Syndicate content

Pobreza

Los “ninis” de América Latina: ni estudian ni trabajan ni son comprendidos

Halsey Rogers's picture


La imagen popular de la juventud de América Latina que no estudia ni trabaja no es positiva. Por un lado, el término usado para etiquetarlos –“ninis”– los define en  negativo. Proviene de la frase en español “ni estudian ni trabajan”.
 

(Casi) clase media

Oscar Calvo-González's picture

El grupo de latinoamericanos todavía vulnerable a caer en pobreza se ha movido tentadoramente cerca a la condición de clase media durante la última década. Los llamados vulnerables, aquellos que han salido de la pobreza pero aún no logran formar parte de la clase media, siguen siendo el grupo socio-económico más grande de América Latina. De hecho, su participación en el total de la población aumentó ligeramente (a 38% en 2013, de 35% en 2003). Pero, lo que es más importante, sus condiciones de vida mejoraron significativamente durante el mismo periodo. Los ingresos de los vulnerables están hoy mucho más cerca de la clase media –incluso cuando el aumento de sus ingresos no fue suficiente para cruzar la línea.

Fuente: SEDLAC (Banco Mundial y CEDLAS). Nota: Las curvas muestran la estimación de densidad kernel del logaritmo del ingreso familiar per cápita. Las curvas son calculadas utilizando datos armonizados agrupados de 17 países. Con el fin de analizar cada año el mismo grupo de países, se hizo una interpolación cuando los datos del país no estaban disponibles para un año determinado. 

Es el momento de Colombia

Gerardo Corrochano's picture

(istock/Daniel Ernst)

En 2016 Colombia puede hacer historia. Y cómo no, si después de más de  tres años de negociaciones está muy cerca de alcanzar un “Acuerdo para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, con lo que pondrá fin a un enfrentamiento armado y social interno de más de 50 años, el más largo en América Latina.

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

Reseña del año 2015 en medios sociales del Banco Mundial

Carlos Ferreyra's picture

Durante el año que pasó, por primera vez los indicadores del Banco Mundial detectaron una disminución de la pobreza mundial por debajo del 10 % del total de la población, lo que representa nuevos retos, pero también muchas oportunidades;  atestiguamos los exitosos trabajos del mundo para poner fin a la terrible epidemia del ébola; el mundo económico y financiero se reunió en la ciudad de Lima, Perú,  con motivo de las Reuniones Anuales 2015. Vimos nacer un nuevo compromiso de financiamiento para invertir en el desarrollo después del 2015; y más recientemente, unos 180 países se comprometieron en París a reducir las emisiones contaminantes de carbono, durante la #COP21; el acuerdo calificado de histórico permitirá detener el calentamiento global que nos afecta a todos.

Los temas que más resonaron entre nuestros seguidores en las redes sociales, fueron los siguientes:

Empezando con Twitter del Banco Mundial, en donde tenemos 296,878 seguidores, - ¡muchas gracias! - ,  los temas más comentados fueron el de la educación:

 

 

Rahim Alhaj, invitado de #Music4Dev, señala que “tenemos la responsabilidad de poner fin a la crisis de los refugiados”

Bassam Sebti's picture



Él aprendió a tocar el laúd árabe, un instrumento de cuerda fabricado en madera con forma de pera, a temprana edad en su ciudad natal de Bagdad. Creció escribiendo canciones de protesta contra el dictador que gobernó su país con mano de hierro durante tres décadas. Fue encarcelado, torturado y finalmente obligado a abandonar su amado Iraq en 1991. Más tarde, encontró refugio en Estados Unidos.

¿Historia de dos regiones?

Oscar Calvo-González's picture

"¿La pobreza en Latinoamérica se redujo producto de buenas políticas o de la buena suerte?". Frecuentemente recibo esta pregunta cuando comento que la pobreza en la región cayó de 40 a 25 por ciento entre 2003 y 2013. La respuesta es que fue un poco de ambas.

Como muestra la tabla a continuación, no cabe duda de que los pobres que viven en países ricos en recursos naturales se beneficiaron más que aquellos que viven en otros países. Puntualmente, como la tabla también destaca, el enorme incremento de ingresos resultado de la rápida subida del precio de las materias primas, se tradujo en un aumento en los ingresos laborales, que ayuda a explicar cerca de la mitad de la caída de la pobreza registrada en los países exportadores de materias primas. 

Nota: Clasificamos a los países en el grupo que experimentó un auge de materias primas si sus términos de intercambio aumentaron en 2% o más por año durante el periodo 2003-2013. 

Para mí, sin embargo, una historia interesante se esconde detrás de la línea de los países no exportadores de materias primas. A pesar de no contar con los recursos naturales para aprovechar el auge de precios de las materias primas, estos países fueron capaces de reducir la pobreza en unos 7 puntos porcentuales.

#Music4Dev del Banco Mundial contrae el “dengue”

Korina Lopez's picture

Banda de rock Dengue Fever

La banda Dengue Fever de Los Ángeles comparte su giro al rock camboyano de la década de 1960, un estilo musical que casi fue aniquilado durante la era de los jemeres rojos, y habla de Cambodian Living Arts, una organización sin fines de lucro que conecta a artistas tradicionales con jóvenes como un medio de preservación cultural.

Durante su brutal reinado de 1975 a 1979, los jemeres rojos mataron a aproximadamente 2 millones de personas, especialmente a artistas e intelectuales, incluso a las personas que usaban anteojos. Las artes y la música de Camboya están reapareciendo a través de la educación de las generaciones más jóvenes. Educar y crear conciencia sobre las artes camboyanas también significa empleo para los artistas maestros y, posiblemente, sus estudiantes.

Por qué la inclusión es algo bueno y acertado desde los puntos de vista moral y económico, respectivamente

Sri Mulyani Indrawati's picture
A slum, known as a 'favela,' rises on the outskirts of Salvador de Bahia, Brazil. © Scott Wallace/World Bank


​​Cuando enseñaba en la Universidad de Indonesia, mi país era el modelo de desarrollo económico. Indonesia experimentaba un crecimiento sólido, del 9 % en la década de 1990. La pobreza se estaba reduciendo. Empero, en Indonesia se habían generalizado la corrupción, el amiguismo, el nepotismo y el miedo bajo el gobierno autoritario del presidente Suharto. En el Parlamento no había un sistema de frenos y contrapesos. No existía rendición de cuentas ni transparencia. El control de la economía estaba en manos de unas pocas familias poderosas. La crisis financiera de 1998 desencadenó protestas estudiantiles en toda la nación, el denominado movimiento "reformasi". Me uní a los estudiantes que reclamaban el cambio. Protestamos hasta que Suharto renunció.


Pages