Syndicate content

Mundo

Construir alianzas LGBTI no es solo un tema de solidaridad, sino una clave para la prosperidad compartida

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
También disponible en: English | Français 


El 17 de mayo, nos reuniremos con individuos, familias y organizaciones alrededor del mundo para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHOT, por sus siglas en inglés).

La conmemoración anual del IDAHOT es un recordatorio importante —para todos nosotros— de que el tema de la orientación sexual y de la identidad de género (SOGI) es muy importante para el desarrollo sostenible. Importa porque se trata de luchar contra la discriminación y promover la inclusión social. Importa porque es clave para poner fin a la pobreza y construir la prosperidad compartida.

El tema mundial del IDAHOT este año es “Alianzas para la solidaridad”. Pero más allá de mostrar solidaridad con las comunidades lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), ¿qué otros papeles importantes juegan las alianzas para combatir la homofobia, la transfobia y la bifobia?

El transporte inclusivo será fundamental para el empoderamiento de las mujeres y el desarrollo en general

Nato Kurshitashvili's picture
También disponible en: English
 WRI Brasil Cidades Sustentáveis/Flickr
Foto: WRI Brasil Cidades Sustentáveis/Flickr


¿Separar a las mujeres de los hombres en el transporte público soluciona el problema generalizado del acoso y la agresión sexual, o simplemente lo resuelve de manera temporal? ¿Cómo pueden los Gobiernos combatir el acoso sexual en el transporte público sin segregar a los géneros? ¿Emplear a mujeres en el sector contribuye a diseñar mejores soluciones para mejorar la movilidad y la seguridad personal de las mujeres en el transporte público? Expertos en estas cuestiones abordaron estas y otras preguntas en el evento Las mujeres como usuarias de transporte y proveedoras de servicios de transporte: Qué funciona y qué no funciona organizado por el equipo del Banco Mundial dedicado al tema del transporte. Los datos indican que, si bien un porcentaje importante de las mujeres en todo el mundo sufre acoso sexual en el transporte público, (PDF, en inglés) a menudo en proporciones pandémicas, la mayoría de los casos no se denuncia.

¿En qué se diferencia tu vida de la de tus padres cuando tenían tu edad? #InheritPossibility

Venkat Gopalakrishnan's picture
Esta página en: العربية | English | Français | 中文


¿En qué se diferencia tu vida de la de tus padres?
 
Yunus es dueño de una tienda de textiles en Blantyre, Malawi. La fundó su abuelo, que emigró a Malawi en 1927, y es propiedad de la familia desde hace tres generaciones. El negocio va bien, dice Yunus, pero que, desde que su abuelo y su padre eran los propietarios, ha aumentado el costo de servicios básicos como el agua y la electricidad. No obstante, sigue siendo optimista.
 
Marija Bosheva estudia en una escuela secundaria de formación profesional especializada en agricultura y silvicultura en Kavadarci, Macedonia. Al igual que estudiantes de educación secundaria de todo el mundo, Marija tiene clases de historia, matemáticas, biología y química. Sin embargo, a diferencia de muchos de sus compañeros y compañeras, ella estudia además enología: el arte de elaborar los vinos.
 
¿Mantienes una tradición familiar, como Yunus? ¿Trabajas o estudias en un sector completamente distinto que no existía cuando tus padres tenían tu edad? ¿Cómo ha cambiado la vida desde que tus padres tenían tu edad? ¿Cómo ves las vidas y las posibilidades de tus descendientes en comparación con las que tú has tenido? ¿Estás en la misma posición con respecto a tus compañeros y compañeras que tus padres con respecto a los suyos?
 
Comparte tu historia usando la etiqueta #InheritPossibility.

Tratamiento de aguas residuales: Elemento necesario en una economía circular

Diego Juan Rodriguez's picture
Aguas residuales
Descargue la infografía completa

Unos días atrás se realizó el Foro Mundial del Agua en Brasil. Irónicamente, mientras más de 9 mil participantes discutíamos temas de agua, nos encontrábamos en una ciudad de 3 millones de habitantes que está pasando por una crisis de escasez de agua. Al registrarme en el hotel, lo primero que encontré en mi habitación fue una nota emitida por el Gobierno proveyendo información de dicha crisis y recomendando medidas para reducir el uso del agua. Recientemente escuchamos también de los problemas de Ciudad del Cabo en Sur Africa que estuvo a punto de quedarse sin el vital líquido. Y esto pasa en muchas ciudades del mundo.

Acoso sexual: ¿ Dónde nos encontramos en la protección jurídica de las mujeres?

Paula Tavares's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Women abused in her home holding her hand up. Stop sexual harassment against women. Violence and abuse in family relations. © Fure/Shutterstock.com
 © Fure/Shutterstock.com


El movimiento #YoTambién está transformando la manera en que percibimos y que esperamos, se aborde el acoso sexual.

Durante mucho tiempo las mujeres han sufrido este tipo de violencia que tiene consecuencias negativas en su voz y agencia, así como su capacidad de participar plenamente en la economía y la sociedad. Existen numerosas pruebas del costo que representa el acoso sexual para las empresas, ya sea en acuerdos legales, pérdidas de tiempo de trabajo y pérdidas comerciales. Pero el acoso sexual también tiene efectos negativos en las oportunidades económicas de las mujeres (i). Por ejemplo, si no hay recursos disponibles para protegerlas, en lugar de denunciar el problema, las mujeres que enfrentan acoso sexual en su trabajo a menudo dicen (i) que no tienen más salida que renunciar (i). Esto puede significar tener que volver a empezar, y perder aumentos salariales, oportunidades de crecimiento profesional (i) y potencial de generar ingresos. Estudios indican que el acoso sexual afecta negativamente el éxito y la satisfacción profesional de las mujeres. Sin embargo, muchos países aún no ofrecen a las mujeres una protección legal adecuada contra esta forma generalizada de desigualdad de género.

Hacia una economía más inclusiva y conectada

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial

Si bien algunos estudios (PDF, en inglés) pronostican que la automatización eliminará empleos a un ritmo vertiginoso, las tecnologías disruptivas pueden también generar nuevos tipos de trabajo. En nuestro documento provisional del próximo Informe sobre el desarrollo mundial 2019, titulado The Changing Nature of Work (La naturaleza cambiante del trabajo), (PDF, en inglés) se señala que en el siglo pasado los robots han creado más trabajos que los que se han eliminado. La capacidad de la tecnología de producir cambios exponenciales en la forma en que vivimos, trabajamos y nos organizamos nos hace preguntarnos constantemente en el Grupo Banco Mundial: ¿cómo podemos adaptar las habilidades y los conocimientos actuales con los empleos del futuro?
 
Una respuesta es aprovechando la revolución de los datos para apoyar nuevas vías hacia el desarrollo. Alrededor de 2,5 trillones de bytes de datos se generan todos los días en los teléfonos móviles, sensores, plataformas digitales y otras fuentes. Cuando los datos se usan para ayudar a las personas a adaptarse a la economía que se apoya en la tecnología, esto puede contribuir de manera muy significativa al objetivo de poner fin a la pobreza extrema y la desigualdad. Las empresas tecnológicas, por muy bien intencionadas que sean, no pueden hacer esto por sí solas.

Para construir un futuro mejor, se debe invertir en las mujeres y las niñas

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français


Arne Hoel

Al celebrar el Día Internacional de la Mujer 2018, podemos observar que nunca ha habido un momento más crítico para invertir en la gente, en particular en las mujeres y las niñas.

Las habilidades, el conocimiento general y los conocimientos técnicos —denominados en conjunto capital humano— representan una gran parte de la riqueza mundial, mayor que el capital producido, como las fábricas o industrias, o los recursos naturales.

Sin embargo, el capital humano no se encuentra distribuido de manera equitativa en el mundo, y a medida que los países se desarrollan este representa una porción mayor de la riqueza. ¿Cómo y cuándo los países en desarrollo pueden desarrollar su capital humano y prepararse para un futuro más exigente desde el punto de vista tecnológico?

La respuesta es que deben invertir mucho más en los pilares del capital humano, es decir en nutrición, salud, educación, protección social y empleos. Y los mayores beneficios provendrán de educar y apoyar a las niñas, empoderar a las mujeres, y asegurar que las redes de protección social aumentan su capacidad de resiliencia.

Según estimaciones de UNESCO, 130 millones de niñas de entre 6 y 17 años no están escolarizadas, y 15 millones de niñas en edad de asistir a la escuela primaria —la mitad de ellas en África al sur del Sahara— nunca entrarán a una sala de clase. La participación de las mujeres en el mercado laboral internacional es aproximadamente 27 puntos porcentuales menor que la de los hombres, y este indicador disminuyó del 52 % en 1990 al 49 % en 2016.

¿Qué pasaría si solucionamos esto? La adopción de medidas para fomentar la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y en la propiedad de empresas, y para mejorar su productividad podría agregar miles de millones de dólares a la economía mundial.

¿La tecnología de cadena de bloques puede ayudar a poner fin a la desigualdad de género?

Alicia Hammond's picture
También disponible en: English | Français  | العربية 
 


La tecnología de cadena de bloques (blockchain) genera mucha atención, debido en gran medida al apogeo (y el descenso y el ascenso...) de las monedas digitales que tienen una gran repercusión mediática. Más allá de esta amplia visibilidad, los expertos en desarrollo y los innovadores analizan si la tecnología detrás de las criptomonedas se puede aprovechar para promover la igualdad de género.
 
La cadena de bloques es una tecnología de registros compartidos (i) que facilita las transacciones entre iguales sin usar un intermediario. (La tecnología es notoriamente difícil de seguir, pero este breve video (i) y esta charla (i) pueden ser muy útiles, si tiene un poco de tiempo para verlos). En pocas palabras, el sistema se mantiene gracias a la colaboración, los códigos y, a veces, la competencia. Para explicar el concepto, muchos expertos usan como ejemplo la aplicación Google Docs, (i) en la cual numerosos usuarios acceden al mismo documento simultáneamente y todos pueden ver los cambios que hacen los otros. Esta característica podría servir para validar registros y procesar transacciones financieras en ausencia de instituciones sólidas.

Usar los macrodatos y el internet de las cosas para ayudar a poner fin a la pobreza

Jim Yong Kim's picture
También disponible en: English


La mayoría de nosotros ha sido bombardeado con visiones fantásticas del futuro, según las cuales no necesitaremos caminos, las máquinas se ocuparán de todas nuestras necesidades y un doctor podrá reemplazar el corazón humano por uno creado con una impresora 3D.

Ese tiempo se avecina. Vemos que los teléfonos inteligentes son cada vez más comunes, incluso en los países más pobres, y nos encontramos en el umbral de una nueva época, durante la cual la tecnología ayudará a solucionar algunos de los principales desafíos mundiales. ¿Pero la pobreza será uno de ellos?

Pages