Participe en los eventos de las Reuniones Anuales del 10 al 15 de octubre. ¡Únase a la conversación! Ver todos los eventos


Syndicate content

Disasters

Poner a prueba la resiliencia del sector transporte de Argentina ante el cambio climático

Verónica Raffo's picture


​¿Se imagina tener que evacuar su poblado en bote porque el único camino para ir a la escuela o por donde llegan los suministros está inundado?
 
Puede parecer una ficción, pero para algunos residentes de la provincia de Salta, en el norte de Argentina, se convirtió en una terrible realidad en febrero de 2018, después de que lluvias torrenciales hicieran desbordar los ríos Bermejo y Pilcomayo. Las inundaciones causaron una muerte, forzaron la evacuación de cientos de personas y arrasaron con un segmento de la ruta provincial 54, dejando al poblado de Santa Victoria del Este completamente aislado.
 
De igual forma, una parte de la ruta nacional 7, uno de los principales corredores del Mercosur, ha estado intransitable desde hace más de un año debido al aumento en el nivel de la laguna Picassa producido por precipitaciones extremas y falta de coordinación entre las provincias sobre cómo lidiar con los excedentes hídricos. La expansión de la laguna obliga diariamente a 4000 vehículos a realizar un desvío de 165 kilómetros y agrega un día de tránsito a los 1560 trenes de carga que se desplazan cada año entre Buenos Aires y Mendoza. Las inundaciones lastran la economía e inflan unos costos logísticos ya de por sí elevados.

Cómo las historias pueden ayudar a comunicar el riesgo volcánico a las comunidades

Alanna Simpson's picture

English version here 
 
Las erupciones volcánicas en Indonesia, Hawai y Guatemala han sido noticia en las últimas semanas. La explosión del Volcán de Fuego en Guatemala, por ejemplo, se cobró la vida de 110 personas y provocó la evacuación de miles de habitantes de la zona de riesgo. 

Hacia una cultura de la prevención: ¡La reducción del riesgo ante desastres comienza en casa!

Jorge Luis Alva-Luperdi's picture
Esta página en: English


El 31 de mayo es una fecha grabada en la memoria colectiva del Perú. Hoy hace 48 años, este apacible país sudamericano procedía con normalidad... cuando el reloj dio las 3:23 p. m. La vida cambió en un abrir y cerrar de ojos, luego de que un terremoto de magnitud 8.0 azotara las regiones de Ancash y La Libertad. Fue una catástrofe inimaginable. 

El pueblo de Yungay, en Ancash, fue prácticamente arrasado en apenas 45 segundos, el terremoto destruyó hogares, escuelas e infraestructura pública en los 83.000 km2 circundantes al pueblo. El efecto del terremoto desestabilizó los glaciares del Huascarán, ubicados a 15 km de Yungay, desprendiendo millones de metros cúbicos de roca, hielo y nieve que se precipitaron hacia Yungay a 200 km/h. En minutos, el pueblo fue sepultado, junto a casi 25.000 de sus residentes, muchos de los cuales se habían refugiado en la iglesia a orar luego del sismo.

 El “Gran Terremoto Peruano” de 1970 es un hito en la historia moderna de los desastres naturales a nivel global. El saldo fue de alrededor de 74.000 personas muertas; unas 25.600 fueron declaradas desaparecidas; 43.000 heridas y un millón quedaron sin hogar, incluidos miles de niños. Apenas 350 sobrevivieron en Yungay; habían escalado hasta el cementerio elevado del pueblo, un caso curioso donde los vivos buscaron refugio entre los muertos. En otro lugar, un payaso de circo salvó las vidas de 300 niños llevándolos a un estadio local.

El rumbo de Bolivia hacia la resiliencia urbana

Melanie Kappes's picture
Esta página en: English
A house after a flood in Bolivia. World Bank.

Imagine que vive en una ciudad que se inunda constantemente, e incluso durante semanas en algunas ocasiones, después de lluvias extremas.

Imagine que vive en esa ciudad inundada, donde usted y miles de sus vecinos deben encontrar un lugar donde quedarse hasta que el agua retroceda, y finalmente puede regresar a su hogar con el temor de encontrarlo destruido.

Así es la ciudad de Trinidad, ubicada en las tierras bajas amazónicas de Bolivia, y que sufre con frecuencia los embates de fuertes y prolongadas precipitaciones que provocan el desborde de ríos, lagunas y lagos, afectando a miles de familias.

En Bolivia, el 43% de la población vive en áreas de alto riesgo de inundación. Trinidad y otras ciudades ubicadas en tierras bajas experimentan inundaciones, mientras que, en La Paz, los frecuentes deslizamientos de tierra causan muertes y daños a viviendas e infraestructuras.

¿Cómo preparar a un país para enfrentar un desastre?

Diana Rubiano's picture
Esta página en: English
Ecuador reconoce la importancia de la información y el compromiso de todos los sectores.

 
 Paul Salazar.
Familia Cruz-Castro tratando de rescatar sus enseres, en una de las casas derruidas luego del terremoto en Pedernales, Ecuador. Foto: Paul Salazar / Banco Mundial 

Los desastres son parte de nuestra vida, en cualquier parte del planeta. Desde que se tiene registro, las inundaciones, huracanes o terremotos han marcado la historia de la humanidad y su evolución. Pero nunca antes como ahora, hacer frente al impacto de estos fenómenos ha captado tanta atención para tratar de disminuir los daños materiales, pero sobre todo los humanos.

Gestionar los riesgos que conllevan los desastres naturales es una prioridad para muchos países de América Latina y el Caribe.

17 cursos sobre ciudades y desarrollo urbano disponibles en línea, y en español

Ana I. Aguilera's picture
ISTOCK

Gracias a Internet y los avances tecnológicos de la última década, hoy en día es posible estudiar en las universidades más prestigiosas del mundo a una fracción del costo o incluso de manera gratuita. El auge de los MOOCs (cursos masivos abiertos en línea, por sus siglas en inglés) en años recientes ha sido notorio, atrayendo a muchos que antes solo podían optar por el sistema de formación presencial, hasta el punto de llegar a competir por una buena parte del mercado en el sector educativo profesional.

Para muchos latinoamericanos, especialmente aquellos dedicados a la gestión pública, estudiar en las mejores universidades del mundo solía ser un sueño inalcanzable, pero ahora es posible. Si bien los temas y cursos de formación son cada vez más diversos y asequibles, la mayoría son en inglés y existe poco contenido disponible en español.

Para atender esta problemática, en los últimos años diversas instituciones y bancos de desarrollo multilaterales han liderado esfuerzos para crear y hacer disponible este tipo de contenidos y cursos en línea a funcionarios públicos, académicos, estudiantes, ONGs y el público general. A través de alianzas con el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Los Andes en Colombia y otras de las universidades más prestigiosas de la región, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y CAF ofrecen una gran variedad de cursos en línea para ampliar la formación de profesionales en el campo del desarrollo sostenible de ciudades, disponibles a través de plataformas como EdX y Coursera.

¿Cómo construir un metro resistente a la naturaleza?

Sofía Guerrero Gámez's picture
Trabajos de construcción de infraestructura de metro en Lima. / Banco Mundial
Trabajos de construcción de infraestructura de metro en Lima. / Banco Mundial - AATE. 
Los sismos representan algunos de los mayores riesgos a la infraestructura del Perú y de Ecuador. Los ejemplos son varios. En 2007, un terremoto de magnitud 8.0 golpeó la costa sur del Perú, cobrando las vidas de 520 personas y colapsando viviendas, colegios y hospitales. El más reciente sismo de Ecuador, en 2016, dejó más de 200 personas fallecidas y cientos de heridos.

Pero estos riesgos no son exclusivos de América Latina. Considerado como uno de los países con mayor actividad sísmica en el mundo, Japón ha desarrollado una importante experiencia en resiliencia frente a sismos. El sector de transporte ha sido una parte integral de la forma de gestionar el riesgo sísmico, algo muy razonable si se consideran las consecuencias potenciales de un evento sísmico en la infraestructura de transporte, las operaciones y la seguridad de los usuarios.

Ciudades más habitables y prósperas: los 4 pasos que debería dar el Perú

Zoe Elena Trohanis's picture
Esta página en: English
Vista del Metropolitano de noche. Lima. Perú.

Comparadas con Lima, la mayoría de las ciudades peruanas de tamaño intermedio están rezagadas en crecimiento económico, infraestructura y servicios públicos. Urge superar estos desequilibrios.

Ayudar o transmitir: El dilema de la labor periodística frente a los desastres naturales

Cristina Medina's picture
Familia mira las noticias en la TV en refugio temporal creado en un parque de la Bahía de Caráquez, Ecuador, luego del terremoto del 2016.
Familia mira las noticias en la TV en refugio temporal creado en la Bahía de Caráquez, Ecuador, luego del terremoto del 2016. Foto: Paul Salazar / Banco Mundial.
Han pasado 17 meses desde el terremoto que afectó la costa de Ecuador y dejó más de 600 personas fallecidas; 12 meses desde que el huracán Matthew causó más 900 muertos en Haití; 6 meses desde que una avalancha enterró a más de 300 personas en Colombia y 7 meses desde que el desbordamiento de ríos dejó sin vida a más de 90 personas en el Perú. En México, los dos últimos terremotos de septiembre se cobraron la vida de más de 300 personas; a estos números se le deben sumar las víctimas de los dos últimos grandes huracanes en el Caribe, Irma y María. ¿Cuál es la labor periodística frente a estos eventos?

Las lluvias de El Niño que se llevaron los caminos del Perú

Irene Portabales González's picture
También disponible en Inglés.

El papel de la infraestructura de transporte durante la emergencia causada por el fenómeno natural.
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Ministerio de Defensa del Perú/Flickr
Las lluvias que este año han azotado el norte del Perú han sido 10 veces más fuertes que de costumbre. Esto ha llevado al desborde de ríos y a avalanchas de lodo en numerosas áreas del país y, en consecuencia, se ha declarado el estado de emergencia en 10 regiones.

La causa de estas fuertes lluvias es el Niño, un fenómeno natural caracterizado por el calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial central y oriental. Este fenómeno dura alrededor de 18 meses, se produce cada 2 a 7 años y explica la alteración de los patrones normales de precipitación y de circulación atmosférica tropical, que dan lugar a eventos climáticos extremos en todo el planeta.

Pages