Manuel José Martínez (no verificado)

Julio 23, 2018

En la experiencia de otros países, el llamado "promotor político" ha cometido unos errores que han obligado a repensar lo de "promotor político". Hay casos extremos en que han perpetrado discriminaciones raciales, religiosas contra el poblador común, han hecho corrupción y robo de dineros de Estado, en particular los negocios relacionados con los avances tecnológicos lo han hecho técnicamente erróneos (no contratan ingenieros ni economistas) , y se lo reparten a sus familiares. Se necesitan "candados legales" antes de utilizar "promotores políticos".