Syndicate content

Pobreza

Los árboles y los bosques son claves para combatir el cambio climático y la pobreza. Al igual que las mujeres.

Patti Kristjanson's picture
Liberian woman's forest product market stand. © Gerardo Segura/World Bank
© Gerardo Segura/Banco Mundial

Según Global Forest Watch del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), entre 2001 y 2017 se perdieron 337 millones de hectáreas de árboles tropicales en todo el mundo, una superficie del tamaño de India.
 
Pareciera entonces que estamos perdiendo la batalla, si no la guerra, contra la deforestación tropical, y perdiendo una oportunidad fundamental para abordar el cambio climático (si la deforestación tropical fuera un país, ocuparía el tercer lugar en emisiones) (i) y reducir la pobreza. Por consiguiente, una pregunta básica es: ¿qué pueden hacer los inversionistas del sector forestal, los Gobiernos y otros actores para revertir estas tendencias alarmantes?

Los desafíos en materia de empleo son mayores que nunca en los países más pobres

Akihiko Nishio's picture


Durante la próxima década, cerca de 600 millones de personas buscarán empleo, principalmente en los países más pobres del mundo. Solo la región de Asia meridional tendrá que crear más de 13 millones de trabajos cada año para mantener el ritmo de su crecimiento demográfico. En África al sur del Sahara, a pesar de tener una población menor, el reto será aún mayor: se deberán crear 15 millones de empleos anuales.

Los desafíos en materia de empleo también preocupan en la actualidad, lo que hace la situación aún más compleja. Muchas personas en los países más pobres trabajan en empleos informales, mal remunerados y menos productivos, que suelen estar fuera de la economía formal y sujeta a impuestos. Y como la urbanización continúa, decenas de migrantes internos buscan trabajo, pero no pueden encontrar empleos de calidad y asalariados, ni tienen las habilidades que demandan los mercados. Como resultado, numerosas personas quedan al margen de la economía y no pueden contribuir al crecimiento de sus países.

800 millones de razones por las que la discapacidad es un problema de desarrollo clave

Kristalina Georgieva's picture
 Flore de Préneuf
Hombres y mujeres en la entrada de una escuela que brinda
educación a personas con discapacidad en Rumania. 
Fotografía: Flore de Préneuf/Banco Mundial/CC BY-NC-ND

En el último Foro Económico Mundial (i) en Davos, la desigualdad en el mundo fue un tema común. ¿Cómo podemos abordar las enormes brechas en cuanto a riqueza y oportunidades entre el 1 % más rico y los más pobres de la población mundial?, se preguntaban los delegados.

No es una pregunta fácil. No existe una receta mágica. Pero parte de la respuesta es mejorar la igualdad de oportunidades, razón por la cual el Banco Mundial (i) se centra cada vez más en realizar inversiones en capital humano a través de proyectos en nutrición, atención médica de calidad, educación, empleos y desarrollo de habilidades. Sin estas inversiones, se les niega a las personas la oportunidad de desplegar su potencial y todos pierden.
 

En solo cinco países vive la mitad de la población pobre del mundo

Roy Katayama's picture
En solo cinco países vive la mitad de la población pobre del mundo. © Banco Mundial


En 2015, 368 millones de personas —la mitad de los 736 millones de habitantes extremadamente pobres del mundo— vivían en solo cinco países. Estos son en orden descendiente: India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Etiopía y Bangladesh. Estos países son también los más poblados de Asia meridional y África al sur del Sahara, dos regiones que en conjunto representan el 85 % (629 millones) de los pobres del mundo. 

¿De qué manera el Índice de Capital Humano insta a la acción?

Jason Weaver's picture
Estudiantes en una escuela primaria en Tanzania. © Sarah Farhat/Banco Mundial
Estudiantes en una escuela primaria en Tanzania. © Sarah Farhat/Banco Mundial

Así es: ya está en marcha.

El 11 de octubre de 2018, el Grupo Banco Mundial (GBM) dio a conocer la versión inaugural de su Índice de Capital Humano (ICH), una herramienta que sirve para cuantificar la contribución de la salud y la educación a la productividad de la próxima generación de trabajadores de un país.

La pregunta subyacente del ICH es: “¿Qué cantidad de capital humano puede un niño que nace hoy esperar alcanzar a los 18 años, teniendo en cuenta los riesgos de mala salud y educación deficiente que existen en el país en el que vive? En todo el mundo, el 56 % de los niños que nacen hoy perderán más de la mitad de los posibles ingresos que ganarían a lo largo de su vida porque los Gobiernos y otras partes interesadas no están realizando inversiones eficaces para garantizar que la población sea saludable, educada y resiliente, de modo de estar preparada para los trabajos del futuro.

Es mucho más que dinero: se deben medir todas las dimensiones de la pobreza

Dhiraj Sharma's picture

Tomemos dos hogares que tienen el mismo nivel de consumo (o ingreso) por persona, pero que presentan diferencias en los siguientes aspectos. Todos los niños de la primera familia van a la escuela, mientras que los niños del segundo hogar trabajan para ayudar a su familia. La primera familia obtiene agua potable de un grifo conectado a la red de distribución pública, en cambio la segunda saca agua de un arroyo cercano. La vivienda de la primera familia se ilumina con electricidad en la noche, mientras que la casa de la segunda permanece a oscuras. Una persona novata reconocería fácilmente cuál de estos dos hogares está en mejor situación económica. Sin embargo, los indicadores tradicionales del bienestar familiar pondrían a ambos hogares a la par porque dicho bienestar se ha medido clásicamente usando el nivel de consumo (o del ingreso).

¿La pobreza monetaria capta todos los aspectos de la pobreza?

Daniel Mahler's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 

La pobreza es un concepto complejo. Una visión generalizada argumenta que aspectos importantes de la pobreza no se pueden medir en términos monetarios; de hecho, para abordar la pobreza con éxito, debemos medir todas sus dimensiones. La edición 2018 del informe La pobreza y la prosperidad compartida (i) publicada recientemente, contiene el primer intento del Banco Mundial de medir la pobreza multidimensional a nivel mundial. Existe una valiosa historia de las mediciones mundiales de la pobreza multidimensional, y un ejemplo destacado es el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) global (i) elaborado anualmente de manera conjunta por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Iniciativa sobre Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford. (i)

La medición del Banco Mundial de la pobreza multidimensional se inspira y usa como guía otras mediciones semejantes, pero se diferencia de muchas de ellas en un aspecto fundamental: la pobreza monetaria (un consumo diario de menos de USD 1,90 expresados en PPA de 2011) se incluye como una de las dimensiones de la pobreza. Si bien la pobreza monetaria, sin duda, no incluye todas las formas de carencia, capta la capacidad de un hogar de satisfacer necesidades básicas esenciales como alimentos, vivienda, ropa y otras que se obtienen comúnmente comprándolas en el mercado (o mediante autoabastecimiento).

Guía en línea para los Indicadores del Desarrollo Mundial: una nueva manera de encontrar datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

Los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI) son la principal colección de estadísticas internacionales sobre desarrollo que el Banco Mundial recopila de fuentes reconocidas oficialmente e incluyen estimaciones a nivel nacional, regional y mundial. Proporcionan acceso a casi 1600 indicadores para 217 economías, y algunas de las series cronológicas se remontan a más de 50 años. En la base de datos, los usuarios —analistas, encargados de formular políticas, académicos y todas las personas interesadas en la situación del mundo— pueden encontrar información relacionada con todos los aspectos del desarrollo, tanto actuales como históricos.

Hasta el año pasado el informe anual (i) de los Indicadores del Desarrollo Mundial estaba disponible en una versión impresa o en formato PDF. Este año, los usuarios tienen a su disposición un sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial, (i) donde pueden ver nuestros datos y además información acerca de la cobertura y la organización de estos, así como de las metodologías usadas. El sitio web constituye una guía útil y de fácil acceso para usar la base de datos y su objetivo es ofrecer a los usuarios una manera más simple de encontrar los indicadores disponibles, saber cómo son recopilados y hacer visualizaciones para analizar las tendencias de desarrollo.

¿Qué puede hacer usted en el nuevo sitio web de los Indicadores del Desarrollo Mundial?

1. Explorar los indicadores disponibles por tema

En los WDI, los indicadores se organizan en función de seis áreas temáticas: Pobreza y desigualdad, Población, Medio ambiente, Economía, Estados y mercados, y Vínculos mundiales. Cada página temática proporciona un panorama de los tipos de datos disponibles, una lista de los indicadores destacados e información acerca de las metodologías más utilizadas y los desafíos actuales en el ámbito de los datos.

Debemos intensificar nuestros esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones

Jim Yong Kim's picture
© Dominic Chavez/Banque mondiale
© Dominic Chavez/Banco Mundial

Todos los años el 17 de octubre, con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, en el Grupo Banco Mundial destacamos los avances logrados hacia nuestros dos objetivos: poner fin a la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida del 40 % más pobre en todos los países del mundo. Pero, más importante aún, en este día evaluamos cuánto nos falta.

Están aumentando los ingresos de los más pobres en 3 de cada 4 economías

Maria Ana Lugo's picture

En gran parte del mundo en la actualidad, se observa el crecimiento de los ingresos de los pobres. Para el Banco Mundial esto es la prosperidad compartida, que se define como el crecimiento medio anual de los ingresos o el consumo del 40 % más pobre de la población de cada país. De modo que, si la prosperidad compartida de una nación es de signo positivo, los pobres se están volviendo más ricos. 

Además, la prima de prosperidad compartida se define como la diferencia entre la tasa de crecimiento anual de los ingresos o el consumo del 40 % más pobre de la población y la tasa de crecimiento anual de la mediana en la economía. Una prima positiva indica que el 40 % más pobre está obteniendo una proporción mayor del ingreso general observado en la economía.


Pages