Syndicate content

Conflict

Una historia de resiliencia: Desde un viaje en un bote de goma en el mar a nadar en las Olimpíadas de Río

Bassam Sebti's picture


Un frío día en octubre de 2015, Rami Anis, de 24 años de edad, se subió a un bote de goma en el mar Egeo en Turquía. Su destino era Europa, y su meta era tener una vida mejor lejos de la guerra y el sufrimiento.

Al mirar a las personas que lo rodeaban en el bote, se horrorizó. Eran niños, hombres y mujeres. Nunca dejó de pensar que era probable que no lo consiguieran, aun cuando él es un nadador profesional.

“Porque con el mar no puedes jugar”, dijo el refugiado sirio.

Pero el 11 de agosto, en vez de estar preocupado de nadar en el mar, Rami participará en las competencias de natación en las olimpíadas. Él arribó de manera segura a Bélgica después de días de realizar un viaje desgarrador, desde Estambul a Esmirna; y luego de Esmirna a Grecia, antes de emprender una caminata a través de Macedonia, Serbia, Croacia, Hungría, Austria, Alemania y, finalmente, llegar a Bélgica.

Rami competirá en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, como integrante del equipo olímpico de refugiados —el primero de su tipo— y marchará con la bandera olímpica inmediatamente antes de la nación anfitriona, Brasil, durante la ceremonia de apertura.

Rapera adolescente de Afganistán canta y aboga por el fin del matrimonio infantil

Bassam Sebti's picture


A primera vista, ella parece como cualquier novia: tiene puesto un vestido de boda blanco, su cara está cubierta con un velo y lleva consigo un ramo nupcial. Solo que ella no es una novia común y corriente. Ella fue vendida.

Al quitarse el velo de su rostro, en su frente se puede ver la marca de un código. Su ojo izquierdo está muy amoratado y un gran rasguño en su mejilla es tan rojo como una herida de guerra.

El papel de la niña en el video musical “Brides for Sale” (Novias a la venta) lo hace Sonita Alizadeh, una rapera adolescente afgana que canta en el video acerca de la dura experiencia por la que pasan muchas niñas en Afganistán cuando son vendidas por sus familias para casarse a corta edad a cambio de dinero.

¿Pero por qué ella canta sobre este tema?

Programa de telerrealidad árabe pone a prueba la sensibilidad y la empatía de los participantes

Bassam Sebti's picture



Es el mes del Ramadán y los canales de TV árabes están engalanados con programas que incluyen desde populares telenovelas que se repiten hasta shows de cocina y de concursos, pero hay uno que está en boca de todos.

Al Sadma, o “El choque”, es una versión en árabe del famoso show estadounidense What Would You Do, un programa de telerrealidad de bromas. Pero este no es como muchos otros programas de telerrealidad de mal gusto que aplican el miedo (i) e incluso el terror; (i) se trata de un programa en que se aborda la moralidad y se analiza la sensibilidad de los participantes.

Se necesita una respuesta humanitaria y de largo plazo para la crisis mundial de refugiados

Jim Yong Kim's picture
Denham and his family have been refugees living in this tent for the last four years. © Dominic Chavez/World Bank


Los principales riesgos mundiales no se limitan a las fronteras de un país. Esto queda claro al observar el caso de la actual crisis de refugiados, cuya magnitud no tiene precedentes y que afecta a personas y lugares lejos de donde ocurren las guerras civiles, los conflictos y las situaciones de fragilidad. (i) El voto de los habitantes del Reino Unido en favor de abandonar la Unión Europea mostró, en parte, el alcance de los impactos del desplazamiento forzado y la inestabilidad que este fenómeno provoca.

Surge la esperanza para los más pobres del mundo en Myanmar

Axel van Trotsenburg's picture

Aung San Suu Kyi, state counselor and minister of foreign affairs for Myanmar, addresses an IDA 18 replenishment meeting on June 21, 2016. © Aung San/World Bank

Daw Aung San Suu Kyi, consejera de Estado de Myanmar y ganadora del Premio Nobel de la Paz, se dirigió a representantes de Gobiernos de países ricos y pobres durante una reunión realizada esta semana en Myanmar. En la ocasión, ella dijo que para reducir la pobreza y garantizar que todos se beneficien del crecimiento económico se debe poner especial atención a los problemas de la fragilidad y el conflicto, el cambio climático, la igualdad de género, la creación de empleo y el buen gobierno.
 
Suu Kyi habló al inicio (i) de una reunión de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres, (i) en la cual donantes, representantes de los prestatarios y directivos del Grupo Banco Mundial buscan formas para lograr estos objetivos. Señaló que los habitantes de Myanmar constituyen la verdadera riqueza del país, y que ellos necesitan ser apoyados de la manera adecuada.

Los 65 millones de desplazados por los conflictos constituyen un desafío para los actores en el ámbito del desarrollo

Xavier Devictor's picture

También disponible en: English

La publicación del informe sobre Tendencias globales del desplazamiento forzado en 2015 del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados apareció en los titulares esta semana. El número de desplazados por la fuerza aumentó una vez más, llegando a aproximadamente 65 millones de personas en todo el mundo.

Si todas estas personas vivieran en un país, este tendría una población superior a la del Reino Unido. Se trata de un evidente desafío para el desarrollo, dado que los desplazados a menudo son personas pobres en condiciones de gran vulnerabilidad. Su presencia también cambia el contexto en el cual los países y las comunidades de acogida diseñan e implementan sus propios esfuerzos de reducción de la pobreza.
Refugiados sirios en el pueblo de Zouq Bhanin (Líbano).
Refugiados sirios en el pueblo de Zouq Bhanin (Líbano).

Detrás de estas estadísticas existe un enorme sufrimiento humano. La historia personal de cada persona desplazada por la fuerza es con frecuencia desgarradora. Si esta historia se multiplica por 65 millones se convierte en una tragedia mundial.
 
Pero ¿quiénes son exactamente estos 65 millones de desplazados? De hecho, la cifra total encubre diferencias importantes en al menos tres grupos distintos.

Hay alrededor de 20 millones de refugiados y solicitantes de asilo bajo el mandato del ACNUR: se trata de personas que han cruzado una frontera internacional huyendo de la violencia y la persecución. A menudo viven “en un limbo” con derechos limitados y perspectivas inciertas por un periodo prolongado de tiempo. Ellas han escapado en su mayoría de un reducido número de conflictos que han estado ocurriendo durante mucho tiempo en Siria, Afganistán, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, y otros lugares.


Existe también una cantidad adicional de 5 millones de refugiados palestinos. Se definen de manera específica, y es probable que permanezcan siendo refugiados hasta que se resuelva la situación de Palestina, incluso si obtienen una nueva ciudadanía en otro país. Se considera que su número aumentará con el crecimiento demográfico que se registra hasta el momento.

Cómo estamos combatiendo el conflicto y la fragilidad en los lugares donde la pobreza es mayor

Sri Mulyani Indrawati's picture

View from cave, Mali. © Curt Carnemark/World Bank

Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030:
buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

A fines de 2030, más de la mitad de las personas pobres del mundo vivirán en países muy pobres afectados por conflictos y fragilidad, o altos niveles de violencia.

Promover las oportunidades de inversión en los mercados frágiles

Joaquim Levy's picture
La expansión de la central termoeléctrica de Azito en Côte d’Ivoire permitirá aumentar el acceso a la electricidad y ayudar a mantener el crecimiento económico del país. © Rebecca Post/IFC.
La expansión de la central termoeléctrica de Azito en Côte d’Ivoire permitirá aumentar el acceso a la electricidad y ayudar a mantener el crecimiento económico del país. © Rebecca Post/IFC.

Se calcula que 1200 millones de personas —casi 1 de cada 5 personas en el mundo— viven hoy en áreas afectadas por conflictos y situaciones de fragilidad. Algunas de ellas han huido de la guerra, mientras que otras han escapado de desastres naturales. Y la mayoría trata de ganarse la vida en entornos muy complejos.

Estos no son números abstractos; se trata de personas reales, con problemas reales. Por lo tanto, necesitamos preguntarnos —tanto en el sector público como en el privado— qué estrategias pueden ayudarlas.

Investigar la violencia que sufren las refugiadas sirias

Bassam Sebti's picture
 ShutterstockA menudo él usaba un palo o un alambre de hierro para golpearla. El cuerpo de la mujer estaba cubierto de moretones, algunas veces de todos los tipos de colores. El esposo de Hamada, (i) frustrado por haber perdido su hijo y su trabajo en la guerra de Siria, dirigía su ira y depresión hacia la madre de sus hijos.

Es un hecho: la guerra es una de las muchas formas de violencia a la que son sometidas las mujeres, y para algunas refugiadas sirias se trata de una prolongación de lo que a ha estado sucediendo en su país devastado por un conflicto bélico. (i)

Ellas han sido golpeadas, (i) forzadas a mantener relaciones sexuales y se les ha ordenado no hablar nunca de esos hechos, o de lo contrario serán asesinadas por sus propios maridos.

Con Colombia, desde nuestra trinchera para el desarrollo

Gerardo Corrochano's picture


En los últimos años, Colombia ha logrado importantes avances en su desarrollo y se ha colocado como una de las economías latinoamericanas que, gracias a un sólido manejo macroeconómico, ha podido crecer y sortear los embates económicos internacionales. También ha generado empleo, lo que ha contribuido a que 6,7 millones de personas salieran de la pobreza, a que más gente pertenezca a la clase media y al fomento de la prosperidad compartida.

Si bien el entorno económico a nivel mundial es complejo, lo cierto es que la posibilidad de que tras 50 años de conflicto Colombia alcance un acuerdo de paz, generará oportunidades que no solo le permitirán mantener los avances que ha conseguido en su desarrollo —y que lo acercan cada vez más al nivel de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)--, sino también consolidarlo.

Pages