¿Qué significa recortar los salarios del sector público para financiar el coronavirus?

|

Disponible en:

Los Gobiernos de todo el mundo están adoptando medidas financieras de emergencia para respaldar su respuesta a la pandemia de COVID-19. Una duda que ha surgido en los debates sobre políticas es si, y en qué circunstancias, reducciones en los sueldos del sector público - que representan alrededor del 8 % del PIB y el 30 % de los gastos gubernamentales a nivel mundial- ayudarían a financiar en parte esta respuesta de emergencia. ¿Es esto una buena idea? ¿Y cuándo?

En diversos países, los trabajadores públicos son un grupo privilegiado. Tienen protecciones laborales, y en promedio reciben salarios un 20 % superiores a los que ganan su pares en el sector privado (i). Por lo tanto, resulta tentador para los encargados de formular las políticas y el público en general pensar que los trabajadores públicos tienen que sacrificarse por el bien común. Si bien cada país tiene sus propias circunstancias, que determinan políticas apropiadas de respuestas, las siguientes consideraciones podrían fundamentar esas decisiones.

En primer lugar, el sector público es un empleador importante, y proteger todos los trabajos, tanto públicos como privados, es una prioridad en este momento.  El Banco Mundial estima que en el mundo los empleados del sector público representan alrededor del 15 % del total de trabajadores y el 30 % de los trabajadores asalariados (i). Cualquier recorte en los empleos o los salarios de una parte tan grande de la fuerza laboral podría tener un impacto significativo en los medios de subsistencia, dependiendo del contexto del país. La prima salarial del sector público está también sesgada contra las mujeres y los trabajadores menos cualificados; por tanto, los recortes salariales de forma generalizada tendrán repercusiones desproporcionadas en grupos que necesitan mayor protección.

En segundo lugar, los funcionarios públicos prestan una gran parte de servicios esenciales para responder a las crisis en la primera línea.  Por ejemplo, aproximadamente el 30 % de los trabajadores públicos corresponde a profesores y el 12 % a personal sanitario en 10 países de América Latina, según datos preliminares del Banco Mundial (que se espera sean publicados en junio de 2020). En la misma región, casi la mitad de los médicos trabaja en el sector público. Si además se consideran los ingenieros, policías, funcionarios de bienestar, funcionarios fiscales, trabajadores de las empresas de servicios públicos y trabajadores de extensión agrícola, se pueden presentar argumentos de peso para entregar una remuneración adicional a estos empleados (en vez de recortes de salarios o prestaciones) con el fin de que sigan trabajando horas extras y proporcionen los servicios que se necesitan con urgencia.

En tercer lugar, cuando los países enfrentan una escasez crítica de personal esencial para responder a la crisis, los Gobiernos deberían redistribuir a los actuales funcionarios, reducir la burocracia para permitir el teletrabajo y reorganizar las tareas y responsabilidades en vez de imponer recortes y despidos.  Desafortunadamente, muchos gobiernos no cuentan con sistemas de datos y tecnología, la flexibilidad en las reglas de recursos humanos o la coordinación para redistribuir su personal en un periodo breve. Esta situación exige tener una estrategia de «no causar perjuicios» en el corto plazo, con el objetivo de crear capacidad institucional para responder a tales emergencias a mediano y largo plazo.

Por último, una reducción del personal del sector público durante la crisis podría impedir el proceso de recuperación posterior a la crisis (en términos económicos y en otros indicadores sociales).  En muchos servicios y funciones, especialmente en la educación, se tendrá que compensar el tiempo perdido y se necesitará un mayor apoyo y una mayor gestión para hacerlo con eficacia. Durante crisis fiscales pasadas, medidas de corto plazo, como los recortes de personal y remuneraciones, han creado distorsiones a largo plazo en el empleo y los salarios del sector público.

La crisis provocada por la COVID-19 ha subrayado la importancia de tener instituciones públicas eficaces para proteger las vidas y los medios de subsistencia de las personas.  Además, ha expuesto de manera dramática y trágica vulnerabilidades existentes en la capacidad del Estado, tanto en los países de ingreso alto como en los países de ingreso bajo. Después de que se supere la pandemia de COVID-19, es probable que muchos países tendrán que hacer reformas importantes en el sector público para poder gestionar mejor la próxima crisis.

Autores

Zahid Hasnain

Especialista superior en el sector público

Únase a la conversación

Jorge
09 de Abril de 2020

No me quedó claro que se propone en el artículo: solamente que no se reduzcan los salarios? Creo que sería conveniente que se propongan también soluciones con las culaes se puede al menos sopesar si es adecuado o no reducir el salario del personal de gobierno tomando en cuenta claro el contexto individual de cada país y lo esencial que es el personal en cuestión.

Particularmente pienso que si en distintos rubros del sector privado se están tomando decisiones de reducir salarios o personal, mo identifico porque mantener al personal de.los gobiernos como un grupo privilegiado. Desde mi punto de vista, esto es incongruente en todo sentido.

Luis
15 de Abril de 2020

El motor de la economía en la mayoría de países en vías de desarrollo es el sector publico, sus salarios son los que permiten mantener la demanda de bienes y servicios, aun en las economías a gran escala, estos permiten la redistribución de la riqueza a los sectores mas vulnerables y es tan claro esto que en los propios estados unidos, la mayoría de infectados son precisamente los empleados del estado dedicados a la contención del virus, y de ellos lógicamente corresponde a los estratos mas bajos y a las minorías, mientras los que mantienen negocios privados, gracias al capital acumulado en medianas o grandes cantidades pueden darse el lujo de quedarse en sus casa, amen de los que por desgracia no tienen ni lo uno ni lo otro, pero gracias a los salarios del sector publico pueden tener algo de liquidez en sus pequeños negocios que son a los generalmente recurren esta personas. pensar que la mayoría somos grandes empresarios y que podemos subsistir solos después de esto o durante esta crisis no es real, mas abajo por desgracia esta la mayoría de la población, las que no tienen ninguna posibilidad de subsistencia, ellos en su mayoría trabajan el los sectores mas vulnerables tanto públicos como privados, si bien es cierto esta pandemia en inicio se transmitió por las élites por desgracia quienes terminaran pagando sus efectos serán los mas pobres, los que no tienen ningún tipo de cobertura y por desgracia tienen que salir a buscar el pan diario, a ese sector pertenecen muchos de los empleados públicos, la gran mayoría, médicos, enfermeros, policías, empleados judiciales, maestros, sanitarios, etc. los que con gran sacrificio lograron de alguna manera entrar al servicio publico buscando estabilidad para sus familias, quitarles la poca seguridad que tienen seria un crimen sin nombre.

Susana
15 de Abril de 2020

Estoy de acuerdo, un gran título, y un contenido con poco compromiso.

Diego Torres
15 de Abril de 2020

La crítica por la crítica.

Por escribir en blog para el Banco Mundial si o si debería tener contenido de contribución. Generar ideas, proponer alternativas sin miedo de equívocos.

Insinuar que aquellos trabajadores del sector público son demasiadamente importantes para la sociedad, y no deberían contribuir con el sacrificio que todos los demás tendrán (no es opcional) que pasar, se quedó como una opinión elitista, paternalista y egoísta.

Muy infeliz el argumento.

Best Regards
DSO

Paola Ortiz
15 de Abril de 2020

Lo que se debe garantizar es que no haya despidos en cualquier sector sea público o privado.

El caso en el qué usted se siente identificado, el que están cometiendo un error es el sector privado.

Todos formamos parte de la fuerza laboral seas público o seas privado, lo que se debe garantizar es la estabilidad laboral. Claro aquí es muy importante la intervención del Estado que debe regular y generar opciones adecuadas especialmente en el sector privado productivo, que sin duda será el más afectado.

Giovanni Yapura Moya
15 de Abril de 2020

Totalmente de acuerdo, además -a manera de ensayo- debería esbozarse las características o singularidades a proponerse para la administración pública, pues alguna propuesta o cambio tendrá que germinar a partir de este tipo de emergencias....

César Castaneda
15 de Abril de 2020

No lo creo,no es correcta la acción, sería de profundizar en el estudio, significa con ello que el trabajador del sector público se le pueden violentar todos sus derechos?,o bajo que idea presentan o justifican ésa acción,o es que el trabajador del sector público no sirve o es una carga?,don ideas que se me ocurren,insisto sobre qué idea presentan esa acción lis que hablan de reducir salarios del sector público

Raul Ernesto
15 de Abril de 2020

Me parecen bastante fundamentados los,planteamientos realizados.
Se requiere actuar en esa dirección, para fortalecer áreas de funcionamiento que se han evidenciado débiles en forma dramática, como el sector salud en todos los niveles, el de educación, asistencia técnica y servicios de ciencia y tecnología. Rescatar la carrera técnica, profesional y administrativa para la estabilidad y cualificación del personal, con evaluación por resultados.

Belen Del Toro
15 de Abril de 2020

En la mayoría de los países en desarrollo los salarios del sector privado son más elevados que los del sector público. Además los servicios públicos deben mantenerse operando. Por otra parte, son los empleados públicos que continúan demandando bienes y servicios para minimizar el impacto en los mercados.

Maritza Mena Campos
15 de Abril de 2020

Es realmente importante leer un análisis de una persona experta en el sector público. En nuestro país, además de que las instituciones públicas han venido siendo objeto de un verdadero escarnio por parte de prensa en poder de capitales poderosos y, de paso, los empleados públicos, es increíble el esfuerzo para atender esta pandemia. Tenemos una tercera persona fallecida, pero entró a nuestro país proveniente de Nueva York y no buscó allá apoyo médico, seguro por temor pues allá enfermarse es muy caro. Aquí, nuestro Estado social de derecho es la base de nuestra seguridad social. Fuerte, creado desde 1949.

Mauricio
15 de Abril de 2020

Definitivamente no , pero no es primera vez que los empleados públicos salvamos al país.

Cobren los impuestos pendientes ya saben a quienes y la CCSS atrasadas y no sacrifican al pueblo.

Natalia
15 de Abril de 2020

Que se reduzcan los sueldos la clase polituca y los ricos q paguen impuestos por sus patrimonio

Jose Edgardo Hernandez O
15 de Abril de 2020

La experiencia es mejor, pero si las reformas son necesarias al personal por eliminar se le deben de garantizar todas las conquistas sociales mas un bono que le garanticen el sustento de vida.

Willan Encalada
15 de Abril de 2020

Me parece correcto su comentario. No se debería topar salarios en esta crisis de la pandemia. Los países , principalmente los de latina América, deberían re-negociar las deudas con los multilaterales y países como China , Rusia y otros. La deudas a corto plazo deberían ser a mediano plazo, las de mediano a largo plazo y las de largo plazo, proyectar a un plazo muy saludable. Los países que han negocio con trueques con petroleo y materia prima primaria deberían , también re-negociar , con deuda fija a largo plazo, para poder tener liquides.

Jose Edgardo Hernandez O
15 de Abril de 2020

La experiencia es mejor, pero si las reformas son necesarias al personal por eliminar, se le deben de garantizar todas las conquistas sociales mas un bono que le garanticen el sustento de vida porque muchas veces la persona a retirar es la unica fuente de ingreso familiar

Mainier Barboza Soto
15 de Abril de 2020

En efecto, el sector público representa en el campo politico, social y económico in factor de equilibrio triple: en lo politico, es un grupo fe población decisivo en la toma de de decisiones de politica pública; en el campo social representa esa "clase media", que surge como una aspiración de los sectores menos fsvorecidos de la sociedad; en lo económico ajusta dos factores, por un lado , el sector capitslusta de Estado, que genera recursos para el país( ICE, CCSS,CNP,FANAL, RECOPE,BANCA NACIONALIZADA,UNIVERSIDAD PUBLICAS,esto para el caso de Costa Rica).
El otro factor es la capacidad técnica en el.manejo público del sistema financiero y el caracter distributivo de la riqueza generada poe las instituciones del Estado.
La reducción de recurso laboral, reduce la capacidad productiva del Estado, también refuje el Capital Social, afecta el nivel consumo total y pir tanto, refuce la demanda agregada.
Un 20% del aporte del sector privado no lo afecrmta en nada y mucho se resuelve.
En todo caso lis salarios publicos superiores a lis 3-4 millones netos podrían contemplarse

Carlos Miguel Portuguez Méndez
15 de Abril de 2020

Este tema de la urgencia del Estado para obtener liquidez en forma inmediata para enfrentar los fenómenos sean estos de naturaleza distinta sea de salud, económica y social etc.; es un tema de vieja data, y, sabemos lo que sucede con tocar los salarios sean públicos/privados; dentro de los sistemas económicos normales tenemos en los BANCOS CENTRALES, dinero efectivo denominado reservas entonces mirar en los sistemas laborales no serìa recomendable, es un campo muy sutil que no solo por los virus de origen que viene arrastrando. Entonces no serìa inteligente echar mano ahí. Un ejemplo lo encontramos aquì en este articulo con la frase que califica al trabajo publico "sector privilegiado". Sin palabras.

JOSE MORENO VIDAURRE
15 de Abril de 2020

Dependiendo de la reservas económicas de cada país, afectará las consecuencias. La reducción de salarios podría según opción. Mi inquietud y la discrepancias serán qué
porcentaje?

Manuel Cisneros
15 de Abril de 2020

Considero que los gobiernos deben pensar en respuestas o estrategias integrales; dentro de ello revisar su sistema de empleo público, hay sectores que tienen remuneraciones promedio por encima del sistema y no son parte del sistema de los servicios esenciales, tal vez por aquí se pueden hacer algunos ahorros

Isaias Gonzales
15 de Abril de 2020

No se de que países, pero los sueldos en el Perú, son muy bajos, en especial los referidos a sector educación y salud. Sólo tenemos sueldos altos a nivel de altos funcionarios y representantes del poder legislativo.
Bueno, si se trata de dar una salida a la crisis, tendían que buscar otras alternativas.

JULIO CESAR
15 de Abril de 2020

Reducir el sueldo al sector publico, q quienes, porque no pensar en las AFPs, que bajo la fachada de una jubilacion digna y que los Estados lo declararon como un Derecho pero que en la practica resulta un hurto y diezmacion del fruto del esfuerzo del trabajador, asegurar el derecho al trabajo estandarizado por edades eso es un derecho.

Rafael
15 de Abril de 2020

MUY INTERESANTE EL ANÁLISIS DEL ESPECIALISTA.
Sin embargo tengo la siguiente apreciación y comentario:
1. América Latina específicamente en Bolivia, los Militares y Militares pasivos, tienen un ingreso de jubilación del ultimo sueldo percibido, que con ningún tipo de jubilado tiene comparación, por lo que a ellos deberán reducir en un 50% de sus salario.
2. Los Diputados, Senadores, Consejos de Gobernaciones y Municipales, tienen un ingreso que super abundante que simplemente hacen política barata y no así para el desarrollo del país, ademas tienen asesores conformado un pequeño organización Administrativo del estado y que ellos también tienen sueldos relativamente muy altos.
3.Por lo que ellos deberán ser REDUCIDOS SUS ingresos mensuales en un 50% que bien harían al país.

Nolberto
15 de Abril de 2020

Completamente de acuerso con la reduccion de salarios.

Pero no estoy de acuerdo que se reduzcan los salarios a los profecionales. Xq en mi pais bolivia no son bien remunerados los profecionales.

Pero estoy muy de acuerso q se redusca el salario a todos los politicos que persiben grandes sueldos.

Muchas Gracias por permitirme participar , soy un joven ciudadano boliviano que termine la universidad en enero estuve realizando los papeleos para obtener mi titulo pero por esta situacion me quede asi.
Sin empleo tengo mi pareja estudiante y una pequeña hija de 3 añitos con deudas y el alquiler me sigue consumiendo, es muy preocupante ya q la economia q tengo no me da para seguir con la cuarentena estoy muy preocupado por la alimentacion de mi familia, no soy beneficiario de ninguna ayuda gubernamental q en mi pais ofrecen , pero me alegeo por lps q si recibieron.
Dios nos proteja.
Gracias

Andrés
15 de Abril de 2020

Es interesante y apropiado, el sector público, y el Estado en si, son objetos de discursos políticos en contra, que pese a lo sucedido en es siglo XX, se pretende todavía instaurar un régimen (neo) liberal.
El sector público debe ser optimizado y diversificado, mas no atacado, lo cual no es algo que encaje en el discurso popular mediatizado.

Luis Rosersero
15 de Abril de 2020

REFLEXIONANDO EN MEDIO DE UNA PANDEMIA.

Los trabajadores independiente y los contratista por prestacion de servicio, deberian hacer un aporte al fondo de desempleo (obligatorio), o caja de compensacion, para cuando se presente una calamidad o queden cesantes, ellos puedan tener derecho a un auxilio, sudsidio, o pension de desempleo para que no tengan que recurrir al retiro de un aporte de su pension o retiro de cesantias.
(Decreto 1273 de 2018)

Se ve con admiracion, cuando en unos paises algunos gobiernos, hacen todo lo posible para no desmejorar las condiciones laborales del trabajador, pero en algunos caso da como disgusto que algunos gobierno incluyendo el nuestro, no haga un esfuerzo minimo de estatalizar, o asumir el pago de la seguridad social de los trabajadores, y porque no el salario devlos trabajadores del sector privado, es mas recurre a la propuesta de no pagar pension o suspender los contratos laborales sin remuneración.
Dandole mas facultades a los empleadores para que obten por el despido masivo, y pasando estos connacionales a engrosar las filas del desempleo.

Finalmente, se nos olvidaba que tenemos un congreso con el 90% que es de derecha, con un presidente de derecha.
Y apenas un 10% o menos de congresista de izquierdad, el resto que no pertenece a la izquierdad y ni a la derecha pero que esta en ese 10% no sabe, no responde solamente estan calentando silla, necesitamos representacion de los sufragantes en el congreso, con leyes que vayan a favor, no encontra.

Luis Rosero
Conciliador.
Titulado
Universidad Santiago Cali

Oswaldo Guzmán Huamán
15 de Abril de 2020

Muy bueno el artículo.

Oswaldo Guzmán Huamán
30 de Abril de 2020

Muy bueno el artículo.

Sandro
15 de Abril de 2020

Excelente artículos muchos funcionarios públicos leyeron su nota y como un acto de heroísmo donaron algunos 20 y 25% de su salario haciendo hincapié que tal vez los trabajadores en esta emergencia sanataria para poder afrontar la crisis se está evaluando una rebaja salarial ,
Funcionario donan 20 o 25 % de salario pero no dice si todos los meses o del total de su salario con las dietas y otros beneficios, al trabajador reducción del 20 de su salario en bruto , no en neto , veremos qué hace la dirigencia sindical , fuerte abrazo Sandro

JAIME CELI FLORES
15 de Abril de 2020

ES MUY RAZONABLE ESTE COMENTARIO , LOS GOBIERNOS DEBEN TOMAR EN CUENTA A LA HORA DE REDUCIR SALARIOS SI ESTÁN PENSANDO HACERLO

Efren Estrada
15 de Abril de 2020

Durante muchos años los gobiernos (principalmente en latinoamerica) han crecido para sostener estructuras de corrupcion, obligando a la empresa privada, quienes SI GENERAN RIQUEZA, a sostener ese gasto desmedido. La situacion mundial va a requerir organizaciones y profesionales capaces de generar riqueza, no de malgastarla.

Todo esto implicara despidos de personal no necesario, modernizacion en tramitologia, disminucion de impuestos, reduccion de tiempos de respuesta de organizaciones publicas, disminucion de procesos y procedimientos, y con combate enorme a la corrupcion.

NO mantener personal innecesario y estructuras arcaicas que afecten la generacion de riqueza.

Jorge
15 de Abril de 2020

Considero que se debe reducir los salarios a trabajadores públicos que ganen por encima de la media de cada país. Así pagos superiores a US 1500, reducirlo en un 15% los que superan los US 2500 un 25% hasta llegar a un 35% a los que superan los US 3500. Que se les mantenga los otros beneficios de primas - disminuir los gustos de Representación. Que no superen el 10% de la sumatoria de sus pagos de todo un año. Colombia

Jorge
15 de Abril de 2020

Considero que se debe reducir los salarios a trabajadores públicos que ganen por encima de la media de cada país. Así pagos superiores a US 1500, reducirlo en un 15% los que superan los US 2500 un 25% hasta llegar a un 35% a los que superan los US 3500. Que se les mantenga los otros beneficios de primas - disminuir los gustos de Representación. Que no superen el 10% de la sumatoria de sus pagos de todo un año. Colombia

Henry Moriya
15 de Abril de 2020

Estimado Zahid, creo que su artículo parte de un supuesto no siempre cierto en Latinoamérica. Se asume que los funcionarios o colaboradores como se los llama ahora del Sector Público, son todos idóneos, capaces, necesarios y que han abrazado la carrera de servidor público por vocación y por méritos. Muchas veces son supernumerarios, sin función específica, con pocas habilidades y capacidades para realizar las tareas requeridas. Y que han accedido a dicho cargo por prebendas o simple afinidad político partidaria.
La pseudo "democracia", nos está costando muy cara en Latinoaméria. En países, inmensamente desiguales, con poca justicia y con unos pocos sectores privilegiados, que ahondan aún más la brecha de la desigualdad. Donde el acceso al poder, se busca para satisfacer intereses particulares y no para el logro o el objetivo último del bien común.

Lucia
15 de Abril de 2020

El recorte de los sueldos, deberían realizarse a las personas elegidas por elección popular, eliminar los sueldos vitalicios.
Reorganizar el recurso humano de las entidades publicas y aprovechar mejor ese talento humano, entregar un sueldo básico a todos los cabezas de familia que estén desempleados (esta seria la ayuda de los gobiernos a las empresas) y de acuerdo a su preparación ubicarles ya sea en entidades publicas o privadas. Como incentivo a las personas que han trabajado en la pandemia se les debería subir el sueldo y darles estabilidad laboral.

roberto
15 de Abril de 2020

sólo podría ser temporal y aquellos que tienen sueldos dorados, aquellos llamados dueños del PBI, porque se llevan gran parte de él y porque son quienes deciden su distribución.

Cesar Ramírez
15 de Abril de 2020

"Cuando llueve ... todos se mojan", reza una expresión popular....pero me parece lógico que los cargos públicos en su mayoría requieren un ajuste en los ingresos... En la parte burocrática especializada estimo que deben ajustarse aproximadamente un 30% hacia abajo... mientras que los trabajadores operativos de algunas actividades ( sanitarias, educativas, transportes, ) se debería un asignarles un 30% hacia arriba....y es importante realizar ajustes de reducción de impuestos en aproximadamente 5%, lo cual permitiese que el gran número de personas y empresas "independientes", se formalicen y el estado mejoraría su nivel de recaudación aproximadamente entre un 2.5% a 3% anual, con lo que se pudiese mejorar los servicios básicos en la mayor parte de localidades del país, así como mejorar infraestructura básica de educación, salud, energía eléctrica, agua y desague, vías de comunicación y compra de tecnología...

Eva Fernández
15 de Abril de 2020

Leí su artículo sobre si podrían o deberían reducirse los salarios del sector público a propósito de la situación con el COVI-19; al final me imagino que conoce la diferencia abismal entre el salario de un docente, un empleado del (instituto de Aguas potables) INAPA, que en mi país es parte del sector público. Le cito un ejemplo :un abrero contratado en el sector público como supervisor del alcantarillado, cuyos ingresos son aproximadamente 90 dólares al mes... Sus funciones son estar todo el Día debajo del sol reparando averías en las tuberías de aguas negras, o rompiendo el asfalto y demás.
Hago este contraste porque hablar de "reducir el salario a los empleados públicos" desde un organismo como el Banco mundial. Pienso que se debe ver en base a cual nivel de los servidores. Pues por ejemplo en el caso de los funcionarios (habló por mi país República Dominicana) son cifras tal vez de más de doce mil dólares. Aparte de dietas, viáticos y exoneraxiones...
Habría que analizar el contraste en esos casos o de que nivel dentro de los empleados del sector público de habla, generalizar no me parece tan oportuno.

Dilio Bernardo Ordoñez
15 de Abril de 2020

La problemática de esta crisis es que no hay sentido de pertenencia por su país y los administradores públicos vende su país al país que los quiere doblegar y se ven incluidos como cómplices de una tragedia incluyéndose una corrupción que ante todo mismo lo persiven y por los medios expresan que es la norma constitucional' haciéndole creer al pueblo mentiras falsas

JUDITH BENITEZ
15 de Abril de 2020

LA REDUCCIÓN DE SALARIOS DE EMPLEADOS PUBLICOS DEBERIA REALIZARSE SOLO A AQUELLOS EMPLEADOS PUBLICOS CON UN SALARIO MUY ALTO. EM PARAGUAY HAY FUNCIONARIOS PUBLICOS QUE GANAN 40 MIILONES A 180 MILLONES DE GUARANIES, MIENTRAS QUE LA GRAN MAYORIA ESTA POR LOS 3 A 7 MILLOMES DE GUARANIES. SON DOS POLOS. POR LO TANTO EL POLO DONDE SE ENCUENTRAN EMPLEADOS CON SALARIOS MUY FAVORECIDOS DEBEN SER REDUCIDOS, PORQUE ESTA REDUCCIÓN AYUDARÍA AL ESTADO A PAGAR SALARIOS DE LOS MENOS FAVORECIDOS POR UNO O DOS MESES.
TAMBIÉN CREO OPORTUNO QUE LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE LUZ, AGUA , TELÉFONOS DEBEN SER CONGELADOS POR UN LAPSO DE 3 MESES, QUE ES EL TIEMPO DONDE CADA FAMILIA SE AÍSLA DE LA SOCIEDAD PARA SALVAGUARDAR SU VIDA. DONDE LAS NECESIDADES SE REDUCE A ALIMENTOS, MEDICAMENTOS, ARTÍCULOS DE LIMPIEZA, DESINFECCIÓN. NECESIDADES PRIMARIAS Y DE ESAS NECESIDADES PRIMARIAS SE VUELVE A CLASIFICAR. LAS URGENTES.

Jorge Pablo
15 de Abril de 2020

SInceramente entiendo que el artículo está escrito por un especialista en "Sector Público", que parece desconocer de dónde salen los recursos que financian ese sector público que - a vistas de lo escrito- el Sr. Hasnain defiende con argumentos bastante endebles y hasta diría ideológicos.
En primer lugar, no distingue dos conceptos fundamentales del "Sector Público": a) aquel que se dedica los servicios públicos, (educación, seguridad, salud, justicia, defensa) y b) el que se dedica exclusivamente a la "administración pública". (Politica en general, Ministerios, Secretarias, Legislaturas -con sus incontables asesores- consultores, etc.) Aclarado ésto, es prístino develar cuál es el clamor social de la parte del sector público que debe hacer un sacrificio a fin de liberar recursos para que sean destinados a la atención de la pandemia. Si cabe el ejemplo, tener en su casa -debido a la cuarentena obligatoria- a 4.000 asesores de un "Ministerio de la Igualdad", "Becarios de Humanidades" (que realizan estudios p.e. sobre relevancias históricas de culturas originarias, etc) los cuales no cumplen ninguna función estratégica, a los efectos del control, atención o la generación de medidas de emergencia); DEBERIAN CONTRIBUIR con parte de sus dietas, salarios, becas, subsidios, etc. a FINANCIAR, la reducción de INGRESOS DIRECTOS que desde un sector privado - INACTIVO - dejarán de ingresar a las arcas de los Estados. En el IV párrafo, expresa que aproximadamente "el 30% de los trabajadores públicos corresponde a profesores". Sobre el particular me permito hacer la siguiente observación. Tengo un hijo que actualmente esta cursando dos carreras universitarias (aunque el ejemplo cabe a cualquier nivel educativo - a partir de cierto nivel de conocimiento) Todos los docentes han optado por el dictado de clases a través de contenidos y trabajos "online" (espero que el lector tenga la mente lo suficientemente amplia para entender que si bien no es aplicable a TODOS los casos, es factible aplicarlo a una población estudiantil del 35 o 40%) Esta circunstancia, donde el docente no tiene gastos de traslados, exposición a los riesgos de la pandemia, etc. ¿no amerita una "sutil, sino simbólica" reducción de su salario como "contribución solidaria" ante lo más urgente que es reforzar los sistemas de control y atención de la salud?; Lo mismo sucede con el poder judicial, quienes via intranet y claves personalizadas pueden gestionar el 95% de los procesos internos de expedientes (sean pases, elevaciones a otras instancias, etc.) tambén desde sus hogares. SIn contar que -como expresaba previamente- el sector que genera los recursos de los cuales se NUTRE ese sector público, en distintos lugares NO TRABAJARÁ, Ni GENERARÁ INGRESOS (v.g. impuestos) por todo el tiempo que duren las cuarentenas en cada pais. SI Ud. tiene un PIB de 12, y durante un mes el sector que produce -por fuera del sector público- NO PRODUCE NADA, eso no implica que al recuperarse la actividad, la economía se ascelerará para sostener ese PIB, todo lo contrario, la recuperación de ESE MES; demandará 3 o 4 períodos (MINIMO) para recuperar el nivel de actividad previa. (Por diversos factores, entre ellos: el endeudamiento de arrastre por la inactividad previa, la falta de capital de trabajo para realizar inversiones, las restricciones impuestas a cada actividad para evitar el rebrote pandémico, las medidas de seguridad impuestas específicamente a productos de distribución masiva, etc.) Desconozco si el Sr. Hasnain ha querido simplificar la evaluación del problema de la pandemia, y ha reducido su análisis -si se me permite "burdamente"- a un enfoque cuanto menos ideológico de la función del Estado - que nadie está desconociendo-. Pero más adelante expresa que el Estado deberá actuar con mayor EFICACIA, y me permito corregirlo diciendo que en éstas condiciones el Estado debe ser EFICAZ en el tratamiento de la pandemia, pero EFICIENTE en el tratamiento de sus recursos (y el artículo refiere a los RECURSOS). Conceptos que suenan análogos, pero que son intrínsecamente diferentes. En esa EFICIENCIA, se subsume que la REDUCCIÓN de gastos del Estado que resultan completamente innesasarios y/o marginales a una situación de catástrofe, se torna totalmente NECESARIA (aunque seguramente NO SEA SUFICIENTE) Vuelvo al comienzo, no se puede hablar seriamente del "Sector Público", sin determinar que funciones del universo contenido en ese sector resulta expresamente necesario en la articulación de medidas EFICIENTES para sobrellevar la pandemia. Insisto -porque termina nuevamente el autor del artículo haciendo referencia a la EFICACIA, cito: "...se tendrá que compensar el tiempo perdido y se necesitará un mayor apoyo y una mayor gestión para hacerlo con eficacia." (...) donde me permito reformular: "...el tiempo perdido NO SE PUEDE COMPENSAR, y se necesitará un MEJOR apoyo y una MEJOR gestión, para hacerlo con EFICIENCIA". Saludos cordiales.

Olmdo
15 de Abril de 2020

Creo que la Señora no conoce del todo la situación de cada docente, al referirse específicamente a ellos, y dándome por aludido, y con el derecho que me asiste a defensa, puedo decirle que en nuestra comunidad, hemos establecido un programa de seguimiento a las clases, que parten de una instrucción del Ministerio de Educación, y que con un poco de creatividad nuestra, la noble colaboraron de los padres de familia, la asesoría oportuna de los ATP y de la misma dirección escolar, hemos formado un equipo que NO SOLO se ha encargado de dar continuidad a las clases, sino también a mantener el ANIMO de los niños estudiantes, que nuestro caso no pasan de los 9 años de edad, o sea son niños a los que a diario escuchamos sus ponencias y respondemos a sus necesidades integrales, manteniendo en ellos el OPTIMISMO de que un día saldremos adelante y que mientras tanto debemos aprovechar el tiempo y disfrutar lo bonito de estar con nuestras o sus familias (porque a la vez que docente, soy padre de dos de ellos).
Hemos mantenido en ellos la esperanza, les guiamos a seguir las indicaciones de gobierno, de no salir de sus casas, de lavarse las manos, de realizar juegos recreativos y pasatiempos sanos en familia.
En ese ritmo y trabajando incluso más horas de la forma tradicional o presencial, hemos venido desde el el 13 de marzo.
Por lo que me permito desintir o no estar de acuerdo en que SE NOS DESCUENTE ahora que más lo necesitamos, ahora que de nuestro bolsillo pagamos el Internet para estar 18/7 ONLINE escuchando a nuestra comunidad educativa.
Deseo que se reconsidere esa propuesta o que se establezca una tabla justa, en la que al que gana más se le descuente y que al que ganamos poco se nos exima. Así como en nuestro país hay salarios onerosos así también hay salarios que dejan con necesidades y el mío es uno de esos.
Muchas gracias señora por leer mi opinión que es con Respeto, Modestia y en base a Derecho. GRACIAS!

renier
15 de Abril de 2020

Muy acertado el articulo y con excelentes argumentos, precisamente en Ecuador lo que se pretende es disminuir el sueldo a los empleados públicos. No desde la crisis del Covid 2019 sino desde hace dos años. A su vez se ha deteriorado el sistema de gestión publica en general con todos sus instituciones.

Octavio Mori
30 de Abril de 2020

Considerando las circunstancias, la reducción de salarios de todo los trabajadores, sería un alivio para la economía, sin embargo, en el caso peruano el mismo presidente de Banco Central, ha calificado a tal propuesta como una tontería.
Creo, que todos debemos sacrificarnos, si, se mantienen los salarios del sector el público el gobierno dispondrá de menores recursos, en Perú la informalidad, en el mismo estado, es elevada, con los locadores de servicios o terceros en el sector salud , la brecha se extenderá, las empresas, sin auxilio del gobierno, quebrarán, despedirán a mucha gente y la recaudación caerá.

Gloria Velázquez
15 de Abril de 2020

Los maestros del sector privado están desprotegidos,no tenemos a quien acudir, nos mandan a la Ministerio de trabajo y allí protegen al empleador. Ayuda económica por ningún lado.eso no es justo. Por eso no vuelvo a alquilarme más. Yo Me siento ser una maestra competente. Pero así no se vale.

MARTIN OSWALDO CUZCO ANDRADE
15 de Abril de 2020

El empleado publico en Ecuador es un privilegio, se deberían ser mas controles, exigirles dedicación e importancia a las personas que son atendidas por ellos. Jamas un empleado publico trabaja horas extras no pagadas, jamas, sino se les paga no trabajan, los empleados que tienen mayor tiempo son los dueños de la institucion e intocables, por lo tanto se les deberian bajarles el sueldo a los empleados publicos.

Ramiro
15 de Abril de 2020

Excelente nota.
Considero que es vital proteger la fuente de trabajo en estos momentos, tanto del ámbito público como privado.
Sería conveniente que los gobiernos tomen medidas de protección para las PyMEs, que son las más castigadas por esta enfermedad. Por ejemplo préstamos con bajas tasas de interés; indulgencias impositivas; beneficios respecto de mora; etc.
Por otro lado, no puede negarse que en algunos países en donde el Estado es el principal empleador, (ej.: Argentina) sería óptimo rever los grotescos salarios de algunos funcionarios públicos, principalmente de aquellos que ocupan un cargo por decisión política. Se debe proteger a la clase media para no agravar aún más las crisis económicas existentes en América Latina.

Luis Matos
15 de Abril de 2020

Cuando la economía es devastada por situaciones como está los países como el mío empiezan q reducir los fondos destinados a cada ministerio además de echar mano de los fondos destinados a catástrofes que año tras año amenazan en forma de desastre natural , pero estoy de acuerdo con este enfoque y espero que el gobierno de mi país lo adopte .

Johnatan
15 de Abril de 2020

Diminuir o salário dos funcionários públicos é meio difícil, pois eles tem muita influência no Poder Legislativo. Grande parte dos políticos brasileiros são servidores públicos. E os partidos políticos são muito ligados aos funcionários públicos. Pelo menos os que eu conheço.

Eli
15 de Abril de 2020

Si un servidor público gana en un año lo que un diputado en una quincena o en un mes, cuál sería el beneficio de disminuir el salario a los servidores públicos?? Rescatar la economía NO depende del porcentaje del PIB que se ocupa para los servidores públicos, depende de que haya el circulante y compremos de lo nuestro, en pensar en impulsar la economía hay comerciantes que ganan el doble que un servidor público, pero todo ello es cada uno con gran esfuerzo y sacrificio. Si los sueldos fuesen realmente equitativos entonces consensar si se puede, una familia en donde él padre ahora perdió empleo por esta contingencia, con tres hijos, viviendo del sueldo de la madre que aunque está en casa sigue trabajando, en dónde los gastos siguen agua, luz, teléfono, comida, internet y todo subsanarlo con 3 o 4 mil pesos ??? Que realmente es lo que gana la mayoría de servidores públicos.

CESAR
15 de Abril de 2020

LO QUE SE DEBE TENER CLARO ES QUIENES FORMAN PARTE DE LA FUNCIÓN PÚBLICA: POLICÍAS, FUERZAS ARMADAS, MAESTROS, DOCENTES, PERSONAL DE INSTITUCIONES PÚBLICAS, ENTRE OTRAS. LOS MISMOS QUE EN ESTA ÉPOCA DE EMERGENCIA, SALEN A TRABAJAR ESTANDO EN CONTACTO CON LAS PERSONAS, SIN EMBARGO, EN UN SECTOR DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, NO GOZAN DE ESTABILIDAD LABORAL (EN BOLIVIA). REDUCIR SALARIOS DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, NO ES UNA SOLUCIÓN DE FONDO EN LAS POLÍTICAS DE LUCHA CONTRA EL COVID-19, MUCHO MENOS EN EL DESTINO DEL PRESUPUESTO PARA GENERAR MEDIDAS PALIATIVAS A LA EMERGENCIA.