Syndicate content

Desarrollo urbano

#EsPosible poner fin a la pobreza

Christine Montgomery's picture

Acabar con la pobreza está a nuestro alcance. El porcentaje de personas que viven en pobreza extrema en el mundo ha caído ya por debajo del 10 %, gracias a los esfuerzos sostenidos de innumerables individuos, organizaciones y naciones.

Show us how #ItsPossible.

Las consecuencias económicas y sociales de la robotización

Harm Bandholz's picture
También disponible en: Inglés

Harm Bandholz es un bloguero invitado y actual economista jefe en EE. UU. del Grupo UniCredit.
Un trabajador en una planta industrial de la India. Foto: Banco Mundial.

Los robots constituyen solo una de las últimas etapas en el desarrollo tecnológico. La cantidad de robots que usan las empresas para aumentar la productividad se ha incrementado rápidamente en los últimos años. Y no hay ninguna razón para creer que este ritmo de la robotización empezará a disminuir en el corto plazo.

Por qué poner fin a la violencia es un imperativo del desarrollo

Ede Ijjasz-Vasquez's picture

Cada año, alrededor de medio millón de personas son víctimas de homicidios intencionales. Esto significa que se pierde una vida cada minuto debido a la violencia en todo el mundo.
América Latina y el Caribe es una de las regiones más afectadas por la violencia crónica. Hoy, en la región se registra una tasa promedio de 24 homicidios por cada 100 000 habitantes, es decir más del doble del umbral de violencia endémica que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si la violencia es una epidemia, los jóvenes constituyen, por una gran diferencia, el grupo más grande en situación de riesgo. En América Latina, el índice de homicidios de hombres de entre 15 y 24 años de edad llega a ser de 92 por cada 100 000 habitantes, casi cuatro veces el promedio regional. Los jóvenes de entre 25 y 29 años, predominantemente varones, son también los autores principales de delitos y actos de violencia, según un próximo informe del Banco Mundial.

La violencia endémica se traduce también en menos productividad, peores resultados en materia de salud y elevados costos de seguridad. Los costos acumulados de la violencia son enormes (representan hasta el 10 % del PIB en algunos países), y tienen consecuencias negativas a largo plazo en materia de desarrollo humano, social, económico y sostenible.

Poner fin a la violencia no solo es un deber en los ámbitos del derecho y la justicia, sino también un imperativo del desarrollo.

La buena noticia es que la violencia se puede prevenir. Por ejemplo, ciudades como Medellín en Colombia y Diadema en Brasil lograron reducir considerablemente la tasa de homicidios en las últimas décadas, gracias a soluciones ajustadas a sus situaciones específicas y respaldadas por análisis de datos sólidos y un enfoque que incluye a “toda la sociedad”.

En este video, analizaremos por qué la violencia es una cuestión de desarrollo importante; cómo los países y las ciudades pueden combatir eficazmente la violencia y el delito, y qué iniciativas están llevando a cabo el Banco Mundial y sus asociados a fin de garantizar condiciones de seguridad y oportunidades para todos, en especial los jóvenes y las personas pobres que viven en zonas urbanas.


Enlaces relacionados:
Artículo: Violencia urbana: un problema con proporciones de epidemia
Artículo: La violencia en América Latina: ¿una epidemia peor que el ébola o el sida?
Blog: Obstáculos para el desarrollo: ¿qué datos sobre la fragilidad, los conflictos y la violencia están disponibles?


 

Promover una alianza para lograr la seguridad hídrica en todo el mundo

Jennifer J. Sara's picture
También disponible en: Inglés

© Banco MundialLa comunidad mundial relacionada con el agua se reúne en Estocolmo con ocasión de la Semana Mundial del Agua 2016. (i) El tema de este año, “Water for Sustainable Growth” (Agua para el crecimiento sostenible), llega en un momento crucial, cuando nos estamos movilizando para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en los cuales el agua es un elemento esencial. (i)

El agua está presente prácticamente en todos los aspectos del desarrollo, ya que impulsa el crecimiento económico, sustenta los ecosistemas saludables, y es fundamental para la vida. Sin embargo, el agua puede amenazar y promover la salud y la prosperidad. Los peligros vinculados con el agua, entre ellos las inundaciones, tormentas y sequías, son actualmente responsables de 9 de cada 10 desastres naturales, y se espera que el cambio climático aumente esos riesgos. El riesgo de conflicto e inestabilidad se podría también acrecentar a medida que los recursos hídricos estén bajo una mayor presión.

En las próximas dos décadas, y posteriormente, la competencia entre los sectores de la agricultura y la energía con las ciudades por el uso del agua generará nuevas y mayores presiones en el sector hídrico. Actualmente, más de 4000 millones de personas viven en zonas donde el consumo de agua es mayor que los recursos renovables durante un periodo del año, y esta cifra seguirá aumentando.

Readaptación: una política de vivienda que salva vidas

Luis Triveno's picture
 USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr
Construcción de viviendas resistentes a terremotos en Perú. Imagen: USAID/OFDA, Auriana Koutnik/Flickr

Cuando un huracán, terremoto u otro desastre natural golpea a un país pobre, muchas veces las familias se enfrentan a una doble tragedia: la pérdida de seres queridos y de su activo más preciado (y muchas veces el único): su hogar. Tras el terremoto de magnitud 7,0 que azotó Haití en 2010, y mató a más de 260.000 personas, el 70% de las pérdidas de activos estuvieron relacionadas con la vivienda. 
 
Ecuador debe desembolsar miles de millones de dólares en costos de reconstrucción tras el terremoto de 7,8 en abril, que mató a 900 e hirió a casi 28.000 personas. Si Perú sufriese un terremoto de magnitud 8,0, alrededor del 80% de las pérdidas económicas potenciales estarían relacionadas con la vivienda.
 
Y si bien la furia de la naturaleza no distingue entre áreas urbanas y rurales, la mayor parte de las pérdidas causadas por un desastre se concentra en las ciudades, y afecta de manera desproporcionada a los pobres. Esto representa un gran desafío para los países de ingreso bajo y medio.
 
En América Latina y el Caribe, 200 millones de personas -1/3 de la población- vive en asentamientos informales, donde la mayoría de las viviendas no cumple con las normas de construcción y los seguros de vivienda son inexistentes. No debería sorprender que los distritos informales (es decir, los barrios más pobres) de la región sufran la mayor parte de las muertes relacionadas con los desastres naturales.
 
A pesar de esto, las políticas de vivienda orientadas a los pobres suelen enfocarse en ayudar a construir nuevas unidades, en lugar de readaptar las viviendas existentes para hacerlas más seguras (a veces ignorando el hecho de que suelen ser las construcciones, y no los terremotos, lo que mata a las personas).

Cómo poner en práctica el concepto de “innovación abierta” en los Gobiernos municipales

Victor Mulas's picture
También disponible en: Inglés

Ciudad sustentableLas autoridades municipales enfrentan desafíos cada vez más difíciles. A medida que aumentan las tasas de urbanización, las ciudades tienen que responder a una demanda más alta de servicios por parte de una población más numerosa y densamente distribuida. Por otro lado, los cambios rápidos en la economía mundial afectan a las ciudades que tienen dificultades para adaptarse a estos cambios, lo que a menudo redunda en una depresión económica y un éxodo poblacional.
 

Cómo los espacios públicos ayudarán a cambiar las ciudades para mejor

Gunes Basat's picture
También disponible en: Inglés

¿Cómo hacer que las ciudades sean más habitables para las personas? ¿Cómo crear espacios públicos inclusivos y accesibles para todos?

No soy planificadora urbana ni arquitecta. Tampoco soy socióloga o antropóloga. Pero en base a mi experiencia personal, puedo decir las razones por las cuales los espacios públicos son importantes en la vida de las personas. Solo cierre los ojos por un segundo y piense en su espacio público favorito. ¿Qué es lo que más le gusta hacer allí? ¿Por qué cree que le gusta que este exista?.

Nuevas clasificaciones de los países por nivel de ingreso

World Bank Data Team's picture

El 1 de julio de cada año, se revisa la clasificación analítica de las economías del mundo sobre la base de las estimaciones del ingreso nacional bruto (INB) per cápita del año anterior. A partir del 1 de julio de 2016, las economías de ingreso bajo se definen como aquellas que tienen un INB per cápita de USD 1025 o inferior en 2015, calculado según el método Atlas del Grupo Banco Mundial; (i) las economías de ingreso mediano bajo son las que tienen un INB per cápita de entre USD 1026 y USD 4035; las economías de ingreso mediano alto son las que tienen un INB per cápita de entre USD 4036 y USD 12 475, y las economías de ingreso alto son las que tienen un INB per cápita de USD 12 476 o superior. Las estimaciones actualizadas del INB per cápita se usan también como insumo para las directrices operacionales del Banco Mundial que determinan los países que reúnen las condiciones para recibir financiamiento.

Cambios en la clasificación

En la página de grupos de países y financiamiento (i) se puede encontrar una lista completa de las economías clasificadas por ingresos, región y situación crediticia. Las tablas de clasificación incluyen a todos los miembros del Grupo Banco Mundial, además de todas las otras economías con poblaciones superiores a 30 000 habitantes. Cabe señalar que en las regiones están las economías de todos los niveles de ingreso. El término “país”, que se usa indistintamente del término “economía”, no significa independencia política, sino que se refiere a cualquier territorio en el que las autoridades informan por separado las estadísticas sociales o económicas. Haga clic aquí (i) para obtener información acerca de cómo el Grupo Banco Mundial clasifica a los países. A partir del martes 5 de julio, los datos actualizados de los Indicadores del Desarrollo Mundial, (i) el INB per cápita y los grupos de niveles de ingreso estarán disponibles en data.worldbank.org. (i)

A continuación, le presentamos la lista de países con los nuevos grupos de ingreso:

Economía Grupo anterior Grupo nuevo
Camboya bajo mediano bajo
Guinea Ecuatorial alto mediano alto
Georgia mediano bajo mediano alto
Guyana mediano bajo mediano alto
Mongolia mediano alto mediano bajo
Federación de Rusia alto mediano alto
Senegal mediano bajo bajo
Tonga mediano alto mediano bajo
Túnez mediano alto mediano bajo
Rep. Bol. de Venezuela alto mediano alto

El Canal de Panamá, una nueva ruta para impulsar infraestructura

Philippe H. Le Houérou's picture
Desde que se inauguró en 1914, el Canal de Panamá ha representado una de las obras más importantes para el comercio global y una maravilla de la ingeniería. La ampliación ha duplicado su capacidad de carga, con nuevas cámaras y esclusas más amplias que cambiarán las rutas marítimas y harán menos costoso y más eficiente el comercio.
© Autoridad del Canal de Panamá
Panamá, que se proyecta como la economía regional con mayor crecimiento en los próximos cinco años, será uno de los principales beneficiarios. Ya se están elaborando nuevos proyectos portuarios y centros de logística para atraer industrias de todo el mundo e impulsar aún más la competitividad del país.

Una historia de muchas ciudades: el seguimiento de la urbanización en el mundo

Chandan Deuskar's picture


Esta publicación forma parte de una serie de blogs (i) relativo a  los objetivos de desarrollo sostenible y los datos de la edición 2016 de los Indicadores del desarrollo mundial . Chris Sall también contribuyó en este blog.

 

Cerca del 60 % de las personas vivirá en áreas urbanas en 2030, según la ONU. Gran parte del aumento de la población urbana entre el presente y 2030, y que se traducirá en 1000 millones de habitantes más, se registrará en Asia y África, regiones que atraviesan por transformaciones que cambiarán de manera permanente sus trayectorias económicas, ambientales, sociales y políticas.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 procura garantizar que las ciudades y otros asentamientos humanos sean seguros, inclusivos, resilientes y sostenibles, concentrándose en la vivienda y los barrios de tugurios, el transporte, los procesos de planificación participativa, el patrimonio cultural, el manejo de los desechos, la calidad del aire, la gestión del riesgo de desastres y otras cuestiones.


Pages