Nuestra labor en 2020 y los desafíos que nos esperan en 2021

|

Disponible en:

Amigos:

El año llega a su fin y quisiera aprovechar esta oportunidad para destacar algunos aspectos de nuestra labor en 2020 y los desafíos que tenemos por delante.

Si bien algunos países han comenzado a recuperarse de la COVID-19, muchos otros continúan sufriendo riesgos sanitarios y económicos prolongados. El Grupo Banco Mundial trabaja duro para hacer frente a los daños desiguales que causa esta pandemia de alcance global. Desde abril, hemos estado proporcionando apoyo en una escala sin precedentes, centrando la atención en la emergencia de salud, pero también en los objetivos de recuperación más amplios y en las necesidades de vacunación.

El Banco, la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) han trabajado en estrecha colaboración para proporcionar una respuesta rápida y amplia, tanto en términos de contenido como de prestación de apoyo financiero. Nos hemos asociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda, que ayuda a muchos de los países más pobres a liberar recursos y prepara el terreno para mejorar la transparencia de la deuda y avanzar hacia un alivio contundente de la deuda.

Tomando como base la suspensión de los pagos de la deuda para los países más pobres, debemos promover una mayor transparencia de la deuda y las inversiones y ayudar a los países a reducir su carga de la deuda. La reducción de la deuda y la distribución de la carga serán componentes importantes para resolver endeudamientos insostenibles y favorecer el crecimiento y la inversión.

El financiamiento para el clima (i) continúa siendo una piedra angular de nuestra labor mientras avanzamos hacia una recuperación más ecológica. El año pasado se registró el mayor volumen de inversiones climáticas de toda nuestra historia, y estamos comprometidos a lograr mayores incrementos en este ámbito. Adoptar buenas ideas, como el uso de infraestructura con bajas emisiones de carbono y una agricultura más inocua para el medio ambiente, puede ayudar a los países a reconstruir pensando en un futuro más verde y consolidado.

Además de la respuesta a la COVID-19 y la vacunación, el Grupo Banco Mundial está ayudando a responder a una gran cantidad de crisis, como la plaga de langostas (i), la inseguridad alimentaria, la explosión de Beirut (i) y los desafíos que enfrentan los países en situación de fragilidad, conflicto y violencia (i) de todo el mundo. Nuestro trabajo en el área de los conocimientos —tanto a nivel mundial como nacional— sustenta todos los compromisos de operaciones y constituye un importante servicio de desarrollo en sí mismo.

Si bien los desafíos que nos esperan en 2021 son enormes, confío en que continuaremos logrando un impacto que generará buenos resultados de desarrollo. Debemos seguir ampliando las oportunidades para las mujeres, los pobres y los grupos vulnerables, y continuar ayudando a contrarrestar la violencia, la malnutrición y la falta de empleo. Los conflictos y el cambio climático son obstáculos inmensos para la reducción de la pobreza. Y aunque los avances recientes con las vacunas ofrecen la esperanza de poner fin a la pandemia, habrá que trabajar duro para que estas lleguen a quienes más las necesitan.

Mientras trabajamos juntos para mejorar las vidas y ampliar las oportunidades de las personas de todo el mundo, les ruego ser flexibles con las nuevas tareas, los enfoques, los asociados y los colegas. Las fiestas son un momento de descanso y reflexión; incluso mientras repasamos los enormes desafíos del año que acaba de terminar, miro con positividad el año que comienza.

Confío en que podremos establecer las bases de un regreso sólido, sostenible y duradero a una senda de desarrollo que mejorará la salud y las condiciones de vida.

-David

Esta entrada de blog se publicó originalmente en LinkedIn (i).

Únase a la conversación

sergio rendon
12 de Enero de 2021

Esperamos informes trascendentales de información y a la vez gracias por lo positivo para iniciar un nuevo ciclo.