Syndicate content

Educación

Estado del desarrollo mundial: Por qué 2015 es un año clave para acabar con la pobreza

Jim Yong Kim's picture
© Arne Hoel/World Bank


En esta serie, profesionales analizan el presente –y el futuro– de sus áreas de trabajo. Lea todas las publicaciones aquí (i) y escriba su propio artículo (para ello, use la etiqueta #MyIndustry en el cuerpo del mismo).

Trabajo en una de las áreas más gratificantes que se pueden imaginar: ayudar al desarrollo de los países de ingreso bajo y mediano para que los pobres tengan una oportunidad justa de alcanzar su máximo potencial. Mi área se encuentra en una encrucijada crucial, y no es exagerado decir que las decisiones que tomemos este año tendrán un impacto en todos los habitantes del planeta, y especialmente en los más pobres.

ODM 2: Acelerar los avances hacia el logro de la enseñanza primaria universal

Hiroko Maeda's picture

Esta es la segunda de una serie de publicaciones sobre los datos relacionados con los objetivos de desarrollo del milenio (ODM), basados en la edición 2015 de los Indicadores del desarrollo mundial.

El objetivo del desarrollo del milenio número 2  es “Lograr la enseñanza primaria universal”, y se mide en comparación con la meta de “asegurar que, en 2015, los niños y niñas de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria”.

 
Screen Shot 2015-05-19 at 10.52.48 AM.png

Después de un modesto avance hacia el logro de la enseñanza primaria universal en los países más pobres durante la década de los noventa, el progreso se ha acelerado considerablemente desde el año 2000. Solo hace unos pocos años, la consecución de la meta del ODM 2 pareció al alcance, pero la tasa de finalización de la educación primaria se ha estancado en 91 % en los países en desarrollo desde 2009.

Solo dos regiones —Asia oriental y el Pacífico, y Europa y Asia central— han alcanzado o están cerca de alcanzar la enseñanza primaria universal. Oriente Medio y Norte de África ha mejorado de manera constante, hasta llegar al 95 % en 2012, la misma tasa que América Latina y el Caribe. Asia meridional alcanzó el 91 % en 2009, pero el avance desde ese momento ha sido lento. El desafío verdadero sigue existiendo en África al sur del Sahara, que está rezagada con una tasa de finalización de la enseñanza primaria del 70 % al año 2012.

Volver a la escuela en Nepal. ¿Qué ha cambiado?

Dipeshwor Shrestha's picture

Tambien disponible en: English

 Suresh Ghimire.
Biswash, un niño de 12 años, que permanece en el campamento temporal de Uttar Dhoka, muestra el collage de Dharahara que él hizo. Foto: Suresh Ghimire

El 25 de abril, el día del terremoto, mis colegas y yo estábamos organizando la exposición final de los estudiantes para celebrar el término del periodo escolar de 12 semanas. Había 12 niños y sus padres cuando se produjo el sismo. Nuestro primer instinto fue que los estudiantes estuvieran a salvo; logramos mantener la calma, nos reunimos todos en un espacio abierto y nos mantuvimos fuertes. Después de que las réplicas cesaron, supimos cuán devastador había sido realmente el terremoto. Llamamos de inmediato a nuestros seres queridos. Fue un alivio saber que todos nuestros conocidos estaban bien.

Soy profesor en Karkhana, (i) una empresa que diseña y entrega contenidos prácticos basados en STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) a los estudiantes de enseñanza secundaria de Nepal.

Los dos primeros días después del terremoto, nos dimos cuenta rápidamente de que las personas sin ningún tipo de conocimientos especializados, como primeros auxilios, saneamiento, enfermería, construcción y rescate no eran de mucha ayuda en los esfuerzos de socorro.

La única manera de contribuir era hacer lo que sabemos hacer bien: enseñar.​

Así trabajamos para cerrar la brecha entre ricos y pobres en Centroamérica

Humberto López's picture



Reina vive con sus tres hijos y su hermano en una de las decenas de colinas de Tegucigalpa. En su casa el agua llega solo algunos días y hay escasez de muebles. El trabajo esporádico que tiene en escuelas de la capital no le deja mucho dinero después de comprar la comida para sus hijos. Desde su casa se ven algunos de los principales centros comerciales de la ciudad. En ellos abundan restaurantes y tiendas de moda, a los que Reina no puede ir. Son para otra clase social.
 
Desafortunadamente, esta imagen no es una excepción en Honduras, el país que -según los datos armonizados del Banco Mundial- tiene los niveles de desigualdad económica más altos de Latinoamérica.
 
Tampoco es una rareza en Centroamérica, donde la desigualdad, además de ser elevada, es altamente persistente. De hecho, a diferencia de América Latina, que empezó la primera década del siglo con niveles más altos de desigualdad y la terminó con niveles más bajos, en Centroamérica se mantuvo constante. O lo que es lo mismo, el cambio neto en el coeficiente de Gini (un concepto estadístico usado para medir la desigualdad económica) fue casi cero.
 

#KidsEndPoverty: ¿Qué puedes hacer para ayudar?

Korina Lopez's picture

Imagina a una niña llamada Maya. Ella vive en un país pobre donde sus padres trabajan todo el día, y no puede ir a la escuela porque tiene que cuidar a su hermano, que es un bebé. Aunque sus padres trabajan muy duro, apenas consiguen lo suficiente para alimentar a la familia, mucho menos les alcanza para conseguir los útiles escolares que Maya necesita. Ella y su familia viven en el campo y no hay caminos para que los buses la lleven a la escuela, aun si hubiera alguien que cuidara a su hermano mientras sus padres trabajan.

La educación significa aprender a leer, escribir, sumar y restar. Los niños necesitan aprender todas estas cosas para encontrar trabajo cuando crezcan. La falta de educación significa tener muy poco acceso a los empleos. ¿Es justo que Maya solo por ser pobre no pueda ir a la escuela como tú?

Seguridad, educación y combate a la corrupción, las prioridades de los salvadoreños

Fabrizio Zarcone's picture

¿Qué sucedería si saliéramos a la calle y les preguntáramos a los salvadoreños cuáles creen que son las prioridades de su país? ¡En el Banco Mundial hicimos la prueba! Nos fuimos al Parque Central y a algunas de las universidades de San Salvador, así como a otros municipios fuera de la capital y hablamos con la gente.

No lo hicimos de forma tradicional, con encuestas o entrevistas, sino con dos herramientas algo nuevas para el Banco Mundial: una pizarra y un marcador. Escribimos la frase “El Salvador Necesita…” y nos fuimos a buscar quien quisiera completarla.
También fuimos a las escuelas a hablar con una audiencia nueva para nosotros: los niños. Les pedimos que dibujaran cómo querían que fuera El Salvador en el futuro. Las respuestas revelan un mundo de esperanzas en un contexto no siempre fácil.

#SVnecesita apoyo al comercio

Tenemos que ser audaces para mejorar el aprendizaje en las aulas

Jim Yong Kim's picture
Un joven estudiante en Côte d'Ivoire muestra su trabajo escolar. © Ami Vitale / Banco Mundial


​La educación es uno de los medios más seguros para poner fin a la pobreza extrema en nuestra época. Pero, 121 millones de niños hoy en día no asisten a la escuela. Es muy difícil llegar a ellos debido a la pobreza, los obstáculos en materia de género, la lejanía y la discapacidad. Tenemos que hacer un nuevo esfuerzo concertado para lograr la escolarización de todos los niños.

Además de este desafío de mejorar la asistencia y el acceso, enfrentamos un problema aún más arduo en el futuro: garantizar el aprendizaje de los estudiantes. Una triste verdad es que la mayoría de los sistemas educativos no redundan en beneficio de los niños más pobres. Según estimaciones, unos 250 millones de menores no saben leer ni escribir, a pesar de que han asistido a la escuela durante años. Esto constituye un fracaso trágico de nuestras aspiraciones en materia de educación para los jóvenes del mundo.

Niños que no asisten a la escuela: Una promesa incumplida

Quentin Wodon's picture
© Banco Mundial

Más de 120 millones de niños y adolescentes todavía no asisten a la escuela. Eso es casi 1 de cada 10 niños en edad de cursar educación primaria, y 1 de cada 7 niños en edad de asistir a los primeros años de educación secundaria. Para estos niños, el derecho a la educación sigue siendo un sueño lejano.
 

El ciclismo es cosa de todos

Leszek J. Sibilski's picture
Disponible en : English

El maillot arco iris, el Giro de Italia, el Tour de Francia, o la Vuelta a España es lo que se nos viene a la mente cuando pensamos en el ciclismo. Sin embargo, el ciclismo de élite es sólo una pequeña parte de una rueda mucho más grande.
 
Según algunas estimaciones, ya hay más de dos billones de bicicletas en circulación en todo el mundo. Para el año 2050 ese número podría alcanzar los 5 billones. Más del 50 por ciento de la población sabe cómo montar en bicicleta. En China, el 37,2 por ciento de la población utiliza bicicletas. En Bélgica y Suiza, el 48 por ciento de la población las usa. En Japón, la cifra es del 57 por ciento, y en Finlandia del 60 por ciento. Holanda ostenta el récord de ser la nación con más bicicletas por habitante. También abundan los ciclistas en Noruega, Suecia, Alemania y Dinamarca. La capital danesa, Copenhague, es considerada como la mejor ciudad del mundo para los amantes de la bicicleta. Es conocida como la "Ciudad de los ciclistas", donde el 52 por ciento de la población utiliza una bicicleta para los desplazamientos diarios. Los ciclistas suelen gozar de mejor salud que aquellos viajeros que conducen vehículos de motor para ir a trabajar. Además tampoco se ven afectados por las decisiones de la OPEP sobre la producción de petróleo crudo o el precio del barril.

Concurso de fotos: ¿Qué cosa que ves cada día desearías cambiar?

Mario Trubiano's picture

Donde sea que vivas, cada día observas y experimentas cosas que te hacen pensar, molestan o inspiran y que desearías que fueran diferentes, o que te dieran esperanza. En vez de pasar de largo, ignorar o fingir que no hay un problema, queremos que tomes una foto y la compartas para ayudar a crear conciencia sobre los desafíos existentes en el lugar donde resides.

Hoy el Banco Mundial se dirige a ti —en tu calidad de ciudadano del mundo— para que le pongas un rostro a los problemas aparentemente insuperables que enfrentas, como el acceso al agua potable, la corrupción, las cocinas no contaminantes, el saneamiento, la desigualdad de género, o cualquier otro desafío real que encara tu comunidad. Estamos lanzando el concurso #Cadadíaveo (#EachDayISee) en Instagram, con el fin de compartir fotos del mundo que nos rodea y así llamar la atención sobre la gran cantidad de problemas económicos y sociales que afrontan las comunidades en todo el planeta.

#Cadadíaveo (#EachDayISee) - Concurso fotográfico en Instagram


Pages