Syndicate content

¿Historia de dos regiones?

Oscar Calvo-González's picture
Also available in: English | Portuguese

"¿La pobreza en Latinoamérica se redujo producto de buenas políticas o de la buena suerte?". Frecuentemente recibo esta pregunta cuando comento que la pobreza en la región cayó de 40 a 25 por ciento entre 2003 y 2013. La respuesta es que fue un poco de ambas.

Como muestra la tabla a continuación, no cabe duda de que los pobres que viven en países ricos en recursos naturales se beneficiaron más que aquellos que viven en otros países. Puntualmente, como la tabla también destaca, el enorme incremento de ingresos resultado de la rápida subida del precio de las materias primas, se tradujo en un aumento en los ingresos laborales, que ayuda a explicar cerca de la mitad de la caída de la pobreza registrada en los países exportadores de materias primas. 

Nota: Clasificamos a los países en el grupo que experimentó un auge de materias primas si sus términos de intercambio aumentaron en 2% o más por año durante el periodo 2003-2013. 

Para mí, sin embargo, una historia interesante se esconde detrás de la línea de los países no exportadores de materias primas. A pesar de no contar con los recursos naturales para aprovechar el auge de precios de las materias primas, estos países fueron capaces de reducir la pobreza en unos 7 puntos porcentuales.

¿Cómo pudieron lograr estas reducciones en pobreza? Al analizar los factores detrás de la caída de la pobreza en los países no productores de materias primas, se observa que los ingresos laborales del 40 por ciento más pobre de la población jugaron un rol importante (1.9 por ciento), aunque no tan relevante como en los países exportadores de materias primas. Más importante fue el papel jugado por los ingresos no laborales (4.1 por ciento), lo cual sugiere que, hasta cierto punto, las políticas públicas tuvieron un rol relevante en la protección de los pobres frente condiciones externas menos favorables.

Este hallazgo es particularmente oportuno hoy, con el auge del precio de las materias primas desvaneciéndose y el crecimiento económico desacelerándose. De hecho, estamos comenzando a observar una desaceleración en la reducción de la pobreza en los países productores de materias primas en años recientes.

Sin embargo, los recursos naturales no rigen nuestro destino. Y, a pesar de que la historia a lo largo de la región ha variado significativamente, es importante remarcar que hubo una reducción generalizada de la pobreza, aún en los países que no se beneficiaron directamente del aumento en el precio de las materias primas. Entre éstos últimos países, la caída en la pobreza varió en un rango entre 5 y 15 puntos porcentuales. De hecho, en algunos casos la caída fue mayor en los países no productores de materias primas que en los productores. Esto nos recuerda que otros mecanismos jugaron un rol en permitir que las personas salgan de la pobreza. Aun cuando las ganancias en términos de reducción de la pobreza puedan desacelerarse a causa de un crecimiento más lento, tenemos razones para mantenernos optimistas en que dichos mecanismos pueden ser utilizados para continuar con la reducción de pobreza.

Nota: Este blog es parte de la serie mensual del 'lacfeaturegraph' del equipo del LAC Equity Lab. Para acceder a post pasados, por favor oprima aquí.  

Add new comment