Syndicate content

Marruecos

El transporte inteligente en relación con el clima es una pieza clave del rompecabezas del desarrollo sostenible

Jose Luis Irigoyen's picture
Esta página en: 中文 | Français

También disponible en: English

 LukaKikina / Shutterstock
Sistema moderno de tranvía en Rabat Salé, Marruecos. Foto: LukaKikina / Shutterstock

Cuando se trata del cambio climático, el sector del transporte es a la vez víctima y victimario. Por un lado, la infraestructura de transporte es particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático, como las temperaturas más altas, el aumento de las precipitaciones y las inundaciones. Al mismo tiempo, el transporte es responsable del 23 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GHG) relacionadas con la energía, y es uno de los sectores donde las emisiones están aumentando más rápidamente. Esta estadística por sí sola deja bastante claro que no habrá progresos significativos en las medidas climáticas sin una movilidad más ecológica y sostenible.

Las conversaciones más populares en nuestros medios sociales en 2016

Analía Martinez's picture
Esta página en: العربية | English | Français
Para el Grupo Banco Mundial el 2016 fue otro año memorable en la lucha contra la pobreza y en la búsqueda de mejores mecanismos económicos para compartir la prosperidad en el mundo.

Por lo anterior, queremos destacar en este espacio lo más comentado, retuiteado y lo que ha gustado a usted y los otros cientos de miles de usuarios, que por su interés en temas de desarrollo, nos siguen todos los días a través de nuestros medios sociales.

¿Qué tal si… pudiéramos ayudar a las ciudades a planificar de manera más eficiente un futuro con menos emisiones de carbono?

Stephen Hammer's picture
Esta página en: Français | Português

También disponible en : InglésChino

Outil CURB Action climatique pour un développement urbain durable
Preparado por Stephen A. Hammer, (i) gerente de políticas relacionadas con el clima del equipo de políticas dependiente del Área de Soluciones Transversales en materia de Cambio Climático (GCCPT)
Si el cambio climático fuera un rompecabezas, las ciudades serían una pieza clave que se encontraría justo en el centro. Esto fue reforzado por más de 100 países de todo el mundo, que calificaron a las ciudades como un elemento decisivo de sus estrategias de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en sus planes nacionales de lucha contra el cambio climático —conocidos como contribuciones determinadas a nivel nacional— presentados a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 2015.
Tras la consiguiente firma del Acuerdo de París, estos países han cambiado rápidamente su rumbo para convertir sus planes climáticos en acciones. ¿Qué pasaría, como muchos nos preguntamos, si pudiéramos encontrar una manera rentable y eficiente de ayudar a encaminar a las ciudades —tanto en los países en desarrollo como desarrollados— en una trayectoria de crecimiento con bajas emisiones de carbono?

A cuatro meses de París: Se renueva la urgencia sobre las medidas y el financiamiento para el clima

Donna Barne's picture
Esta página en: English | Français | العربية

World Bank Group President Jim Yong Kim speaks with Ségolène Royal, France’s Minister of Ecology, Sustainable Development and Energy, and Mark Carney, the governor of the Bank of England and chairman of the G20’s Financial Stability Board. © Dominic Chavez/World Bank

El mundo debe actuar con rapidez para cumplir las promesas del acuerdo sobre el cambio climático alcanzado en París hace cuatro meses y acelerar el crecimiento con bajos niveles de emisiones de carbono, dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, durante la jornada de apertura de las Reuniones de Primavera.

Más de 190 países se reunieron en diciembre pasado para confirmar sus compromisos de hacer cuanto esté en sus manos para detener el calentamiento global. El resultado fue un acuerdo sin precedentes de mantener las temperaturas mundiales por debajo de los 2 °C por encima de los registros de la era preindustrial, con el fin de limitar el calentamiento a 1,5 °C.

Redoble de tambores… ¡Ante usted la mayor planta de energía solar concentrada del mundo!

Mafalda Duarte's picture
Esta página en: العربية

También disponible en: English | Français

Se espera que la planta de energía solar concentrada de Noor genere un suministro eléctrico
de 500 MW para 1,1 millones de marroquíes en 2018. Foto: Banco Mundial.


La energía solar concentrada (CSP, por sus siglas en inglés) es una de las principales tecnologías energéticas de las que probablemente haya escuchado hablar. Aunque no sea tan conocida como otras fuentes de energía renovable, no existen dudas sobre su potencial: la Agencia Internacional de la Energía (i) calcula que en 2050 hasta un 11 % de la generación mundial de electricidad podría provenir de la CSP.

Y esta semana en Marruecos, Su Majestad el rey Mohammed VI, inaugura oficialmente la primera fase de lo que será con el tiempo la planta de CSP más grande del mundo, con un tamaño similar al de Rabat, la capital marroquí. Felicito a Marruecos por asumir el liderazgo que lo ha situado en la primera línea de una revolución que está haciendo posible el desarrollo con bajas emisiones de carbono en las economías emergentes y en desarrollo en todo el mundo.

El futuro está en las manos de ella

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Shams es descrita como una niña de ideas fuertes. Ella es alegre y está llena de energía. Sueña con un gran futuro, y ayuda a los niños y los alienta a aprender y jugar.

Pero Shams no es una niña real. Se trata de un títere y es uno de los personajes ficticios más populares del programa infantil Iftah Ya Simsim, (i) la versión árabe de la famosa serie de TV Sesame Street, (i) de larga permanencia en Estados Unidos y que empezó a transmitirse en el mundo árabe en los años ochenta.

Seis historias muestran que las energías renovables son la base de un futuro inocuo para el clima

Andy Shuai Liu's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English

El mundo fue testigo del gran impulso que ganaron las medidas contra el cambio climático en 2015, culminando con un acuerdo histórico en diciembre para reducir las emisiones de carbono y frenar el calentamiento global. También fue un año de transformación constante del sector energético. Se adoptó, por primera vez en la historia, un objetivo de desarrollo sostenible mundial exclusivo para la energía, destinado a garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Para convertir este objetivo en realidad, mitigando al mismo tiempo los efectos del cambio climático, una mayor cantidad de países intensifican su labor y avanzan en materia de energía solar, eólica, geotérmica y otras fuentes de energía renovable. A medida que nos adentramos en 2016, las siguientes historias provenientes de todo el mundo ilustran las acciones que se realizan para lograr  un futuro inocuo para el clima.

 
 World Bank Group
 

El contrato social y las libertades civiles en Marruecos

Paul Prettitore's picture

También disponible en: English | العربية | Français

Bandera de Marruecos © Arne Hoel/Banco MundialLa primavera árabe y sus consecuencias han inspirado un vasto debate (i) sobre los contratos sociales que definieron la relación entre los ciudadanos y el Estado en el mundo árabe. Según el típico contrato social vigente en Oriente Medio o Norte de África (MENA) en el pasado, el Estado debía proporcionar a los ciudadanos empleos y servicios públicos, y también probablemente estabilidad política, a cambio de limitar las libertades civiles que podrían ser usadas para desafiar a los regímenes gobernantes. En Marruecos, la transición política ha abierto un espacio que permite incluir las libertades civiles en el debate sobre los nuevos contratos sociales. En ese país, como en muchos otros de la región, toda tentativa de ejercer plenamente las libertades civiles podía ser reprimida brutalmente por las fuerzas de seguridad y los tribunales. Las autoridades gubernamentales han violado los derechos de activistasperiodistas, e incluso raperos. Pero a muchos otros ciudadanos se les han negado sistemáticamente las libertades civiles como resultado de escasas garantías dentro del sector de la justicia.

El camino hacia un futuro más ecológico

Jonathan Coony's picture

También disponible en English


La pregunta fundamental en el periodo previo a la Conferencia de las Partes (COP 21) sobre el cambio climático es: ¿dónde encontraremos las soluciones sobre el terreno —y las personas que las pondrán en práctica— para hacer realidad los nuevos objetivos en materia de políticas relacionados con el clima?

Un camino hacia un futuro “más ecológico” podría cruzar a través de Kikuyu Road en Nairobi, Kenya. En este lugar, Peter Chege dirige Hydroponics Kenya, una empresa pequeña pero en crecimiento, que está aumentando las nuevas soluciones agrícolas para los mercados locales. Sus sistemas permiten que los agricultores cultiven plantas sin la necesidad de usar suelo agrícola y consumen una cantidad de agua un 80 % menor que la agricultura tradicional. Estas técnicas sostenibles mejoran la capacidad de adaptación al clima y, al mismo tiempo, crean empleos a nivel local y fomentan la inversión a nivel regional.

¿Quién ayudará a los estudiantes universitarios desplazados de Siria?

Omer Karasapan's picture
 
Hany sostiene su posesión más preciada: los certificados de su graduación de la escuela secundaria.


“Ellos son mi vida, son mi futuro. Dejé todo atrás en Siria, excepto estos [documentos]”.

En una escalada sin precedentes y con 16 millones de personas ya desplazadas y otras más viviendo bajo la amenaza de sufrir el desplazamiento, parece poco probable que la actual crisis de Oriente Medio termine pronto. La situación es poco común ya que afecta en gran medida a países de ingreso mediano, que tienen sistemas de educación bastante bien desarrollados. El país más afectado es Siria, ya que más de 4 millones de sus habitantes se encuentran refugiados en Jordania, el Líbano, Turquía y otros países de la región, y cientos de miles de personas se dirigen a Europa de manera ilegal. Además, casi 8 millones de sirios han sido desplazados (i) internamente.

Pages