Syndicate content

Desarrollo urbano

¿Qué pueden decirnos las imágenes satelitales sobre las ciudades?

Sarah Elizabeth Antos's picture

En los últimos años, el interés hacia las imágenes satelitales se ha vuelto cada vez más fuerte. Herramientas como Google Earth, drones y microsatélites han acaparado los titulares y reducido los precios. Los planificadores urbanos recurren cada vez más a datos obtenidos por teledetección para comprender mejor sus ciudades.
 
Pero el hecho de que ahora tengamos acceso a una gran cantidad de imágenes de alta resolución de una ciudad no significa que de repente tengamos idea de cómo esta funciona.
 

¿Cómo construir un metro resistente a la naturaleza?

Sofía Guerrero Gámez's picture
Trabajos de construcción de infraestructura de metro en Lima. / Banco Mundial
Trabajos de construcción de infraestructura de metro en Lima. / Banco Mundial - AATE. 
Los sismos representan algunos de los mayores riesgos a la infraestructura del Perú y de Ecuador. Los ejemplos son varios. En 2007, un terremoto de magnitud 8.0 golpeó la costa sur del Perú, cobrando las vidas de 520 personas y colapsando viviendas, colegios y hospitales. El más reciente sismo de Ecuador, en 2016, dejó más de 200 personas fallecidas y cientos de heridos.

Pero estos riesgos no son exclusivos de América Latina. Considerado como uno de los países con mayor actividad sísmica en el mundo, Japón ha desarrollado una importante experiencia en resiliencia frente a sismos. El sector de transporte ha sido una parte integral de la forma de gestionar el riesgo sísmico, algo muy razonable si se consideran las consecuencias potenciales de un evento sísmico en la infraestructura de transporte, las operaciones y la seguridad de los usuarios.

Ciudades más habitables y prósperas: los 4 pasos que debería dar el Perú

Zoe Elena Trohanis's picture
Vista del Metropolitano de noche. Lima. Perú.

Comparadas con Lima, la mayoría de las ciudades peruanas de tamaño intermedio están rezagadas en crecimiento económico, infraestructura y servicios públicos. Urge superar estos desequilibrios.

Concurso fotográfico: ganadores capturan el futuro de las ciudades sostenibles

Xueman Wang's picture

La premisa que inspiró el concurso fotográfico Ciudades Sostenibles era simple. Queríamos saber qué “se imaginan” las personas en todo el mundo cuando oyen las palabras “ciudades sostenibles”.

 
Las fotografías enviadas son muy reveladoras. En la Plataforma Mundial para las Ciudades Sostenibles (i) recibimos más de 90 trabajos de participantes de más de 40 países de todo el planeta.

Los fotógrafos intentaron comunicar dos necesidades: la necesidad urgente de infraestructura que permita crear ciudades más resilientes y sostenibles y la necesidad de aspirar a ideales más ecológicos de manera de construir comunidades sostenibles para todos.

Ganador: Yanick Folly (Benin)
Creciendo día a día, nuestro mundo está siempre en movimiento. Basta mirar el gran mercado lleno de vida de Benin. #SustainableCities

Esta imagen, además, nos recuerda que las ciudades están formadas por personas. Cualquier conjunto de soluciones para lograr “ciudades sostenibles” deberá tener sentido para los habitantes que recorren las calles a diario.

 

Invertir en un futuro más luminoso: proyectos de alumbrado público que involucran alianzas público-privadas

Susanne Foerster's picture
Foto: Adam Jones/Wikimedia Commons.


Invertir en un sistema de alumbrado público de bajo consumo energético puede significar un cambio radical para los municipios.

Por un lado, el cambio hacia sistemas de alumbrado público modernos basados en diodos emisores de luz (LED) constituye una oportunidad para los Gobiernos municipales de bajar el consumo de energía y los costos de operación y mantenimiento y, al mismo tiempo, reducir la huella de carbono total.

Además, un sistema de alumbrado público confiable puede tener una serie de beneficios socioeconómicos, entre ellos una mayor sensación de seguridad de las personas y una reducción de los accidentes gracias a la mejor iluminación en las calles y un aumento de la actividad económica y social al atardecer.

Tres razones por las que todos debemos preocuparnos por los pueblos indígenas

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Hoy, 9 de agosto, es el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. En todo el mundo, hay alrededor de 370 millones de pueblos indígenas y minorías étnicas que viven en más de 90 países.

No importa dónde vivamos o quiénes somos, todos debemos preocuparnos por los pueblos indígenas. ¿Por qué?



En primer lugar, es más probable que los pueblos indígenas y las minorías étnicas sean pobres.

Si bien los pueblos indígenas conforman solo el 5 % de la población mundial, representan alrededor del 15 % de los pobres extremos del mundo. Están sobrerrepresentados.

Y si uno pertenece a una familia indígena en América Latina, entonces tiene tres veces más probabilidades de ser pobre que alguien de una familia no indígena de la misma región.

Las lluvias de El Niño que se llevaron los caminos del Perú

Irene Portabales González's picture
También disponible en Inglés.

El papel de la infraestructura de transporte durante la emergencia causada por el fenómeno natural.
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Las lluvias que este año han azotado el norte del Perú han sido 10 veces más fuertes que de costumbre. Esto ha llevado al desborde de ríos y a avalanchas de lodo en numerosas áreas del país y, en consecuencia, se ha declarado el estado de emergencia en 10 regiones.

La causa de estas fuertes lluvias es el Niño, un fenómeno natural caracterizado por el calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial central y oriental. Este fenómeno dura alrededor de 18 meses, se produce cada 2 a 7 años y explica la alteración de los patrones normales de precipitación y de circulación atmosférica tropical, que dan lugar a eventos climáticos extremos en todo el planeta.

El reto de construir más viviendas asequibles en el Perú

Zoe Elena Trohanis's picture
Banco Mundial

¿Qué haría usted si no tuviera la oportunidad de adquirir una vivienda bien construida y ubicada en una zona segura? ¿Viviría con algún familiar? ¿Alquilaría un departamento? ¿O quizá lo arriesgaría todo e invertiría sus ahorros en construir su casa en un terreno vulnerable, expuesto a algún riesgo o desastre natural, e incluso sin el título de propiedad? Lamentablemente, estas son las decisiones que enfrentan muchas familias en el Perú, un país que registra el tercer déficit de vivienda más grande de América Latina.

Para lograr el objetivo de #ViviendasParaTodos no desperdiciemos lo bueno por culpa de lo malo

Luis Triveno's picture
También disponible en: English | Français 
 


En un mundo dividido acerca de cómo ocuparse de problemas graves como el terrorismo, la inmigración, el libre comercio y el cambio climático, los Gobiernos coinciden en que es urgente solucionar el problema que puede afirmarse es el más grande de todos: proporcionar viviendas seguras, bien ubicadas y asequibles a los miles de millones de personas que las necesitan. (i)
Incluso existe acuerdo sobre los pasos básicos para lograr ese objetivo: mejorar la gestión de la tierra (i) y adoptar políticas más neutrales relacionadas con la tenencia de tierras.

También hay consenso en relación a que los Gobiernos no están en condiciones de pagar esta cuenta por sí solos. Según la empresa de consultoría McKinsey & Company, solucionar el “déficit de vivienda en el mundo” tiene un costo anual de USD 1,6 billones, una cifra que representa el doble del costo (i) de las inversiones mundiales necesarias en infraestructura pública para mantener el ritmo del crecimiento del PIB.

A medida que nos acercamos al año 2018, cuando se celebrará el septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en que la vivienda se considera un “derecho humano universal”, (i) es hora que los Gobiernos recurran a una solución clara para reducir el déficit de viviendas que continúan ignorando a su propio riesgo, y esta solución es el financiamiento de mercado a largo plazo. Sin un aumento substancial en el capital privado, el déficit de viviendas continuará aumentando, y con ello las probabilidades de descontento social. (i)


Pages