Syndicate content

bosques

Hagamos un trato para crear ciudades resilientes

Carina Lakovits's picture
También disponible en: English | 中文
Jiangxi (China), 1 de julio de 2017: En China oriental, la ciudad de Jiujiang se vio afectada por intensas lluvias y muchas zonas urbanas resultaron inundadas. Los vehículos quedaron a merced de las aguas y los ciudadanos se abrían paso por los peligrosos caminos anegados.
Jiangxi (China), 1 de julio de 2017: En China oriental, la ciudad de Jiujiang se vio afectada por intensas lluvias y muchas zonas urbanas resultaron inundadas. Los vehículos quedaron a merced de las aguas y los ciudadanos se abrían paso por los peligrosos caminos anegados.
 


Por primera vez en la historia, viven más personas en las ciudades (i) que en las zonas rurales. Si bien las ciudades representan la promesa de un futuro mejor, la realidad es que muchas de ellas no están a la altura de las expectativas. Con demasiada frecuencia carecen de los recursos para proporcionar incluso los servicios más básicos a sus habitantes y no pueden brindar a los ciudadanos protección eficaz contra los embates de los desastres naturales ni del cambio climático.

Esto se relaciona en gran medida con la falta de infraestructura adecuada contra el impacto de las inundaciones, el aumento del nivel del mar, los deslizamientos de tierra o los terremotos. La mayoría de las ciudades necesita mayor protección contra las inundaciones, viviendas mejor construidas y una planificación más adecuada del uso de la tierra. Pero incluso cuando las ciudades saben lo que deben hacer para ser más resilientes, con mucha frecuencia no tienen acceso al financiamiento necesario para lograr esa meta.

Historias sobre los bosques y los medios de subsistencia en África contadas por personas reales

Magda Lovei's picture
También disponible en: English | 中文


Este es el primer blog de una serie de publicaciones sobre los bosques y los medios de subsistencia.

Los bosques, paisajes y ecosistemas de África contribuyen de diversas maneras al desarrollo, aportando directamente al bienestar y la seguridad alimentaria de los pobres. De acuerdo con el Plan de Acción Forestal del Banco Mundial, (i) el impacto de los bosques en la pobreza es mayor en África, donde los ingresos forestales sacan de la pobreza extrema al 11 % de los hogares rurales. Los bosques también suministran materias primas cruciales necesarias para generar crecimiento económico, proporcionar hábitats a las diversas especies de la flora y fauna, regular el ciclo hidrológico y secuestrar el carbono.
 
Sin embargo, este rico recurso natural está bajo una enorme presión y en peligro debido a la demanda de tierras para cultivos, madera, leña y carbón. Estas demandas, sumadas a una deficiente gestión e inseguridad en la tenencia de la tierra, escasos incentivos y malas prácticas, delitos forestales y corrupción, están agotando los activos forestales naturales de África. El cambio climático es otro desafío fundamental que enfrentan los bosques y las personas que dependen de ellos. Se trata de un círculo vicioso: la degradación de los bosques genera gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, el que exacerba tanto las sequías como las inundaciones y aumenta la presión sobre los frágiles ecosistemas y las comunidades pobres.

Para proteger a los bosques, lo primero es escuchar a quienes viven en ellos

Etta Cala Klosi's picture
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham. © Banco Mundial
Entrevista con la Dr. Myrna Cunningham

Los bosques de mi infancia son altos, con árboles grandes aferrándose a las laderas montañosas.

Mi hermana y yo pasábamos las dos primeras semanas de nuestras vacaciones de verano en unos campamentos en las montañas de Albania. Conseguir un lugar en un campamento era un codiciado “lujo”, pero mi hermana y yo éramos afortunadas, porque mi mamá era una de las chaperonas oficiales. Ella nos despertaba a las 5 de la mañana para caminar en el bosque antes de que todos los demás se levantaran. Tengo que decir que como una niña de 5 años no valoraba el paisaje. Era demasiado temprano y, de todos modos, ¡a quién le importaban los pájaros y los zorros! (Sin embargo, una vez vimos una ardilla roja que saltó de las ramas de un árbol, y debo admitir que ¡eso fue genial!).

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture
Esta página en: English

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.