Syndicate content

datos

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

El buen gobierno sienta las bases para acabar con la pobreza y la corrupción

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Una mujer conversa con la directora gerente y oficial principal de Operaciones, Sri Mulyani Indrawati, en el distrito de Nyabihu en Rwanda. Foto: © Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

Hace 20 años, el Banco Mundial consideró que la lucha contra la corrupción (i) constituía una parte integral de la reducción de la pobreza, el hambre y las enfermedades. La decisión fue pionera entonces y sigue vigente hoy en día. La corrupción desvía recursos destinados a los pobres para dárselos a los ricos, genera una cultura de sobornos, y distorsiona los gastos públicos, desalentando a los inversionistas extranjeros y obstaculizando el crecimiento económico.

Un movimiento mundial contra la corrupción ¡está ocurriendo ahora!

Leonard McCarthy's picture
Esta página en: Français | العربية

También disponible en: English

Si se presta atención a los titulares de las últimas semanas, no se puede ignorar que los esfuerzos por combatir la corrupción están teniendo buenos resultados. Hace una década, el éxito era un privilegio de las sociedades que —en virtud de los logros democráticos— podían reclamar el derecho de pedir que los funcionarios públicos rindieran cuentas de sus actos. Hoy en día, no es fácil salirse con la suya cuando se cometen actos de corrupción. Ni siquiera cuando el autor es una gran multinacional, un alto funcionario gubernamental o una institución con millones de seguidores en todo el mundo.

Dentro de nuestra red —la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción creada por el Banco Mundial— (i) nos sentimos optimistas respecto de todo lo que está sucediendo para apoyar nuestra misión, que es garantizar que cada dólar destinado al desarrollo se gaste con integridad. Cuando vamos al trabajo cada día, la prioridad es cómo prevenimos que sucedan cosas indebidas. Para lograr esto, en el Grupo Banco Mundial estamos actualizando continuamente nuestras técnicas de investigación, (i) nuestro asesoramiento en materia de prevención; (i) estamos haciendo seguimiento a los estándares de cumplimiento (PDF, en inglés) de las entidades inhabilitadas, (i) y colaborando con asociados, como los bancos multilaterales de desarrollo, (i) los organismos nacionales encargados de hacer cumplir la ley y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) (i) para fortalecer este nuevo movimiento mundial contra la corrupción. Es fundamental que este impulso continúe para apoyar el cambio a una escala mundial.

Sin duda, enfrentamos algunos desafíos en el camino, unos más complejos que otros, pero ninguno que no se pueda superar. En el ejercicio del año pasado, (i) el Grupo Banco Mundial evitó que se otorgaran aproximadamente US$138 millones, en 20 contratos, a empresas (PDF, en inglés) que habían intentado incurrir en conductas indebidas. Este es un avance que no se podría haber logrado sin años de experiencia en investigación, (i) invertidos en la recopilación de pruebas y patrones de conductas indebidas, y en el proceso de documentación de las enseñanzas aprendidas.

Hoy en día, estamos en condiciones de apoyar a los equipos de proyectos para que hagan intervenciones más inteligentes basadas en el riesgo. Ya sea en el diseño, la supervisión y/o la evaluación de un proyecto, nuestro equipo heterogéneo de investigadores y especialistas forenses o en prevención ofrece una interpretación sólida de las señales de alarma, las conductas inusuales o extrañas de los contratistas, además de una respuesta eficaz a las denuncias de conductas indebidas que puedan afectar a los proyectos financiados por el Banco Mundial.

Sea más listo: ¡Ponga en su bolsillo un mundo de datos sobre el desarrollo!

Nagaraja Rao Harshadeep's picture
Muchas conversaciones de sobremesa y discusiones amistosas se dirigen hacia un vacío de datos: “El problema es grande… ¡muy grande!”. ¿Cuán grande exactamente? Lo más probable es que su amigo no tenga la menor idea.

A menudo se dice que vivimos en una nueva era de los datos. Instituciones como el Banco Mundial, los organismos de las Naciones Unidas, la NASA, la ESA, las universidades y otras nos han inundado con una abrumadora cantidad de nuevos datos obtenidos meticulosamente en los países y a partir de estudios, u observados por el número cada vez mayor de ojos que hay en el cielo. Tenemos herramientas modernas como teléfonos celulares, que son más poderosas que los antiguos servidores que yo utilizaba cuando era estudiante universitario. Usted puede estar en zonas rurales de Malawi y todavía tener acceso a una pasable red de datos 3G.

 
Open data for sustainable development

Macrodatos para un futuro mejor

Trevor Monroe's picture
Esta página en: English | Français | العربية

El mundo actual está muy lejos de lo que fue hace apenas unas pocas décadas en términos de datos. Lo único que hacemos dondequiera que estemos siempre es crear datos. Ya sea a través de nuestro celular, del GPS o de las cuentas que pagamos, o del agua que utilizamos; todos estamos generando vastas cantidades de datos.

De hecho, la mayoría de los datos que tenemos en la actualidad fueron creados en apenas los últimos dos años. Cada día, cantidades asombrosas de información digital se están generando, analizando y almacenando a un ritmo increíblemente rápido. Gran parte de estos macrodatos están siendo producidos por las empresas, las instituciones financieras y los intermediarios en Internet. Esto incluye miles de millones de puntos de datos acerca de compradores, proveedores, el tiempo y otros temas de interés para las empresas y los analistas. El único destino de estos datos es seguir creciendo, y existe un potencial enorme de que organizaciones como el Grupo Banco Mundial (GBM) los aprovechen aún más.

Publican mapa interactivo con los indicadores de pobreza de Viet Nam

Gabriel Demombynes's picture
Esta página en: Français

Acabamos de lanzar el nuevo sitio MapVietnam en www.worldbank.org/mapvietnam, (i) que ofrece datos socioeconómicos a nivel de provincias y distritos, tanto en inglés como en vietnamita. Se espera que este sea un recurso para periodistas, responsables de formular políticas, investigadores y ciudadanos que buscan información de carácter social y económico a nivel local. El mapa, incluido en el sitio, ilustra la amplia diversidad de Viet Nam, que no puede ser apreciada en las estadísticas agregadas. 

Hacer que los datos sean útiles para todos

Ana Revenga's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Cuando usted piensa sobre el fin de la pobreza y el impulso de la prosperidad compartida, (i) ¿qué se le viene a la cabeza? Muchas personas creen que esto se refiere a la construcción de escuelas y carreteras, el desarrollo de programas eficaces de redes de protección social, el mejoramiento de las instalaciones sanitarias, la disponibilidad de más y mejores empleos, y así sucesivamente… y con razón.

¿Pero cómo sabemos dónde construir estas carreteras y escuelas? ¿Cómo averiguamos quién necesita instalaciones sanitarias y qué tipo de habilidades existen en un determinado país para crear mejores planes de empleo? ¿Cómo sabemos dónde y qué clase de necesidades hay para establecer programas de protección social que realmente funcionen?

¿La respuesta? Datos. Buenos datos. Y una gran cantidad de estos. El documento Policy Research Report 2014: A Measured Approach to Ending Poverty and Boosting Shared Prosperity (Informe sobre investigaciones relativas a las políticas 2014: Un enfoque medido para poner fin a la pobreza e impulsar la prosperidad compartida), del Grupo Banco Mundial, examina cuidadosamente los avances y los desafíos de la medición y evaluación de los dos objetivos del Grupo Banco Mundial, y da especial atención a los datos.  

¿Qué pueden hacer por el desarrollo los empresarios de datos de libre acceso?

Donna Barne's picture

Hace cuatro años el Grupo del Banco Mundial abrió sus datos al público esperando que los innovadores encontraran nuevas maneras de usar esa información. Al mismo tiempo, un número creciente de Gobiernos también ponía a disposición sus datos, para fomentar la rendición de cuentas y la actividad económica. Hoy en día, ha surgido el empresariado de datos de libre acceso. Solo en Estados Unidos existen cerca de 500 empresas que utilizan datos abiertos en sus negocios, y están emergiendo firmas similares en todo el mundo, incluso en países con datos limitados y mucho más en aquellos que tienen datos de libre acceso.

Hasta ahora, este sector es pequeño, pero promete llevar a un nuevo nivel la entrega de información útil. En Estados Unidos, por ejemplo, estas empresas están usando datos de los servicios públicos para promover la eficiencia energética; de la educación para ayudar a encontrar mejores escuelas, o de la salud para que las personas puedan verificar sus síntomas y concertar citas médicas. Un estudio de 2013 de McKinsey & Company calcula que los datos de libre acceso podrían ayudar a generar más de US$3 billones al año (i) en valor adicional para la economía mundial.

Nuevos recursos para datos sobre pobreza, género, empleo, salud y más: Una guía rápida

Maryna Taran's picture

A través de la Iniciativa Datos de libre acceso del Banco Mundial hay a disposición una gran cantidad de datos: solo para series cronológicas existen unos 8.000 indicadores para cerca de 200 países. Y a menudo nos preguntan: “¿Qué indicadores tienen sobre el tema X, y cuáles debo usar?”. Una manera de encontrar lo que busca es comenzar en nuestras páginas de temas. Sin embargo, si ya está familiarizado con nuestra información, visite el repositorio completo de bases de datos cronológicas. (i)

Pero también hemos estado trabajando con algunos de los especialistas sectoriales y regionales del Banco para proporcionar tableros interactivos y herramientas para investigar y comparar indicadores, y revelar las historias que ocultan los números. Podrá encontrar visualizaciones creativas y tener fácil acceso a los datos subyacentes, que lo ayudarán a comprender mejor una serie de materias relacionadas con el desarrollo.

Kim: “Me siento a la vez honrado y motivado al asumir hoy como Presidente”

Donna Barne's picture

Disponible en: Inglés

Jim Yong KimEl nuevo presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que siente un “optimismo inquebrantable” de que la institución puede lograr mucho en los próximos cinco años a través de mayor apertura, innovación, rigor académico y trabajo “con los pobres a quienes deseamos servir”.

“Hoy tengo el honor de asumir la Presidencia del Grupo del Banco Mundial. Pasé la mayor parte de mi vida adulta trabajando en algunas de las comunidades más pobres del mundo”, dijo Kim a los periodistas al ingresar en la sede del Banco. “Y en mi trabajo, he aprendido que el Banco Mundial es la institución de desarrollo más importante del mundo. Me siento a la vez honrado y motivado al asumir hoy como Presidente”.

Pages