Syndicate content

Nigeria

¿Puede la agricultura crear oportunidades de empleo para los jóvenes?

Luc Christiaensen's picture
También disponible en: English | Français 
 


La agricultura sigue ofreciendo muchas oportunidades de trabajo dentro y fuera de las explotaciones agrícolas. ¿Puede la agricultura proporcionar oportunidades de empleo para los jóvenes?
 
Es probable que la tecnología y la Internet —y no la agricultura o la ganadería— sean las primeras cosas que vienen a la mente cuando se piensa en el futuro del trabajo (i) para los jóvenes. Esto tiene sentido desde un punto de vista histórico, ya que la agricultura prescinde de la mano de obra cuando los países se desarrollan. Y las maneras tradicionales de producir alimentos no parecen particularmente atractivas. Sin embargo, la tecnología y la Internet también abren oportunidades para la agricultura, y la urbanización y los cambios en la dieta exigen nuevas formas de procesar, comercializar y consumir nuestros alimentos. Entonces, ¿puede la agricultura proporcionar oportunidades de empleo para la juventud?

Colocar la salud y el empoderamiento de las mujeres en el centro del desarrollo

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | Français | 中文 | العربية
Registered nurses look after newborns at a maternity hospital in Freetown Sierra Leone. © Dominic Chavez/World Bank
Enfermeras cuidan a recién nacidos en un hospital de maternidad en Freetown, Sierra Leona.
© Dominic Chavez/Banco Mundial

La semana pasada, cuando se celebró el Día Mundial de la Población, pensé en la alegría que representan los niños y el derecho de las mujeres a decidir cuándo tener hijos. Es importante para las mujeres, pero también para la sociedad en conjunto. No puede existir desarrollo sostenible si las mujeres no están empoderadas, y no puede haber empoderamiento de las mujeres sin acceso a un conjunto amplio de servicios de salud materna y reproductiva. La planificación familiar es uno de esos servicios.

El agua y la guerra: la dinámica turbulenta entre el agua y la fragilidad, los conflictos y la violencia

Claudia W. Sadoff's picture
También disponible en: English
Vea la infografía completa aquí. (i)

En los últimos dos años ha llovido muy poco en Somalia. Las consecuencias son trágicas y bien conocidas: pozos secos; ganado muerto; malas cosechas; migración; gran cantidad de personas que necesitan con urgencia asistencia humanitaria. La situación se repite en Yemen, Sudán, Kenya, Etiopía y Nigeria. Sin embargo, la falta de lluvias no es el único problema hídrico que causa estragos. Las inundaciones, las enfermedades transmitidas por el agua y los conflictos transfronterizos por los recursos hídricos pueden causar gran sufrimiento humano y perturbaciones en los sistemas políticos, económicos y ambientales.

Al tiempo que movilizamos rápidamente recursos para enfrentar el hambre, también debemos preguntarnos por qué la crisis hídrica se sigue produciendo. El agua siempre ha sido una fuente de riesgos. Siempre se han producido sequías e inundaciones, y con el cambio climático podemos esperar que estas sean más frecuentes y más graves. Pero las crisis de la magnitud que vemos hoy en los países afectados por la sequía no surgen solo de estos acontecimientos naturales: son producto de nuestro fracaso en la gestión de estos riesgos de larga data. Cuando las instituciones no se preparan, no pronostican o no responden a los riesgos relacionados con el agua, un pozo seco, un brote de cólera o una inundación pueden tener consecuencias mucho mayores en términos humanos, políticos y económicos.

El buen gobierno sienta las bases para acabar con la pobreza y la corrupción

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Una mujer conversa con la directora gerente y oficial principal de Operaciones, Sri Mulyani Indrawati, en el distrito de Nyabihu en Rwanda. Foto: © Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

Hace 20 años, el Banco Mundial consideró que la lucha contra la corrupción (i) constituía una parte integral de la reducción de la pobreza, el hambre y las enfermedades. La decisión fue pionera entonces y sigue vigente hoy en día. La corrupción desvía recursos destinados a los pobres para dárselos a los ricos, genera una cultura de sobornos, y distorsiona los gastos públicos, desalentando a los inversionistas extranjeros y obstaculizando el crecimiento económico.

Fragilidad, conflicto y desastres naturales: ¿Un planteamiento único sobre la resiliencia?

Francis Ghesquiere's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Un representante de la Unión Europea (EU) evalúa los daños en un edificio de departamentos
en Ucrania. Crédito: UE.

Es una idea simple pero esencial: las guerras y los desastres están vinculados, y los nexos existentes deben ser analizados para mejorar las vidas de millones de personas en todo el mundo.

De manera alarmante, el número total de casos de desastres —y las pérdidas económicas asociadas a estos— continúa aumentando. Esta tendencia ha sido impulsada por el crecimiento de la población, la urbanización y el cambio climático, subiendo los daños económicos de USD 50 000 millones en los años ochenta a entre USD 150 000 millones y USD 200 000 millones anuales en la actualidad. Pero hay otro dato: más de la mitad de las personas que sufren impactos de peligros naturales vive en Estados frágiles o afectados por conflictos.

Reseña del año: Las historias más populares en 2015

Analía Martinez's picture
Esta página en: English | Français

Aquí, en el Banco Mundial, publicamos a lo largo del año una numerosa cantidad de artículos, comunicados de prensa, blogs, videos, y mucho más. Nos interesa saber cuáles son los temas de mayor interés para nuestra audiencia, por eso, prestamos mucha atención y hacemos un seguimiento de las publicaciones más leídas año tras año. A continuación, les presentamos las historias más populares del año 2015, medido por el número de visitantes únicos.

Artículos

Los temas de mayor interés de este año han sido variados, van desde la lucha contra la violencia de género hasta cómo comer fuera de casa puede ser una manera de medir la pobreza. La caída del precio del petróleo y la inversión en bonos verdes también han sido temas resonantes que se encuentran entre los más leídos del 2015. 

  1. 53 imágenes para detener la violencia contra la mujer (26 de marzo)
  2. Comer fuera de casa, ¿una nueva forma de medir la pobreza? (9 de diciembre)
  3. ¿Quién gana y quién pierde con la caída del precio del petróleo en la región de Oriente Medio y Norte de África? (29 de enero)
  4. Los bonos verdes están cambiando las expectativas de los inversionistas y facilitando las inversiones sostenibles (22 de enero)
  5. Invertir en las mujeres es fundamental para acabar con la pobreza e impulsar el crecimiento que se necesita (14 de julio)

Poner fin a la quema regular de gas para mantener a raya el cambio climático

Anita Marangoly George's picture

Also available in: English | Français | العربية



Seis meses. Cuarenta y cinco entidades suscriptoras. Estamos en camino hacia una nueva y ambiciosa norma mundial de facto para la industria del petróleo y el gas.

Parece que fuera ayer cuando altos representantes de 25 Gobiernos, empresas petroleras e instituciones de desarrollo se reunieron con el secretario general de las Naciones Unidas y el presidente del Banco Mundial para lanzar la iniciativa mundial —“Eliminación de la quema regular de gas para 2030”— (i) con el objetivo de poner fin a la práctica de la industria petrolera de quemar gas regularmente en los emplazamientos de producción petrolera de todo el mundo.

¿Qué pasa cuando se le entregan US$50 000 a un aspirante a empresario de Nigeria?

David McKenzie's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English

La mayoría de las empresas de los países en desarrollo no tienen trabajadores asalariados y apenas cuentan con 10 empleados o más. Por ejemplo, Hsieh y Olken (2014, pág. 93) (i) señalan que en India e Indonesia “la cantidad de empresas con menos de 10 trabajadores casi no se puede distinguir del 100 %”, y datos de encuestas revelan que el 99,6 % de las empresas tienen menos de 10 empleados en Nigeria. ¿Los empresarios en los países en desarrollo no tienen capacidad de hacer crecer una empresa más allá de este umbral de 10 trabajadores? Si es así, esto plantea dos interrogantes: ¿esas personas pueden identificarse por adelantado? y ¿las políticas públicas pueden ayudar a superar estos obstáculos que impiden el crecimiento de las empresas?

Estas preguntas son abordadas en un nuevo documento de trabajo, (i) que evalúa un concurso nacional de planes de negocios en Nigeria denominado YouWiN! (¡Tú ganas!).

El concurso de planes de negocios

El concurso YouWIN! fue puesto en marcha a finales de 2011 por el presidente de Nigeria y en el primer año se recibieron casi 24 000 postulaciones dirigidas a iniciar un nuevo emprendimiento o a ampliar uno ya existente. Las mejores 6000 propuestas fueron seleccionadas para un curso de capacitación sobre planes de negocios de cuatro días de duración. Posteriormente, 1200 ganadores recibieron premios de unos US$50 000 cada uno. Además, se seleccionaron al azar 729 de los 1200 ganadores, de un grupo de 1841 semifinalistas, proporcionando variaciones experimentales para las donaciones de US$36 millones, lo cual posibilita la estimación causal del impacto del programa. Tres encuestas anuales de seguimiento permiten rastrear la trayectoria de los efectos.

Tenemos que ser audaces para mejorar el aprendizaje en las aulas

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français
Un joven estudiante en Côte d'Ivoire muestra su trabajo escolar. © Ami Vitale / Banco Mundial


​La educación es uno de los medios más seguros para poner fin a la pobreza extrema en nuestra época. Pero, 121 millones de niños hoy en día no asisten a la escuela. Es muy difícil llegar a ellos debido a la pobreza, los obstáculos en materia de género, la lejanía y la discapacidad. Tenemos que hacer un nuevo esfuerzo concertado para lograr la escolarización de todos los niños.

Además de este desafío de mejorar la asistencia y el acceso, enfrentamos un problema aún más arduo en el futuro: garantizar el aprendizaje de los estudiantes. Una triste verdad es que la mayoría de los sistemas educativos no redundan en beneficio de los niños más pobres. Según estimaciones, unos 250 millones de menores no saben leer ni escribir, a pesar de que han asistido a la escuela durante años. Esto constituye un fracaso trágico de nuestras aspiraciones en materia de educación para los jóvenes del mundo.

Los alimentos, una materia de reflexión

Kalyan Panja's picture
Esta página en: Français | English | العربية
Repetición del evento: El futuro de los alimentos


Aperitivo de saltamontes, sopa de algas marinas y, como plato de fondo, hamburguesas artificiales a la parrilla. ¿Está usted arrugando la nariz? Sin embargo, deberíamos acostumbrarnos a menús similares. Según cálculos de las Naciones Unidas, para alimentar a los 2500 millones de habitantes adicionales que, según algunos pronósticos, poblarán la Tierra en 2050, necesitaremos duplicar la producción mundial de alimentos, reducir el desperdicio de comida y experimentar con alternativas alimenticias.

 

Pages