Syndicate content

día de la mujer

Las alternativas que ofrecen los espacios de trabajo cooperativo ayudan a empoderar a las mujeres

Zubedah Robinson's picture
También disponible en: English | العربية
Children entertained by Play Work Dash staff. Parents use this co-working space to do some work while having their children play at the space’s children area. © Play Work Dash
© Estelle Claire Ebitty-Doro/Banco Mundial

Ninguna mujer debería tener que elegir entre iniciar una familia y tener un trabajo.
 
¿Por qué entonces mujeres profesionales altamente calificadas que tienen hijos abandonan la fuerza laboral en algún momento de sus carreras? Además de la falta de servicios de cuidado infantil apropiados, he empezado a pensar que quizás otra razón en parte sería la carencia en todo el mundo de lugares propicios para trabajar.
 
Sin embargo, una nueva industria en auge está cambiando la mentalidad de las mujeres para desarrollar su potencial y lograr sus sueños.

Para construir un futuro mejor, se debe invertir en las mujeres y las niñas

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français


Arne Hoel

Al celebrar el Día Internacional de la Mujer 2018, podemos observar que nunca ha habido un momento más crítico para invertir en la gente, en particular en las mujeres y las niñas.

Las habilidades, el conocimiento general y los conocimientos técnicos —denominados en conjunto capital humano— representan una gran parte de la riqueza mundial, mayor que el capital producido, como las fábricas o industrias, o los recursos naturales.

Sin embargo, el capital humano no se encuentra distribuido de manera equitativa en el mundo, y a medida que los países se desarrollan este representa una porción mayor de la riqueza. ¿Cómo y cuándo los países en desarrollo pueden desarrollar su capital humano y prepararse para un futuro más exigente desde el punto de vista tecnológico?

La respuesta es que deben invertir mucho más en los pilares del capital humano, es decir en nutrición, salud, educación, protección social y empleos. Y los mayores beneficios provendrán de educar y apoyar a las niñas, empoderar a las mujeres, y asegurar que las redes de protección social aumentan su capacidad de resiliencia.

Según estimaciones de UNESCO, 130 millones de niñas de entre 6 y 17 años no están escolarizadas, y 15 millones de niñas en edad de asistir a la escuela primaria —la mitad de ellas en África al sur del Sahara— nunca entrarán a una sala de clase. La participación de las mujeres en el mercado laboral internacional es aproximadamente 27 puntos porcentuales menor que la de los hombres, y este indicador disminuyó del 52 % en 1990 al 49 % en 2016.

¿Qué pasaría si solucionamos esto? La adopción de medidas para fomentar la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y en la propiedad de empresas, y para mejorar su productividad podría agregar miles de millones de dólares a la economía mundial.

Cinco mujeres árabes que rompen estereotipos y ayudan a construir sus países

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Hay un dicho antiguo muy desagradable en algunos países árabes: las mujeres pertenecen solo a sus hogares y maridos. No deben ser educadas, ni trabajar, ni tener una opinión. Esta creencia, lamentablemente, todavía predomina en algunas áreas del mundo árabe. Sin embargo, las mujeres y los hombres árabes modernos, educados y de convicciones férreas consideran este adagio como algo retrógrado e inadecuado.

Las mujeres representan el 49,7 % de los aproximadamente 345,5 millones de habitantes de la región de Oriente Medio y Norte de África. (i) En Occidente, algunos imaginan a esas mujeres encerradas en una tienda de campaña en el desierto, probablemente golpeadas por sus maridos, un estereotipo que muchas mujeres árabes de hoy en día combaten y desmienten. (i)

Sí, todavía quedan muchos obstáculos para cerrar la brecha de género en el mundo árabe, pero se han logrado importantes avances en las áreas de la educación, la política, el espíritu empresarial, el empleo y la salud. Las mujeres árabes hoy en día son empresarias, (i) dirigentes, (i) activistas, (i) educadoras, (i) ganadoras del premio Nobel, (i) y mucho más. Ellas están transformando sus sociedades y allanando el camino hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas de las futuras generaciones.

Estas son algunas de las muchas historias sobre cómo las mujeres de diferentes países árabes están cambiando sus sociedades y luchando contra la desigualdad de género:

Deje su comentario y únase a la conversación