Syndicate content

Desarrollo social

Los jóvenes y la consolidación de la paz: una “función de teatro” a la vez

Bassam Sebti's picture

 

Según Aristóteles “los buenos hábitos adquiridos en la juventud marcan la diferencia”, y ¡qué gran diferencia está haciendo un grupo de jóvenes libaneses (hombres y mujeres) que abogan por la paz!

Sus edades fluctúan entre los 16 años y los 25 años. Son pobres y están desempleados. En el pasado lucharon, literalmente, unos contra otros en Trípoli, una ciudad libanesa dividida por grupos sectarios. Los suníes del barrio de Bab al-Tabbaneh y los alauíes del barrio de Jabal Mohsen se enfrentaron en reiteradas ocasiones.

Pero a comienzos de 2015, el Gobierno declaró un cese al fuego que puso fin a las series interminables de feroces enfrentamientos y restauró la calma en la ciudad.

En ese momento fue cuando representantes de una organización sin fines de lucro libanesa, que promueve la paz mediante el arte, fueron hasta Trípoli para realizar un tipo diferente de “reclutamiento”: uno en favor de la paz. March (i) congregó a los jóvenes para que fueran parte de ¡una obra de teatro!

El grupo organizó audiciones en las que pudieron participar más de 100 jóvenes de los dos barrios, y 16 de ellos fueron seleccionados: ocho de cada “bando”. La idea era simple: escribir y producir una comedia que se basara en sus vidas, y que fuera interpretada por aquellos que quisieran ser actores y presentada en todo Líbano. El proyecto los juntó e hizo que dejaran de ser actores de la guerra para convertirse en actores de teatro.

Datos mundiales demuestran la pobreza y la exclusión que sufren los pueblos indígenas

Gillette Hall's picture
Mujeres Hmong Flor, mercado de Bac Ha, Vietnam. Foto: Tran Thi Hoa/World Bank
Este es el primer blog de una serie relativa a los pueblos indígenas basada en un seminario web realizado recientemente por el Banco Mundial.

Según estimaciones, (PDF, en inglés) en todo el mundo existen actualmente unos 370 millones de indígenas. Ellos representan alrededor del 5 % de la población mundial y viven en más de 90 países, pero constituyen al menos el 15 % de la población extremadamente pobre del mundo y un tercio de los pobres rurales. Habitan, poseen y ocupan aproximadamente la cuarta parte de las tierras y las aguas de todo el mundo, que representan el 80 % de la biodiversidad del planeta. Sin embargo, las investigaciones muestran que los indígenas no solo viven en zonas rurales; también se establecen en zonas urbanas. Según el informe Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI: Primera década, (PDF) publicado recientemente por el Banco Mundial, casi la mitad de la población indígena de América Latina vive actualmente en zonas urbanas. Dondequiera que habiten, los pueblos indígenas enfrentan presiones específicas, como el hecho de pertenecer a los sectores más pobres y más marginalizados de sus sociedades.

 
¿Dónde están esos 370 millones de personas, quiénes son, y por qué constituyen un porcentaje tan considerable de la población pobre?
 
Solo un 8 % de la población indígena del mundo vive en América Latina —cifra mucho menor de lo que supone la mayoría de las personas. Por otro lado, más del 75 % de los indígenas habita en China, Asia meridional y Asia sudoriental, según el primer estudio mundial sobre la pobreza entre los pueblos indígenas en el mundo en desarrollo, titulado Indigenous Peoples, Poverty, and Development (Pueblos indígenas, pobreza y desarrollo). (i)  

La menstruación causa ausentismo escolar de las niñas en el mundo

Oni Lusk-Stover's picture
También disponible en: Inglés
En un informe de la UNESCO (i) se estima que 1 de cada 10 niñas en África al sur del Sahara no asiste a la escuela durante su periodo menstrual. De acuerdo a algunas estimaciones, esto equivale al 20 % de un año escolar determinado.  Muchas niñas abandonan la escuela totalmente una vez que empiezan a tener la regla. ¿Las jóvenes deberían perder el 20 % de los días de clases en un determinado año debido a la falta de instalaciones o la carencia de información o la escasez de productos sanitarios?  Gestión de la higiene menstrual  La solución podría encontrarse en la gestión de la higiene menstrual. En otras palabras, el acceso a información, preparación y asistencia adecuadas para poder manejar el periodo menstrual de una manera saludable, segura y digna.  Debería importarnos la gestión de la higiene menstrual porque puede aumentar el crecimiento y el empoderamiento económico y social. También puede contribuir al logro de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (i), entre ellos, aunque no exclusivamente: calidad de la educación (ODS 4), igualdad de género (ODS 5), y agua limpia y saneamiento (ODS 6).  En todo el Banco Mundial, nuestros colegas que trabajan en los temas del agua y saneamiento, salud, educación, empresas sociales y cuestiones de género colaboran para fomentar la gestión de la higiene menstrual dentro de nuestras operaciones. Estamos analizando intervenciones que puedan servir para mejorar el acceso a instalaciones de saneamiento, aumentar la conciencia acerca de la higiene y abordar el ausentismo escolar de las niñas.  Ensayos en Ghana  Se calcula que 11,5 millones de mujeres en Ghana no tienen acceso a instalaciones de gestión del saneamiento y de la higiene que separen los residuos del contacto humano. Según el último informe de seguimiento del agua y el saneamiento en las escuelas elaborado por UNICEF, (PDF, en inglés) el 59 % de las escuelas primarias en Ghana tiene agua adecuada y el 62 % posee un saneamiento apropiado.  En Ghana, se está planificando un ensayo aleatorio de control (EAC) en el contexto del componente de agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) en las escuelas incluido en el Proyecto de agua y saneamiento de la zona metropolitana de Accra. El objetivo es asegurar evidencia acerca del impacto que tiene la gestión de la higiene menstrual que incorpora el componente WASH sobre la educación de las niñas. Para el EAC previsto, el estudio incluirá cuatro grupos: 1.	Un conjunto de escuelas que no tienen ningún tipo de intervención (grupo de control); 2.	Un conjunto de escuelas que tienen solo programas de gestión de la higiene menstrual con instalaciones de WASH: retretes separados para las niñas y los niños, puertas con cerraduras, acceso a instalaciones de eliminación de residuos socialmente aceptables, acceso a agua para lavarse cerca de los retretes y espacio para cambiarse los productos sanitarios. 3.	Un conjunto de escuelas que tienen solo programas de educación sobre higiene menstrual, y 4.	Un conjunto de escuelas que tienen programas de educación sobre higiene menstrual combinados con programas de gestión de la higiene menstrual e instalaciones de WASH. Las medidas serán puestas a prueba, se implementará un conjunto de indicadores básicos, y luego de monitorear las intervenciones durante seis a ocho meses se realizará una evaluación final de impacto. Las conclusiones se documentarán y difundirán entre los destinatarios, que incluyen al Gobierno, el Banco Mundial, académicos y especialistas en desarrollo.  Colaboración del Banco Mundial y participación de los países reflejan creciente demanda de gestión de la higiene menstrual  En 2015, el Gobierno de India dio a conocer las Directrices nacionales sobre la gestión de la higiene menstrual (PDF, en inglés) para responder al posible ausentismo escolar de alrededor de 113 millones de adolescentes debido al inicio de la menarquía (su primera regla). Uno de los estudios en que se basaron las directrices nacionales concluyó que solo el 53 % de un total de 14 724 escuelas estatales tenía un retrete separado para las niñas y en condiciones de uso. Además, 132 millones de hogares informaron que carecían de un baño.  Aumentar la visibilidad y las medidas en el ámbito de la gestión de la higiene menstrual  Académicos, universidades, organizaciones no gubernamentales, organismos internacionales y el sector privado se han unido a mujeres jóvenes y comunidades en todo el mundo para aumentar la visibilidad y las medidas relacionadas con este tema que suele ser considerado como tabú. A continuación, le presentamos algunos ejemplos.  En abril de 2016, durante un evento de la iniciativa Let Girls Learn (i) realizado en el Banco Mundial, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se refirió de manera directa a cómo la menstruación puede influir en que las niñas no asistan a la escuela y cómo este problema debe ser abordado para permitir que las jóvenes continúen su educación.  UNICEF, UNGEI, Emory University y el Gobierno de Canadá se asociaron para crear el curso electrónico Agua, saneamiento e higiene (WASH) para las niñas en las escuelas: Aumentar la capacidad nacional para realizar investigaciones sobre la gestión de la higiene menstrual en las escuelas. (PDF, en inglés)  WASH United (i) encabezó este año el Día Mundial de la Higiene Menstrual, (i) celebrado el 28 de mayo. Durante esta jornada internacional, instituida en 2014, se realizaron más de 300 eventos en todo el mundo para crear conciencia y promover la adopción de mayores medidas.  Labor del Banco Mundial  Desde el año pasado, el grupo de trabajo del Banco Mundial sobre esta materia se reúne con emprendimientos sociales que abordan las cuestiones del acceso a productos sanitarios y la gestión de la higiene menstrual. Uno de estos encuentros se presenta en un blog del Banco Mundial publicado por Jaydeep Mandal, fundador y director gerente de Aakar Innovations, (i) una empresa social con sede en India. Como Mandal dice, Aakar Innovations además de dar a las mujeres acceso a productos higiénicos asequibles e inocuos para el medio ambiente o crear oportunidades de sustento para ellas, también trabaja para romper el silencio en torno a la menstruación.  Qué nos puede enseñar Kenya acerca de las toallas sanitarias  ZanaAfrica, (i) otra empresa social que opera en Kenya, fue creada para responder a la realidad de aproximadamente 1 millón de niñas que no van a la escuela debido a que no tienen acceso a toallas sanitarias y a los correspondientes programas de educación en salud reproductiva. El enfoque programático de ZanaAfrica para ayudar a las niñas se concentra en tres ámbitos: i) crear programas de educación en salud, ii) proveer toallas sanitarias y educación mediante asociados locales, y iii) encabezar esfuerzos en materia de políticas y promoción del tema. Para saber más acerca de la labor de ZanaAfrica, revise este reciente artículo (i) en NPR.  Es importante respaldar a Aakar Innovations, ZanaAfrica y una docena de otros emprendimientos sociales que trabajan para brindar productos sanitarios y educación en salud a las mujeres en todo el mundo. De cara al futuro, el Banco Mundial continuará promoviendo y apoyando los esfuerzos en materia de gestión de la higiene menstrual para garantizar que las jóvenes sean vistas y empoderadas a través de la adopción de un enfoque inclusivo e integral.  Las jóvenes y las mujeres deben tener acceso a productos sanitarios, información correcta sobre su propia salud durante la menstruación, y no deberían seguir sintiendo vergüenza o siendo estigmatizadas cuando tienen la regla. La próxima vez que escuche hablar sobre la gestión de la higiene menstrual, usted no solo sabrá qué significa, sino también por qué es importante.   Visite el sitio web del Banco Mundial sobre la educación de las niñas. (i) Visite Twitter (i) y Flipboard (i) para informarse más acerca de la labor del Grupo Banco Mundial en el ámbito de la educación.
Una estudiante de una escuela primaria en Freetown, Sierra Leona. Foto: © Dominic Chavez/Banco Mundial

En un informe de la UNESCO (i) se estima que 1 de cada 10 niñas en África al sur del Sahara no asiste a la escuela durante su periodo menstrual. De acuerdo a algunas estimaciones, esto equivale al 20 % de un año escolar determinado.

Muchas niñas abandonan la escuela totalmente una vez que empiezan a tener la regla. ¿Las jóvenes deberían perder el 20 % de los días de clases en un determinado año debido a la falta de instalaciones o la carencia de información o la escasez de productos sanitarios?

¿Un programa de MTV es el arma más reciente contra el VIH/sida en África?

Korina Lopez's picture

La última novedad en la lucha contra el VIH/sida en África no fue concebida en un laboratorio con decenas de científicos, sino en un escenario de televisión con actores, maquilladores, productores y directores. ¿De qué estamos hablando? La Fundación Staying Alive de MTV produjo el programa de entretenimiento educativo Shuga, una serie de televisión dirigida a los jóvenes africanos. La actriz ganadora del Oscar Lupita Nyong'o protagonizó las dos primeras temporadas de la serie. El programa se transmite en más de 70 países, llegando a más de 750 millones de personas en todo el mundo.  

Programa de telerrealidad árabe pone a prueba la sensibilidad y la empatía de los participantes

Bassam Sebti's picture



Es el mes del Ramadán y los canales de TV árabes están engalanados con programas que incluyen desde populares telenovelas que se repiten hasta shows de cocina y de concursos, pero hay uno que está en boca de todos.

Al Sadma, o “El choque”, es una versión en árabe del famoso show estadounidense What Would You Do, un programa de telerrealidad de bromas. Pero este no es como muchos otros programas de telerrealidad de mal gusto que aplican el miedo (i) e incluso el terror; (i) se trata de un programa en que se aborda la moralidad y se analiza la sensibilidad de los participantes.

Una historia de muchas ciudades: el seguimiento de la urbanización en el mundo

Chandan Deuskar's picture


Esta publicación forma parte de una serie de blogs (i) relativo a  los objetivos de desarrollo sostenible y los datos de la edición 2016 de los Indicadores del desarrollo mundial . Chris Sall también contribuyó en este blog.

 

Cerca del 60 % de las personas vivirá en áreas urbanas en 2030, según la ONU. Gran parte del aumento de la población urbana entre el presente y 2030, y que se traducirá en 1000 millones de habitantes más, se registrará en Asia y África, regiones que atraviesan por transformaciones que cambiarán de manera permanente sus trayectorias económicas, ambientales, sociales y políticas.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 procura garantizar que las ciudades y otros asentamientos humanos sean seguros, inclusivos, resilientes y sostenibles, concentrándose en la vivienda y los barrios de tugurios, el transporte, los procesos de planificación participativa, el patrimonio cultural, el manejo de los desechos, la calidad del aire, la gestión del riesgo de desastres y otras cuestiones.

Seis cosas acerca del nuevo marco de adquisiciones del Banco Mundial

Ravi Kumar's picture
Estudiantes en el Líbano. Foto: © Dominic Chavez/Banco Mundial.

Estudiantes en las escuelas públicas que no tienen libros de texto al inicio del año escolar. Centros de salud en los pueblos que no cuentan ni siquiera con los medicamentos más básicos. En estos casos, a menudo, se culpa a los procesos de adquisiciones.

Un sistema de adquisiciones eficiente no es solo una buena idea, constituye una herramienta necesaria para que todos los Gobiernos (nacionales y locales) puedan funcionar de manera adecuada y prestar servicios públicos.

Cómo estamos combatiendo el conflicto y la fragilidad en los lugares donde la pobreza es mayor

Sri Mulyani Indrawati's picture

View from cave, Mali. © Curt Carnemark/World Bank

Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030:
buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

A fines de 2030, más de la mitad de las personas pobres del mundo vivirán en países muy pobres afectados por conflictos y fragilidad, o altos niveles de violencia.

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

La Revolución “Big Data” en estudios sociales: ¿Qué hemos aprendido y hacia dónde vamos?

Carlos Rodríguez Castelán's picture
    

Aunque muchos han recalcado la falta de precisión con la que se ha usado el término “Big Data” para referirse a una gama de fenómenos cibernéticos, lo cierto es que éste  no deja de causar sensación y controversia,  ya que ha significado un gran brinco que ha permitido superar la barrera de la falta de información frecuente y representativa.
 

Pages