Syndicate content

Japón

Ébola: Hasta el momento se han conseguido US$1000 millones para un plan de recuperación en Guinea, Liberia y Sierra Leona

Donna Barne's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Ante un brote de ébola (i) que cede pero aún no desaparece, los tres países más afectados ahora deben encontrar formas de reconstruir sus economías y reforzar sus sistemas de salud para intentar prevenir otra crisis de este tipo en el futuro.

La preparación para los desastres puede ayudar a salvar vidas y ahorrar dinero

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Tropical Cyclone Pam, a Category 5 storm, ripped through the island nation of Vanuatu on March 13 and 14. © UNICEF
El ciclón tropical Pam golpeó la isla de Vanuatu el 13-14 de marzo. © UNICEF
Sendai, Japón. Si no contamos con una mejor preparación para los desastres, como terremotos o maremotos, fenómenos meteorológicos extremos, o futuras pandemias, estamos poniendo en riesgo las vidas de las personas y el desarrollo económico. Tampoco podremos convertirnos en la primera generación en la historia de la humanidad que acabe con la pobreza extrema.
 
Hace apenas unos días, el mundo volvió a experimentar la vulnerabilidad ante los desastres, después de que el ciclón tropical Pam, una de las tormentas más poderosas que haya tocado tierra, devastó las islas de Vanuatu. Algunos informes concluyeron que hasta un 90 % de las viviendas sufrió graves daños en Port Vila. Durante el paso de la tormenta, estaba en Sendai participando en la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebró pocos días después del cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón de 2011. Ese sismo y el posterior tsunami causaron la muerte de 15 000 personas y daños por un monto estimado de US$300 000 millones.

Calibrar el año 2014

Otaviano Canuto's picture
Esta página en: Français | 中文

La economía mundial parece estar preparada para tener un mayor crecimiento en 2014. Los indicadores más importantes muestran una tendencia al alza –o al menos están estables– en los principales polos de crecimiento.