Syndicate content

Desarrollo del sector privado

Yunus dice a los jóvenes: Creen su propio futuro

Robert Hawkins's picture


“¿Qué están esperando? Vayan y creen su futuro”. Esta frase transmite la esencia de la conferencia (i) ofrecida por Muhammad Yunus la semana pasada en el Banco Mundial. Sus mensajes sobre el espíritu emprendedor y las empresas sociales hicieron surgir varias preguntas relacionadas con la manera en que pensamos acerca de la educación, las habilidades, el empleo y las perspectivas futuras de los jóvenes en el mundo.

Acabar con la pobreza e impulsar la prosperidad compartida tiene que ver con desarrollar el potencial humano

Ted Chu's picture

© Vikash Kumar

El concepto de frontera me ha fascinado durante toda mi vida. ¿Qué nos ha traído hasta aquí? ¿Qué sigue? Cuando era niño, mi libro favorito era “Ten Thousand Whys” (Los 10 000 porqués), una serie de ciencia popular con todo tipo de preguntas aparentemente triviales como “¿Por qué hay menos estrellas en el cielo en invierno?”

Últimos datos muestran el crecimiento y los desafíos de la participación privada en proyectos de infraestructura

Clive Harris's picture

 

Participación privada en proyectos de infraestructura
Participación privada en proyectos de infraestructura.


Los compromisos de inversión en proyectos de infraestructura con participación privada bajaron un 24 % en 2013 con respecto al año anterior. Debería ser una buena noticia que la información del primer semestre de 2014 –publicada recientemente en la base de datos sobre participación privada en infraestructura (PPI, por sus siglas en inglés) (i) del Grupo Banco Mundial, que cubre los sectores de energía, agua y saneamiento, y transporte– muestre un aumento de un 23 % en comparación con el primer semestre de 2013, con inversiones por un monto total de US$51 200 millones.

Sin embargo, una mirada de cerca (i) revela que este crecimiento se debe en gran medida a los compromisos en América Latina y el Caribe, y más concretamente en Brasil. De hecho, sin incluir a este país, el total de la inversión privada en infraestructura disminuye a US$21 900 millones, o sea, un 32 % más bajo que en el primer semestre de 2013. Durante el primer semestre de 2014, Brasil dominó el panorama de las inversiones con un monto de US$29 200 millones, equivalente al 57 % del total mundial.

¿Poner fin a la pobreza extrema? Comencemos con el acceso a los servicios financieros para todos

Jim Yong Kim's picture

¿Qué pasaría si no tuviera ninguna manera segura y asequible de ahorrar dinero, pagar cuentas u obtener un préstamo para iniciar una empresa?

Voces de Haití

Isabelle Schaefer's picture
Cinco años después de un devastador terremoto, que azotó la capital de Haití y los pueblos cercanos el 12 de enero de 2010, causando la muerte de 230 000 personas, el país continúa el proceso de reconstrucción y el pueblo haitiano muestra signos de resiliencia a pesar de la incertidumbre política actual. Casi todos tienen una historia que contar.
 

Aprender de aquello que funciona: IFC y negocios inclusivos

Eriko Ishikawa's picture
 © Bridge International
En una escuela de las Academias Internacionales Bridge de Kenya, los profesores usan tabletas durante las clases.

Unos 4500 millones de habitantes en los países en desarrollo son personas de ingreso bajo y viven con US$8 al día o menos (en términos de la paridad de poder adquisitivo de 2005). Ellos son la denominada base de la pirámide (BdP) y constituyen un mercado de consumidores de US$5 billones. Si bien abundan los estudios de casos en muchas de las empresas multinacionales de gran renombre que intentan llegar a este mercado, hasta ahora las empresas locales no han aprovechado las oportunidades de “negocio de la BdP”. ¿Por qué no estamos aprendiendo de las empresas que ya están teniendo resultados con la base de la pirámide?

Por qué Levi Strauss se está uniendo a una carrera que todos pueden ganar

David Love's picture
Phnom Penh, Cambodia Photo: Chhor Sokunthea / World Bank


​La industria mundial de la ropa se ha visto obligada a enfrentar algunas realidades duras y desagradables durante estos últimos años, y se la ha criticado por comprometerse en una “carrera hasta lo más bajo” especialmente en lo que tiene relación con las condiciones en que se fabrican algunas prendas.

Próxima Parada: El Centro Comercial

Daniel Pulido's picture
Sigue a los autores en Twitter: @danpulido y @IrenePortabales
 

Estación de Metro de Madrid esponsorizada
Muchos de los sistemas de metro del mundo no consiguen cubrir sus costos de operación con los ingresos tarifarios, mucho menos sus costos de capital. Una comparativa internacional llevada a cabo por las asociaciones de metros CoMET y Nova indica que, en promedio, los ingresos tarifarios de un sistema de metro cubren el 75% de sus costes de operación, mientras que los ingresos comerciales cubren aproximadamente un 15%, lo que supone un déficit del 10%. De igual modo, hemos hecho un cálculo de “números gordos” basado en los estados financieros de diversas empresas de metro de América Latina, corroborando que en promedio éstas presentaron un déficit en operación del 10% en el 2012, el cual asciende al 30% si se incluyen los costes de capital. Por supuesto existen ejemplos de metros que sí cubren sus gastos operacionales como son Santiago de Chile o Hong-Kong, pero otros como México DF necesitan subvención de la mitad de sus gastos de operación. Esta brecha de fondeo es un gran impedimento para mantener la calidad de los servicios y para ampliarlos para poder responder adecuadamente a las crecientes necesidades de desplazamiento.

Lamentablemente, el desfinanciamiento de los sistemas de transporte urbano es un problema generalizado, difícil de remediar con presupuestos públicos sobrecargados y/o soluciones inmediatas que aunque efectivas en teoría son difíciles de implementar en la práctica: el aumento de tarifas, por ejemplo, es una medida políticamente difícil y además genera mayor presión sobre los pobres, quienes más usan el transporte público; cobrar una tarifa que realmente cubra los costes socioeconómicos del uso del vehículo particular (tales como cargos por congestión) como instrumento de financiación del transporte público es también una medida impopular y difícil de implementar.

Dada esta situación, los operadores de transporte están continuamente buscando nuevas formas de recaudar fuentes adicionales de ingresos y así disminuir el déficit de financiación,  en muchos casos a través de asociaciones con el sector privado. A pesar de que muchos de los ejemplos se concentran en países desarrollados, algunos metros en América Latina y en otras regiones en vías de desarrollo están buscando aumentar sus ingresos no tarifarios:

¿Por qué a los ejecutivos empresariales les importa el cambio climático?

Jim Yong Kim's picture
Photo: © Dana Smillie / World Bank
Foto: © Dana Smillie / Banco Mundial

Durante los últimos meses, he oído a los líderes empresariales referirse al impacto que el cambio climático podría tener en sus industrias y en los bienes y servicios de los que todos dependemos. Puede que no hablen mucho de ello públicamente, pero están muy conscientes de los riesgos que conlleva un planeta más cálido para sus cadenas de suministro, fábricas y la fuerza laboral.

No es el “Cómo”; sino el “Por Qué”

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English
 

Casi no pasa una semana sin que escuche la frase: “no es el qué; sino el cómo”.  En el caso de la reforma de los subsidios a la energía en Oriente Medio y Norte de África (MENA), por ejemplo, la discusión no se ha centrado en si se deben reformar los subsidios (todos están de acuerdo en que los subsidios tienen que ser cambiados), sino en cómo se debe realizar tal reforma. Similares son las observaciones respecto a las regulaciones empresarialesla educaciónla agricultura o la salud.  Confieso que yo mismo he escrito cosas parecidas. Y hay numerosas propuestas semejantes en este blog.  

 Se necesitan reformas porque lo que existe en estos momentos es una política o un arreglo institucional que ha llegado a ser contraproducente. Pero antes de sugerir cómo cambiar esta situación, debemos preguntarnos por qué existe en absoluto esa política, por qué ha durado tanto tiempo y por qué no ha sido modificada. Sabemos, que estas políticas no surgieron por accidente, ni tampoco han permanecido porque alguien olvidó cambiarlas. Y es poco probable que sean modificadas solo porque un responsable de formular políticas lea un libro, artículo o una publicación en un blog titulada “Cómo reformar…”.


Pages