Syndicate content

Disasters

A una semana del terremoto en Nepal

Johannes Zutt's picture
Esta página en: العربية

También diponible en: English

© Banco Mundial


Ha pasado ya una semana desde que un devastador terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter asoló Nepal, con el epicentro a 75 kilómetros al noreste de Katmandú, y recién se comienza a hacer el conteo de los daños.

A medida que el número de muertos aumenta, llegando a más de 6000 hoy, los informes iniciales de la destrucción se enfocan inevitablemente en las tareas de búsqueda y rescate en los lugares de fácil acceso en el valle de Katmandú, en las zonas de la mortal avalancha ocurrida en el campamento base en el monte Everest, y en los sitios donde colapsaron muchos de los históricos templos hinduistas en las plazas de los palacios de Katmandú, Patan y Bhaktapur.

Nepal necesita su ayuda

Saurav Rana's picture
Esta página en: Français | العربية

A estas alturas, ya todos ustedes habrán oído sobre el gran terremoto y las numerosas réplicas que han afectado a Nepal (i) durante los últimos días. Mientras escribo esto, se produce otro temblor, 36 horas después del sismo original.
 
Tengo suerte que mi familia está bien. Hemos sido afortunados. La mayoría de las personas en Katmandú están acampando en improvisadas tiendas de campaña que han sido levantadas en varios lugares al aire libre en toda la ciudad: escuelas, barracas del ejército y campos abiertos. Algunas de estas han sido armadas por rescatistas mientras que otras han sido erigidas por los habitantes locales. En algunos sitios, los muertos están siendo cremados solamente a cinco metros de donde las personas están durmiendo. La lluvia empeora la situación en un tiempo que ya de por sí es emocionalmente difícil. Esto solo es en Katmandú.

La preparación para los desastres puede ayudar a salvar vidas y ahorrar dinero

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Tropical Cyclone Pam, a Category 5 storm, ripped through the island nation of Vanuatu on March 13 and 14. © UNICEF
El ciclón tropical Pam golpeó la isla de Vanuatu el 13-14 de marzo. © UNICEF
Sendai, Japón. Si no contamos con una mejor preparación para los desastres, como terremotos o maremotos, fenómenos meteorológicos extremos, o futuras pandemias, estamos poniendo en riesgo las vidas de las personas y el desarrollo económico. Tampoco podremos convertirnos en la primera generación en la historia de la humanidad que acabe con la pobreza extrema.
 
Hace apenas unos días, el mundo volvió a experimentar la vulnerabilidad ante los desastres, después de que el ciclón tropical Pam, una de las tormentas más poderosas que haya tocado tierra, devastó las islas de Vanuatu. Algunos informes concluyeron que hasta un 90 % de las viviendas sufrió graves daños en Port Vila. Durante el paso de la tormenta, estaba en Sendai participando en la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebró pocos días después del cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón de 2011. Ese sismo y el posterior tsunami causaron la muerte de 15 000 personas y daños por un monto estimado de US$300 000 millones.

Revivir el tsunami ocurrido el día después de Navidad en 2004

Chulie De Silva's picture
Esta página en: العربية | Français

Esta página en: English

Luego de la devastación causada por el tsunami, la carretera costera fue reconstruída con el apoyo del Banco Mundial. © Chulie de Silva

Mi madre, Manel Kirtisinghe, resumió lo que significaba la pérdida de un ser querido en el tsunami, cuando escribió en su diario: “Lo que posees profundamente en tu corazón, no te lo puede arrebatar la muerte. El 26 de diciembre de 2004, Prasanna se fue, dejando para mí un vacío que perdura y una silenciosa pena que duele mucho”.
 
Prasanna era mi hermano y este año cuando realicemos los rituales religiosos en su memoria, mi madre no estará allí con nosotros. Nos dejó a comienzos de este año. Prasanna era nuestro baluarte y el trauma de su muerte se hizo sentir con tanta intensidad que nos tomó siete años reconstruir nuestra querida casa y volver a ella. Mi mamá estaba feliz de regresar a la casa a la que había llegado como una novia en 1944, pero se negó obstinadamente a ir a la veranda trasera o a caminar por la playa, algo que realizaba dos veces al día antes del tsunami.

Las medidas en relación con el cambio climático no requieren un sacrificio económico

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
New Climate Economy Report

Se necesitan medidas urgentes en relación con el cambio climático, pero no tienen que ser a expensas del crecimiento económico. Este es el mensaje central de la Comisión Mundial sobre la Economía y el Clima (i) de la que tengo el privilegio de ser miembro.

El nuevo informe “New Climate Economy”, (i), publicado por la Comisión, refuerza la idea de que los grandes cambios estructurales y tecnológicos en la economía mundial ahora están haciendo posible lograr ambas cosas: el desarrollo con bajo nivel de emisiones de carbono y un crecimiento económico más sólido.

El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia

Thomas Kerr's picture


El cambio climático presenta riesgos graves y cada vez más palpables en el sistema económico mundial, según una serie de estudios recientes que muestran el impacto que el cambio climático ya está teniendo en los medios de vida y el sector empresarial. Por ejemplo, el clima extremo, que puede ser exacerbada por el cambio climático, ha causado pérdidas económicas de 2,6 mil millones de dólares entre 1980 y 2012.
Hacer frente a estos riesgos constituye un imperativo económico y social. Al mismo tiempo, presenta oportunidades. Las inversiones climáticamente inteligentes, por ejemplo en infraestructuras limpias y eficientes, en la energía limpia, la agricultura resiliente, y los recursos hídricos, ofrecen rentabilidades estables y atractivas para los inversionistas y las comunidades, siempre que las condiciones sean adecuadas.
A finales de agosto estuve en Lima para la Semana del Financiamiento Climático, organizada por el Gobierno peruano, donde encontré muchas razones para ser optimista de que podemos convertir el desafío del cambio climático en una oportunidad económica. Este artículo comparte algunos temas clave que me llevé del evento.

Avances en los objetivos de desarrollo del milenio

Mahmoud Mohieldin's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
Progresos en el milenio
La campaña "Qué se necesita" permitó que la gente comparta sus ideas sobre la cómo eliminar la pobreza.
​© Simone D. McCourtie/World Bank.

En septiembre de 2000, líderes mundiales se comprometieron con el logro de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM).

Hasta entonces, pocos se atrevían a pensar que metas como poner fin a la pobreza extrema y el hambre, dar acceso universal a la educación o reducir la mortalidad materna serían posibles de conseguir. Ahora, a 500 días de que se venza el plazo de 2015, los ODM dejaron de ser un acto de imaginación y se han convertido en un desafío que muchos dirigentes creen que se pueden alcanzar.

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Financiamiento para abordar el cambio climático puede ayudar a crear un futuro con bajas emisiones de carbono y capacidad de adaptación

Rachel Kyte's picture

La semana pasada, cuando el enorme tifón Haiyan destruyó casas y ciudades y cobró miles de vidas en Filipinas, pudimos ver lo que será nuestro futuro en que habrá eventos climáticos más extremos.

Los científicos han advertido durante años que el calentamiento del planeta hará que el clima sea cada vez más severo y devastador. Esta certeza de los expertos ha hecho que el cambio climático se incorpore en la planificación, y el impacto lo podemos ver ahora con nuestros propios ojos. Este nivel de daños, con millones de personas afectadas, será cada vez más frecuente a menos que hagamos algo al respecto rápidamente.

Los negociadores de todo el mundo están aquí en Varsovia, con ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima para analizar los factores que pueden impulsar medidas a nivel mundial.
No es demasiado complicado. Tenemos que determinar los precios adecuados, lograr que el financiamiento circule y trabajar donde más importa. Sin embargo, cada una de estas acciones requerirá voluntad política para poner nuestra ambición colectiva en una justa medida, por el bien de nosotros y de las personas de  Filipinas y las Islas del Pacífico, y las costas bajas de África y el Caribe que están directamente en peligro.

Pages