Syndicate content

Medio ambiente

¿Qué significa una economía circular en el sector del agua para América Latina? Únase al debate en Estocolmo

Gustavo Saltiel's picture
También disponible en: Inglés
En coautoría con Víctor Arroyo, Ejecutivo principal de Agua y Saneamiento en la CAF, y el German Sturzenegger, Especialista en Agua y Saneamiento en el BID

Hace dos años, durante la Semana Mundial del Agua de 2014 organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), destacados expertos internacionales debatieron la necesidad de un cambio de paradigma en el consumo de agua: pasar de una economía lineal a una economía circular, (i) es decir una economía que por definición es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y materiales mantengan su máxima utilidad y valor en todo momento.
Gráfico 1: Reutilización de las aguas residuales en la economía circular.

Como se pronostica que la demanda mundial de agua excederá los recursos viables en un 40 % en 2030, es necesario que reconsideremos nuestros enfoques tradicionales e ineficientes del consumo de agua y adoptemos nuevas estrategias que posibiliten que este recurso vital sea reutilizado lo más posible, y lograr normas eficientes para la gestión del agua (Gráfico 1).

Su aire acondicionado lo refresca, y aumenta la temperatura del mundo. Podemos cambiar eso.

Karin Shepardson's picture
También disponible en: Inglés | Árabe

© Banco Mundial

Los sistemas de refrigeración y enfriamiento son esenciales para aumentar la productividad laboral; mejorar los resultados educativos; conservar los alimentos y minimizar el desperdicio de estos; mejorar la atención de salud, y respaldar los objetivos digitales de los países (que su computador se caliente muy rápido). Y todo esto, desde una mayor productividad a una mejor educación y salud, es vital para eliminar la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida en todo el mundo.

Empoderar a las comunidades agrícolas para que gestionen la biodiversidad en Nepal

M. Ann Tutwiler's picture

También disponible en: English

 Bioversity International/J. Zucker.
Surya y Saraswati Adhikari en su explotación agrícola con diversidad biológica en Nepal.
Foto: Bioversity International/J. Zucker.

El pueblo montañoso de Begnas en el Himalaya se encuentra en un valle rico en diversidad biológica agrícola. La altitud oscila entre 600 y 1400 metros sobre el nivel del mar, con un paisaje que alberga una mezcla de humedales, bosques, plantaciones de arroz y áreas de pastoreo. Hay dos lagos de agua dulce, el lago Rupa y el lago Begnas, que brindan agua para riego, importantes hábitats para especies silvestres y respaldo a actividades de cría de peces en pequeña escala.

Hace poco visité uno de los sitios del proyecto Bioversity International (i) en Begnas, donde conocí a una pareja de agricultores, conformada por Surya y Saraswati Adhikari. Con orgullo me dieron a conocer la biodiversidad de su explotación agrícola y me mostraron algunas de las 150 especies de plantas que cultivan, explicándome que cada una se usa en algo específico. Me mostraron las verduras, el arroz, las calabazas y las legumbres que siembran para comer y vender; los árboles que les proporcionan frutas, forraje y combustible, y las numerosas hierbas que plantan con fines medicinales y culturales.

Las ciudades: El mejor lugar para luchar por la sostenibilidad

Xiaomei Tan's picture
Esta página en: Français | العربية

También disponible en: English


Para algunos, las ciudades son un rompecabezas y para otros, una inspiración.   Como motores del crecimiento económico, también son centros de urbanización rápida, de una clase media en aumento y de una población en crecimiento. Estas tres mega tendencias impulsan la degradación ambiental a nivel global, pero solo son parte del reto importante que las urbes enfrentan hoy en día.

Además de consumir más de dos tercios del suministro global de energía y emitir el 70% de todo el dióxido de carbono, las ciudades también son vulnerables al cambio climático. Catorce de las 19 ciudades más grandes del mundo están ubicadas en zonas costeras. Con el aumento del nivel del mar y más actividad de tormentas, es probable que estas áreas enfrenten inundaciones, daños a la infraestructura y comprometan la seguridad hídrica y alimentaria. Bajo estas condiciones, cubrir las necesidades de una población creciente por la producción y consumo de alimentos, energía, agua e infraestructura sobrecargará los ecosistemas rurales y urbanos.

Cinco razones para actuar ahora y acabar con la contaminación

Paula Caballero's picture
¿Sabía que alrededor de 3,7 millones de personas fallecieron en 2012 en el mundo a raíz de enfermedades relacionadas con la contaminación atmosférica ambiental? Esta cantidad, que  es casi la población de la ciudad de Los Ángeles, son las personas que mueren cada año debido a causas que se pueden prevenir.

Cuando se combinan las muertes por smog con los decesos relacionados con la exposición al aire sucio en el interior de las viviendas, los suelos contaminados y el agua no potable, el total de muertos provocados por todas las fuentes de contaminación sube a casi 9 millones anuales en todo el mundo. (i) Eso es más de 1 de cada 7 muertes, lo cual convierte a la contaminación atmosférica en un problema más mortífero que la malnutrición.

 
Photo via Shutterstock


Este hecho debería ser más conocido, ya que hay soluciones disponibles. La inacción no es una alternativa.


 

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture
Esta página en: English

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.

¿Qué tienen en común Islandia y Kenya? Mucha energía geotérmica limpia y renovable

Sri Mulyani Indrawati's picture

Disponible en: Inglés

Al salir del aeropuerto de Keflavik y mientras la brisa del Ártico golpeaba mi rostro a 50 kilómetros por hora, me dije a mí misma: “Me encanta mi trabajo”. Es difícil superar un empleo que permite que una ciudadana de zonas tropicales como yo pueda  disfrutar de la hospitalidad de los cálidos islandeses y aprender de su experiencia. Con 320.000 habitantes y un tamaño como el del estado de Kentucky en Estados Unidos, la subpolar Islandia tiene mucho para enseñar a los profesionales del desarrollo.

Todo está conectado: Enfoques por paisajes para el desarrollo sostenible

Rachel Kyte's picture

Disponible en: Inglés

 

Esta semana yo bromeaba en Río+20 con la idea de que no quería asistir a otro Día de la Agricultura y el Desarrollo Rural (i). No estaba tratando de ser burlona, y solo estaba bromeando a medias, pero no por las razones que imaginan.

Dije que debemos llegar a los “Días del Paisaje”, en los que tendremos en la sala a los técnicos forestales con los agricultores y los pescadores y los productores y con todo el mundo de la comunidad de investigadores.

Lograr el desarrollo sostenible de modo incluyente y eficiente

Rachel Kyte's picture

El desarrollo sostenible se basa en tres resultados: crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y desarrollo social, que equivale a decir prosperidad, planeta y personas. Sin una atención cuidadosa a estos tres componentes, no podemos crear un mundo sostenible.

En los 25 años transcurridos desde que el desarrollo sostenible fue acuñado como término (i), ha habido avances, pero ahora el camino debe ser de crecimiento ecológico más incluyente.

Pages