Syndicate content

Oriente Medio y Norte de África

Las múltiples tragedias de las mujeres sirias desplazadas y por qué el G-20 debe prestarles atención

Omer Karasapan's picture

También diponible en: English

© ShutterstockAproximadamente la mitad de los más de 60 millones de personas desplazadas del mundo  -19 millones de refugiados y 41 millones de desplazados internos (PDI)- son mujeres. Esta cifra es la más alta registrada hasta la fecha y sigue aumentando. Según Antonio Gutiérrez, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) “estamos presenciando [...] un deslizamiento sin control hacia un momento de nuestra historia en el que la escala del desplazamiento forzado en el mundo, al igual que la respuesta requerida, eclipsan claramente todo lo que hemos visto antes”.

Las mujeres, que ya enfrentan múltiples desigualdades, están expuestas a riesgos significativamente mayores en los desplazamientos de población: discriminación,  acoso y, con frecuencia, violencia sexual y de género. Los países de acogida y de tránsito deben ser conscientes de los peligros específicos que enfrentan las mujeres y tratar de velar por su seguridad y proporcionarles los servicios especiales que requieren, especialmente las más vulnerables, es decir, las mujeres no acompañadas y sus hijos, las familias encabezadas por mujeres, y las mujeres embarazadas, las discapacitadas, y las ancianas. Sin embargo, muchos países están abrumados por la enorme cantidad que enfrentan y no pueden responder adecuadamente a pesar de los esfuerzos de las agencias humanitarias locales e internacionales.

La movilización de las finanzas islámicas ayuda a promover el crecimiento y la prosperidad de las pymes

Bertrand Badré's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文
Shop owners get ready for another day of work in Cairo, Egypt. © Dominic Chavez/World Bank


Tanto en los pueblos rurales más pequeños de Bangladesh como en los grandes y bulliciosos centros urbanos de El Cairo o Estambul, las pequeñas y medianas empresas (pymes) son vitales para las comunidades islámicas de todo el mundo y mantienen a las economías locales en plena forma.
 
Me interesé por primera vez en la posible movilización del financiamiento conforme a los principios del islam para hacer crecer a las pymes cuando encabecé un seminario sobre el tema en 1997. Cerré el círculo casi 20 años después, cuando tuve la oportunidad de hablar la semana pasada en Estambul (Turquía) en la conferencia “Movilizar las finanzas islámicas para promover las pymes”, (PDF, en inglés) organizada por el Grupo Banco Mundial, el Departamento del Tesoro de Turquía, el Banco Islámico de Desarrollo y TUMSIAD, la mayor asociación de pymes del país que agrupa a 10 000 miembros.

Impulsar la inversión privada en energías renovables

Korina Lopez's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Angus McCrone, Jin-Yong Cai, and Rune Bjerke discuss renewable energy. © Franz Mahr/World Bank


Más de 700 millones de personas viven en la pobreza extrema en todo el mundo. Si esa cifra le parece desalentadora, piense en esto: 1100 millones de habitantes –más del triple de la población de Estados Unidos– no tienen acceso a electricidad.

Así que no hace falta decir que acabar con la pobreza relacionada con la falta de energía es un paso fundamental para poner fin a la pobreza en sí misma. Y los líderes del mundo están de acuerdo: un objetivo de desarrollo sostenible exclusivamente relativo a la energía fue aprobado el mes pasado. En dicho objetivo se hace hincapié en el papel de las energías renovables para que lleguemos a la meta de alcanzar la energía sostenible para todos en 2030. ¿Qué nos dará un gran impulso en esta carrera? El financiamiento privado.

¿Qué se necesita para profundizar la transformación de las energías renovables?

Charles Cormier's picture
Esta página en: العربية | Français
Disponible en inglés

Aquellos que hemos trabajado en el tema del cambio climático en los últimos años, hemos sido testigos de una serie de anuncios alentadores como un anticipo de la Conferencia de las Partes (COP) en París, (i) donde la comunidad mundial se reunirá para acordar una acción colectiva con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) más allá de 2020. Los dos mayores emisores han anunciado medidas: China acordó por primera vez el objetivo de lograr un nivel máximo de sus emisiones de GEI a más tardar en 2030 (mediante una serie de herramientas, como el comercio de emisiones) y Estados Unidos anunció como meta reducir sus emisiones entre un 26 % y 28 % por debajo de los niveles de 2005 antes de fines de 2025. En el informe Situación y tendencias de la fijación del precio del carbono (i) del Banco Mundial se dio a conocer que cerca de 40 países y 23 ciudades, estados o regiones han fijado un precio a las emisiones de carbono, internalizando explícitamente los costos de los daños al medio ambiente. Esto significa que alrededor de 7000 millones de toneladas de dióxido de carbono, o un 12 % de las emisiones mundiales de GEI están cubiertas por algún tipo de mecanismo de fijación del precio del carbono. Y los países continúan presentando sus promesas de reducir las emisiones de GEI —a través de las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional— (i) antes de la COP en París.
 

Sea más listo: ¡Ponga en su bolsillo un mundo de datos sobre el desarrollo!

Nagaraja Rao Harshadeep's picture
Muchas conversaciones de sobremesa y discusiones amistosas se dirigen hacia un vacío de datos: “El problema es grande… ¡muy grande!”. ¿Cuán grande exactamente? Lo más probable es que su amigo no tenga la menor idea.

A menudo se dice que vivimos en una nueva era de los datos. Instituciones como el Banco Mundial, los organismos de las Naciones Unidas, la NASA, la ESA, las universidades y otras nos han inundado con una abrumadora cantidad de nuevos datos obtenidos meticulosamente en los países y a partir de estudios, u observados por el número cada vez mayor de ojos que hay en el cielo. Tenemos herramientas modernas como teléfonos celulares, que son más poderosas que los antiguos servidores que yo utilizaba cuando era estudiante universitario. Usted puede estar en zonas rurales de Malawi y todavía tener acceso a una pasable red de datos 3G.

 
Open data for sustainable development

Soy un migrante

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文
Courtesy Jim Yong Kim


​En 1964 llegué a los Estados Unidos procedente de Corea del Sur, por aquel entonces un país en desarrollo extremadamente pobre que la mayoría de los expertos, entre ellos los del Banco Mundial, habían dado casi por perdido, al considerar que tenía pocas esperanzas de crecimiento económico.
 
Mi familia se mudó a Texas y después a Iowa. Yo tenía apenas 5 años cuando llegamos, y mi hermano, mi hermana y yo no hablábamos inglés. La mayor parte de nuestros vecinos y compañeros de colegio nunca había visto un asiático antes. Me sentía un extranjero residente en todo sentido.

¿Quién ayudará a los estudiantes universitarios desplazados de Siria?

Omer Karasapan's picture
 
Hany sostiene su posesión más preciada: los certificados de su graduación de la escuela secundaria.


“Ellos son mi vida, son mi futuro. Dejé todo atrás en Siria, excepto estos [documentos]”.

En una escalada sin precedentes y con 16 millones de personas ya desplazadas y otras más viviendo bajo la amenaza de sufrir el desplazamiento, parece poco probable que la actual crisis de Oriente Medio termine pronto. La situación es poco común ya que afecta en gran medida a países de ingreso mediano, que tienen sistemas de educación bastante bien desarrollados. El país más afectado es Siria, ya que más de 4 millones de sus habitantes se encuentran refugiados en Jordania, el Líbano, Turquía y otros países de la región, y cientos de miles de personas se dirigen a Europa de manera ilegal. Además, casi 8 millones de sirios han sido desplazados (i) internamente.

La educación en la primera infancia no es un lujo

Kamel Braham's picture

Los observadores del panorama educativo en los países del Magreb suelen quedarse con la sensación de que la educación en la primera infancia es más un lujo que una necesidad. Si bien las guarderías, los jardines de infancia, y otros centros de educación preescolar se afianzan en las grandes ciudades con el respaldo de un sector privado que llena el vacío dejado por el sistema de educación pública, a nivel preescolar dicho sistema sigue descuidado.

A fin de entender la importancia de la educación en la primera infancia, (i) el estado de la educación universal en la región debe analizarse con un poco más de detenimiento.

Tengo un sueño... volver a la escuela

Aryam Talal Al-Mofti's picture
© Adel Salah

Todavía recuerdo ese día, el jueves 26 de marzo de 2015, cuando se anunció que mi escuela, junto con todas las otras escuelas de Yemen, sería clausurada a causa del conflicto armado y la guerra. Esta noticia fue un golpe para mí, ya que significaba que no tendría ninguna manera de aliviar las presiones de la vida en un país que carece incluso de las necesidades básicas para vivir. Cuando se tomó la decisión de cerrar las escuelas, me detuve a reflexionar sobre mis sueños de un futuro brillante lleno de esperanzas, pero todos esos anhelos se han derrumbado, y el único sueño que me queda es volver a la escuela. En un principio, esperábamos que las escuelas estuvieran cerradas por unas semanas, pero esto se ha convertido en meses y hay pocas esperanzas de poder regresar a clases este año. Mis compañeros y yo pasamos por el edificio de nuestra escuela, y recordamos los buenos momentos que pasamos dentro de sus viejas paredes. Han transcurrido más de cuatro meses, y todavía nada ha cambiado.

Rousseau no habrá sido el primero ni el último en negociar un "contrato social"

Mehrunisa Qayyum's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Repetición del Evento: Crear puestos de trabajo y mejorar los servicios: Un nuevo contrato social en el mundo árabe



"El 50 % de los ciudadanos del mundo árabe está desconforme con los servicios públicos del lugar donde vive", según una encuesta del Banco Mundial que dio lugar a que se celebraran, no una, sino dos sesiones sobre la cuestión en las Reuniones de Primavera del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. De modo que no fue una coincidencia que surgiera el meme #BreaktheCycle (#RomperelCiclo) en otro panel de Oriente Medio y Norte de África (MENA), (i) “Crear empleo y mejorar los servicios: Un nuevo contrato social en el mundo árabe”, (i) en el que también se reexaminó el tema del contrato social en los países tanto importadores como exportadores de petróleo.

Pages