Syndicate content

Febrero 2018

Desmitificar las tecnologías de identificación digital

Luda Bujoreanu's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© iStock

Más de 1100 millones (i) de personas en el mundo no tienen un documento oficial para probar su identidad. En este contexto, innumerables tecnologías avanzan a un ritmo sin precedentes y cada vez son más asequibles, permitiendo a los países dejar atrás métodos del pasado que se basan en documentación impresa. Sin embargo, comprender y mantenerse al día con los numerosos avances y tecnologías –especialmente relevantes para los sistemas de identificación digital— está llegando a ser un desafío. La iniciativa Identificación para el Desarrollo (IDpD) (i) da a conocer un nuevo informe titulado Panorama tecnológico (PDF, en inglés) en que se proporciona una descripción general de las tecnologías actuales y las nuevas tendencias tecnológicas en el ámbito de la identidad digital.

Ya sea que un país se encuentre mejorando los sistemas de identificación existentes o esté implementando nuevos sistemas desde cero, las distintas opciones tecnológicas, cuando se eligen y se aplican de manera apropiada, pueden ampliar la adopción y la validación de la Identificación para el Desarrollo (#ID4D) y ayudar así a llegar a los miles de millones de personas que no cuentan con una identificación. Los tipos de tecnologías que se seleccionen pueden también facilitar que los sistemas de identificación generen beneficios concretos en distintas esferas, como la inclusión financiera, los servicios de salud y la protección social, para los más pobres y los más vulnerables. El informe Panorama tecnológico de la iniciativa #ID4D nos recuerda que se deben considerar factores adicionales y medidas de mitigación de riesgos cuando se opta por ciertas tecnologías de identidad digital. Entre dichos factores y medidas se pueden mencionar la necesidad de proteger los datos y la privacidad, la disponibilidad de estándares (PDF, en inglés) abiertos y la neutralidad de los proveedores, todo lo que debe ir a la par con los contextos culturales, la viabilidad económica y las limitaciones de infraestructura.

APP para aumentar la resiliencia de la infraestructura: qué nos enseña Japón

Sanae Sasamori's picture
También disponible en: English | 日本語 
Foto: MediaFOTO/PIXTA

En marzo de 2011, el gran terremoto de Japón oriental desencadenó un tsunami que causó la muerte o desaparición de unas 20 000 personas. La ciudad de Sendai, capital de la prefectura de Miyagi y un centro económico regional, se vio muy afectada por el desastre. Alrededor de 500 000 residentes perdieron el suministro de agua, y la principal planta de tratamiento de aguas residuales quedó completamente sumergida. Además, el tsunami dañó 325 kilómetros de infraestructura ferroviaria en la costa e inundó unos 100 kilómetros de la carretera nacional en la región de Tohoku, imposibilitando el transporte por tierra de ayuda a las ciudades afectadas.

Cuatro años más tarde, mientras todavía estaban en marcha los esfuerzos de recuperación, un consorcio privado firmó una concesión de 30 años para administrar el aeropuerto de Sendai, convirtiéndose en el primer aeropuerto estatal de Japón manejado por el sector privado. Esto fue recibido con sorpresa por los encargados de formular políticas y los profesionales que trabajan en el ámbito de las alianzas público-privadas (APP), preguntándose: ¿cómo fue posible que un operador privado decidiera invertir a largo plazo en una región tan propensa a desastres?
En el mundo, los impactos de los desastres naturales extremos y el cambio climático se han vuelto cada vez más visibles en las últimas décadas.

Foro sobre Fragilidad 2018: gestión de los riesgos para la paz y la estabilidad

Franck Bousquet's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Caroline Gluck/Oxfam


En menos de dos semanas, alrededor de 1000 personas se reunirán en la ciudad de Washington para participar en el Foro sobre Fragilidad 2018. Autoridades responsables de las políticas de países desarrollados y en desarrollo, profesionales de organismos humanitarios, instituciones de desarrollo y del ámbito de la paz y la seguridad, académicos y representantes del sector privado se congregarán con el objetivo de incrementar nuestro impacto colectivo en los países afectados por la fragilidad, los conflictos y la violencia.

Este año, el tema del foro es la gestión de los riesgos para la paz y la estabilidad, que refleja un cambio estratégico en la manera en que la comunidad internacional aborda el tema de la fragilidad, los conflictos y la violencia, entre otras formas, poniendo en primer lugar a la prevención. Este nuevo planteamiento se presenta en un estudio conjunto del Banco Mundial y las Naciones Unidas titulado Pathways for Peace: Inclusive Approaches to Preventing Violent Conflict (Opciones de paz: Planteamientos inclusivos para prevenir los conflictos violentos), que se publicará próximamente. En dicho estudio se señala que el mundo debe reenfocar la atención en la prevención de la violencia como un medio para lograr la paz. Según sus autores, la clave está en identificar tempranamente los riesgos y trabajar en estrecha colaboración con los Gobiernos a fin de mejorar la respuesta ante tales riesgos y reforzar la inclusión..

En Senegal, se insta a invertir en la gente y en el planeta

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Este mes, durante tres días, Senegal —ubicado en África occidental— fue el centro de atención de los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático y mejorar la educación en un mundo que cambia rápidamente.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente senegalés, Macky Sall, copresidieron una conferencia en Dakar sobre la recaudación de recursos para la Alianza Mundial para la Educación (AME), una plataforma de financiamiento que ayuda a los países de ingreso bajo a aumentar tanto el número de niños que asisten a la escuela como el nivel de aprendizaje.

Líderes africanos y asociados intervinieron y anunciaron sus compromisos de proporcionar una educación que prepare a los niños para competir en la economía del futuro y que fomente el progreso socioeconómico.

¿Pueden las criptomonedas y la tecnología de cadena de bloques ayudar a combatir la corrupción?

Enrique Aldaz-Carroll's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Pixbaby/Creative Commons
© Pixbaby/Creative Commons

La cadena de bloques (blockchain) y las criptomonedas similares a Bitcoin podrían transformar la manera en que efectuamos pagos y hacemos negocios. También son tecnologías muy prometedoras como método para combatir la corrupción.

Los avances tecnológicos han permitido acrecentar extraordinariamente la rendición de cuentas y la transparencia en las finanzas públicas para reducir la corrupción. Por ejemplo, si un Gobierno decide construir un camino, ahora puede determinar cómo se gasta cada dólar, identificar a todos los usuarios de los fondos y asegurarse de que únicamente quienes están autorizados a gastar dinero lo hagan para los fines previstos originalmente y dentro del plazo permitido. Las investigaciones sobre fraude y corrupción que ahora demoran un promedio de 15 meses (i) podrían realizarse simplemente pulsando un botón y a una fracción del costo. Lo que es más importante, este tipo de seguimiento financiero desalentaría los sobornos en el sector público, que oscilan entre los USD 1,5 billones y USD 2 billones anuales, es decir, aproximadamente el 2 % del PIB mundial. (PDF, en inglés) Ello, a su vez, intensificaría el impacto en el desarrollo. Todo lo que se necesitaría sería adoptar una criptomoneda y usar software de cadena de bloques.

La protección social para la adaptación se puede usar para enfrentar las crisis y reforzar la resiliencia

Michal Rutkowski's picture
Esta página en: English | العربية | Français
En un mundo con cada vez mayores riesgos, los sistemas de protección social ayudan a las personas y las familias a enfrentar las guerras civiles, los desastres naturales, el desplazamiento y otras crisis. © Farhana Asnap/Banco Mundial.

Las crisis se están convirtiendo en una nueva normalidad en el mundo de hoy. En los últimos 30 años, los desastres naturales causaron la muerte de más de 2,5 millones de personas y casi unos USD 4 billones en daños en el mundo. Los fenómenos naturales adversos provocaron, solo en 2017, pérdidas por unos USD 330 000 millones, convirtiéndose en el año más costoso en la historia. El cambio climático y los cambios demográficos, así como otras tendencias mundiales, podrían también crear riesgos de fragilidad. Actualmente, los conflictos generan el 80 % de las necesidades humanitarias, y se espera que la proporción de personas extremadamente pobres que viven en situaciones afectadas por conflictos aumente a más del 60 % en 2030.

El entretenimiento educativo cambia la manera en que abordamos el desarrollo

Arianna Legovini's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Entretenimiento educativo : Cambiando las percepciones de la gente
 

Mejorar la vida de las personas no es solo proveer servicios. Este objetivo requiere la participación de las personas en el ámbito del desarrollo, demandando servicios y productos que agreguen valor a sus vidas y teniendo comportamientos conducentes a un mayor bienestar personal. La promoción de la salud y la prevención de enfermedades es un ejemplo concreto.

En un taller de evaluación del impacto en el VIH, que realizamos en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en 2009, escuché a Nancy Padian, investigadora médica del Women’s Global Health Imperative (i) que presentó un análisis sistemático de ensayos de control aleatorios para probar la eficacia de las campañas de prevención del VIH.

En el estudio (i) se explicó cómo tres docenas de campañas de prevención del VIH no habían logrado cambiar el comportamiento sexual ni reducir la incidencia del VIH.

Esta presentación nos dio que pensar. El estudio descartó las campañas comunicacionales como un medio eficaz para cambiar las conductas y disminuir el ritmo de la epidemia del VIH.

Un examen más detenido reveló que las campañas carecían de historias inspiradoras, y se difundían a través de medios anticuados y poco interesantes, como carteles y folletos.

La pregunta que nos hicimos entonces fue: ¿podemos hacer esto de otra manera?

Maximizar el financiamiento para el desarrollo: un enfoque que funciona

Hartwig Schafer's picture
Esta página en: English | العربية | Français
People in Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/World Bank
Un grupo de mujeres y niños en Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/Banco Mundial.

Se necesita una inversión enorme para alcanzar el ambicioso objetivo de poner fin a la pobreza extrema en 2030 e impulsar la prosperidad compartida. Según algunos cálculos, lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tendría un costo de USD 4,5 billones anuales, y obviamente esto no lo podremos hacer solo con financiamiento público. Para ser más claro: los países podrán alcanzar los ODS y mejorar las vidas de sus ciudadanos si recaudan más ingresos internos y atraen más financiamiento privado y soluciones privadas que complementen y movilicen fondos públicos y asistencia oficial para el desarrollo. Este enfoque se denomina “maximizar el financiamiento para el desarrollo”.
 
Recientemente, miembros de equipos de proyectos presentaron cinco casos que respaldan dicho enfoque, compartiendo experiencias de la vida real y datos sobre el impacto en el desarrollo. Estos casos provienen de todo el mundo, desde Colombia a África occidental y las Islas Salomón, y me llenan de optimismo. Me gustaría compartir dos de esos ejemplos que realmente tuvieron resonancia.

¿Cuánto cuesta crear un puesto de trabajo?

David Robalino's picture
También disponible en: English | Français
En realidad, con una inversión de USD 10 millones solo se pueden crear unos pocos centenares de empleos directos. Fotografía: Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/Banco Mundial (Yogyakarta, Indonesia).

Crear más y mejores empleos es un aspecto fundamental de nuestra labor en el Banco Mundial, y una meta común de prácticamente todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo. Sin embargo, a veces el debate sobre políticas se enfoca en el costo y la eficacia de los programas y proyectos para la creación de puestos de trabajo.

A modo de ejemplo, recientemente me encontré en medio de una discusión sobre un proyecto de desarrollo cuyo objetivo era la creación de empleo: uno de los examinadores objetó el proyecto debido a que el costo de cada empleo creado era demasiado alto. “Más de USD 20 000 por puesto de trabajo”, señaló, comparando dicho costo con cifras mucho más bajas (entre USD 500 y USD 3000), generalmente asociadas con programas activos del mercado laboral, como capacitación, asistencia en la búsqueda de empleo, subsidios salariales u obras públicas.

¿Pero, en qué se basan estas cifras?

El enfoque “Una salud” es fundamental para eliminar los riesgos para la salud humana, animal y ambiental

Juergen Voegele's picture
También disponible en: English | Français 
 
Foto: © Trevor Samson / Banco Mundial


Como muchos, nos sentimos aliviados en noviembre del año pasado cuando el Gobierno de Madagascar y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron que el brote de peste neumónica o pulmonar había sido contenido en ese país. La peste es una enfermedad causada por la bacteria Yersinia pestis, (i) que la transmiten normalmente los roedores a través de las pulgas que los parasitan, pero también se puede transmitir de persona a persona. Desde el inicio del brote a principios de agosto de 2017, se informaron 2300 casos humanos de peste, que condujeron a 207 muertes (actualización de la OMS). (PDF, en inglés) La OMS instó a realizar una vigilancia continua hasta el final de la temporada de la peste a fines de abril, ya que es posible que se produzcan más casos de peste bubónica que podrían provocar un resurgimiento de la peste pulmonar. El presidente de Madagascar también se comprometió a establecer una “unidad de peste” permanente a nivel de la oficina del primer ministro para trabajar en la erradicación de la plaga, dado que la experiencia nos indica que abordar los riesgos en la interfaz de la salud humana, animal y ambiental es un desafío.

¿Cómo hacen las cosas los dirigentes municipales? Extraer enseñanzas de los alcaldes de Japón

Sameh Wahba's picture
Esta página en: 中文
También disponible en: English | 日本語
Participantes del taller de análisis técnico sobre ciudades competitivas caminan por la zona de Minato Mirai 21 (con el Cosmo Clock 21 de fondo) destinada a concentrar actividades de alto valor agregado y una elevada calidad de vida en un núcleo urbano integrado en el centro de Yokohama, Japón. Foto: Tokyo Development Learning Center (TDLC).


La tarea de los alcaldes y los dirigentes municipales ya no se limita a proporcionar servicios urbanos eficientes a sus ciudadanos. La creación de empleo está a la vanguardia de los desafíos de desarrollo económico a nivel mundial.

Las ciudades necesitan generar empleos y oportunidades para sus ciudadanos y medios para recaudar ingresos fiscales que les sirvan para financiar proyectos que satisfagan la creciente demanda de servicios básicos de la población. En el informe emblemático del Grupo Banco Mundial sobre ciudades competitivas se describe cómo la creación de puestos de trabajo en zonas urbanas, de manera urgente pero también a escala, es esencial.

Cinco tendencias digitales y de los medios sociales en el ámbito del desarrollo a tener en cuenta en 2018

Zubedah Robinson's picture
Esta página en: English | العربية | Français


Mientras el mundo continúa enfrentándose a serios desafíos de desarrollo, los enfoques para abordarlos también deben ser más innovadores. Analizamos algunas de las principales tendencias digitales que están utilizando las organizaciones dedicadas al desarrollo para llegar y motivar a sus audiencias, y estas son las cinco que, creemos, sobresaldrán este año.

Críticas injustas al informe Doing Business

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 

Si bien acepto con beneplácito las críticas y los comentarios sobre el informe Doing Business (DB) —o también cualquier producto de datos e investigación del Banco Mundial— considero que las recientes entradas de blog de Justin Sandefur y Divyanshi Wadhwa sobre DB relativas a Chile (i) e India (i) no son esclarecedoras ni útiles.

En 2013, en una evaluación externa (PDF, en inglés) de DB se recomendó, por ejemplo, que se ampliara el conjunto de indicadores para exponer mejor los desafíos que encaran los empresarios, y para que DB se convirtiera en un instrumento integral de comparación para la regulación de la actividad empresarial. En concreto, que se introdujeran o modificaran significativamente los indicadores que ponen en evidencia las diferencias de género, la confiabilidad de la electricidad, y el "comercio transfronterizo". Estos cambios se aprobaron después de amplias consultas con académicos, funcionarios de los países, y el personal, la administración y los miembros del Directorio Ejecutivo del Banco. Debido a estos cambios significativos de metodología, desalentamos la realización de comparaciones de clasificaciones con el año de la introducción de los cambios porque ello equivaldría a comparar manzanas con naranjas. Incluso si se quisiera comparar el mismo conjunto de indicadores en el período de dos años, sencillamente no existen los datos para hacerlo. Por ejemplo, antes de 2015, el conjunto de indicadores del "comercio transfronterizo" de DB también midió el volumen de documentación necesaria para cumplir con los controles fronterizos. Esto ya no es parte del conjunto de indicadores y, por lo tanto, ya no se recopilan los datos pertinentes.

La agricultura podría ofrecer soluciones contra la obesidad, un problema creciente de malnutrición

Aira Htenas's picture
También disponible en: English | Français 

El aumento de la tasa de obesidad es noticia y hay un mayor reconocimiento de la importante función que cumplen la agricultura y los sistemas alimentarios en esta epidemia. Como economistas agrarios que tenemos interés en la nutrición humana, quisimos averiguar cómo se entrelaza todo esto, entender de qué manera la agricultura y los sistemas alimentarios forman parte del problema y parte de la solución. Mientras realizábamos las investigaciones para un informe reciente, (i) algunos datos nos llamaron la atención.

Antes de pasar a lo que encontramos, es importante señalar que la mayoría de los países en desarrollo se enfrenta a la “doble carga de la malnutrición”. Soportan los costos y los desafíos del sobrepeso y la obesidad, y al mismo tiempo luchan contra las elevadas tasas de desnutrición, dos formas que habitualmente se vinculan con la deficiencia de micronutrientes. Vale aclarar que la malnutrición abarca la sobrealimentación, la desnutrición y la deficiencia de micronutrientes.
 

Ser parte de la generación que pone fin a la mutilación genital femenina

Sandie Okoro's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© UNFPA
© UNFPA

La mutilación/ablación genital femenina es una realidad cotidiana para millones de niñas y mujeres en todo el mundo. Ya no me sorprende cuando una mujer me confía que ha sido “cortada”, o me cuenta sobre las consecuencias con las que tiene que vivir. Hace poco, tuve el privilegio de reunirme con sobrevivientes de esta práctica que son también activistas, y están luchando para eliminarla en el curso de una generación. Esto me recordó que una persona puede marcar la diferencia en la eliminación de la mutilación/ablación genital femenina.

Con ocasión del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, el 6 de febrero, apoyamos el movimiento #EndFGM (Fin a la mutilación genital femenina), encabezado por una sobreviviente, y que cobra ímpetu y fuerza en todo el mundo.

La mutilación/ablación genital femenina, conocida como “corte”, es una forma de violencia que afecta al menos 200 millones de niñas y mujeres por todo el mundo. Alrededor de 6000 mujeres y niñas son víctimas de mutilación genital a diario, padeciendo consecuencias prolongadas e irreversibles durante toda su vida.

La práctica se relaciona estrechamente con el fin de la pobreza extrema; las niñas que la sufren tienen mayores probabilidades de ser obligadas a casarse a temprana edad y de ser pobres y permanecer pobres, y menos probabilidades de tener acceso a educación. Más allá de los datos y las estadísticas, investigadores han indicado que la mutilación genital femenina priva a las mujeres de tener una buena salud sexual y psicológica.

Los podcast y las redes sociales, vías para prevenir la violencia de pareja en los campamentos de refugiados somalíes en Etiopía

Anne Bennett's picture
Cette page en : English
Vista aérea del campamento de refugiados de Dollo Ado en Etiopía, donde según estimaciones viven 212 000 personas que han sido desplazadas como consecuencia de la guerra y la sequía.
© Samuel Tewolde.

El 30 % de las mujeres (i) en el mundo ha sufrido violencia física o sexual cometida por su pareja durante su vida. El predominio de la violencia contra la pareja es probablemente mayor durante las crisis humanitarias, (i) cuando las mujeres y las niñas, los hombres y los niños, son más vulnerables a la violencia en la familia y la comunidad, y en las situaciones de desplazamiento. De hecho, un creciente acervo de pruebas (i) indica que la violencia de pareja es la forma más común de violencia en situaciones humanitarias, pero que suele recibir menos atención que la violencia sexual infligida por terceros durante conflictos o crisis humanitarias.

La evidencia (i) apunta a una serie de factores que contribuyen al aumento de la violencia, en particular dentro de la familia, entre ellos el trauma del desplazamiento, la perturbación de las normas de género, las tensiones adicionales debido a la pérdida de medios de subsistencia y el aislamiento de los sistemas de apoyo comunitario y familiar. En análisis recientes de dichos datos (i) se señala que son escasas las pruebas sobre las intervenciones eficaces para prevenir la violencia de pareja en el contexto humanitario y se enfatiza la necesidad de desarrollar y evaluar intervenciones de este tipo para estos entornos.

Deje su comentario y únase a la conversación