Emilio Orlando… (no verificado)

Abril 06, 2015

Interesantes conclusiones. Aquí en mi país (Honduras), ocurre igual. Sin embargo, también se produce la migración de la familia agrícola completa hacia las ciudades urbanas. En ambos casos, no hay ejemplos de que las remesas les sacaron de la pobreza, más bien, incrementan las tasas de inflación de nuestros países, al incrementar la demanda sin un incremento en la oferta de bienes y servicios. La lucha contra la pobreza en el área rural, no puede quedar para el final del día. Los gobiernos, deben presentar programas que generen beneficios directos a estas familias.