Syndicate content

empleo

Se necesitan más puestos de trabajo para que la migración laboral sea una opción más segura para los jóvenes

Michael Boampong's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Aproximadamente 27 millones de jóvenes emigran de su país de nacimiento para encontrar empleo en el extranjero. ¿Acaso esta tendencia sugiere que la migración puede ser una solución a la preocupante situación por la que el 60 % de los jóvenes de las regiones en desarrollo están desempleados, no estudian, o participan en el empleo irregular? De acuerdo con una serie de jefes de Estado, responsables de formular políticas y otras partes interesadas (como las agencias de contratación), la respuesta es afirmativa. En 2013, el Gobierno de Malawi llegó a acuerdos con varios países para “exportar” su mano de obra joven, en un intento por crear nuevas oportunidades de empleo para su población de jóvenes en el extranjero. En otra parte, en algunos países de Asia meridional, empresas del sector privado contratan a jóvenes desempleados para trabajar en otros países.
 
La migración laboral puede exponer a los jóvenes a mejores oportunidades, incluyendo el acceso a un trabajo digno. Por ejemplo, Thomas, un joven trabajador migrante de Ghana que vive en Canadá, comentó: “La migración ha sido beneficiosa para mí; he aprendido nuevas competencias profesionales, el salario es bueno, y puedo tener un nivel de vida decente aquí y enviar algo de dinero a mis familiares en Ghana”.

Empleo juvenil: Una estrategia acertada para poner fin a la pobreza en el mundo

Arup Banerji's picture
Esta página en: English | العربية | Français



Durante el pasado año, la comunidad del desarrollo ha dado mucha atención al logro de dos hitos mundiales en 2030: poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida. El Grupo Banco Mundial y la International Youth Foundation, junto con muchos de nuestros asociados públicos, privados y filantrópicos, han reconocido que para alcanzar tales ambiciosas metas en el mundo debe haber un crecimiento económico inclusivo y con base amplia, que se centre directamente en la juventud y en los empleos. Aquí exponemos por qué pensamos que seguir esta estrategia es una prioridad tan urgente.  

Cómo dar empleo a 865 millones de mujeres

Nasim Novin's picture
Esta página en: English | العربية | Français


Me reuní con mi amiga Asma'a una noche en un conocido café de El Cairo con vistas al Nilo. Como muchas jóvenes egipcias que conocí ese verano, Asma'a era inteligente, emprendedora, y estaba desempleada. Desde que se obtuvo un título en Derecho, había postulado en vano a un sinnúmero de trabajos, pero no había renunciada a encontrar un empleo en la carrera que estudió. Estaba particularmente molesta esa noche porque sus padres le habían prohibido aceptar un trabajo de camarera, ya que consideraban que era moralmente inapropiado. Sintiéndose cada vez más desesperada, Asma'a dijo que estaría dispuesta a aceptar cualquier empleo solo para poder trabajar.

Mercados emergentes lideran la recuperación del empleo

Otaviano Canuto's picture

Uno de los aspectos más preocupantes de la precaria recuperación económica de la crisis global ha sido la lentitud en la creación de empleos. En los países en desarrollo y desarrollados por igual, millones de personas siguen sin trabajo (unos 200 millones según cálculos de la OIT) y muchos que tienen un empleo viven con el temor de perderlo o ver estancados sus ingresos y beneficios.

Afortunadamente, en varias partes del mundo puede que lo peor ya haya pasado. A la vez que el mercado laboral en países como Estados Unidos sigue mejorando, la situación es bastante favorable en muchas naciones en desarrollo pese al lento crecimiento económico.

Según la nueva edición de Tendencias del empleo, publicada hoy por el Banco Mundial, los mercados laborales de los países en desarrollo han continuado su repunte gradual pese al crecimiento más pausado en el cuarto trimestre de 2011, el último periodo para el cual contamos con datos sobre el aumento del PIB, el desempleo, el crecimiento del empleo y el incremento de la desocupación para una muestra de 24 países.

Vea qué pasó el 11/11/11 - 1 historia, 1 día, mujeres de todo el mundo expresan su opinión

Mehreen Arshad Sheikh's picture

En honor al Día Internacional de la Mujer, que se celebra hoy, nos gustaría compartir el producto final de una iniciativa internacional de cine del Banco Mundial, que forma parte de la campaña Un día en la Tierra (i).
El video muestra a mujeres de todos los rincones del planeta -Laos, Bolivia,Irak y Tanzanía-presentando su trabajo y haciendo hincapié en la importancia de poder participar fuera de sus hogares y ayudar a la comunidad.

Exhibe instantáneas de más de 45 países tomadas por un período de 24 horas el 11 de noviembre de 2011.

Captura resultados;reales en una plataforma mundial y reúne a las mujeres que trabajan hablando de sus empleos. ¡Aquí está nuestro video de Un día en la Tierra!.
 

Trabajos, trabajos, trabajos

Otaviano Canuto's picture

La volatilidad del mercado, los temores a una recaída, la falta de confianza de los inversores y las manifestaciones sociales desde Wall Street hasta las calles principales de todo el mundo son solo algunos de los titulares a los que nos enfrentamos hoy en día.

Durante un tiempo, pareció que el mundo finalmente dejaba atrás la gran recesión que se originó con la crisis financiera de 2008 en EE. UU. y que se extendió rápidamente a otras principales economías. En el núcleo de la recuperación estaba el mundo en desarrollo.

Aunque el producto interno bruto (PIB) de EE. UU. y de la zona del euro se redujo un 3,5% y 4,3%, respectivamente, en 2009, las economías emergentes y en desarrollo crecieron un 2,8%. Un año más tarde, ese crecimiento aumentó al 7,3%, más del doble del crecimiento de las economías avanzadas.

La falta de empleo es ahora un problema mundial

Derek Warren's picture

Falta de trabajos es ahora un tema mundialLa crisis en torno al empleo es especialmente grave en esta ocasión no solo porque 205 millones de personas en todo el mundo están oficialmente desempleadas, ni porque se percibe a menudo una declinación de la calidad de los empleos disponibles, en particular de los trabajadores de grado medio que ocupan empleos de oficina en los países desarrollados, ni porque escasean las personas calificadas y con talento que ganan múltiplos del salario promedio.