Luis Lucero (no verificado)

Junio 17, 2013

El daño ocasionado a nuestros hijos por la " permisividad " del negocio de la droga por parte de nuestros gobiernos es inmensurable, por eso más allá de que sea integral cualquier medida que se tome debe ser efectiva en el corto plazo. Nuestros hijos no pueden seguir deambulando por las calles con perdida de conciencia, improductivos , descerebrados y perdidos en la espiral de la droga. NO A LA DROGA. NO AL NARCOTRÁFICO