Guillermo Figu… (no verificado)

Mayo 19, 2017

¿Cuál es el status teórico de “la pobreza”?
En las lenguas de las sociedades andinas -antes de su colonización- no existía un término que significase lo que en castellano se denomina pobreza (poverty, en inglés; la pauvreté, en francés; la povertà, en italiano). Con los cambios sociales y simbólicos de la Colonia, para decir “pobre” se tuvo que utilizar la palabra quechua wakcha o huaccha, que originalmenge sólo significaba “huérfano”, es decir, sin parientes, sin familia, sin ayllu, pues en los Andes sólo la persona sin familia podía considerarse desamparada.
Hasta el presente, pese al extenso uso que se hace del término pobreza en la vida diaria, en las actividades del Estado y en las acciones de instituciones cooperantes y ONG ‒algunas de ellas con extenso currículo en la investigación social‒, la pobreza no ha llegado a definirse como categoría de las ciencias sociales. Cuando los investigadores, planificadores o ejecutores de la lucha contra la pobreza necesitan precisar en algo el significado de pobreza, no tienen más remedio que saltar por encima de las teorías y conceptos e ir de frente a alguno de los sistemas de medición y sus “normas”. (Pérez y Mora, 2006, p. 15). Por ejemplo,
Se define como pobre a una persona que vive con menos de US $ 1 por día. En el caso peruano, un hogar se encuentra en pobreza extrema si su gasto per cápita no alcanza el monto necesario para cubrir una canasta básica de alimentos. Esta canasta cubre las necesidades mínimas de consumo de calorías de acuerdo con la zona de residencia. (Agüero, 1999, p. 1).
Ni las instituciones nacionales e internacionales que elaboran los sistemas de medición, ni sus inspiradores (Max Neef, Amartya Sen), han elaborado teorías explicativas ni soluciones estructurales sino sólo subjetivas aspiraciones sobre lo que ellos desean para las personas .
Creemos que es imposible, o sería autoengañarse, elaborar una teoría sobre la pobreza en sí, porque ella no es ni una relación, ni un sistema o régimen económico, sino sólo un síntoma, un resultado o una característica de fenómenos sociales muy diversos entre sí. Puede ser resultado de la explotación y opresión en tal o cual régimen, de la alienación, del despojo de tierras, del sistema tributario o la desocupación, de la guerra o el colonialismo, de la discriminación étnica o de género, así como de diversas mezclas de varios de estos fenómenos.