Syndicate content

Desarrollo social

Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una nueva guía visual de los datos sobre el desarrollo

World Bank Data Team's picture

El Banco Mundial se complace en dar a conocer el Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), (i) una nueva publicación (i) con más de 150 mapas y visualizaciones de datos que ilustran los avances realizados por las sociedades para lograr los 17 ODS.
 
El atlas forma parte de los productos relacionados con los Indicadores del Desarrollo Mundial (WDI), (i) una base de datos que contiene estadísticas nacionales comparables y de alta calidad acerca del desarrollo y las condiciones de vida de las personas en todo el mundo. Ud. puede:

Tendencias, comparaciones y análisis nacionales de los 17 ODS 

Hacer que las voces locales cuenten: Cómo Senegal y Túnez se inspiran mutuamente en la reforma de la gobernanza

Salim Rouhana's picture

Also available in: English

Foto: Mo Ibrahim Foundation / Flickr Creative Commons

Hace seis años se inició una revolución en Túnez, desencadenada por un joven tunecino desempleado de una ciudad secundaria que estaba desesperado por hacer oír su voz (i). Esta revolución reorganizó la agenda de desarrollo del país y desencadenó un proceso de descentralización para dar más voz a los gobiernos locales en la formulación de políticas. Desde entonces, la labor del Grupo Banco Mundial en materia de gobernanza local en Túnez se ha ampliado desde equipar a los municipios con servicios básicos hasta abordar los diversos desafíos de la descentralización: reforma institucional, procesos participativos, transparencia y rendición de cuentas, fortalecimiento de capacidades y evaluación del desempeño.

Día Internacional del Migrante: impulsar la prosperidad a través de la movilidad

Manjula Luthria's picture
Estamos en la antesala del inicio de una era de mayor movilidad. Foto: © Dominic Chavez/Banco Mundial.

En todas partes existen historias y anécdotas de cómo los migrantes contribuyen a nuestras economías. En un informe del McKinsey Global Institute, (i) publicado recientemente, se dieron a conocer algunas cifras. Los migrantes representan solo el 3,4 % de la población en el mundo, pero generan el 9,4 % de la producción mundial, o unos USD 6,7 billones. Esto es casi tanto como el volumen de los PIB combinados de Francia, Alemania y Suiza. Al compararse con lo que habrían producido si se hubieran quedado en sus países de origen, ellos aportarían USD 3 billones, es decir, aproximadamente la producción económica combinada de India e Indonesia.

¿Qué tan equitativo es el entorno en los países de América Latina y el Caribe?

Oscar Calvo-González's picture

En menos de una generación la región de América Latina y el Caribe ha alcanzado un importante progreso en la expansión de servicios públicos necesarios para que los niños tengan éxito en su vida como adultos.

Las habilidades, conocimiento y salud acumulados por los individuos al alcanzar la edad adulta son esenciales para conseguir empleo, acelerar la movilidad social y reducir la desigualdad a largo plazo. El progreso observado en la región va desde el aumento en el acceso a salud y educación, hasta el agua corriente y la electricidad. Sin embargo, dicho progreso ha sido heterogéneo, tanto en los distintos países como en los distintos servicios básicos.

Hoy, en América Latina el entorno es más equitativo respecto al acceso a electricidad, donde observamos la mayor reducción en las brechas de cobertura. En la figura 1 se muestra como el país con desempeño medio en la región (la mediana) se compara con el país con el más alto nivel de cobertura (denominado el “mejor de la clase”)  en tres servicios básicos para niños. Enfocarnos en niños permite argumentar que cualquier diferencia en el acceso se debe principalmente a circunstancias fuera de su control (educación de los padres, características del hogar, lugar de nacimiento). En el caso de acceso a la electricidad, la mediana regional no solo ha convergido hacia el país de mejor desempeño, sino que alcanza una cobertura de 99%.

Perú: visiones del desarrollo a 4 mil metros de altura

Jorge Familiar's picture


Pasco, Perú. Esta comunidad de los Andes parece distinguirse por tener muchos hitos: a 4,380 metros de altura, es la más alta del Perú y una de las más antiguas del país. Cuna de la milenaria cultura Wari, es hogar de diversos pueblos que honran sus tradiciones y buscan mejorar sus condiciones de vida.

De hecho, Pasco es también una de las ciudades andinas más pujantes, con pequeños agricultores y ganaderos que ahora venden sus productos al resto del territorio nacional.

Sin embargo, como líderes indígenas me expresaron durante mi visita, sus comunidades aún enfrentan grandes retos. Entre ellos, la necesidad esencial de un mejor sistema de agua y saneamiento, además de las oportunidades de educación y empleo.

Esta situación no es única en los Andes peruanos. Existe en el resto de América Latina. Porque si bien los pueblos indígenas han logrado avances sociales significativos, sobre todo durante la bonanza de las materias primas, aún enfrentan rezagos importantes, como lo muestra nuestro estudio Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI.

Hábitat III: La Nueva Agenda Urbana y el rol de los bancos multilaterales de desarrollo

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
En apoyo de la "Nueva Agenda Urbana" adoptada esta semana durante la conferencia mundial de Hábitat III organizada por la ONU, ocho bancos multilaterales de desarrollo (BMD)- el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), Banco Africano de Desarrollo (BAFD), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Islámico de Desarrollo (BIsD), y el Banco Mundial - están poniendo el contenido de la agenda en práctica mediante la emisión de una "Declaración Conjunta", expresando su compromiso para promover la urbanización y las comunidades urbanas equitativas, sostenibles y productivas.

Ede Ijjasz-Vasquez, Director superior de las Prácticas Mundiales de Desarrollo Social, Urbano y Rural, y Resiliencia del Banco Mundial, habla con Juan Pablo Bonilla, Gerente del Sector de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del  BID, sobre cómo las organizaciones trabajarán conjuntamente para financiar la "Nueva Agenda Urbana".
 

Buscar oportunidades en las regiones menos desarrolladas del Alto Egipto

Axel Baeumler's picture
También disponible en: Inglés

Dos tercios de los pobres de Egipto —alrededor de 12 millones de personas— viven en el Alto Egipto, donde el nivel de desarrollo económico está notoriamente rezagado con respecto a otras regiones del país. Pero la búsqueda de soluciones para impulsar el crecimiento del sector privado en regiones menos desarrolladas como estas puede constituir un desafío difícil de resolver.

Para enfrentar este reto, hemos pasado los últimos 12 meses elaborando un programa basado en resultados por un monto de USD 500 millones destinado a beneficiar a algunas de las áreas menos desarrolladas del país.

Con este fin, creamos un equipo integrado por expertos del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional provenientes de diversos campos, tales como comercio y competitividad; desarrollo social, urbano, rural, y resiliencia; transporte y TIC, y medio ambiente. Desarrollamos un enfoque en que se dio prioridad al crecimiento y la creación de empleo impulsados por el sector privado en consonancia con la visión del desarrollo de Egipto y la demanda de apoyo del Grupo Banco Mundial.

#EsPosible poner fin a la pobreza

Christine Montgomery's picture

Acabar con la pobreza está a nuestro alcance. El porcentaje de personas que viven en pobreza extrema en el mundo ha caído a más de la mitad desde 1990, gracias a los esfuerzos sostenidos de innumerables individuos, organizaciones y naciones.

Show us how #ItsPossible.

Las consecuencias económicas y sociales de la robotización

Harm Bandholz's picture
También disponible en: Inglés

Harm Bandholz es un bloguero invitado y actual economista jefe en EE. UU. del Grupo UniCredit.
Un trabajador en una planta industrial de la India. Foto: Banco Mundial.

Los robots constituyen solo una de las últimas etapas en el desarrollo tecnológico. La cantidad de robots que usan las empresas para aumentar la productividad se ha incrementado rápidamente en los últimos años. Y no hay ninguna razón para creer que este ritmo de la robotización empezará a disminuir en el corto plazo.

Por qué poner fin a la violencia es un imperativo del desarrollo

Ede Ijjasz-Vasquez's picture

Cada año, alrededor de medio millón de personas son víctimas de homicidios intencionales. Esto significa que se pierde una vida cada minuto debido a la violencia en todo el mundo.
América Latina y el Caribe es una de las regiones más afectadas por la violencia crónica. Hoy, en la región se registra una tasa promedio de 24 homicidios por cada 100 000 habitantes, es decir más del doble del umbral de violencia endémica que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si la violencia es una epidemia, los jóvenes constituyen, por una gran diferencia, el grupo más grande en situación de riesgo. En América Latina, el índice de homicidios de hombres de entre 15 y 24 años de edad llega a ser de 92 por cada 100 000 habitantes, casi cuatro veces el promedio regional. Los jóvenes de entre 25 y 29 años, predominantemente varones, son también los autores principales de delitos y actos de violencia, según un próximo informe del Banco Mundial.

La violencia endémica se traduce también en menos productividad, peores resultados en materia de salud y elevados costos de seguridad. Los costos acumulados de la violencia son enormes (representan hasta el 10 % del PIB en algunos países), y tienen consecuencias negativas a largo plazo en materia de desarrollo humano, social, económico y sostenible.

Poner fin a la violencia no solo es un deber en los ámbitos del derecho y la justicia, sino también un imperativo del desarrollo.

La buena noticia es que la violencia se puede prevenir. Por ejemplo, ciudades como Medellín en Colombia y Diadema en Brasil lograron reducir considerablemente la tasa de homicidios en las últimas décadas, gracias a soluciones ajustadas a sus situaciones específicas y respaldadas por análisis de datos sólidos y un enfoque que incluye a “toda la sociedad”.

En este video, analizaremos por qué la violencia es una cuestión de desarrollo importante; cómo los países y las ciudades pueden combatir eficazmente la violencia y el delito, y qué iniciativas están llevando a cabo el Banco Mundial y sus asociados a fin de garantizar condiciones de seguridad y oportunidades para todos, en especial los jóvenes y las personas pobres que viven en zonas urbanas.


Enlaces relacionados:
Artículo: Violencia urbana: un problema con proporciones de epidemia
Artículo: La violencia en América Latina: ¿una epidemia peor que el ébola o el sida?
Blog: Obstáculos para el desarrollo: ¿qué datos sobre la fragilidad, los conflictos y la violencia están disponibles?


 

Pages