el empleo juvenil: cómo desarrollar soluciones digitales

Gabriela Aguerrevere's picture
También disponible en: English | Français | العربية 中文
La directora de arte y fotógrafa independiente Khloud Hassan (a la der.) mira imágenes con Yomna Mandouh en Studio 360 en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) el 12 de mayo de 2017. Khloud es miembro de una red comercial en línea llamada Nabbesh, que ayuda a trabajadores autónomos como Khloud a encontrar trabajo. © Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional. 


¿Cómo y cuándo podemos usar la tecnología para diseñar e implementar programas de empleo juvenil? Deberíamos preguntarnos si vale la pena invertir tiempo y dinero en soluciones digitales antes de decidir incluir un componente electrónico en nuestros proyectos, porque si bien la tecnología puede ser transformadora y ayudar a proporcionar soluciones, es costosa y lleva mucho tiempo. Además, debemos asegurarnos de entender por completo el problema que estamos tratando de resolver.

Migración: el futuro depende de las acciones que emprendamos hoy

Caglar Ozden's picture
También disponible en: English| Français | العربية 
Cientos de refugiados y migrantes en una embarcación pesquera, fotografiados poco antes de ser rescatados por la Marina italiana como parte de su operación Mare Nostrum en junio de 2014. Entre las últimas consecuencias muy notables de los conflictos en todo el mundo, y el sufrimiento que han ocasionado, se cuenta un aumento extraordinario del número de refugiados en búsqueda de seguridad que emprenden viajes peligrosos por mar, incluso por el Mediterráneo. © Guardia costera de Italia/Massimo Sestini.


Alrededor de 250 millones de migrantes actualmente viven fuera de sus países de nacimiento, y representan aproximadamente el 3,5 % de la población mundial. Pese a la percepción generalizada de una crisis migratoria, esta proporción se ha mantenido bastante estable desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial y está muy por debajo de otras mediciones principales de la globalización: el comercio internacional, los flujos de capital, el turismo, etc. Un dato estadístico más notable es que los refugiados, cuyo número es de alrededor de 15 millones, representan el 6 % de la población de migrantes y tan solo el 0,2 % de la población mundial. En otras palabras, podríamos acomodar a todos los refugiados del mundo en una ciudad de una superficie de 5000 metros cuadrados —que es aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Estambul, Londres o París— y aún sobraría espacio.

El Grupo Banco Mundial avanza paso a paso en la creación de un entorno amigable para la comunidad LGBTI

Caroline Vagneron's picture

Los argumentos en favor de una mayor diversidad e inclusión en el lugar de trabajo cuentan con un importante respaldo en la actualidad, y el mundo corporativo ha hecho importantes avances en cuanto al trato igualitario de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). El mensaje también se está plasmando de manera lenta pero segura en organizaciones internacionales como el Grupo Banco Mundial, para el cual la diversidad es además sinónimo de mayor productividad, colaboración, innovación y creatividad. En particular, las políticas de apoyo a la comunidad LGBTI se vinculan con una menor discriminación contra los empleados LGBTI y con culturas corporativas más tolerantes. La menor discriminación y la mayor apertura (o menor ocultamiento), a su vez, se asocian con el mayor compromiso con el empleo, mejores relaciones laborales, mejores resultados de salud (esconder la orientación sexual puede causar un aumento de la angustia sicológica) y mayor productividad entre los empleados LGBTI.

Anuncian finalistas del concurso de la Cumbre de la Juventud 2016 organizado por el Grupo Banco Mundial

Jewel McFadden's picture


Los sistemas educativos en todo el mundo no están entregando a los jóvenes las habilidades que necesitan para realizar plenamente su potencial. Los problemas son numerosos y complejos. Si pudieras solucionar un desafío educacional que enfrentan los jóvenes, ¿cuál sería?

Los jóvenes y la consolidación de la paz: una “función de teatro” a la vez

Bassam Sebti's picture

 

Según Aristóteles “los buenos hábitos adquiridos en la juventud marcan la diferencia”, y ¡qué gran diferencia está haciendo un grupo de jóvenes libaneses (hombres y mujeres) que abogan por la paz!

Sus edades fluctúan entre los 16 años y los 25 años. Son pobres y están desempleados. En el pasado lucharon, literalmente, unos contra otros en Trípoli, una ciudad libanesa dividida por grupos sectarios. Los suníes del barrio de Bab al-Tabbaneh y los alauíes del barrio de Jabal Mohsen se enfrentaron en reiteradas ocasiones.

Pero a comienzos de 2015, el Gobierno declaró un cese al fuego que puso fin a las series interminables de feroces enfrentamientos y restauró la calma en la ciudad.

En ese momento fue cuando representantes de una organización sin fines de lucro libanesa, que promueve la paz mediante el arte, fueron hasta Trípoli para realizar un tipo diferente de “reclutamiento”: uno en favor de la paz. March (i) congregó a los jóvenes para que fueran parte de ¡una obra de teatro!

El grupo organizó audiciones en las que pudieron participar más de 100 jóvenes de los dos barrios, y 16 de ellos fueron seleccionados: ocho de cada “bando”. La idea era simple: escribir y producir una comedia que se basara en sus vidas, y que fuera interpretada por aquellos que quisieran ser actores y presentada en todo Líbano. El proyecto los juntó e hizo que dejaran de ser actores de la guerra para convertirse en actores de teatro.

Después de un año, los ODS permiten abrigar esperanzas

Paula Caballero's picture



Gracias a la adopción de una agenda para el desarrollo mundial y mayores compromisos de lucha contra el cambio climático provenientes de todos los lugares, 2015 se recordará como el año en que se alcanzó el nivel máximo de cooperación internacional. Casi doce meses después, cuando las principales noticias se relacionan con actos de violencia y nacionalismo, es fácil caer en la tentación de ser pesimista frente a las tendencias mundiales. Pero tengo razones para abrigar esperanzas cuando veo que cobra impulso la puesta en marcha de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Los ODS fueron el resultado del proceso más colaborativo e inclusivo en toda la historia de las Naciones Unidas (ONU) y señalan un cambio muy concreto en la manera en que las personas creen que deben afrontar los desafíos del desarrollo para lograr un futuro viable tanto para el mundo como para su población. Cada vez hay mayor comprensión que el planeta y sus habitantes están indeleblemente vinculados.

Empleos, la vía más rápida para salir de la pobreza

Sri Mulyani Indrawati's picture
A worker at the E-Power plant in Port-au-Prince, Haiti. © Dominic Chavez/World Bank

Los buenos empleos son la vía más eficaz para salir de la pobreza. Investigaciones señalan (i) que el aumento de los salarios representa del 30 % al 50 % de la caída en los niveles de pobreza (i) durante la última década. Pero, en la actualidad, más de 200 millones de personas en el mundo están desempleadas y buscan trabajo, y muchas de ellas son mujeres y jóvenes. Una impresionante cantidad de 2000 millones de adultos, en su mayoría mujeres, permanecen fuera de la fuerza laboral en general. Además, demasiadas personas trabajan en empleos mal renumerados y poco calificados, y que aportan poco al crecimiento económico. Por lo tanto, para poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida, necesitaremos no solo más puestos de trabajo, sino también mejores empleos a los cuales puedan acceder trabajadores de todos los estratos de la sociedad.
 
¿Por dónde empezar? El crecimiento liderado por el sector privado y basado en la productividad es la piedra angular de la creación de empleos (i) en todos los países, pero es especialmente difícil lograrlo en los países más pobres del mundo. (i) Tres factores son esenciales para que el sector privado cree empleos más productivos para los pobres.

Pages