Syndicate content

Recursos hídricos

Conectar con las personas detrás de las computadoras: mi experiencia sobre la gestión de riesgos de inundaciones en Buenos Aires

Catalina Ramirez's picture
Tras pasar varios años frente a una computadora todos los días, comencé a sentirme lejos de aquellas personas que constituían la verdadera razón de mi trabajo, que tiene el objetivo de construir un medio ambiente más seguro, sano y próspero. Hasta que un día, las personas que conocía fueron afectadas directamente por los problemas en los que estaba trabajando, y mi trabajo pasó a tener otro significado y otra urgencia.

Como especialista sénior en agua y saneamiento del Banco Mundial, he estado en ambos lados del mostrador: como alguien que trabaja en temas de gestión de inundaciones, y también como una persona cuya vida ha sido afectada por las repercusiones de las mismas.

Cómo garantizar el acceso al agua para reducir la desigualdad en Centroamérica

Seynabou Sakho's picture

Juan Ángel Sandoval, habitante del municipio hondureño de Siguatepeque, hace cuatro años recibía agua en casa solo tres veces a la semana. La suya no era una realidad aislada. La mayoría de vecinos de Buenos Aires, su barrio, estaban en la misma situación. “Era desagradable porque el agua que llegaba no era suficiente”, señala Juan Ángel.

Abrir caminos para que el enfoque de la agricultura climáticamente inteligente sea “la nueva normalidad”

Martien van Nieuwkoop's picture
Agricultores en India se beneficiarán a medida que la agricultura climáticamente inteligente se amplía en todo el mundo. © ICRISAT
 © ICRISAT

La agricultura climáticamente inteligente, que alguna vez fue solo un tema de debate en las conferencias, constituye ahora una serie de medidas adoptadas por los agricultores, los trabajadores de extensión agrícola, la agroindustria y otras partes interesadas del sector de la agricultura.

En los últimos años, este enfoque agrícola que busca aumentar la productividad y la resiliencia y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ha cobrado impulso a medida que se ha comprendido cuán importante es para el sistema alimentario. Prácticamente todos los representantes gubernamentales y agricultores que he conocido durante mis misiones de trabajo (por ejemplo, recientemente en Bangladesh, Nepal y Pakistán) (i) manifiestan un interés genuino en incorporar este enfoque en sus actividades diarias y en el sector de la agricultura. En la COP 23 en Bonn, se produjo un gran avance en el ámbito de la agricultura climáticamente inteligente, ya que se acordó que los países y las partes interesadas deben implementar acciones climáticas en las actividades agrícolas sobre el terreno.

Sin mujeres empoderadas, las áreas rurales no tienen futuro

Francisco Obreque's picture
Una familia beneficiaria de la comunidad de San José del Paredón (en Chuquisaca, Bolivia) celebra la instalación el nuevo sistema de riego.
Una familia beneficiaria de la comunidad de San José del Paredón celebra la instalación el nuevo sistema de riego. Foto: Gabriela Orozco / Banco Mundial

“Cuando la empresa no nos cumplió, le pusimos una multa. Tenemos que ser firmes con las empresas y con los proveedores, porque de lo contrario no cumplen. Así es como se saca adelante el proyecto”. Este testimonio me impresionó mucho cuando lo escuché de una mujer indígena en Bolivia, una mujer orgullosa de ser parte del comité directivo y de defender los intereses de la comunidad en el proyecto.

Bolivia tiene una historia de éxito fantástica que contar sobre cómo se alienta a las mujeres rurales a asumir el liderazgo en sus comunidades y organizaciones y cómo ellas y sus familias superan la pobreza.

17 cursos sobre ciudades y desarrollo urbano disponibles en línea, y en español

Ana I. Aguilera's picture
ISTOCK

Gracias a Internet y los avances tecnológicos de la última década, hoy en día es posible estudiar en las universidades más prestigiosas del mundo a una fracción del costo o incluso de manera gratuita. El auge de los MOOCs (cursos masivos abiertos en línea, por sus siglas en inglés) en años recientes ha sido notorio, atrayendo a muchos que antes solo podían optar por el sistema de formación presencial, hasta el punto de llegar a competir por una buena parte del mercado en el sector educativo profesional.

Para muchos latinoamericanos, especialmente aquellos dedicados a la gestión pública, estudiar en las mejores universidades del mundo solía ser un sueño inalcanzable, pero ahora es posible. Si bien los temas y cursos de formación son cada vez más diversos y asequibles, la mayoría son en inglés y existe poco contenido disponible en español.

Para atender esta problemática, en los últimos años diversas instituciones y bancos de desarrollo multilaterales han liderado esfuerzos para crear y hacer disponible este tipo de contenidos y cursos en línea a funcionarios públicos, académicos, estudiantes, ONGs y el público general. A través de alianzas con el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Los Andes en Colombia y otras de las universidades más prestigiosas de la región, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y CAF ofrecen una gran variedad de cursos en línea para ampliar la formación de profesionales en el campo del desarrollo sostenible de ciudades, disponibles a través de plataformas como EdX y Coursera.

Una oportunidad para reinventar nuestro sistema alimentario, además de potenciar el capital humano

Robert Jones's picture
Una mujer selecciona las algas marinas que ha recolectado en Rote (Indonesia). © Robert Jones
Una mujer selecciona las algas marinas que ha recolectado en Rote (Indonesia). © Robert Jones
© Robert Jones



La resiliencia de la pampa argentina se fortalece en la cuenca del río Salado

Victor Vazquez Alvarez's picture


Después de varios días de lluvia en la provincia de Buenos Aires, no es extraño encontrar en la prensa nacional noticias e imágenes de campos anegados en la cuenca del río Salado. No llamaría tanto la atención si no fuera porque en esta zona al sur de Buenos Aires se produce el 25% de la carne y grano de Argentina. Y es que, por su geomorfología totalmente llana, en esta área del país los procesos de drenaje después de las lluvias son muy lentos, así que los campos permanecen inundados durante meses y los daños en la producción agropecuaria son cuantiosos.

¿Cómo examinar la calidad del agua? Existen pruebas químicas que se pueden hacer cuando los presupuestos son limitados

Jessica Anne Lawson's picture
También disponible en: English | Français| 中文
Muestras para el análisis colorimétrico.
Foto: Chemical Heritage Foundation en Flickr (i)
bajo la licencia Creative Commons 2.0. (i)


Nota del editor: esta es la segunda publicación de una serie de blogs sobre opciones de baja tecnología para monitorear la calidad del agua. (i)

Gracias a la química moderna, podemos detectar miles de productos químicos en el agua, incluso en concentraciones extremadamente bajas. La creciente lista de tipos de análisis disponibles puede parecer abrumadora, y para la gran mayoría de los métodos se necesitan laboratorios de vanguardia. Afortunadamente, ¡no necesitamos analizar todo! Un conjunto mucho más pequeño y más práctico de pruebas puede proporcionar buenas ideas acerca de la calidad química del agua para los efectos del monitoreo. La buena noticia es que existen análisis de baja tecnología que se pueden realizar cuando los presupuestos son limitados.
 
Tipos de pruebas
 
Los métodos típicos para realizar pruebas de campo portátiles y de baja tecnología usadas para monitorear la calidad química del agua se dividen en tres categorías:

Una versión renovada de los datos de salud, nutrición y población

Haruna Kashiwase's picture




Los datos sobre la cantidad y el bienestar de la población mundial se encuentran entre la información más consultada en la página de Datos de libre acceso del Banco Mundial.

Hoy, hemos dado a conocer una nueva versión del Portal de datos de salud, nutrición y población, (i) en que se muestran más de 250 indicadores (i) sobre temas, tales como financiamiento de la salud y personal sanitario; inmunización e incidencia del VIH y el sida, el paludismo y la tuberculosis, enfermedades no transmisibles y causas de muerte, y nutrición, agua potable y saneamiento y salud reproductiva. Además, se incluyen estimaciones y proyecciones de la población.
 

Agregar en el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible datos sobre agua potable recolectados durante la fase de los objetivos de desarrollo del milenio

Libbet Loughnan's picture

Este blog forma parte de una serie que acompaña al Atlas 2017 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En respuesta a las preguntas frecuentes de quienes tratan de familiarizarse con el método de seguimiento de la meta número 1 del ODS 6, usamos este blog para analizar más a fondo el panorama general presentado en el Atlas.

Aquí solo examinaremos el nuevo indicador sobre el agua: “El porcentaje de la población que utiliza servicios de agua potable gestionados de manera segura”, definido como una fuente de agua potable mejorada y tal como se definió en los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). Esto significa: 

  • ubicada en las instalaciones donde se necesita;
  • disponible cuando se necesita, y
  • cumple con normas de materia fecal (cero E. coli en una muestra de 100 ml de la fuente de agua potable doméstica) y sustancias químicas prioritarias.

Pages