Syndicate content

empleo

La tecnología puede ayudar a los trabajadores a salir de la trampa de la informalidad

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Women stitch handicrafts at Everest Fashion Fair Craft in Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/World Bank
Mujeres hacen trabajos artesanales en una feria de artesanía en Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/Banco Mundial

Hoy existe una gran preocupación por la tecnología y cómo cambiará la manera en que trabajamos. La verdad es que nadie sabe con certeza qué va a pasar: lo único cierto es la incertidumbre. ¿Cómo entonces deberíamos prepararnos para empleos que aún no existen?

Nuestro punto de partida es ocuparnos de lo que sabemos, y del mayor desafío que enfrenta el futuro del trabajo y que ha enfrentado por décadas. Esto es el gran número de personas que a diario realizan trabajos ocasionales, y que no saben si van a tener un empleo la semana siguiente (ni mucho menos los meses o años próximos) y que no pueden planificar con antelación para darles a sus hijos lo que necesitan. A esto lo llamamos la economía informal y, como con tanto otro lenguaje seudotécnico que impone barreras, la frase no transmite la lamentable situación que afecta a millones de trabajadores y sus familias en todo el mundo.

¿Cuál será el futuro del trabajo?

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文


¿Se ha preguntado si sus hijos y sus nietos tendrán acceso a la buena fortuna y las oportunidades que usted ha disfrutado durante su vida profesional? En una época de crecimiento económico mundial sólido, puede parecer paradójico que enfrentemos una crisis existencial en torno al futuro del trabajo. Pero el ritmo de la innovación se acelera, y los empleos del futuro —en unos pocos meses o pocos años— exigirán habilidades específicas y complejas. El capital humano llegará a ser cada vez más un recurso valioso.
 
En pocas palabras, la naturaleza cambiante del trabajo y cómo preparar mejor a las personas para los empleos del futuro son algunos de los desafíos más difíciles que enfrentan los países, y por esta razón estos temas son abordados en el Informe sobre el desarrollo mundial (i) de este año.
 
Dado que el futuro del trabajo es importante para todos nosotros, decidimos que este informe se elaborara con un nivel de transparencia sin precedentes. Por primera vez desde que el Banco Mundial empezó a publicar el WDR en 1978, (i) el informe es un proyecto de colaboración abierta. Todos los viernes por la tarde, se publica el último borrador (PDF, en inglés) del documento en el sitio web del Banco Mundial, de manera que cualquiera que tenga internet puede leerlo e interactuar con el equipo de autores. No puedo prometerle que el WDR no cambiará dentro de una semana, por ello lo invito a seguir visitando el sitio mientras continuamos trabajando en la actualización del informe.
 
A los nuevos lectores, les presento aquí algunas ideas sobre el contenido del informe que espero los haga reflexionar acerca del futuro del trabajo:

Hacia una economía más inclusiva y conectada

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial
La llegada de Internet de banda ancha se establece en los servicios de asistencia médica en Tonga. © Tom Perry/Banco Mundial

Si bien algunos estudios (PDF, en inglés) pronostican que la automatización eliminará empleos a un ritmo vertiginoso, las tecnologías disruptivas pueden también generar nuevos tipos de trabajo. En nuestro documento provisional del próximo Informe sobre el desarrollo mundial 2019, titulado The Changing Nature of Work (La naturaleza cambiante del trabajo), (PDF, en inglés) se señala que en el siglo pasado los robots han creado más trabajos que los que se han eliminado. La capacidad de la tecnología de producir cambios exponenciales en la forma en que vivimos, trabajamos y nos organizamos nos hace preguntarnos constantemente en el Grupo Banco Mundial: ¿cómo podemos adaptar las habilidades y los conocimientos actuales con los empleos del futuro?
 
Una respuesta es aprovechando la revolución de los datos para apoyar nuevas vías hacia el desarrollo. Alrededor de 2,5 trillones de bytes de datos se generan todos los días en los teléfonos móviles, sensores, plataformas digitales y otras fuentes. Cuando los datos se usan para ayudar a las personas a adaptarse a la economía que se apoya en la tecnología, esto puede contribuir de manera muy significativa al objetivo de poner fin a la pobreza extrema y la desigualdad. Las empresas tecnológicas, por muy bien intencionadas que sean, no pueden hacer esto por sí solas.

¿Cuánto cuesta crear un puesto de trabajo?

David Robalino's picture
También disponible en: English | Français
En realidad, con una inversión de USD 10 millones solo se pueden crear unos pocos centenares de empleos directos. Fotografía: Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/Banco Mundial (Yogyakarta, Indonesia).

Crear más y mejores empleos es un aspecto fundamental de nuestra labor en el Banco Mundial, y una meta común de prácticamente todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo. Sin embargo, a veces el debate sobre políticas se enfoca en el costo y la eficacia de los programas y proyectos para la creación de puestos de trabajo.

A modo de ejemplo, recientemente me encontré en medio de una discusión sobre un proyecto de desarrollo cuyo objetivo era la creación de empleo: uno de los examinadores objetó el proyecto debido a que el costo de cada empleo creado era demasiado alto. “Más de USD 20 000 por puesto de trabajo”, señaló, comparando dicho costo con cifras mucho más bajas (entre USD 500 y USD 3000), generalmente asociadas con programas activos del mercado laboral, como capacitación, asistencia en la búsqueda de empleo, subsidios salariales u obras públicas.

¿Pero, en qué se basan estas cifras?

El uso de la tecnología para fomentar el empleo juvenil: cómo desarrollar soluciones digitales

Gabriela Aguerrevere's picture
Esta página en: 中文
También disponible en: English | Français | العربية 中文
La directora de arte y fotógrafa independiente Khloud Hassan (a la der.) mira imágenes con Yomna Mandouh en Studio 360 en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) el 12 de mayo de 2017. Khloud es miembro de una red comercial en línea llamada Nabbesh, que ayuda a trabajadores autónomos como Khloud a encontrar trabajo. © Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional. 


¿Cómo y cuándo podemos usar la tecnología para diseñar e implementar programas de empleo juvenil? Deberíamos preguntarnos si vale la pena invertir tiempo y dinero en soluciones digitales antes de decidir incluir un componente electrónico en nuestros proyectos, porque si bien la tecnología puede ser transformadora y ayudar a proporcionar soluciones, es costosa y lleva mucho tiempo. Además, debemos asegurarnos de entender por completo el problema que estamos tratando de resolver.

Migración: el futuro depende de las acciones que emprendamos hoy

Caglar Ozden's picture
También disponible en: English| Français | العربية 
Cientos de refugiados y migrantes en una embarcación pesquera, fotografiados poco antes de ser rescatados por la Marina italiana como parte de su operación Mare Nostrum en junio de 2014. Entre las últimas consecuencias muy notables de los conflictos en todo el mundo, y el sufrimiento que han ocasionado, se cuenta un aumento extraordinario del número de refugiados en búsqueda de seguridad que emprenden viajes peligrosos por mar, incluso por el Mediterráneo. © Guardia costera de Italia/Massimo Sestini.


Alrededor de 250 millones de migrantes actualmente viven fuera de sus países de nacimiento, y representan aproximadamente el 3,5 % de la población mundial. Pese a la percepción generalizada de una crisis migratoria, esta proporción se ha mantenido bastante estable desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial y está muy por debajo de otras mediciones principales de la globalización: el comercio internacional, los flujos de capital, el turismo, etc. Un dato estadístico más notable es que los refugiados, cuyo número es de alrededor de 15 millones, representan el 6 % de la población de migrantes y tan solo el 0,2 % de la población mundial. En otras palabras, podríamos acomodar a todos los refugiados del mundo en una ciudad de una superficie de 5000 metros cuadrados —que es aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Estambul, Londres o París— y aún sobraría espacio.

El Grupo Banco Mundial avanza paso a paso en la creación de un entorno amigable para la comunidad LGBTI

Caroline Vagneron's picture
Esta página en: English | Français

Los argumentos en favor de una mayor diversidad e inclusión en el lugar de trabajo cuentan con un importante respaldo en la actualidad, y el mundo corporativo ha hecho importantes avances en cuanto al trato igualitario de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). El mensaje también se está plasmando de manera lenta pero segura en organizaciones internacionales como el Grupo Banco Mundial, para el cual la diversidad es además sinónimo de mayor productividad, colaboración, innovación y creatividad. En particular, las políticas de apoyo a la comunidad LGBTI se vinculan con una menor discriminación contra los empleados LGBTI y con culturas corporativas más tolerantes. La menor discriminación y la mayor apertura (o menor ocultamiento), a su vez, se asocian con el mayor compromiso con el empleo, mejores relaciones laborales, mejores resultados de salud (esconder la orientación sexual puede causar un aumento de la angustia sicológica) y mayor productividad entre los empleados LGBTI.

Anuncian finalistas del concurso de la Cumbre de la Juventud 2016 organizado por el Grupo Banco Mundial

Jewel McFadden's picture
Esta página en: English | العربية | Français


Los sistemas educativos en todo el mundo no están entregando a los jóvenes las habilidades que necesitan para realizar plenamente su potencial. Los problemas son numerosos y complejos. Si pudieras solucionar un desafío educacional que enfrentan los jóvenes, ¿cuál sería?

Los jóvenes y la consolidación de la paz: una “función de teatro” a la vez

Bassam Sebti's picture
Esta página en: English | العربية | Français

 

Según Aristóteles “los buenos hábitos adquiridos en la juventud marcan la diferencia”, y ¡qué gran diferencia está haciendo un grupo de jóvenes libaneses (hombres y mujeres) que abogan por la paz!

Sus edades fluctúan entre los 16 años y los 25 años. Son pobres y están desempleados. En el pasado lucharon, literalmente, unos contra otros en Trípoli, una ciudad libanesa dividida por grupos sectarios. Los suníes del barrio de Bab al-Tabbaneh y los alauíes del barrio de Jabal Mohsen se enfrentaron en reiteradas ocasiones.

Pero a comienzos de 2015, el Gobierno declaró un cese al fuego que puso fin a las series interminables de feroces enfrentamientos y restauró la calma en la ciudad.

En ese momento fue cuando representantes de una organización sin fines de lucro libanesa, que promueve la paz mediante el arte, fueron hasta Trípoli para realizar un tipo diferente de “reclutamiento”: uno en favor de la paz. March (i) congregó a los jóvenes para que fueran parte de ¡una obra de teatro!

El grupo organizó audiciones en las que pudieron participar más de 100 jóvenes de los dos barrios, y 16 de ellos fueron seleccionados: ocho de cada “bando”. La idea era simple: escribir y producir una comedia que se basara en sus vidas, y que fuera interpretada por aquellos que quisieran ser actores y presentada en todo Líbano. El proyecto los juntó e hizo que dejaran de ser actores de la guerra para convertirse en actores de teatro.

Pages